Assassins Pride (NL)

Volumen 1

Lección 01: El Despertar del Ave Dorada

Parte 4

 

 

A pesar de que casi se perdió ante la excesiva amplitud de los terrenos de la academia, Kufa encontró sus figuras en la parte trasera de la gran catedral vacía. Lo primero que escucho fue el grito de Melida.

–… ¿¡Por qué me seguiste!? De todos modos, solo querías decir que no puedo hacerlo, ¿¡Verdad!?

Cuando asomo su rostro desde las sombras, pudo ver la situación en la que Melida le gritaba a Elise. Por las esquinas de los ojos de la chica de cabello rubio que estaban rojas, y su voz llorosa, era fácil saber en qué situación estaban.

Mientras ocultaba su respiración y observaba en silencio, la chica de cabello plateado, limitado a lo que Kufa sabía, por primera vez cambio su expresión. Frunciendo un poco el ceño, abrió su boca vacilantemente.

–Sabes Lita, yo también, a la Legión Crest…

— —¡…!

El rostro de Melida se sonrojo.

–¡¡No me llames Lita… tan casualmente!!

Los hombros de Elise temblaron. Melida gritó ruidosamente, y salió corriendo. Dando la vuelta en la esquina de la catedral, por casualidad, se topó con Kufa quien estaba ocultándose.

–¿¡Sensei…!?

Los ojos de Melida se ensancharon, consciente de sus ojos húmedos. Limpiando su rostro rojo, le dio la espalda y salió corriendo.

En el momento en que pasó corriendo por su lado, una lágrima cayó sobre la palma de Kufa.

Kufa simplemente miró mientras la chica rubia se alejaba con su cabello despeinado. Cuando se dió la vuelta, Elise aun dándole la espalda, estaba con la cabeza baja.

Repentinamente Kufa recordó algo, sacó su libro de notas y deslizo su lápiz.

—El objetivo de la “chica sin talento” es unirse a la cima del Gremio, Legión Crest.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

–Realmente no es una broma divertida.

Murmurando sin reírse, el regresó su cuaderno de nuevo a su bolsillo.

***

 

 

En pocas palabras, esa era la situación actual de Melida Angel. Nacida en una familia Noble, pero incapaz de usar <Mana>, tal herejía no podría encajar en la comunidad de niños.

A pesar de esto, Melida parecía estar esforzándose a su manera dentro su capacidad hasta cierto punto.

Kufa observaba a la profesora enderezarse mientras estaba sentado durante la clase matutina.

Una profesora de veintitantos años estaba en el podio de conferencias frente a sus estudiantes quienes estaban sentadas en asientos en forma de abanico de ciento ochenta grados. Hablaba con amabilidad a los estudiantes como si estuviera hablando con niños de jardín de niños.

–Queridas estudiantes, las tan esperadas vacaciones de verano llegarán pronto. Todas están preocupadas por el enfrentamiento público al final del semestre y el Festival Noche de Diadema que se realizara poco después, pero… antes de eso, no han olvidado que hay un examen práctico final que también se llevará a cabo al terminar el semestre, ¿Verdad?

Algunas estudiantes miraron hacia abajo avergonzadas. La profesora sonrió.

–Este es el primer examen práctico que todas pasarán después de su ingreso a Saint Frideswide. ¿Hay alguien que se haya estado enfocando solo en sus técnicas de combate y descuidando sus estudios? Hoy, revisaremos lo que hemos aprendido hasta ahora. ¿Hay alguien que sea capaz de resumir el capítulo de “la noche maldita, el Licántropo y las relaciones humanas” del libro de historia?

En ese momento, Melida levantó su mano más rápido que nadie. La profesora estaba muy contenta mientras llamaba a Melida para contestar.

Melida se levantó de su silla, por un instante, miró inquieta en dirección de Kufa.

–… Los humanos, vivimos dentro de la ciudad-estado conocida como “Flandor”. La “Noche” es una oscuridad que se expande más allá del dominio de Flandor. Y los <Licántropos> son monstruos que se ocultan dentro de esa oscuridad. Los Licántropos varían de seres altamente inteligentes hasta monstruos bestiales y su fisiología es un completo misterio para nosotros. Los <Vampiros> que son la clase más alta, los Hombres Lobo <Wolf>, los <Trent> que capturan y los <Fuego Fatuo> sin forma… En ellos existen habilidades heréticas llamadas <Anima> que se oponen al <Mana>, poseen malicia y atacan a los humanos. Nosotros, los Nobles Usuarios de Habilidades—los <Usuarios de Mana>, tenemos la misión de proteger a los débiles de la amenaza de los Licántropos. Repeler a los Licántropos y no dejar que se acerquen a Flandor, es el trabajo más importante del Gremio Fénix.

La profesora la instó a seguir con su mirada, Melida tragó saliva y siguió hablando.

–Lo peligroso de los Licántropos es que se originaron en humanos, animales y plantas normales. Esa es la razón principal de la frase “maldito por la Noche”. La oscuridad de la Noche devora a los seres vivíos y los transforma en Licántropos. Para evitar eso, no podemos salir de Flandor. Los caballeros del Gremio que salen hacia la tierra de la Noche no deben soltar sus manos de la linterna de <Néctar>. Si un día se rompe el recipiente de cristal, ese sería el fin de la humanidad. Los <Usuarios de Mana> que albergan el Néctar, son la última esperanza de todos los humanos que viven en Flandor y el mundo. Siempre debemos grabar eso en nuestras mentes.

–Es una pena que hoy no sea un examen, nunca había escuchado una respuesta tan precisa.

La profesora no dudó en felicitar a Melida, las estudiantes de la clase la miraron con ojos brillantes. Melida se sonrojó mientras bajaba la cabeza, pero quien vertió agua fría sobre sus cabezas fue Nerva.

–¡Ella dijo “nosotros lo <Usuarios de Mana>“! ¡Dijo ser la esperanza de la humanidad!

–¿Lo escucharon? ¡Si tuviera que estar en el mismo lugar que ella, me sentiría tan avergonzada que fuego saldría de mi rostro!

Las hermanas del <Blumen> de Nerva comenzaron a reír. Por el contrario, la clase quedó en silencio. La profesora como si estuviera advirtiéndoles tosió y levantó su libro de texto.

–… Continuemos. Lo siguiente es “Los usos del Néctar, la diferencia entre los tipos de presión y los tipos de inhalación”, ese capítulo—

La profesora inmediatamente eligió a otra estudiante para responder, Melida se sentó. Nerva y las demás no dejaron de reír e incluso si las otras estudiantes se preocupaban por eso, no dijeron una palabra.

Melida tampoco dijo nada.

Porque incluso si pudiera memorizar todo el libro de texto o reproducir perfectamente una acción, todavía tenía la desventaja de no poder usar <Mana>.

En la tarde, el momento de la clase de habilidades prácticas—Kufa pudo presenciar la razón por la que era llamada <la chica sin talento>.

Saint Frideswide era digna de ser llamado una gran escuela, habían preparado algunas arenas de entrenamiento.

Una de esas era una arena redonda como la que usaría un circo. En el escenario cónico que estaba separado por una cuerda, había todo tipo de equipo de entrenamiento.

Aunque los equipos se parecían a los que usarían los circos, la diferencia decisiva estaba en su grado de peligro. Los lugares para caminar también tenían docenas de metros de altura y tampoco había vallas para evitar que se cayeran. Y sin siquiera tomar en cuenta eso, trampas para hacer que los desafiantes cayeran estaban distribuidas por aquí y por allá.

Las estudiantes de primer año se cambiaron a sus uniformes designados y se pusieron en fila a la entrada de la arena. El profesor que estaba a un lado haría una señal, y algunos estudiantes entrarían, sería una prueba de su precisión al pasar algunos obstáculos y también el tiempo consumido durante la prueba. Utilizando los resultados de esta prueba en el <Punto de Referencia de Capacidad de Combate Uniformado de Flandor>, sus <Estados> como Usuarios de Habilidad podrían ser visibles.

Por supuesto, en esta arena que estaba diseñada considerando que los desafiantes podían usar <Mana>, los humanos que solo poseían habilidades físicas normales, no podrían pisarla.

Frente a un enorme agujero que no debería ser posible atravesar de un salto, Melida estaba paralizada. Nerva, quien estaba pasando la prueba al mismo tiempo que ella, instó a Melida por detrás, como si estuviera alardeando.

–¡Vamos, Melida! ¡Hay personas detrás de ti, salta rápido!

–…..

Fuera de la plataforma de entrenamiento, las estudiantes levantaron la cabeza para mirar a Melida cuyas rodillas temblaban. La instructora quien se dio cuenta dejó su informe y lo reemplazó con dos espadas de madera.

–¡Melida Angel! ¡Espera allí mismo!

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

La instructora salto a la arena atravesando en medio de 10 segundos el circuito que a los estudiantes les tomo varios minutos. Aterrizando frente a Melida ligeramente, le lanzó una de las espadas de madera a ella.

Seguramente intentaba medir su <Estado> con un enfrentamiento de práctica. Ese también era un método.

Pero Kufa, quien observaba desde atrás de las estudiantes, suspiró con “Es lo mismo”.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

Poder de Ataque [1], Poder Defensivo [1], Agilidad [2]—Ese era el límite de Melida Angel quien no poseía
<Mana>.

–¡¡Yaaaa!!

Melida recogió la espada de madera y la oscilo con fuerza. Sin embargo, la instructora quien recibió eso, ya estaba envuelta en una membrana de <Mana> a pesar de su retiro del Gremio.

—Ni siquiera pasaron cinco segundos cuando la espada de madera voló en el aire y Melida cayó al piso.

–¡Auu…!

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Seguramente esa escena se había repetido innumerables veces. En el instante en que Melida lanzó un grito de dolor, Nerva y las demás se rieron, como si esperaran la oportunidad para hacerlo.

–¡¡Ahahaha!! ¡Hey, Melida, deberías volverte una artista de la comedia! ¡Sería más realista que unirte a la Legión Crest!

–¡¡…!!

Melida, quien estaba acostada en el suelo, apretó su puño, haciendo que su mano quedara blanca por la fuerza. La instructora quien observaba suspiró y se dio la vuelta, en ese instante—

— —¡¡Uaaaa!!

Melida gritó como si fuera un cachorro herido y saltó al mismo tiempo que oscilaba su espada. La instructora que ya había liberado su postura se sorprendió al ver a una estudiante cargando contra ella.

–¡Melida Angel! ¡No seas imprudente!

La espada de madera conectó con el hombro indefenso de la instructora—y acompañado por un sonido ensordecedor rebotó hacia atrás.

La instructora no hizo nada. Pero incluso en esa postura sin hacer nada, mientras hubiera <Mana> alrededor de su cuerpo, una persona normal no podría penetrar su defensa. Siguiendo el impulso del golpe de la espada, la fuerza del rebote fue varias veces más fuerte y el pequeño cuerpo de Melida voló hacia atrás como si fuese una broma.

Y entonces—fácilmente salió volando de la arena.

–Ah…

Con todo su cuerpo siendo maltratado por el viento, Melida mostro una expresión en blanco. Siendo jalada por la gravedad la parte superior de su cuerpo se inclinó, cayendo desde una decena de metros.

–¡¡Melida Angel!!

La instructora gritó, las estudiantes dejaron de respirar. Y entonces Kufa, se levantó de mala gana.

Un instante después, un aterrador sonido de pies aceleró a través del campo de entrenamiento.

Al mismo tiempo que las estudiantes sintieron ese sonido detrás de ellas, una ráfaga negra voló hacia la arena. Girando en un ángulo agudo al momento de aterrizar y quemando el lugar bajo sus pies, aceleró. Cuando rebasó el circuito que a la instructora le tomó diez segundos en menos de dos, saltó en un lugar adecuado y extendió sus brazos.

Kufa atrapó a la chica rubia que caía en medio del aire. Rescatándola elegantemente cargándolo al estilo princesa y aterrizando mientras dispersaba la energía cinética en todo su cuerpo. Nuevamente sus zapatos golpearon el suelo.

Kufa colocó suavemente a Melida en el suelo y, naturalmente, se arrodilló en una rodilla.

–¿Estás herida, Ojou-sama?

Incluida Melida, todos los que estaban dentro de la arena quedaron sin palabras. La instructora que llegó un instante más tarde se paró a su lado y mostraba una sonrisa interesada.

–Eso fue increíble ¿Sabes? ¿Debería dibujar un círculo de flores para recompensarte?

–Sus palabras me honran, instructora.

En el momento que Kufa se inclinó con respeto, las chicas que tenían sus emociones atrapadas por la situación actual estallaron en aplausos. Un fervor increíble rodeaba a Kufa.

–¡Tu nombre! ¡Por favor déjanos escuchar tu nombre!

Con una de ellas tomando la iniciativa, después ya no pudo detenerse. Las estudiantes inundaron la arena, y antes de que se diera cuenta ya estaba rodeado por “flores” de diversos colores.

Gracias a eso Melida había sido sacada del círculo, pero a nadie parecía importarle.

–¡Desde la primera vez que te vi, me había interesado! Soy de la familia Kelada…

–¡Espera, eres demasiado astuta para robar el primer lugar! ¡Se supone que todas se alineen para los saludos y regalos!

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

–¡Aunque no pude verlo con claridad, quedé fascinada! Fuiste más rápido que la instructora, ¿Verdad?

–Ara, eso no puedo pasarlo por alto, ¿Sabes? ¡Alguien, préstele una espada de madera!

–I-Instructora, sus bromas son un poco…

Las estudiantes, junto con la instructora, estaban en gran alboroto. Sin embargo, el grupo de Nerva y las demás, con expresiones terriblemente desinteresadas, pensaban en cómo verter agua fría en la situación actual.

–E-Es un tutor demasiado bueno para Melida Angel, ¿¡No es asi!?

Su frase sarcástica no fué escuchada por nadie más que Melida.

–… ¡¡…!!

En el frio lado exterior que contrastaba con el centro de la arena, Melida se dio la vuelta. A pesar de que todavía estaban en clase, dejó el campo de entrenamiento. Claramente se estaba escapando de clases, pero nadie intento detenerla.

Más aún, ni una sola persona notó la desaparición de Melida.

Gracias (๑˃̵ᴗ˂̵)و

–……

Sólo Kufa la vio irse. Originalmente, Kufa pensó en perseguirla, pero cerrar la distancia con Melida solo provocaría la reacción opuesta. Por otra parte, el mismo ya, a esa chica—

–¿Kufa-sama?

Al ver a Kufa mirando en una dirección diferente, una estudiante inclinó la cabeza. Kufa inmediatamente le sonrió y mientras respondía a sus preguntas, pensó bajo su máscara falsa.

Es hora, ¿No?

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme