Assassins Pride (NL)

Volumen 1

Lección 03: Lo que Significa Vigilar

Parte 4

 

 

–¡Yaa…! ¡Hah!

El golpe de Melida, nuevamente mandó a volar a Nerva quien debería ganarle en cuanto a <Estado>. Viendo esa escena quien sabe cuántas veces ya, Rosetti gritó con confianza.

- Gracias ( ◠‿◠) -

–¡No hay error! ¡Esa chica… está viendo el flujo de <Mana>!

Nerva osciló su mazo. En el instante en que golpeó, el <Mana> de Melida se sacudió enormemente. El <Mana> concentrado en un punto, contrarrestó grandemente el poder de ataque del enemigo.

Y entonces, por el contrario, cuando Melida apuntaba hacia los lugares en los que Nerva inconscientemente debilitaba su <Mana>, con su Katana en la que concentraba su <Mana>—causaba daño altamente efectivo produciendo un doloroso sonido.

–Guu… ¡Uu!

Mirando la expresión de Nerva que se torcía por el dolor, Kufa reconoció los resultados del entrenamiento.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

El <Cadena de Caos>de Melida aún era imperfecto. La Tasa de Caos que podía controlar solo era del 20% y su velocidad de compresión también era lenta. Pero aun así… eso era suficiente para este torneo de estudiantes de primer año.

¡Sigue atacando, Ojou-sama!

Al final de una serie de dolorosos golpes, finalmente las rodillas de Nerva se doblaron. Su HP estaba acercándose a su límite. El que no intentara retirarse a pesar de todo el dolor, seguramente se debía al fuerte orgullo que la sostenía después de todo.

–¡No, juegues conmigo…! ¡¿Por qué yo, voy a perder…!?

Mientras sus hombros subían y bajaban, murmuraba con una expresión violenta. Melida no ignoró su figura colapsada en el suelo.

Levantó su Katana por sobre su cabeza con ambas manos, y la bajó de golpe. Nerva preparó su mazo, pero no estaba en una postura adecuada para poder recibirlo. Todos los espectadores, presintieron el final de la batalla.

Sin embargo, justo después, con un estruendoso sonido—la Katana de Melida rebotó.

–¿¡…!?

–¿¡…!?

Melida y Nerva, abrieron ampliamente sus ojos al mismo tiempo. Ante el suceso inesperado, incluso los espectadores quedaron boquiabiertos. Solo unas contadas personas incluyendo a Kufa, lo notaron instantáneamente.

¡Maldición! ¡Su <Mana> se agotó!

Antes de terminar de arrinconar a su oponente, había usado todo su <Mana> sin querer. Incluso si la brecha en los estados básicos podía llenarse de alguna manera con el <Cadena de Caos>, solo en la cantidad de HP y MP no podía hacerse nada.

¡La gran resistencia de la Clase <Gladiador>, había mostrado sus colmillos…!

Un poco más lento que los pensamientos de Kufa, Nerva se repuso y dejo escapar una voz intrépida.

–No te dejes llevar… ¡¡Melida Angel!!

–¡Kuh!

Con un giro, el mazo de Nerva liberó un poderoso impacto. Melida quien lo recibió, fue empujada hacia atrás enormemente.

Nerva se puso de pie y expulsó llamas desde todo su cuerpo. Sin miedo, cerró la distancia casualmente y balanceó su mazo alrededor.

Sin poder esquivar todos esos ataques, cada vez que lo detenía con su Katana, Melida era enviada a volar hacia atrás. Su <Mana> dedicado a la defensa era abrumadoramente insuficiente.

–Que cómico, ¿¡No, Melida!? ¡Así es! ¡Lo sabía, escapar como una oveja es lo que mejor te queda! ¡Estaría bien si tiemblas asustada por el lobo!

–… ¡¡…!!

–¿¡Tienes miedo!? ¡Me pregunto cómo te sientes ahora! ¡De aquí en adelante soplaré el resto de tu <Mana> y le infligiré dolor al interior de tu cuerpo! ¡De la misma forma en que tú me lo hiciste! ¡¡Lamentarás haber dirigido tus colmillos hacia mi mientras gritas y lloras!!

Rápidamente se fué convirtiendo en una batalla unilateral. Si se usarán números para calcular el resto de <Mana> de Melida, sería de 5 o 4. Temiendo un agotamiento total de su <Mana>, Melida solo escapaba desesperadamente. Al recibir los ataques que no podía esquivar, su escaso <Mana> se iba reduciendo y el propio cuerpo de Melida también se inclinaba hacia atrás.

El brote de victoria de Nerva, iba aplastándola constantemente.

–… B-Bueno, la conclusión seria esta, ¿No es así?

En los asientos de espectadores que estaban boquiabiertos, voces de alivio se elevaron desde algún lugar.

–Pero fue una gran batalla, ¿Cierto? ¡Melida-sama! ¡Has hecho suficiente!

–Aah, ¡Santo cielo! ¡Si se compara al momento en que no podía usar <Mana>, es un gran avance!

Cuando el primero tomó la delantera, una detrás de otra, valoraciones comenzaron a desbordarse. Por su manera de hablar, parecían considerar que la batalla ya había terminado.

Incluso mientras alababan la lucha de Melida, al final todos decían lo mismo.

–¡Aun así, como se esperaba, la ganadora será su oponente!

Los puños de Kufa temblaban sobre sus rodillas. La mano de Emy suavemente se posó sobre la suya y le lanzo una mirada que parecía preocupada.

–Kufa-san…

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Sin espacio para responderle a la preocupada chica, Kufa giró hacia atrás.

“Luchó” “Se esforzó”, escusas como esas no tenían significado. Un esfuerzo sin resultados, no tenía ningún valor.

En los asientos para nobles, Sir Modrew cubría su rostro como si este fuera el fin del mundo. En contraste, Felgus seguía mirando hacia la arena con un rostro serio.

Sin embargo, repentinamente cerró los ojos y soltó un ligero suspiro.

–¡¡……!!

Justo después que Kufa torciera su expresión con desesperanza, desde el asiento del lado, un fuerte codazo le golpeo el costado. Rosetti quien estaba mirando el torneo le advirtió.

–¡Parece que ya va a terminar!

Kufa inmediatamente regresó su mirada hacia la arena. Nerva seguía atacando unilateralmente sin cambios y Melida solo retrocedía desesperadamente. Sin embargo, midiendo el instante en que Nerva balanceaba su mazo, Melida, como si arrojara su propio cuerpo hacia adelante, detuvo su ataque y comenzó a empujarlo con su Katana.

Mientras resistía firmemente para no ser empujada, Melida levantó su rostro.

–… ¡No tengo miedo!

–¿Haa?

–¡Te estoy diciendo que esos tímidos ataque tuyos, incluso si me golpean varias veces, no me dan miedo!

–… ¡¡Tú!!

Con su rostro volviéndose rojo, Nerva empujó su mazo con toda su fuerza y Melida fue lanzada hacia atrás, sin embargo, aterrizó sin caer.

El <Mana> de Nerva inconscientemente se reunió en Mazo. Todo su cuerpo temblaba violentamente.

–¡¡Insolente!! ¡A pesar de ser Melida! ¡A pesar de ser Melida! ¡¡A pesar de ser Melida!!

Furiosa, balanceó su mazo. Melida la esquivó rodando por el suelo, los troncos golpeados en su lugar fueron arrancados magníficamente.

Mientras balanceaba su mazo, Nerva estaba gritando.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

–¿¡Por qué despertaste tu <Mana> ahora!? ¡A pesar que estaba bien, así como estábamos! ¡A pesar de que estaba bien si obedientemente te quedabas como mi amiga!

Sus dientes se apretaron y sus pupilas se torcieron.

–A pesar de que después de tanto, tanto esfuerzo… ¡¡Tuve una buena sensación…!!

¿Esa única lagrima que cayó de su ojo, era alguna clase de barrera en su corazón?

Justo después su mazo chilló y mandó a volar la Katana de las manos de Melida. La Katana volando a traves del aire, se partió en dos. Todo su <Mana> se agotó—justo después de que todos los espectadores pensaran eso—

–Dijiste que no dolía, ¿¡¡Cierto!!?

El remolino de llamas aumentó su intensidad y liberándose desde Nerva, todo convergió en la cabeza del mazo. Eran los movimientos preparatorios de la Habilidad de Asalto <Galrick Hammer>.

–Golpearé tu hombro con todas mis fuerzas, para que ya no puedas ni siquiera levantar una cuchara—

–«Destello Fantasma»—

En un instante.

Todos en el coliseo se congelaron y todas las miradas se concentraron en ella.

Melida quien había perdido su espada, instantáneamente había llevado su mano hacia su cadera. En sus dedos, como un pestañeo fatigoso dentro de la oscuridad, un firme y místico destello podía verse.

Nerva quien mostraba una expresión de sorpresa, seguramente lo comprendió. El que su espada se rompiera no fue porque su <Mana> se agotara, sino porque su ultimo <Mana> restante, lo estaba reservando por el bien de este instante—

El pie derecho de Melida pisó como un trueno.

–«¡¡Colmillo de Viento!!»

Assassins Pride Volumen 1 Capítulo 3 Parte 4 Novela Ligera

 

Junto con el balanceo sin espada de Melida, un ataque invisible golpeó a Nerva. Un golpe que transformaba el
<Mana> en poder de ataque al convergerlo como una cuchilla, voló desde los dedos de Melida. Eso impactó directamente debajo de la axila de Nerva, quien por culpa de su Habilidad de Asalto había adelgazado su defensa hasta el límite.

–¡Kah! ¡¡Hah…!!

El cuerpo de Nerva se inclinó y cayó sobre el suelo. Incluso siendo un ataque con escaso <Mana> y más allá de que golpeó su punto débil, su resistencia también estaba completamente en el límite. El mazo se deslizó de sus dedos y el remolino de llamas que se concentraba allí, se dispersó como niebla.

Mientras que todos y cada uno perdían sus palabras, Kufa se levantó ruidosamente.

¡¡Esa habilidad, es mía…!!

¿¡Por qué Ojou-sama puede usar la Habilidad de Asalto original “Artes Fantasmas” que desarrollé para batallas a distancia media!?

–¿¡No dijiste que esa chica aun no podía usar habilidades de Asalto…!?

Rosetti también amplió sus ojos con sorpresa. Sin embargo, Kufa, demasiado impactado, no podía hacer una repuesta. No le había enseñado. Kufa no le había enseñado ninguna.

En otras palabras—ella la había aprendido por sí misma.

Con solo verla una vez y con solo escuchar la explicación sobre las Clases, había notado que los <Samurái> podían hacer armas de <Mana>. En el momento en que Kufa no estaba mirando, secretamente había preparado una carta de triunfo para el torneo público.

A pesar de que debería estar completamente agotada con solo entrenar su fuerza física básica y el <Cadena de Caos>todos los días… y no solo eso. Por el bien de aprovechar al máximo su ultimo poder de ataque, Melida apuntó a la apertura de su oponente. Provocándola con palabras y soltando su arma a propósito, controló su conciencia para que Nerva usara su Habilidad de Asalto. Absorbiendo completamente las enseñanzas de Kufa—

¡¡Ganó!!

Un escalofrió corrió por la espalda de Kufa.

Ojou-sama… ¡Esta eres tú!

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

–¡Haah, haah, haah…!

Melida quien estrujó todo su <Mana>, respiraba pesadamente. Sin embargo, liberando inmediatamente su postura de desenvaine, comenzó a correr.

–¡Tomaré, prestado esto!

Recogiendo el mazo que había caído de las manos de Nerva, se adentró en el bosque. Adelante, en la profundidad del campo enemigo, en la orilla opuesta de la arena, el desprotegido gran candelabro estaba a la vista.

–¡Ah…!

Justo antes de eso, los miembros de la Unidad de Nerva se movieron con un sobresalto.

–¡Uno contra uno! ¡Refuercen a Melida-san!

La líder de la Unidad de Melida, Yuffie, dió un grito. Los miembros se movieron al instante y se enfrentaron de frente contra la Unidad oponente. Cada una de ellas detuvo los movimientos de un oponente.

Ya no había nada que obstaculizara a Melida. Corriendo con solo su fuerza física la distancia restante, finalmente llegó hasta la base del enemigo que se instaló en medio del bosque.

Allí, apuntando al candelabro que ardía brillantemente—lanzó su mazo.

Produciendo un fuerte sonido, el pedestal salió volando y mientras danzaba por el aire, la llama se apagó.

El pedestal de metal cayó al suelo, resonando agudamente. Las miradas de las personas se clavaron en Melida quien estaba congelada en su postura de lanzamiento.

Unos segundos de silencio.

–O… Oo…

Finalmente, un suspiro se filtró desde la boca de alguien y como si eso fuese la señal, un gran “¡¡Uoooooo!!” envolvió el coliseo.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme