Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 1

S2: Reencarnación

Parte 2

 

 

Dejando de lado el ruido, la Ceremonia de Apreciación terminó más o menos sin incidentes.

Pero nuestras inusualmente altas estadísticas no eran la única causa de la alteración.

- Gracias ( ◠‿◠) -

Oyendo a los nobles con mi mejora de audición, descubrí que los puntos de habilidad normalmente solo se adquieren cuando una persona sube de nivel, así que tener cien mil puntos de habilidad desde el nivel 1 como yo era altamente anormal.

Lo que me recordó, Sue tenía 0 puntos de habilidad.

Me di cuenta de que esto probablemente era debido a que yo soy un reencarnado, pero lo que en realidad me interesaba era que la hija del duque aparentemente nació con puntos de habilidad también.

Por lo que pude escuchar, su Ceremonia de Apreciación había pasado solo unos pocos días antes de la mía.

Y como yo, ella tenía estadísticas increíblemente altas para su edad, y puntos de habilidad que no debería tener.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Aparentemente, la hija del duque incluso tenía esa incomprensible habilidad con texto corrupto.

Un cierto presentimiento empezó a crecer dentro de mí.

Si mi sospecha era cierta, entonces tendría que encontrarme con la hija del duque a cualquier costo.

Una oportunidad vendría más pronto de lo que esperaba.

Después de la Ceremonia de Apreciación, una pequeña recepción fue celebrada en un reciento separado.

El rey nos llevó a Sue y a mí al centro del salón donde terminamos saludando a una fila de nobles.

Los invitados estaban todos acompañados por sus hijos, quienes eran mayormente de la misma edad que yo, o ligeramente mayores.

Así que básicamente, el propósito de esta reunión era conocer a los jóvenes nobles que estaban en una edad aproximada.

Y ahí fue donde me encontré con la antes mencionada hija del duque.

“Es un verdadero placer conocerle. Soy la hija mayor del duque Anabald, Karnatia Seri Anabald.”

Era una muy linda chica, con un feroz cabello rojo y una impresionante expresión decidida.

Su apariencia sola era suficiente para llamar mi atención, pero encima de eso, mi habilidad Percepción Mágica me decía que ella tenía un enorme poder mágico.

Era justo igual al de Sue y al mío.

Duque Anabald, por cierto, era uno de los nobles más poderosos del país.

Su familia había mantenido importantes posiciones en el país por generaciones, y venían de un linaje con conexiones con la línea de sangre de héroes y la familia real.

La gente que nacía dentro de la familia del duque debía someterse a una dura educación completa, y serían educados para apoyar al país.

Incluso así, la chica frente a mí poseía una cantidad de magia altamente anormal. Incluso excedía a ese hombre pelirrojo a su lado, quien asumí era su padre.

“¿Qué tal? Soy Schlain Zagan Analeit. Yoroshiku”

Con una cierta convicción, dije la última palabra en japonés a propósito, que quiere decir “es un gusto en conocerle”.

Los ojos de la hija del duque se abrieron ampliamente por un momento, luego se estrecharon rápidamente. Juzgando por su reacción, mi suposición era correcta.

“Padre. ¿Puedo hablar con esta joven señorita por un momento?”

“¿Hmm?” La respuesta del rey sonaba un poco sorprendida.

Esto era natural, supongo, ya que todavía hay una larga fila de nobles con sus hijos detrás del duque y su hija, quienes estaban al frente de la fila.

Pero no podía retroceder aquí.

“¿No puedo?”

“Eherm” El rey me miró, luego al duque, y luego a la línea detrás de él antes de hablar. “Muy bien. Pero no te tardes. Debes volver después de un rato”

“Sí, señor. Muchas gracias”

Tomé la mano de la hija del duque como un niño y corrí.

Detrás de mí, pude decir que Sue estaba ardiendo en ira, pero no podía preocuparme sobre eso por el momento.

Dejé el salón y entré a una habitación privada que se usaba como área de espera.

Los nobles frecuentemente se iban en grupos para discutir negocios y otros asuntos privados relacionados con negocios, así que siempre hay habitaciones como esta cerca de los salones.

Este lugar se supone que es a prueba de sonido, y hay un guardia estacionado fuera de la puerta, así que estamos seguros.

“Whew. Deberíamos estar bien aquí” Estaba hablando abiertamente en japonés.

“No puedo creerlo. Así que el príncipe es un reencarnado también…” La hija del duque respondió en japonés. “Oh, vaya… ha sido tanto desde que oí a alguien hablar en japonés. Me estoy poniendo un poco emocional” Ella se veía tan firme como siempre, pero ahora su tono era más ligero.

“Entonces, si no te importa que pregunte, ¿te suena de algo el nombre de Secundaria Heishin?” nombré la escuela a donde asistía en la Tierra.

“Sí, por supuesto. Entonces realmente reencarnaste en este mundo desde la misma escuela que yo…”

Justo como sospechaba, esta chica era una antigua compañera mía, arrastrada a este mundo por esa misteriosa brecha en nuestra clase, igual que yo.

“Mi nombre original era Shunsuke Yamada. ¿Qué hay del tuyo?”

“¡Pfffft!”

Cuando dije mi nombre, la chica soltó una incontrolable risa.

“¡Ba-ha-ha-ha-ha! ¡Heh, ha-ha-ha! ¡¿Tú- tú eres-eres Shun?! ¡¿Shun, un príncipe?! Ah-ha-ha… ¡No te queda, amigo!”

Estaba rugiendo de risa.

Tengo una extraña sensación de Déjà vu.

No reconozco a la chica frente a mí, pero su forma de hablar y comportamiento la hacen la viva imagen de alguien que conozco muy bien.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

“¡¿T-Tú no eres… Kanata?!”

“Sip”

Ahora era mi turno de estallar en risas.

Mi antiguo compañero de juegos, mi hermano Kanata, ahora era una joven señorita aristocrática.

Era como si hubiera renacido como el exacto opuesto a su yo anterior.

“Hey, no te rías. ¿Sabes lo deprimido que estaba cuando me di cuenta que renací como esto?”

“Lo siento, lo siento. Te reíste demasiado también, ¿no? Ahora estamos iguales”

“Supongo. Maldición, me alegra reunirnos así. Había estado muy solo todo este tiempo”

“Sí. Ambos. Me alegra encontrarte”

Kanata y yo nos golpeamos el uno al otro en el brazo.

En ese momento, lagrimas empezaron a salir de los ojos de Kanata.

“Whoa, ¿qu-? Ah, geez, lo siento. Juré que no… hic… iba a llorar… hic…”

Las lágrimas de Kanata incrementaron.

Antes de darme cuenta, yo también estaba llorando.

***

 

 

Recordé que era igual a cuando me di cuenta que había reencarnado.

Definitivamente no podía decir que no extrañaba mi vieja vida. En todo caso, estaba lleno de remordimientos.

Todavía está el peso de mi juventud, y quería pasar más tiempo jugando con mis amigos. Nunca tuve una novia.

Además, me sentía terrible no solo por morir antes que mis padres, incluso fue antes que mis abuelos.

Cuando me di cuenta que nunca podría ver a mi familia de nuevo, mi corazón se hundió mucho más de lo que podría imaginar.

También tenía curiosidad sobre el estado de la escuela después de que morí.

Recordé la brecha en el aire y el momento en que explotó. Si morí por eso, ¿qué pasó con todos los demás? Kyouya, Kanata, Hasebe que estaba a mi lado… ¿todos murieron junto a mí?

Ese pensamiento me aterraba.

Esa mañana había sido perfectamente ordinaria, pero ahora no podría volver a verlos de nuevo.

Había estado peleando contra esa aplastante miedo desde que reencarné. Sin ninguna idea de lo que había pasado, desperté profundamente como un bebé, así que naturalmente estaba ansioso. Encima de eso, el país de mi renacimiento no era Japón. De hecho, no era ningún lugar en la Tierra. Era un mundo completamente diferente.

Al inicio, no me di cuenta.

No podía entender el lenguaje, y rara vez abandonaba la guardería. Por lo que había un montón de cosas que no conocía. Al inicio pensé que era algún lugar de Europa.

Pero la primera vez que vi magia, me di cuenta que no era el caso. Esto pasó cuando un poderoso sacerdote ejecutó una bendición sobre mí. Fui envuelto en una brillante luz, y sentí el poder fluyendo dentro de mí. Fue ahí cuando sentí la existencia de la magia por primera vez.

Inicialmente, esto me emocionó.

Pero luego me puse ansioso de nuevo.

¿Podría hacer mi camino en un mundo con magia? Había sido solo un chico ordinario en mi vida anterior.

En Japón, realmente no tenían ninguna experiencia con las dificultades. Pero en este mundo, donde había nacido dentro de una familia de élite, la mediocridad no era una opción.

¿Podía vivir con esas expectativas? Estaba preocupado.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

Y ya que era un bebé, no podía mover mi cuerpo de la forma que quería, por lo que estaba asustado. Ser incapaz de vivir sin la ayuda de los demás se agregó a mi estrés.

¿Qué tal si la gente que me levanta repentinamente decide detenerse?

No sería capaz de hacer nada más que debilitarme y morir.

Encima de eso, la gente que me cuidaba eran maids, no mi familia real.

Ya que no había relación sanguínea conmigo, no había garantía de que continuaran cuidándome.

Además, ya que todavía recordaba mi vida anterior, mis verdaderos padres en este mundo parecían extraños.

¿Por lo que no era posible que esos parientes tuvieran solo un poco de afecto hacia mí y pudieran potencialmente descartarme en cualquier momento?

Mi mente estaba tan desgastada que empecé a tener esos salvajes pensamientos.

Mientras tanto, desesperadamente traté de aprender el lenguaje.

No saber ninguna palabra era más frustrante de lo que nunca había imaginado.

No entendía nada de lo que estaban diciendo. ¿Quién imaginaría que eso me dejaría sin esperanza?

Me hizo sentirme completamente solo.

Me preocupé por ser un renacido en otro mundo. Inquieto por no entender el lenguaje. Agonizando por si sería capaz de hacerlo en el futuro.

Lo que aliviaba mi preocupada mente era la presencia de mi hermana menor, durmiendo pacíficamente a mi lado.

Esta medio hermana mía no se daba cuenta de absolutamente nada.

Estaba totalmente despreocupada, como si nada en el mundo pudiera ponerla ansiosa.

Bueno, supongo que eso es natural para un bebé.

Una débil y pequeña criatura que deja su destino en las manos de otros y depende de todo en el mundo…

Así se supone que debe ser un bebé.

La única razón por la que estaba preocupado era por el hecho de poseer recuerdos de mi vida anterior.

Entonces, me di cuenta de algo…

Ya que tenía mis recuerdos, al menos debería estar por encima de mi hermana mentalmente.

Entonces ¿por qué estaba tan lleno de ansiedad cuando ella estaba justo a mi lado, siendo feliz?

Yo era su hermano mayor. No debería actuar tan patéticamente frente a ella. Me di cuenta de eso. Un hermano mayor se supone que sea cool.

Tal vez es solo pretensión.

Pero después de ese punto, dejé de preocuparme tanto. No había desistido de mis temores completamente, pero sabía que al menos quería proteger a mi indefensa hermana menor.

Aprendí palabras gradualmente, y lentamente empecé a recoger más información sobre este mundo de los pequeños pedazos de las conversaciones que captaba.

Esperando obtener la capacidad motriz a la que estaba acostumbrado tan rápidamente como fuera posible, balanceaba mi cuerpo de bebé tanto como podía para darle fortaleza.

Gracia a eso, aprendí a gatear mucho más pronto de lo normal.

De esta forma, mi deseo de verme presentable para mi hermana menor me motivó.

Quería ser un hermano mayor del que pudiera estar orgullosa.

Sin embargo, no había contado con la posibilidad de que ella se convertiría en un prodigio que me imitaría y se volvería cercanamente fuerte.

***

 

 

Kanta debió experimentar al menos tanta ansiedad como yo lo hice.

Quiero decir, debe chocante vivir toda tu vida como un hombre y que repentinamente renacieras como una mujer.

Traté de imaginarme aguantando el estrés de descubrir el cuerpo de una mujer además de los miedos que enfrenté.

Debió haber sido más duro de lo que posiblemente podría imaginar.

Y entonces me reuní con mi amigo, quien pensé que nunca volvería a ver.

No podía evitar ser abrumado con la emoción.

Sin pensarlo, me moví para abrazar a Kanata.

En ese momento, un rugido atronador vino desde la puerta de la habitación privada.

“¡¿Qué fue eso?!”

Kanata se veía nervioso.

Entré en pánico por un momento, pero me calmé una vez me di cuenta de quien estaba parada frente a la puerta.

No, en realidad, solo entré en pánico en una forma diferente.

Un segundo rugido hizo volar la puerta hacia adentro.

De pie fuera de la entrada, con un puño avivado mágicamente, estaba Sue, quien mejoró su fuerza física con magia.

Sue nos miró, luego se centró en Kanata.

“¡Sue, para!”

Si no me hubiera apresurado para entrometerme entre los dos, el puño de Sue habría lanzado a volar a Kanata.

“¡No puedes tener a mi hermano!” Sue murmuró, aferrándose a mí instantáneamente.

“Tu hermana da miedo, amigo” Kanata murmuró en japonés.

Ese fue el día en que me reuní con mi primer compañero.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme