Date A Live (NL)

Volumen 14

Capítulo 2: El Espíritu del Espacio

Parte 4

 

 

Sin esperar a que le respondiera, la chica voló de inmediato a distancia entre las pilas de escombros, acelerando el paso hacia Shidou.

— ¿¡Gwaahh!? —Shidou se sacudió instintivamente, pero no tan patéticamente como antes y continuó mientras reprimía su sorpresa—. Espera…

- Gracias ( ◠‿◠) -

La chica que rodeó Shidou utiliza su Bastón para pulverizar sin piedad la cabeza de Shidou, otra vez.

— ¿¡Kuhh!? N-no, escúchame.

—…

Los fragmentos rotos de la chatarra, que obedecían las leyes de Newton del movimiento, traspasaron a través de sus miembros, ya que chocaron con el impulso de la chica.

— E-escúchame…

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

—…

Decenas de rayos de luz pulverizaron a Shidou.

— ¡¡Ugaaaaahhh!! —llorando, Shidou cubrió su cuerpo despedazado.

— ¡Esta maniaca de guerra! ¡¡Sólo han pasado unos minutos y ya morí cinco veces!!

Reine se tocó la barbilla perdida en sus pensamientos,

— Hmm… no me esperaba que fuera tan violenta. Parece que con el holograma fue la decisión correcta.

— ¡…! ¡Espera! ¡El Espíritu! —gritó—. ’Golpea Uñas’ Shiizaki.

Todos dirigieron su atención hacia la gran pantalla, solo para descubrir a la chica absorta en el cuerpo regenerativo de Shidou. Eso dio una expresión desconcertada invariable, pero sus movimientos eran substancialmente diferentes.

—… Inconcebible. ¿Por qué no te mueres?

Su entonación era falta de modulación, tranquila hasta el extremo. Incluso así, ella finalmente había respondido de una manera no relacionada al combate. Shidou asintió.

— ¡Ah, aahh! Es la primera vez que hablo contigo. Quería hablarte así que puse una proyección tridimensional aquí. Así que a-ahh ouch, detente. No presiones el estómago de otras personas cuando están hablando.

«Este receptor de hecho transmite estímulos electromagnéticos a los receptores de dolor.»

Shidou tocó su abdomen en agonía. La chica usaba la punta de su bastón para apuñalar su estómago, revolviéndolo como si fuera una cuchara de sopa.

— ¿Proyección tridimensional, eh? Inconcebible en verdad, mejor no lo empiezo asimilar en mi mente.

— O-oh

Shidou sonrió irónicamente.

— D-de todos modos, si no te importa, ¿podría saber tu nombre?

La chica dejo de revolver el estómago de Shidou y levantó la cabeza.

— ¿Mi nombre? No importa nada. Soy Mukuro, Hoshimiya Mukuro.

— Mukuro… ¿es ese tu nombre?

— Lo juro por mi lealtad —asintió Mukuro.

— ¿Tú eres? Para preguntar la información de otro antes de proclamar la tuya… que moralidad tan deplorable.

— Ah lo siento, soy…

En medio de sus palabras, su visión fue lanzada fuera de la ventana.

— ¡¿Waa!? ¿Qué sucede?

— ¡Por favor, ¿tienes alguna enfermedad?!

— N-no… todo está bien.

— Cálmate, las opciones han aparecido —llegó la voz de Kotori mientras aparecía un texto. Parece que las opciones que aparecieron en la gran pantalla en el cuarto de comando también habían aparecido en la visión de Shidou. Que maravilloso.

 

① “Este… soy Itsuka Shidou. Seamos amigos.”

② “Este… soy Itsuka Shidou. Se mi amante.”

③ “Este… soy Itsuka Shidou. Voy a ser tu maestro de ahora en adelante. Sé mi esclava obediente. Voy a entrenarte hasta que ya no puedas vivir sin mí.

 

— Todo el mundo, ¡A elegir! —el sonido de pulsación de botones podría ser oído. Las estadísticas se muestran en un gráfico circular. Y la opción con la proporción más grande era:

— Veo… ¿eh?

— Afirmativo. A primera vista ① y ② miramos más segura y fiable, pero tenemos que pasar a la ofensiva aquí.

— Es verdad. En este momento no nos damos cuenta de si su estado de ánimo es favorable o no, por lo que tendremos que ver su patrón de respuesta.

— Tiene sentido. Bueno, es sólo un holograma de todos modos por lo que no va a morir. Tenemos que aprovechar esta ventaja… Shidou, es.

— ¡¡¡¡Espera un momento!!!!

Como siempre, la decisión final seguía volviendo loco a Shidou.

— ¿Qué pasa Shidou? De repente gritando de esa forma…

— ¡¿Qué pasa, vete al infierno?! ¿Por qué la?! ¿¡No es lo suficientemente buena la!?

— Deja de reaccionar exageradamente. La verdad es que no vas a morir de todos modos por lo que necesitas poner a prueba sus reacciones con las palabras más duras. Date prisa, que Mukuro espera.

Shidou estaba descuidando a Mukuro, dudó que esté de acuerdo con la elección, pero finalmente se decidió a abrir la boca.

— Esto, soy Itsuka Shidou. ¡Y-yo Vo-voy a ser… T-tu m-maestro! ¡¡T-te convertiré en mi esclava, voy a entrenarte hasta que ya no puedas vivir sin m-mí!!

— Hueh… Itsuka Shidou, ¿eh?

Repitió Mukuro, mientras se sostenía la barbilla y lo trataba como si nada fuera de lo normal.

— ¡¿No le importa en absoluto?! —gritaron Kotori y sus subordinados. Aunque Shidou esperaba una mala reacción, su desaliento superó sus expectativas.

— ¿Cómo se está desarrollando a nivel mental la felicidad emocional del Espíritu?

— ¡No hay cambios en absoluto!

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

— ¡Los valores son demasiado estables!

— ¿Cómo es eso posible? ¿No lo escuchó? Pero ella sabe su nombre… —replicó Kotori con asombro.

— Tengo curiosidad. ¿Tienes algo que tratar conmigo?

— ¿Eh? A-ah…

Shidou se preparó para responder y Mukuro señaló al personal de la Tierra.

— ¡Proyección tridimensional… tu carne debe estar en el cuerpo celeste de donde apareciste, farsa repugnante, muere! Deja de decir mentiras, yo misma castigaré a tu Tierra.

— ¿Qué…?

Shidou se mordió los labios, temiendo el meteoro que había caído en el campo de deportes con anterioridad.

— ¿Qué dices? —le pidió a Mukuro una respuesta. Kotori suspiró.

— Está hablando en serio. Shidou, habla con ella. Pero no compliques las cosas o será un gran problema.

— A-ah, está bien —asintió Shidou.

— Quiero salvar a los espíritus como tú —Shidou entonces reveló todo, su objetivo, la existencia de Ratatoskr y DEM la sociedad hostil, así como sus poderes.

— Hmm… —contempló Mukuro sin ninguna expresión. Shidou miraba el par de ojos dorados que lo miraban entre sus pelos que fluyen y contuvo la respiración.

— Fiel a tu corazón, Que sorpresa. Este yo ha sufrido grandes cambios anteriormente como para aventurarse en esto.

— Ah, ¿así que saldrás a la superficie para sellar tus poderes?

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

—dijo Shidou nervioso.

— Me parece que tu oferta mejor debe ser ignorada —respondió Mukuro sin la menor pizca de duda. Sea como fuere, este fue un buen previsto. Después de todo, había casos similares en el pasado. Shidou frunció las cejas y continuó.

— Guuu… así que no puedo obligarte a creer en mí. Pero lo que digo es cierto. Quiero salvarte…

— No tengo dudas…

—… ¿Eh?

— Tus palabras están llenas de una intención verdadera, es decir no sospecho nada.

— Si ese es el caso, entonces ¿por qué…?

— He entendido tu punto esencial. Pero no voy a tomar ninguna limosna. Simplemente seré como yo quiero.

— ¡P-pero de esa manera DEM puede atacar de nuevo!

— D, E, M… —los recuerdos que Mukuro torpemente trataba de recordar eran algo borrosos.

— ¿El hierro en bruto que desmantelé? Voy a destruir todos sus instrumentos mortales sin tener en cuenta sus números.

— ¡Eso no es; DEM tiene incluso armas más potentes y esas armas son llamados magos que son peligrosos!

— Del mismo modo, no existe algo que puede triunfar sobre mi ángel. Si llego a ser arraigada ante el peligro, Michael abrirá una puerta para mí y huiré. ¿O acaso D, E, M puede perseguirme incluso a la velocidad de la luz?

— ¿Qué…?

Shidou estaba perdido en sus palabras. Si Mukuro era de hecho capaz de eso, entonces el que intenta capturarla tendrá dificultades casi imposibles. Pero no podía dejarla así. Ya que Ellen, Artemisia y ahora el portador de Belcebú, Westcott.  ¿Quién sabe lo que eran capaces de hacer?

Sin embargo, esa no fue la única razón por la que Shidou quería que saliera a la superficie. Él siguió intentando persuadirla.

— Pero hay un montón de cosas divertidas en la Tierra y también hay otros espíritus como tú. ¿No es bueno para ti estar sola en este tipo de lugar todo el tiempo?

—… Solitario, ¿eh?

Mukuro sacudió la cabeza.

— Estoy tan aterrada con tu ansiedad, que la soledad sigue siendo imperceptible.

— Pero, ¿cómo? No seas tan terca. Estar juntos es…

— ¡Al diablo!, todas las percepciones, ya sea alegría, tristeza, ira o el dolor, son obsoletas para mí. También en la parte del amor. Durante mucho tiempo cerré mi corazón.

— ¿… Eh? ¿¿C-cerraste??

— Sí, a favor de Michael —Mukuro le mostró a Shidou su bastón.

“Miguel”. “Segva -Lock” es una de sus habilidades, que sella el poder de cualquier objetivo. Shidou había sido testigo de ese poder antes, cuando Mukuro bloqueó los Bandersnatches, arrebatándoles su poder y convirtiéndoles en pedazos de chatarra.

Si su ángel podría afectar incluso a objetos intangibles, podría sellar también los sentimientos de Mukuro.

— ¿C-cómo llegó a eso…? ¡No sólo la tristeza y el dolor, incluso la alegría…!

— El perjurio que han puesto sobre mí. ¿Preguntas por qué? Una pérdida prescindible, no mejor dicho, aspectos de la desgracia. No sé lo que solía ser.

Date A Live Volumen 14 Capítulo 2 Parte 4 Novela Ligera

 

— P-pero puedes hablar conmigo normalmente como ahora…

— El Discurso se conserva, aunque no me duela. En el fondo, la serenidad era todo lo que deseaba, por lo tanto, viaje a este universo intocable. Pero al ser enfurecida o para procurar el afecto familiar, todo destruiría el status quo. Los aerolitos que cayeron eran simples advertencias para protegerme de los seres humanos que invaden mi dominio —ella explicó con una mirada impasible.

Se parecía a una reclusa, sabia e introvertido o algún ser celestial seco y sin brillo. Shidou no pudo evitar cerrar el puño.

— Eso… eso es demasiado triste. Por favor, vuelve a la Tierra.  ¡Quiero que seas feliz!

—…

Mukuro se quedó sin habla.

Después de un mínimo de momentos, ella comenzó a mover su boca.

— Te lo ruego, Shidou, pareces que lo entendiste mal.

— ¿… Eh?

— Lo que yo considero felicidad es injusta, es injusto que resuelvas un lado y el otro.

— ¡…!

Shidou se sintió sofocado por sus palabras.

— Tú puedes haber salvado espíritus de la condena antes que yo. Pero yo soy yo. ¿Por qué deseas ayudarme?

Shidou se quedó estupefacto por lo que dijo. Mukuro continuó, haciendo caso omiso de cualquier respuesta que tenía.

— Antes de que yo sea redimida a la felicidad, en verdad, yo no estaría. Tu infalibilidad marca tus palabras. Me parece que tú me subestimas.

— E-eso, esa clase de cosas…

La voz de Shidou se estremeció, queriendo negar lo dicho por Mukuro, pero no tenía ninguna fuerza para refutar. Mukuro parecía haberse dado cuenta de algo y se lo quedó mirando.

— ¿Todo el drenado de la refutación?

Venía de una voz detrás de él.

— ¿Qué quieres decir…?

Al escuchar eso, Shidou recordó que Ratatoskr todavía lo estaba apoyando. Al reflexionar sobre sus problemas, Mukuro reanudó su interrogatorio.

— Este llamado D, E, M se origina de dónde vienes? Si me sellas, ¿también podrías asegurar mi protección? ¿Los espíritus no sufrieron otra incursión diabólica?

— ¡…! Qu-que…

Shidou no podía vociferar cualquier razón.

Las batallas contra DEM se dibujaron en su mente. Ahh, eso es correcto. Shidou selló los poderes de los espíritus. Siempre había pensado que era por el bien de los Espíritus y los espíritus estaban dispuestos también. Pero como resultado, también encontraron muchas crisis. Viendo el conflicto interno de Shidou, Mukuro declaró en voz baja su punto de vista.

— Después de todo, Shidou, tu hipocresía es como un laberinto, pero yo no me enredaré. Nunca vuelvas y fuera de aquí.

— ¡…!

Shidou afligido por el rechazo, como si él hubiese sido golpeado por una barra de hierro en la cabeza. Si sólo fuera real, deseó. Las palabras hirientes de Mukuro se extienden por todo su cuerpo como la pólvora.

—… Shidou, no te no molestes tanto. Lo que has hecho por nosotros definitivamente no es un error —dijo Kotori, el primer Espíritu que selló. Shidou no podía vivir consigo mismo, a pesar de haber entendido las palabras de Kotori. Pero…

— ¡Este es el final de nuestra conversación! Me vaya dónde me vaya, estableceré solamente la tranquilidad, la única preservación. Donde ninguna alma me pueda molestar… Yo te digo adiós —dijo Mukuro monótonamente cuando levantó su bastón y apuntó a la Tierra.

— Por este medio te ordeno, Michael, detén el movimiento de este planeta —un verso fatal.

Date A Live Volumen 14 Capítulo 2 Parte 4 Novela Ligera

 

— ¡¿Q-qué…?!

— ¿Sus poderes son capaces incluso de eso…?

La situación de Kotori resonó en los oídos de Shidou.

Gracias (๑˃̵ᴗ˂̵)و

— Con esto, la D, E, M y su voluntad estarán fuera de aquí. Esta será nuestra despedida eterna, Shidou. De aquí en adelante, Adieu (NT: Adiós en Francés)

Mukuro elevó su Bastón y apuñaló la parte delantera de la cámara a través de la proyección de Shidou.

“-”  Segva -Lock  “.”

Mientras Mukuro giraba la llave, en ese instante…

Con un acompañamiento de ruido estático, el campo de visión de Shidou fue obstruido.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme