Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 7

Capítulo 4: Una Apuesta para Resistir a la Desesperación

Parte 5

 

 

«¿Entonces la Ballena Blanca se dividió a si misma?»

«Sí, no creo que haya ninguna duda. Los lugares de las heridas y la fuerza de combate lo confirman. Para ponerlo simple, tú y las otras personas peleando directamente contra ella deben haberlo sentido, ¿verdad?»




«Por mi parte, estaba muy mareada, pero… bien puede ser correcto.»

Subaru se había reagrupado con Rem y Crusch, y ambas hicieron caras de aceptación y asintieron mientras Subaru explicaba.

Habiendo confiado la retirada de Wilhelm al liger de Hetaro, se había unido a los gemelos, ahora montando sobre el mismo liger, y habían acabado de terminar de explicar el “truco” a la fuerza principal del campo de batalla.

Con la fuerza principal fuera de acción, la unidad de caballería y los Colmillos de Hierro estaban manteniendo a las dos Ballenas Blancas ocupadas. Su alta moral y excelente trabajo de equipo extrañamente lo lograron, pero había solo minutos de tiempo disponible para una reunión estratégica…

Tenían que idear un plan para vencer a la Ballena Blanca durante ese tiempo.




«…Acepto tu hipótesis que son más débiles que la original sola. ¿Pero qué sirve comprender esto? Incluso si están heridas y debilitadas, la amenaza para nosotros es mayor que antes. Incluso con la curación de Ferris, no podemos esperar que aquellos que se han retirado regresen a las líneas de batalla.»

«Duele no tener a Wilhelm y a Ricardo pero no estoy pidiendo lo imposible. Debemos ganar eso sin ellos.»

«Así que debemos matar tres Ballenas Blancas. Es fácil decirlo pero un muro alto.»

«No necesitamos matar tres… matar a una debería ser suficiente.»

Con una contracción, Crusch levantó una ceja ante las palabras de Subaru.

Subaru su mirada de profundo interés con un asentimiento y apunto a la bestia demoniaca arriba en el cielo.

«¿Qué crees que está haciendo ese bastardo, mientras hace que sus dos vástagos luchen en todas partes mientras observa desde lo alto?»

«¿Quizás se está refrenando mientras cura sus heridas…?»

Subaru negó con la cabeza ante la insegura respuesta de Rem.

Por lo que Subaru podía ver, las vestías demoniacas no eran tan diferentes de otras creaturas. AL menos, la Ballena Blanca no parecía poseer ningún tipo de regeneración fuera de lo común.

Si era así, el rol de la Ballena Blanca en lo alto del cielo era…

«¿Entonces ese es el cuerpo principal?»

«Así es como lo veo.»

Subaru asintió, concurriendo con Crusch, llegando a la misma conclusión que él.

De hecho, no era más que una suposición. Pero era seguro que la Ballena Blanca en el cielo era la original de las tres. Y cuando consideras como vencer a las Ballenas Blancas adicionales, el hecho que estaba jugando el juego de espera estaba más allá de toda disputa.

«Creo que el hecho que no baja y ayuda a ninguno de sus compañeros solo puede significar una sola cosa… que no puede dejar que la venzan.




«El razonamiento coincide. Sin embargo, dicho de otra manera…»

«Puede significar que matar a las dos de abajo podría incluso no dañar al cuerpo principal.»

Incluso si vencían a una en las llanuras, no había garantía que el cadáver no solo sería remplazado por una nueva versión. Si era así, la batalla se estancaría en un bucle infinito sin un fin visible. Como resultado, en contraste a la Ballena Blanca, jugando con infinitas continuaciones, podía ver a la fuerza expedicionaria cayendo primero.

Hetaro, observando en silencio, hizo una pregunta muy realista.

«Así que la razón por la cual no desciende está vinculado en como vencerla. ¿Pero qué debemos hacer entonces?  No tenemos ninguna forma de volar tan alto y atacarla.»

La pregunta del gatito hizo que Crusch cambiara su afilada y ámbar mirada hacia la Ballena Blanca sobre ellos mientras decía, “Incluso usando mi bendición, mi espada no puede atacar a ese rango con suficiente fuerza. Puedo ser capaz de golpearla, pero la Ballena Blanca no caerá debido a eso.

La Ballena Blanca había volado a lo alto del cielo, alcanzando una altitud aproximadamente igual a las nubes. Era como si la Ballena Blanca estuviera mostrando su maldad al ocupar una posición más alta que cuando apareció por primera vez.

A ese rango, ni siquiera la exactitud de los cañones de cristales mágicos tendría seguramente un gran impacto.




«¿Rem, podrías, digamos, hacer flotar una montaña de hielo cerca al bastardo…?»

«Lo siento. El mana es más difícil de controlar mientras más lejos está. Creo que sería posible para el Maestro Roswaal, pero mi habilidad es…»

Rem parecía mortificada, viendo los límites de su propio poder con un plan para romper el punto muerto frente a sus ojos.

Subaru dio a su respuesta un gesto de la mano para decir, no es tu culpa, y miro hacia el cielo.

…Había pensado un plan

Dada la respuesta de Crusch, la respuesta de Hetaro y Mimi, y la respuesta de Rem, el mejor plan no servía, dejando al segundo mejor, uno que no quería usar.

«Tengo un plan, pero depende mucho de tirar los dados… ¿Quieren intentarlo?»

Cerrando un ojo, Subaru reviso que tan lejos las chicas estaban dispuestas a ir antes de revelar su segundo mejor plan. Pero uno podría incluso decir que era grosero preguntar.

El solo hecho que estuviera en ese lugar significaba que no se eludirían de ninguna apuesta…




…porque eran un grupo de grandes tontos…un hecho del que Subaru estaba consiente.




***

 

 

….Desde lejos arriba en el cielo, la Ballena Blanca silenciosamente observo el conflicto de abajo.




El campo de batalla estaba netamente dividido en dos mitades, derecha e izquierda, por el árbol al medio que parecía atravesar el cielo.

En ambos lados, pequeños humanos estaban colgando de las enormes figuras de las bestias demoníacas, apuñalando con el acero que sostenían en sus manos, blandiendo piedras que creaban luz, desafiando a las bestias de manera superficial.

Cuando las llamas se alzaron y los gritos de angustia de las bestias demoníacas llegaron desde abajo, la Ballena Blanca nadó a través del cielo, arrojando niebla.

La niebla que vertió sobre las llanuras era el aliado de sus vástagos bajo su mirada, de manera constante pero segura, reduciendo al diminuto enemigo.

Las figuras correteaban alrededor, pero mientras el tiempo pasaba, sus números se reducían, uno aquí, uno allá, tragados por la niebla, con su existencia borrada de este mundo.

Todo sería tragado, y al final de esta batalla sin ganancia no tardaría en llegar. Solo era cuestión de tiempo antes que la fuerza de combate opuesta empezara a desarrollar gritas fatales y colapsara.

Si la Ballena Blanca poseyera intelecto humano, seguramente pensaría esto, segura de su propia Victoria. Pero de hecho, la Ballena Blanca no poseía tal cosa.

La Ballena Blanca estaba simplemente siguiendo su instinto, actuando para destruir sus oponentes y al mismo tiempo preservarse. No servía de nada preguntarle a los instintos de la bestia por qué emitía tal juicio.




De acuerdo a sus instintos, la Ballena Blanca con calma, a propósito se puso a jugar y a matar a su presa.

«¡¡…!!»

Escupió niebla, progresivamente pintando la superficie de blanco.

A pesar que las pesetas habían interrumpido, la misión de la Ballena Blanca era cubrir el mundo en niebla. Esto, también, era el comando de su instinto, y hacerlo era el propósito de la existencia de la Ballena Blanca.

Por lo tanto, la mente de la Ballena Blanca se alejó del espectáculo de abajo cuando de repente, su enorme ojo se movió, su mente se reoriento hacia la tierra una vez más.

Habiendo detectado mana reuniéndose con una fuerza enorme, miro el flujo a simple vista.

“Al Hyuma.”

Una chica de cabello azul estaba parada al centro del vasto vórtice de mana.

Con el tiempo, el mana se arremolinó alrededor de sus piernas, construyéndose mientras la chica le daba dirección, construyendo suavemente una lanza muy larga de hielo con una afilada puna que sobresalía en ella.

La vil arma congelada en el rango de diez metros, y su afilada punta estaba apuntando al centro de la Ballena Blanca.

Incluso a distancia, su fuerza parecía amenazante, pero que la Ballena Blanca lo notara antes que ella disparara era fatal.

«¡…Por favor!»

La chica grito su petición mientras la lanza de hielo se lanzó del suelo hacia el cielo

Por supuesto, su objetivo era el centro del torso de la Ballena Blanca que nadaba. La helada sed de sangre acelero rápidamente con fuerza suficiente para atravesar el cielo…pero el tiempo que tomo para conseguir esa aceleración, y al ser vista en el momento de su lanzamiento, significaba que el plan había fallado, con su objetivo sin cumplir.

La Ballena Blanca movió su cola, nadando a través del cielo al cortar el viento. Solo eso hizo que la puntería de la lanza helada fallara.  La patética lanza de hielo pasó a lo largo de la marca, pasando por el flanco de la Ballena Blanca en su camino al distante cielo…

«¿…….?»

En el instante en que pasó la lanza helada, el sonido muy suave de algo destrozado llegó a ser oído por la Ballena Blanca. Teniendo en cuenta la gran disparidad en masa entre los dos, eso fue poco menos que un milagro.

Ese milagro celestial hecho por el diablo le dijo a la Ballena Blanca que ese era el sonido de un error irreparable.

«…Hey. Debo decir. Se siente realmente mal verte desde tan cerca.»




Una sensación extremadamente ligera subió a la nariz de la Ballena Blanca.

Al mismo tiempo que se dio cuenta que un ser había caído encima de su frente, la lanza de hielo, supuestamente volando mas allá, desapareció sin dejar rastro, y la Ballena Blanca capto un aroma de una ola de mana de dispersión

…Y a continuación, descubrió que la fuente del olor insoportable estaba justo encima de eso.

«Vienes conmigo. Tengo que advertirte, soy un hombre considerado demasiado molesto como para ignorarlo.»

Una sonrisa maliciosa apareció  fuente del mal olor cuando la Ballena Blanca escuchó sus palabras.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios