Date A Live (NL)

Volumen 11.5

Capítulo Único: Los Padres de Itsuka

Parte 6

 

 

— Haa… Haa… de verdad… necesito apresurarme o si no…

Shidou jadeaba por aire mientras corría por el camino que guiaba a su casa.

Después de gastar un tremendo esfuerzo y fuerza, Shidou finalmente logró prevenir el acoso de Tonomachi, quien había estado fastidiándolo como una peste. Aunque en realidad, el método especifico al que Shidou había recurrido era sobornar al tipo con una pierna de cangrejo que había pescado de su bolsa de compras. A pesar de ese ser el caso, la batalla de vaivén en la que se había visto con Tonomachi había completado nada más que alargar grandemente la distancia entre Shidou y su casa, junto a prolongar el ya largo tiempo de viaje de rigor.

— ¿Por qué ahora de todos los momentos?

Este predicamento perseguía a Shidou a todos lados hasta los fines de la tierra, como si la maliciosa zorra Dama Suerte hubiera puesto sus fascinantes ojos en el pobre Shidou. ¿Qué oportunidad tenia contra este destino pre-ordenado? Los dioses todopoderosos estaban seguramente convulsionando con estruendosas risas mientras describían la patética situación de Shidou.

Sin embargo él inflexiblemente se reusaba a abandonar toda esperanza. Si Shidou fuera a parar su estimulado paso, las maléficas verbalizaciones sin intención de los Espíritus indiscutiblemente golpearían a sus padres como golpes sin fin.

Para Shidou, quien había sido diversamente malentendido por muchos de sus compañeros y vecinos en virtud de la bastante injustificada ayuda de Ratatoskr, la última cosa que deseaba que pasara era ser comprendido mal por sus propios padres.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

Los padres adoptivos que Shidou admirativamente respetaba desde el fondo de su corazón lo habían criado con cuidado para ser un buen joven. Ellos tenían fe en él. Shidou tiene que evitar a todo costo que ellos lo vean como un criminal sexual cuya zona de elección abarcaba desde chicas que eran mayores que él hasta chicas que eran más jóvenes que su edad.

No, ellos probablemente comprenderían las acciones de Shidou. Incluso si hubieran oído mal la historia de su hijo como un mujeriego, los padres de Shidou no lo apedrearían con un fárrago o lo reprocharían o lo condenarían por el resto de su vida. Como máximo, ellos con máxima probabilidad pondrían caras estupefactas y dirían, “Haha… ¿E-Es así? Shidou es un chico, después de todo. Pero debes olvidar a esas chicas, ¿ok?” o algo similar.

Sin embargo, considerando el hecho de que los Espíritus eran existencias ocultas, Shidou tampoco podía elaborar en ese lado del debate. Si empeoraban las cosas, Haruko y Tatsou regresarían a los Estados Unidos mientras albergaban la preocupada noción en sus mentes de que su hijo se había vuelto un mujeriego. Shidou absolutamente no tenía idea de qué tipo de rostro debería fingir cuando confrontara a sus padres en el futuro.

— Si no me apresuro a volver…

Shidou extruido su voz desde su garganta, acelerando la velocidad con la cual trotaba un paso más.

En ese momento.

— ¡…!

Shidou abruptamente pisó los frenos.

Unos pocos metros delante de él, Shidou podía discernir las figuras de tres chicas extremadamente familiares.

De derecha a izquierda, de pie de frente de acuerdo a la secuencia de sus respectivas alturas y compartiendo la misma edad que él, sus nombres eran Yamabuki Ai, Hazakura Mai, y Fujibakama Mii… el renombrado trío de la clase de Shidou.

Francamente, la situación incorporó meramente a sus compañeras caminando juntas en frente de él. Pasar corriendo a su lado debería bastar.

Sin embargo, por alguna razón, persistía una ominosa premonición que implacablemente lo molestaba para evitar tal encuentro y ser visto.
—…

Shidou silenciosamente cambió de dirección y comenzó a caminar en otra dirección mientras silenciaba los sonidos de sus pisadas. Aunque consumiría un poco más de tiempo, tomar un pequeño desvió debería dirigirlo al mismo camino hacia su casa.

En ese instante…

— ¡Hoho! ¡Padre, que fantástica siniestralidad!

— ¿Qué sucede, Kitarou? (NT:  Ge no Kitarō (ゲゲゲの鬼太郎) es un manga creado en 1960 por Shigeru Mizuki. Es mejor conocida por su popularización de las criaturas folclóricas conocidas como yōkai)

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

— ¡Ah! ¡Ahí atrás! ¡Itsuka-kun está caminando por la calle como si hubiera hecho un acto vergonzoso!

— ¿¡Qué!?

El trio giró sus cabezas una después de la otra, asustando a Shidou hasta que sus hombros temblaron.

— ¡Kuh…!

— ¡Ah! ¡Está escapando!

— ¡Vergonzoso demonio!

— ¡Niños! ¡Reúnanse, reúnanse!

Ai, Mai, y Mii giraron sus cuerpos con rápidas reacciones y persiguieron a Shidou mientras escapaba. Shidou no pudo evitar elevar su voz y gritar mientras escuchaba los supersónicos pasos detrás de su espalda.

— ¡¡¡Por qué demonios ustedes tres me están persiguiendo!!!

***

 

 

—… Aah…

Haruko simultáneamente escuchó las reverberaciones de su voz que hacían eco en la pared y hundió su cuerpo más profundo bajo la tranquila superficie del líquido contenido dentro de la bañera.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Ella había sido anteriormente salpicada con gran volumen de agua a causa de Yoshino que había perdido su balance accidentalmente. Para evitar agarrar un resfriado, Haruko fue invitada a tomar un baño caliente.

En cualquier caso, su cuerpo ya había sido bañado en transpiración a causa de la extenuante secuencia de eventos que habían ocurrido, así que deseosamente aceptó la invitación. Por otro lado, Haruko también había gastado algo de vitalidad en consolar a Yoshino, quien persistentemente seguía disculpándose y diciendo lo siento con lágrimas brotando de sus tristes ojos.

— Aun así…

Esas niñas, quienes son, en serio.

Haruko miró atentamente a las gotas de agua que gradualmente se condensaban en el techo mientras pensaba eso.

Por sus aparentes edades, Yoshino y Natsumi se podía decir que eran las amigas de Kotori, pero las otras chicas parecían ser estudiantes de secundaria del mismo grupo de edad de Shidou no importa como lo viera.

Por supuesto, ella no podía excluir la posibilidad de todo el fiasco fuera asunto de Shidou, no importa que tan minúsculo. Sin embargo, para ese Shidou quien nunca trajo una novia a casa antes, invitar tantas chicas a la casa de repente, sin contar el hecho de que todas tenían apariencias deslumbrantes, era casi imposible.

Pero si ese fuera el caso, ¿cuál podría ser la fuente de la perturbada consternación de Shidou durante su llamada? No había sido para frustrar el destinado encuentro entre la pareja y esas chicas, ¿cierto? Ese prospecto era demasiado salvaje y lleno de ensueño. Haruko no podía abstenerse de tal noción desde las esencias de su mente.

—… Entonces.

Sin embargo, aunque ella no pretendía cuestionar a Shidou, si ese chico usualmente tímido de verdad hizo una novia, eran noticias extremadamente felices para Haruko.

Sin embargo, dejando tal dudoso y abstruso asunto solo era muy impropio del estilo de trabajo de Haruko. Por lo tanto ella firmemente decidió hacer una completa y cuidadosa investigación para determinar la especulativa relación de Shidou con esas chicas, junto con la de Kotori también.

Haruko se decidió y pretendió salir de la bañera.

Justo cuando estaba por salir, la puerta del baño fue instantáneamente abierta, y las hermanas gemelas quienes previamente aprendieron a Tatsuo y ella entraron en el cuarto con solo toallas cubriendo sus cuerpos.

— ¡Las Yamai se unirán!

— ¡Aparición!

— ¿Q-qué sucede?

A pesar del hecho de que ellas eran del mismo género, que personas entraran de repente al baño mientras uno tomaba un baño casi siempre lo asustaría. Haruko instintivamente abrazó su propio cuerpo.

Por lo tanto las hermanas gemelas… sus nombres eran, si ella recordaba correctamente, Kaguya y Yuzuru. En cuanto a por qué ellas habían especialmente posado antes de hablar, Haruko no tenía ni la más ligera pista.

— Kuku… Permíteme limpiar tus pecados que se han acumulado sobre los innumerables viajes.

— Traducción. Por favor permite a Yuzuru y Kaguya lavar tu espalda.

— A-Ah…

En lugar de consentir, Haruko estaba abrumada por el imponente movimiento de las gemelas y asintió con la cabeza. Así que, las hermanas Yamai dejaron a Haruko sentarse en una silla y empezaron a frotar jabón en sus manos.

Después, las dos se sentaron detrás de Haruko y alternativamente lavaron su espalda.

— Kaka. ¿Cómo esta nuestra, de las Yamai, habilidad combinada, Dragones Celestiales de Agua Giratorios?

— Confirmación. ¿Hace cosquillas?

— Ahh… Un, está bien.

Tener su espalda lavada por alguien más ciertamente complacía a Haruko. Pero al final, Haruko dejó salir una insondable expresión mientras se preguntaba por qué las dos chicas estaban lavando su espalda. Ella perplejamente rascó su mejilla.

Observando la reacción de Haruko, Kaguya y Yuzuru susurraron en voz baja.

— Hmm, ¿por qué no parece muy feliz? ¿Esta no es la hospitalidad definitiva?

— Aprobación. En su lugar, ella parece estar bastante confundida.

— Qué raro. Si fuera Shidou, estaría regocijado aunque huiría.

— Deliberación. Tal vez es a causa de la disparidad de género. Podría ser efectivo contra su padre.

— Un… pero como debería ponerlo, se siente un poco fuera de lugar hacerlo con un hombre mayor que Shidou.

— Acuerdo. Lo mismo aquí.

— Además, para Miku, ella sentiría placer si fuera una chica la que la limpiara.

— Contemplación. ¿Podría ser que hemos confundido el método?

— Oh, podrías tener razón. Entonces tratemos eso. Si hacemos esto desde atrás…

— Entendimiento. El movimiento acariciador. ¿Pero eso no será muy difícil para Kaguya?

— No me tomes como una idiota. Aunque son pequeñas…

— Proposición. En ese caso, comencemos simultáneamente desde el lado derecho e izquierdo.

— Como quería. Uno, dos…

— E-esperen un momento.

Si el silencio fuera a continuar, Haruko probablemente entraría a un nuevo mundo de éxtasis, así que ella apresuradamente detuvo a las dos.

Pero antes de eso, Haruko notó algo incluso más desesperadamente serio dentro de los diálogos de las gemelas. Mientras sudaba frío, ella encaró a las dos chicas una después de la otra.

— Sobre eso… ¿Dijeron algo sobre Shii-kun… Shidou justo ahora?

Siendo preguntadas directamente, Kaguya y Yuzuru no pudieron evitar parpadear unas pocas veces y asintieron con sus cabezas.

— Hm, dijo que lo hicimos.

— Confirmación. ¿Sucede algo malo?

— No, es solo que… ustedes dos dijeron que se bañaron junto a Shii-kun o algo similar.

Haruko investigó curiosamente. Las dos chicas, habiendo observado la respuesta de Haruko, dejaron expresiones perplejas como si hubieran hablado de algo que se supone que no deberían hablar.

— U-Uh, ¡los pecados han sido totalmente limpiados!

— Aprobación. Yuzuru y Kaguya deben partir ahora.

— ¡E-esperen un minuto!

A pesar de la exclamación verbal de Haruko, las hermanas Yamai ya habían dado la vuelta y salieron del baño en una ráfaga.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme