Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 7

Capítulo 3: La Batalla de la Ballena Blanca

Parte 4

 

 

Sin importar cuantas veces Subaru experimentaba la bendición de repeler viento, no podía evitar pensar que no era natural. Vibración, viento, postura—el fenómeno imposible impidió que todas esas cosas les afectaran.

Mientras Rem se sentó de lleno en el dragón terrestre mientras corría, Subaru puso una mano alrededor de su cintura mientras apretaba sus ojos. Lamio sus labios, que se habían empezado a secar, humedeciéndolos un poco mientras tomaba aliento.

La alarma del teléfono celular había sonado como fue configurado, y la Ballena Blanca había aparecido en el crepúsculo encimas de la planicie.

Solo podía describir la aparición del cuerpo gigante como separar el cielo y arrastrarse fuera de la sombra resultante. Su cuerpo masivo inculco miedo primordial en Subaru, con todas las memorias de eso amenazando su vida volviendo a su corazón.

Cuando miro a su alrededor, la tensión estaba sobre la fuerza de expedición, dándose cuenta al mismo tiempo que Subaru lo hizo. Como se acordó de antemano, deberían lanzar un ataque total a la orden de Crusch.

Por un breve momento, el sentimiento de opresión había dejado incluso Crusch en blanco, con su aliento contenido.

Solo podía ser llamado un error crítico, pero era tal el terror de combate que había provocado una situación extrema.




Entonces, Rem palmeó el hombro de Rem.

“—¡¡Ataquen!!”

 “—¡¡Al Hyuma!!”

Medio segundo antes que Crusch exhale, ese grito cortó la tensión que había entre todos.

Respondiendo a la voz de Subaru, Rem le dio forma a la vasta cantidad de mana que ella había juntado. Esto dio lugar a cuatro viles pilares de hielo, con sus puntas fuertemente afiladas haciendo agujeros en el estómago de la Ballena Blanca sin piedad mientras flotaba en el cielo.

El hielo chocó contra su dura piel, rompiéndola de manera sonora. Sin embargo, justo antes que los pilares dañados se rompieran completamente, la fuerza de su lanzamiento rompió a través de las defensas de gruesa piel de la Ballena Blanca—esparciendo sangre por toda la llanura.

El aullido de la Ballena Blanca resonó a través de la planicie. Incluso cuando el viento vibró lo suficiente para hacer que los oídos se entumezcan, el dragón terrestre negro que Subaru y Rem montaban avanzó sin miedo.

—Subaru y Rem no habían actuado precipitadamente.

En el momento que la Ballena Blanca apareció, una pausa momentánea ocurrió en la fuerza de expedición. Si ellos no hubieran actuado en ese momento, el ataque sorpresa probablemente habría fallado.




Esa pausa era un momento decisivo. Y sabiendo que tal vacilación momentánea era un asunto de vida o muerte, incluso alguien de tan notable carácter como Crusch se había quedado sin aliento ante la amenaza de la Ballena Blanca.

Incluso si ella había estado media convencida que la Ballena Blanca aparecería, viendo lo real causó una onda en el corazón humano. Esa onda podía incluso crear pequeñas distorsiones en el proceso de pensamiento de alguien, y la distorsión causaba estancamiento, y estancamiento daba lugar a la derrota.

Si hubiera sido así, la batalla pudo haber empezado con su lado en desventaja.

—Si había una diferencia entre Subaru y Crusch en ese momento, él tenía que llamarlo…amor.

El retraso de medio segundo de Crusch había nacido de su incapacidad de tener absoluta confianza en Subaru y su metia. Incluso si su mente le creyera, no podría obligar a una mujer de estado de su calibre olvidar sus dudas.

Pero Rem ni siquiera tenía la más mínima duda de que la Ballena Blanca aparecería en el mismo instante en que Subaru dijo que lo haría. Por ello, Rem había preparado magia con la mayor potencia de fuego que ella podía reunir, y lanzo un ataque a la Ballena Blanca en el mismo momento en que apareció.

Si él no podía llamarlo el amor de Rem ganando, ¿como lo llamaría?

“¡¡Pero ese análisis es súper embarazoso—!!”

“Subaru, por favor sujétate en mi más fuerte. ¡Serás lanzado!”

En contraste con Subaru, evaluando su propio inicio de hostilidades, Rem gritó mientras agarraba las riendas del dragón terrestre. Ella anuncio que estaban pasando de la fase uno de la operación—el ataque sorpresa—a la fase dos.

“¡¡Todas las tropas—sigan a ese par de idiotas!!”

Medio segundo después, mientras Subaru y Rem galopaban como el viento, la fuerza de expedición detrás de ellos siguió la orden de Crusch, cargando un cañón después de otro—o mejor dicho, llenando cosas parecidos a cañones con cristales mágicos, con los cañones de cristales mágicos disparándolos como bolas de cañón.

Con un rugido, es descarga aterrizó, con su poder destructivo violando la carne de la Ballena Blanca.

El instante que golpearon de lleno, los cristales mágicos incrustados se transformaron en poder mágico de su mana correspondiente, sea fuego, hielo, luz, agravando la herida que Rem había incrustado, causando que sangre negra cayera en la carretera.

En medio de ese lluvia de sangre, el dragón terrestre de Subaru y Rem empleó movimiento agiles para rodear la parte trasera de la Ballena Blanca. El movimiento fue tal como estaba dispuesto.




“¡Llamare la atención de la Ballena Blanca, hacienda que se voltee de manera que su espalda se muestre a la Fuerza de expedición…!”

“¡El cielo! ¡Están usando Repeler Noche! ¡Por favor cierre sus ojos!”

Rem se puso en estado de batalla, levantado sus ojos y mirando al cuerno en la frente de la Ballena Blanca mientras gritó. Subaru se apresuró en seguir sus instrucciones, bajando su cara y cerrando sus ojos—en el momento siguiente, el mundo se volvió brillante

Una luz blanca exploto arriba en el cielo, y ese brillo blanco instantáneamente quemó toda la noche. La luz era tan poderosa que impregno los nervios ópticos de Subaru a través de sus ojos cerrados, haciendo que su garganta se enganche en sorpresa.

“¡Whoaaa! ¡Es tan increíble como dijiste!”

Todo rastro de la noche había desaparecido completamente de la carretera Liphas. Lo que sea que había pasado durante esos segundos había causado que los mundos de la noche y el día cambiaran de lugar, y una luz tan brillante como el mediodía ilumino la llanura.

Encima de sus cabezas, separado de los ataques a la Ballena Blanca, una piedra mágica especial con un efecto llamado Repeler Noche había sido lanzada para iluminar en lugar del sol supuestamente hundido. Normalmente, era simplemente una colección de luces proporcional al mana infundido en él, incapaz de iluminar más que una simple luz, pero…

“¿Así que cuando abusas de tus bienes para reunir una montaña de ellos, tienes un mini-sol en tus manos?”

“Es difícil seguir a la Ballena Blanca en un cielo oscuro, después de todo— ¡Ahora, solo ha empezado!”

Juntando a dos de los mejores mercaderes, incluso para los estándares de la capital real, y haciéndolo correr recolectando piedras mágicas jugaba a sus puntos fuertes.

El rango de efecto era el área alrededor del Gran Árbol, y el tiempo límite era un poco menos de una hora—más que tiempo suficiente para terminar la batalla decisiva.

Habiendo perdido el crepúsculo sobre la llanura, el cuerpo gigante era distinto cuando flotaba sobre sus cabezas. Eso era—




“¡Eso es…!”

Hasta ese punto, no había podido distinguir claramente a la Ballena Blanca ni una sola vez, pero ahora, estaba expuesta bajo la luz del día.

“¡¡—!!”

La enorme figura de la Ballena Blanca se estremeció, aparentemente enfurecida al haber sido arrastrado fuera del cielo nocturno.

El rugido que dejo salir sobrepaso el nivel de ruido, más cerca de un acto de cruda destrucción. La atmósfera tembló, asustando incluso a los dragones terrestres entrenados, causando que rugieran violentamente.

Aunque parecía que estaba sangrando desde todo su cuerpo, su nadar no mostró ningún efecto de las heridas. La cabeza de la Ballena Blanca atravesó el cielo sobre las llanuras, viendo calmadamente abajo a los humanos insignificantes que se atrevían a retarla.

“¿Que… tamaño…?”

La voz de Subaru se sacudió como si fuera exprimida, incapaz de detener la sensación de que sus estremecidas estaban entumecidas, incapaz de moverse

A ese punto, Subaru había visto, enfrentado, y llegado a odiar la amenaza de la Ballena Blanca, pero frente al panorama completo, entendió por primera vez que solo había fisto una fracción del ser.

La Ballena Blanca: justo como su nombre lo sugiere, la figura de la Bestia Demoníaca estaba completamente cubierta en blanco. Incontables pelos brotaron de su piel parecida a roca finamente cincelada. Las aletas pectorales se extendían de la parte inferior como las guadañas de la muerte, con una pequeña dorsal y aletas caudales en forma similar.




Dejando de lado la diferencia en salvajismo, la forma de la Ballena Blanca se parecía mucho a las ballenas que Subaru conocía—pero su tamaño traiciono sus expectativas dos veces más.

Por lo que Subaru sabía, la ballena azul, la ballena más grande del mundo, tenía casi treinta metros de largo, más o menos, haciéndola literalmente el mamífero más grande de la Tierra. Sin embargo, el enorme cuerpo de la ballena que vio en la distancia fácilmente superaba los treinta metros, probablemente lo suficientemente larga para acercarse a los cincuenta metros. Su gigante figura era más parecida a una montaña que a un ser vivo.

Por alguna broma cósmica, una montaña blanca estaba nadando ociosamente en el cielo arriba.

“Subaru.”

Con Subaru temblando incluso entonces, incapaz de alinear sus dientes cuando mordía, una voz lo llamó. Era la voz de Rem, su espalda frente a él mientras Subaru se aferraba a las caderas de su pequeña figura. Ella ya estaba justo delante de él, lo suficientemente cerca para que él la oyera respirar, así que ella no miro a Subaru cuando hizo la pregunta.

“¿Estas asustado?”

No era una provocación sino un llamado de confianza.

Firmemente, Subaru apretó sus dientes y torció su boca mientras respondía.

“Sí, estoy asustado—¡de mi brillante futuro, y las alabanzas que conseguiré por derribar esa cosa!”

Subaru respondió a las expectativas de Rem haciendo una broma, palmeando su hombro desde detrás.

“¡Estoy poniendo mi vida completa en tus manos! ¡Ahora, andando!”

“Mi vida es tuya también, Subaru—ahora entonces, vamos.”

Cuando Subaru, con su resolución endurecida, declaro que huirían de manera varonil, Rem suavemente hizo una pequeña sonrisa mientras tiraba fuertemente de las riendas. El dragón terrestre negro relinchó, corriendo por el suelo, sin miedo incluso ante la Ballena Blanca de fantasía.




La Ballena Blanca se volvió hacia ellos mientras galopaban abajo y a su derecha, apuntando a girar alrededor de su cola. Ellos se alejaron de la fuerza de expedición, y los ojos de la Ballena Blanca se volvieron hacia Subaru y Rem mientras se acercaban. Las fauces que podían tragar un gran carruaje dragón completo se abrieron, mostrando su boca, forrada con dientes como piedras de molino, para un rugido.

Subaru, sintiendo el peligro por el sonido destructivo se apoyó contra el dragón terrestre que estaba montando.

Y encimas de sus cabezas—




“¡¡Para darme la espalda, debes haberme subestimado grandemente—!!”

Un momento después de que sonara la voz de la valiente heroína, la cabeza de la Ballena Blanca fue cortada superficialmente por una sola tajada horizontal. El invisible ataque, cortando la sólida piel como piedra, extrajo sangre de la enorme figura de la Ballena Blanca una vez más.

Cunado Subaru miro atrás hacia el origen del ataque, vio un dragón terrestre blanco corriendo detrás suyo al frente de la vanguardia—y a Crusch, la frente en alto, con su brazo extendido después de seguir la trayectoria del corte. Pero en su mano…

“¡¿No está sosteniendo nada…?!”

“Una espada sin forma que ignora el rango—La famosa esgrima de Lady Crusch es capaz de derribar a cien hombres de un solo golpe.”

Rem respondió en voz baja cuando Subaru se quedo boquiabierto.

La anécdota que Rem contó acerca de Crusch era novedad para Subaru, pero la demostración era igual a las palabras. Aunque parecía desarmada, tal declaración era adecuada para la habilidad y la fuerza de combate de Crusch.




El corte invisible detuvo la respuesta inicial de la Ballena Blanca; con su movimiento detenido, más ataques lo siguieron. Los cañones de cristales mágicos volvieron a trabajar una vez más, concentrando su poder de fuego en la Ballena Blanca y aterrizando golpe tras golpe, causando que su altitud en el cielo disminuyera mientras el daño y la agonía de la bestia demoníaca se acumulaba.

La Ballena Blanca estaba a la misma altura que una nube, pero mientras su cabeza no estaba apuntada hacia arriba, estaba—

“Dentro de… la distancia de la hoja.”

Un único dragón terrestre corrió sobre el suelo y saltó, demostrando agilidad que se comparaba con su larga figura mientras se lanzaba hacia el aire.

Incluso así, en comparación con la Ballena Blanca, tenía poco tamaño para presumir. El dragón terrestre alzándose ante su nariz debió haber parecido poco más que una mosca a la ballena Blanca.

—El destello vertical de la espada cortó de manera recta profundamente la nariz de la Ballena Blanca

La vista del destello del metal rasgando la blanca piel de piedra con tal facilidad hizo que el sonido de los cañones, haciendo eco a través del campo de batalla, desapareciera.

Esto no era un hechizo, ni un canon de cristal mágico, ni siquiera el corte de una espada invisible, sino entrenamiento humano, prueba que el acero blandido por el hombre puede alcanzar incluso a la bestia demoníaca.

Prueba que la fuerza de voluntad humana, dedicada sobre el curso de varios años, había sin duda alcanzado a la Bestia Demoníaca de la Niebla.

“—Catorce años.”

La figura se agachó mientras clavaba una espada en la punta de su nariz.

Él mantuvo su postura, levantando la hoja cortante mientras la otra espada se clavaba profundamente, y sacudió la sangre de la bestia demoníaca de su hoja. Detrás suyo, la hostilidad que dejo salir era suficiente para deformar el aire

“Por todo ese tiempo, solo soñé con este día.”

Cuando la figura enderezó su espada, la Ballena Blanca retorció su cuerpo, tratando de arrojar la figura que se había embarcado en la punta de su cabeza. La Ballena Blanca dejo salir un gemido mientras se enrollaba en el aire.

Pero…

“¡¡—!!”

La Ballena Blanca se arqueó mientras gritaba en dolor, con su cola bailando salvajemente en el cielo.

Un único corte horizontal fue añadido al corte vertical de antes, tallando una herida con forma de cruz en la frente de la Ballena Blanca; la figura piso la espalda de la Ballena Blanca con un ligero sonido de su pie.

Una risa malévola vino sobre el Demonio de la Espada mientras la sed de sangre brillaba en sus ojos azules.

“¡Aquí caerás, y tu cuerpo se pudrirá—monstruo inmundo!”

Escupiendo esas palabras, Wilhelm levanto su espada con sus dos manos y su cuerpo se convirtió en el viento.

Corrió por la espalda de la Ballena Blanca desde su cabeza hasta su cola, cortando la piel de piedra de la bestia demoníaca de derecha a izquierda con espadas en sus dos manos. Mientras rasgaba la supuesta dura y resistente piel con facilidad, corriendo mientras sangre negra como el hollín manchaba el cielo, se veía realmente como un Demonio de la Espada.




Con Wilhelm colgado al cuerpo de la Ballena Blanca, no tenía un buen método para sacudirlo. Incapaz de arrojar al viejo espadachín, incluso mientras se movía para dar un salto mortal en el aire con la fuerza de un torbellino, él proclamo:

“¡Que amable de tu parte ayudarme a cortarte más!”

Un momento antes que la Ballena Blanca volteara su cuerpo, Wilhelm hizo un saltó y apuñalo su espada debajo de él. Cuando la Ballena Blanca giro su cuerpo, la espada incrustada creo un vivido corte hacia abajo, usando el propio cuerpo de la Ballena Blanca al servicio de la hoja.

En medio de un grito y una nube de sangre que mancho su torso, el Demonio de la Espada rió. Riendo, sus viejos huesos continuaron moviendo ambas espadas mientras se dirigía hacia el flanco de la figura  gigante. Con un movimiento, sus espadas tallaron una forma de V en su carne, dejando una laceración rojiza negra detrás.

Un bramido desgarro el cielo mientras la Ballena Blanca trató de golpear al Demonio de la Espada mientras caía con su cola. Pero un momento antes que la cola lo golpeara, un dragón terrestre saltando se llevó el cuerpo de Wilhelm. Se había escapado de la amenaza de una muerte segura.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios