Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 7

Capítulo 2: Víspera de la Batalla Decisiva

Parte 3

 

 

Fue la siguiente mañana—diecisiete horas antes de la hora acordada para subyugar a la Ballena Blanca.

“Ahora entonces, son las ordenes de Lady Crusch, adelantate, escoge cualquiera que gustes.”

“Incluso si lo pones así…”

Con una brisa fresca de mañana soplando, Subaru estaba en la residencia Crusch, completamente perdido frente a una alineación de dragones terrestres.

Ferris, vistiendo el uniforme blanco de los Caballeros de la Guardia Real en lugar de su usual ropa femenina, estaba ayudando a Subaru a examinar los dragones terrestres. Con una capa de nieve blanca encima, y un rostro lleno de celo, las mejillas de Ferris se hincharon ante la respuesta de Subaru.

“¡¿Que?! ¡¿Lady Crusch salió de su camino para ser tan amable, y no te gustan?!”

“No es eso. Estoy muy feliz de poder escoger el dragón terrestre que montare, pero no tengo idea de cómo saber que es bueno o malo acerca de cada uno. ¿Parezco un veterano que ha estado tratando con ellos por décadas?”




“Hmm… ni siquiera un poco. ¿Qué tal si escoges basado en intuición? Considerando que es a quien le confiaras tu vida, y con quien podrías terminar muriendo al lado, Ferri no tendrá ninguna queja contra ti, meow.”

“¡Detente! ¡No levantes bandera de eventos raras como esa! ¡No planeo en morir aquí!”

Incluso con doce horas y media restantes antes de la batalla decisiva, Ferris no se veía tenso en ninguna forma. Era mucho mejor que estar estresado, pero Subaru pensó que el estado de ánimo era muy relajado.

En ese momento, numerosos dragones terrestres fueron alineados en el patio delantero de la residencia Crusch para la ofensiva contra la Ballena Blanca. Muchos dragones terrestres eran para transportar carga, pero una montura dragón para llevarlo al verdadero combate era una decisión especialmente crucial. Él había odia que la Casa de Karsten tenía una fina selección, incluyendo famosos dragones de excelente líneas de sangre, pero…

“Sin importar cuanto lo mire. No puedo ir más de ‘Ellos se ven realmente geniales.’ Rem, ¿tu qué piensas?”

Al igual que varios caballeros preparándose para la batalla con su caballo favorito, a Subaru  se le había dado el privilegio de escoger su montura. Pero a este paso, tal preciado derecho se desperdiciaría.

Rem, parada al lado de Subaru mientras acaricia el cuello del dragón terrestre frente a ella, respondió a su pregunta.

“Me preguntó. En mi caso, yo solo manejo los dragones de los que estamos a cargo, así que no tengo razón para preocuparme con las diferencias individuales…”

“Tiene sentido. Realmente sabes cómo manejar. Huh, ¿Que debería hacer…?




El dragón terrestre que Rem estaba acariciando se sentó en el suelo, casi como si demostrara su sumisión. Probablemente hizo lo que surgió de forma natural después de sentir que permanecía más bajo en la cadena alimenticia. Subaru no podía realmente hacer lo mismo, ni tampoco quería.

“Si pasas demasiado tiempo escogiendo, lo pagaras después, así que escoge rapidooooo.”

“Lo dices como si no tuviera nada que ver contigo, cieeelos.”

“En verdad no lo tiene, pero ese no es el punto. En verdad, todos están bien entrenados, así que no te ira mal con ninguno de estos chicos. Solo escoge por intuición.”

“Bueno, eso tiene algo de sentido, pero… ¿mm?”

Con Ferris urgiéndolo a apurarse, Subaru camino alrededor para examinar a varios dragones terrestres, cuando repentinamente se detuvo. Rem había estado caminando a su lado hasta que se detuvo, lo que le dio una expresión de curiosidad.

“Subaru, ¿algo esta mal?”

“Nah… Este solo llamo un poco mi atención.”

Cuando Subaru se quedó quito, había un hermoso dragón terrestre de color negro oscuro delante de él.

Tenía rasgos faciales afilados y ojos amarillos. Descansando encima de la montura en su espalda había un casco de cuero para jinetes dragón. La variedad del equipo no se diferenciaba de otros dragones terrestres, pero lo que llamo la atención de Subaru fueron sus ojos

“—”

La silenciosa mirada del dragón terrestre le dio una impresión diferente a Subaru comparada con sus compañeros. No había el más mínimo rastro de orgullo o fidelidad que los dragones terrestres típicamente mostraban. El dragón terrestre negro oscuro simplemente se sentó ahí, tranquilamente esperando ser seleccionado.

“Hey… tu eres el dragón terrestre que conocí en la mansión hace un tiempo, ¿no es así?”

Subaru, repentinamente reconociendo al dragón, se acercó a él. A su lado, Rem se sobresaltó un poco y se sintió tentada al instante a retirar la mano de Subaru. Pero más rápido de lo que Rem podía detenerlo, el dragón de tierra frotó su nariz contra la mano de Subaru.

“…Parece que este es el número uno.”

“Estoy sorprendida. Creo que este dragón terrestre es de una línea de sangre especialmente orgullosa… estaba preocupada que pudiera morder tu mano Subaru.”

“¡Okay, quizás fui algo descuidado justo ahora!”

Pero él pensó que no había necesidad de tal preocupación. Tal vez el dragón terrestre y él se entendían bien.

Subaru decidió que apostaría su vida en el dragón terrestre negro que lo había frotado la punta de su nariz.

“Ferris, escojo a este. Fue amor a primera vista.”

“Sí, sí. Ohhh, buena elección. Subawu, realmente eres descarado… También, no digas ‘amor a primera vista’; harás enojar a Rem.

“No estoy enojada. Me llevare bien con él. Puedo hacerlo.”

Subaru estaba algo preocupado por como ella añadió palabras extra para enfatizar, pero con el permiso de Rem, la elección de montura de Subaru fue decidida. Ferris, quien tenía otras cosas de las cuales ocuparse, se quedó detrás mientras Subaru y Rem regresaron a la mansión uno al lado del otro.

Quedaba poco tiempo antes de lo previsto.

La residencia Crusch había estado reuniendo soldados poco a poco, formando una fuerza de expedición con el fin de pelear contra la Ballena Blanca. Entre ellos, había algo en el hall que atrajo especialmente la atención d Subaru…

“¿Qu-que están ellos haciendo aquí…?”

Subaru estaba fuera de sí, sin saberlo, mirándolos fijamente. Un miembro del grupo notó su mirada y se acercó a él con un golpeteo audible.

“¡Supongo que eres parte de la fuerza de expedición también! ¡Un placer conocerte, chico!”

La voz que Subaru escuchó tenía la fuerza suficiente para llevarse el aire fresco de la mañana. El sonido llegó a los rincones más alejados de la espaciosa mansión. Subaru no pudo evitar ser golpeado por el fuerte bramido.

Subaru puso sus mano en sus orejas e hizo una gran mueca, mirando de vuelta al otro grupo, pero…

“¡Escuche todo acerca de ti de la señorita! Tu eres el que hizo que la casa de la ballena sucediera. ¡¿No es eso verdad?! ¡De ahora en adelante, soy parte de la cacería también! ¡Me alegro que el clima coopere!”

“¡Eres demasiado ruidoso! ¡¿No pueden esos ojos redondos tuyos leer mi reacción?!”

Como una respuesta natural a esas palabras explosivas, Subaru termino gritando también.

Su enojada voz mando al hombre bestia con cara de perro a una risa que era aún más estúpidamente fuerte.

Su cuerpo completo estaba cubierto por pelaje marrón, con una melena oblonga de color marrón oscura adornando su cabeza como un estilo Mohicano. Sin embargo, tenía casi dos metros de altura, y la vista de su extremadamente muscular cuerpo vestido en un traje de cuero se sentía mucho como una combinación de lo que viene después de lo salvaje y la cultura llegando a los golpes. Los ojos de Subaru se detuvieron en la hombrera de acero que protegía su cuerpo superior y el logotipo de la Compañía Hoshin grabado en él.

“Ese logo en un hombre bestia de Kararagi… ¡Eso significa que eros unos de los Colmillos de Acero de Anastasia!”

“¡Que—! ¡Tu voz es demasiada baja, chico! ¡No puedo oír lo que dices!”

“¡Oh, cállate por un segundo! ¡¿Qué demonios comiste para crecer tan grande?! ¡¿De que raza eres?!”

“¡¿Soy un kobold, no lo ves?! ¡¿Como si pudiera haber una raza de perros además de kobolds?!”

“Huh, kobold… ¡¿Espera, no hay manera?!”

El hombre bestia se llamó a si mismo un kobold, pero la imagen de Subaru de un kobold era una persona pequeña con cara de perro. La cara de perro y el cuerpo humanoide estaban en línea con lo que espera, pero que tamaño del cuerpo estaba muy, muy por encima.

“Me llaman Ricardo. ¡Un placer conocerte, señorita!”

“Si, Maestro Ricardo. Gracias por tus amables palabras. Mi nombre es Rem.”

Emocionalmente preparada para el cordial saludo de Ricardo, Rem amablemente se presentó a sí misma en respuesta.

Cuando Subaru echo un vistazo, observando el intercambio, vio a Anastasia con una sonrisa hacia la cabeza del grupo de Ricardo—un grupo de hombres bestia.




Cuando su sonrisa traviesa se encontró con la mirada amarga de Subaru, ella provocadoramente inclinó su cabeza.

“Oh no, Natsuki. Parece que Ricardo no es muy aceptado por tus oídos. La mejor manera de llevarse bien con él es no acercarse demasiado, como ves.”

“Hubiera sido útil saber eso antes de conocerlo. Realmente eres dura con la gente.”

“Lo siento, no pude evitar preguntarme como reaccionarias, veras…”

“No solo dura con las personas, una mala personalidad también. Err, ¡ow!”

Mientras Anastasia se reía, La enorme mano de hombre bestia de Ricardo le dio a la cabeza de Subaru un pequeño empuje. Abrió su gran boca para hablar, que mostraba sus colmillos.

“¡Hey, chico! ¡Cuida tu boca cuando hables con la señorita! ¡Se mas gentil con tu empleadora, okay! ¡Ella casi nunca habla con nadie si no es acerca de ganancias o pérdidas, así que no tiene amigos! ¡A este punto, puedes probablemente llevarte bien con ella con un poco de amabilidad!”

“Ricardo. Si vas a soltar algunas cosas, es mejor que no insulten por el camino, ¿si?”




“¡No es un insulto! Estoy preocupado por usted, señorita! Desde hace tiempo, nunca te llevas bien con las personas, así que venir aquí desde Kararagi sin nadie que conozcas debe haberte afectado, ¿verdad? ¡Pero mira aquí! ¡Aquiiiii va, amigo número uno!”

“¡Hey, no te metas y balbucees mientras las personas eran hablando! ¡Y no vayas por ahí agarrando la cabeza de alguien y moviéndola de esa manera! ¡Esa fuerza ridícula tuya podría sacarme la cabeza!”

Asaltado por literalmente fuerza sobrehumana, Subaru intentó de alguna manera escapar de su atacante antes que su cuello se rompiera primero. A toda prisa, escapó de Ricardo e inmediatamente empezó ejercicios de estiramiento de cuello, rotando su cabeza.

“H-hombre, eso estuvo cerca. No sería divertido ser herido y puesto de lado durante una conversación justo antes de la gran batalla. Estoy muy motivado, así que no hay manera que acepte este tipo de errores…”

“¡Que pasa con ese gran alboroto! ¡Solo les estoy diciendo que se lleven bien!”

“Quizás diferente culturas tienen diferentes definiciones de llevarse bien. ¿Son todas las personas de Kararagi así?”

“Bueno, por supuesto que no. Ricardo es especial. Ves una gran diferencia en elegancia y gracia entre él y yo, ¿no es verdad?”

Anastasia se paró al lado de Ricardo y expuso su reclamo. Subaru exhalo profundamente, empujando a Rem hacia delante mientras respondía.




“Miren. Si quieres hablar acerca de gracia verdadera, habla acerca de alguien como Rem. ¿Ves esta elegancia?”

“Oh no… Decirme linda así… Me estoy sonrojando.”

“Hmm, una chica extraña, pero parece buena y tiene excelentes perspectivas del futuro. Tienes un gran captura ahí, Natsuki.”




Subaru casi quería decir que era más como que los dos se capturaron entre sí, pero la reacción de Rem ya era un poco diferente de lo que Subaru esperaba, así que fue difícil para el decirlo.




Entonces, Crusch emergió desde debajo de Subaru y los demás a la cabeza de el extraño grupo

“Por como se ven las cosas, han terminado de conocerse entre ustedes.”




Crusch no estaña en su elegante uniforme habitual, sino en una ligera armadura no decorada. La creación claramente se concentró en la facilidad de movimiento; quizás priorizar movilidad era por sí mismo una elección femenina. Para los ojos de Subaru, parecía cuestionable cuanta protección sería capaz de proveer al que lo usa.

“Es mejor vestir equipo en el que es fácil moverse. No te preocupes demasiado. Un herrero de tierra encanto esto con la bendición de durabilidad. Mientras mi mana no se agote, es mucho más fuerte de lo que parece,” explico Crusch, viendo las dudas detrás de la mirada de Subaru, y se llevó una mano a su pectoral.

“¿Hay una cosa como eso? Como siempre, magia y bendiciones son básicamente hacer trampa… ¿Quizás tengo una bendición conveniente durmiendo dentro de mí y solo no lo sé aun?”

“Sin importar que tanto duerma una persona, ¿no es como si cualquiera alguna vez se olvidara de respirar? Así es como son las bendiciones para quienes las poseen. Si no estás al tanto de una, es mejor abandonar la noción.”

Habiendo experimentado un rechazo similar antes, Subaru puso una mala cara y descarto su tenue esperanza.

Rem confortó a Subaru como si estuviera consolando a un niño malhumorado. Mientras tanto, Crusch se dio cuenta de Ricardo viéndola desde arriba, así que ella miro su enorme cuerpo y hablo de nuevo.

“Ya veo. He escuchado las historias, pero eres un guerrero aun mayor del que se rumorea. ¿Así que tú eres el capitán de los Colmillos de Acero, la espada que está al lado de Anastasia Hoshin?”

“Al final, estamos siendo pagados por hacer un trabajo. Tu eres Crusch Karsten, ¿verdad? Además de los rumores usuales, he escuchado acerca de ti por la señorita, pero viéndote en carne es…”

Con Crusch cruzando sus brazos y viéndolo, Ricardo olfateo fuertemente, usando sus sentidos caninos de olor. Luego, los pliegues de su nariz se arrugaron y su garganta retumbo en risa.

“¡Que persona! ¡Esta selección real va a ser bastante difícil, señorita!”

“Bueno, eso es porque tenemos que vender favores como este. La etiqueta de precio que puedo ponerle depende en que tan duro trabajas, así que mejor trabajas bien, Ricardo.”

“¡Gah-ha-ha-ha! ¡Esa es nuestra señorita! ¡Ya sean personas o perros, los hace trabajar hasta los huesos!”

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios