Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 6

Capítulo 5: Desde Cero

Parte 2

 

 

“…¿Huh?”

Rem, incapaz de comprender el significa de las palabras dirigidas a ella, dejo solo salir un débil jadeo de su garganta. Subaru, sin sorprenderse por la reacción de Rem, sacudió su cabeza y dijo, “Saldremos de la capital real y nos dirigiremos al oeste…eso, o al norte. He escuchado que no podemos entrar en el reino en el sur, por lo que es uno de esos dos… no soy bueno con el frio, así que personalmente, voto por el oeste.”




“Er, um, disculpa…”

“Sera un largo viaje sin un final claro, y no creo que la tendremos fácil solo porque es una buena oportunidad de empezar de nuevo. Además, en primer lugar, si rentamos un carruaje dragón, no nos puedo ver teniendo la oportunidad de devolverlo. ¿Que deberíamos hacer acerca de eso…? ¿Quizás comprar un carruaje dragón en vez de rentar uno?”

Había dejado a cargo de conseguir carruajes dragón a Rem. Subaru no sabía si tenían algún tipo de sistema parecido a la renta de carros en este lugar. Ni siquiera sabía dónde comprar uno. Pensó que tenía que haber unos medios para que no pudiera simplemente tomar uno y correr, pero—

“¡P-por favor espera!”

Subaru estaba en medio de ese pensamiento cuando Rem lo instó a hacer una pausa. Mantuvo sus palmas apuntando hacia Subaru cuando una rara expresión de nerviosismo se apoderó de ella.




“Er… ¿a que te refieres con ‘correr’? Subaru, de la manera en la que estás hablando ahora, suena como si intentaras ir a una nación diferente, una que no es Lugunica…”

La mirada de Rem se perdió como si dudara de sus propias palabras. Luego su expresión cambió a un Ah! Mientras aplaudió con sus manos juntas.

“Ya que estamos hablando de ti, tienes otra increíble idea, ¿no es así? Algo que ayudara a la Señorita Emilia y al Maestro Roswaal…”

“Nada de eso, Rem.”

“¿Eh…?”

Rem parecía aferrarse a la mejor interpretación posible a la verdadera intención detrás de las palabras de Subaru. Pero justo enfrente de la chica que creyó esto de él, Subaru repudio decisivamente ese pensamiento.

“Te lo dije, huiremos. Incluso si me quedo en la capital real, no puedo hacer nada. Pero si regreso a la mansión, no cambiara el hecho de que no puedo hacer nada—Ahora lo entiendo.”

Su impotencia, su vacío, la irracionalidad del mundo—pesaban mucho en Subaru. Sin importar que tan fuerte intentara negarlo, el absurdo nunca lo abandonaría. Pero cuan ligero se había vuelto su corazón, ahora que lo había aceptado.

Ahora, Subaru era libre de los problemas que había soportado, casi como su nunca hubieran existido

“Así que huye conmigo, Rem. Hasta la última persona me he dicho que no puedo quedarme aquí. No quería aceptarlo, así que seguí negándolo desesperadamente, pero… ah, es verdad. Soy débil. Nadie me dijo nunca, ‘Te necesito.’”

Pensó que él había estado… demasiado cansado de si mismo.

Pensó mal, se había equivocado. Se dejó llevar.

Habiendo llegado a otro mundo y, a través del poder de rebobinar el destino y solo un poco de buena fortuna, sintió que había salvado a la gente en dos ocasiones distintas, pero se había equivocado.

Él ni siquiera poseía el poder o los sentimientos que merecían ser salvado por otros.

“¡Eso no es…!”

“Nadie lo dijo. Y me lo han dicho, alto y claro…una y otra vez.”

Nadie necesita a alguien como tú.

La primera vez, Subaru había ignorado los deseos de Emilia y salio apresuradamente de la residencia de Crusch. No escucho el intento de Rem de detenerlo, provocando una gran masacre como resultado.

La segunda vez, no fue capaz de cambiar nada del resultado anterior, todos habían muerto otra vez, y huyendo de la realidad, causo que Rem perdiera su vida de nuevo; otra vez, nadie fue salvado.

La tercera vez produjo el más despreciable de todos los resultados. Incluso había involucrado a comerciantes inocentes en la carretera, le ofreció a Rem a la ballena blanca y le había robado a Emilia su vida con sus propias manos. Puck había matado al Culto de la Bruja, pero si, después de la muerte de Subaru, Puck había destruido el mundo como lo había proclamado, el daño era seguramente mayor que en cualquier otro momento anterior.

¿Que paso con el tiempo sin estar relacionado con el poder de Vuelta de la Muerte? Cuando los candidatos se reunieron en el palacio real, Subaru había arrastrado a Emilia de manera épica. Solo por estar a su lado, sin hablar de sus impertinentes palabras, había empañado su reputación, y su “duelo” para dar cara había resultado solo en una mayor humillación. Como resultado, él y Emilia tuvieron una discusión, y él había herido su corazón con sus argumentos emocionales, los cuales no fueron más que arrebatos de ira.

“…¡Kha-ha-ha!”

Se rió secamente al darse cuenta. Ahora que lo pensaba, era una pieza maestra. Cuando reflexiono con calma sobre sus propias acciones, era dolorosamente claro que había sido una pestilencia.

¿Quería prestarle su fuerza a Emilia?




¿Había personas que solo él podía salvar?

¿No había duda que la vida de todos habría terminado si el no hubiese estado ahí?

Que estupidez. Que arrogancia. Si, que arrogancia.

Las acciones de Subaru solo había empeorado la posición de Emilia. Aún así, había traicionado su enorme y generoso corazón, y sus estúpidos emprendimientos solo había arrastrado a Rem a su muerte.

Increíble. Solo increíble. Sin duda todos sabían que ese sería el resultado Por eso todos le habían dicho a Subaru, Necesitas comportarte, no hagas nada, tu fuerza no es requerida, no te entrometas, solo vete.

Aquellos que lo rodeaban y que se lo habían dicho sabían mucho sobre el futuro. Eran muy diferentes de Subaru, que debería haber sabido que no podía hacer nada, que no entendía nada, que no podía comprender nada.

Tal vez ellos eran los que realmente estaban haciendo las cosas de nuevo.”

“Si no ellos no lo son, Soy el único…que arruinas las cosas así.”

Era patético

No había nadie más bajo, más insuperable o más miserable que él.

¿Cómo llamas a un hombre que se resignó a que otros se rieran de él y decidió actuar para que los otros se rieran? Lo llamas un payaso. Subaru, que ni siquiera era consciente de que los clientes lo señalaban y se reían, no era digno del título.

—Él era solo un simple e irredimible tonto.

“Así que he decidido retirarme. Es lo mejor. Sé que es lo mejor. Si alguien como yo trata de hacer algo, solo añadirá un cadáver más… y si no tengo suerte, más que solo uno.”

Cadáveres. Cadáveres. Cadáveres. Cadáveres. Cadáveres.

Extraños. Conocidos. Personas preciadas para él. Personas importantes. Personas que creyeron en él. Persona que quería creer que creían en él— Cadáver sin fin.

Había tenido suficiente

¿Por qué le tenían que pasar todas esas cosas? Había sufrido tanto; ¿No merecía alguna recompensa? Incluso Subaru sabía que la idea de que el trabajo duro siempre era recompensado, que cualquier deseo con un objetivo claro podía hacerse realidad siempre que lo entregaras todo, no era más que un sueño imposible. Pero a pesar de eso, ¿era tan malo tener solo un pequeño deseo—evitar lo peor de todos los mundos?

Subaru había estado equivocado. Por eso los resultados continuaron traicionando sus expectativas.

“Huyamos, Rem. Tú, yo… no podemos quedarnos aquí en este país.”

Subaru había decidido dejarlo todo atrás, darse la vuelta hacia todo y correr.

Y habiendo decidido dejar tantas cosas detrás de él mientras huía, solo quería llevarse una: Rem, la chica que estaba delante de él.

No pudo convencerse de abandonarlo todo en su totalidad.

Tenía miedo de estar solo. Estaba aterrorizado de la soledad.

Incluso en ese vasto mundo, ese mundo de oscuridad incomprensible, sabiendo que no tener nada para no perder nada era la respuesta correcta, Subaru no podía dejar de lado su miedo a estar solo.

A medida que se repetían los días, Rem había sido el único que se había quedado con Subaru. Ella había estado justo a su lado, observando sus vergonzosas demostraciones, sus palabras y acciones anti-estéticas y su forma de vivir fuera de lo común.

Subaru pensó que eso la hacía digna de una apuesta final.

—Cada de las tres veces, Subaru había dejado morir a Rem.

Para evitar que muera, él no podía volver a la mansión. Incluso cuando el había llegado a la mansión, ella había sacrificado su vida heroicamente en el camino, al final. Tampoco podía decir con certeza que podría salvarla manteniéndola en la capital real. Incluso si estuvieran pasando su tiempo en paz y tranquilidad aquí, si Ram transmitía noticias de la crisis en la mansión, Rem probablemente saldría corriendo de la ciudad. Si llegara a eso, Subaru no podría detenerla. Y ella se encontraría con el mismo destino. La perdería de nuevo, y Subaru podía ver claramente lo vacío que estaría sin ella. Si él realmente quería salvarla, tenía que sacarla del reino.

“Estas diciendo todo esto tan repentinamente, no se que hacer…”




Rem negó con la cabeza un poco ante el enérgico pedido de Subaru. No fue un gesto de rechazo. Su expresión proyectaba la incertidumbre que reinaba dentro de ella.

Rem no podía simplemente aceptar a simple vista lo que Subaru había dicho de repente. Había citado demasiados pocos hechos para tomar una decisión informada.

Subaru entendió su irracionalidad, pero aun así, no podía hablar más de las circunstancias. Ya no sabía cuánta información podía divulgar con las malas manos de la Bruja avecinándose.

Se sentía como si rozara la maldición de la bruja sin importar de qué hablara. No importaba lo que hiciera, sentía que llevaría a más sacrificios a las irracionalidades del Destino. Y si eso sucediera, no sería Subaru quien sería sacrificado sino gente preciosa para él.

“—”

— Fue un punto muerto. Fue encerrado por todos lados. El destino había cerrado todas las vías de escape. Por lo tanto, a Subaru no le quedaban más medios que ese motivo.

Estaba apelando seriamente a la conciencia de Rem, sabiendo que estaba mal intencionado de todas las formas posibles, sabiendo que estaba usando los sentimientos por Subaru que Rem albergaba en su corazón.

“No hay tiempo, siento que esto sea tan repentino. Realmente, realmente lo siento desde el fondo de mi corazón…Pero por favor decide.”

“Decide…”

“Yo o todo lo demás excepto por mi… Por favor decide.”

Subaru odiaba la situación en la que la había puesto, diciendo todo eso y obligándola a decidir repentinamente basándose en la poca información que le había dado. Pero también estaba la posibilidad de que dejarla pensar calmadamente acerca de esto funcione en su contra. No podía dejar el pensamiento de que estaba usando la presión de su predicamento para su propio beneficio

Solo en esta situación, dándole a Rem poco tiempo para decidir si dejar a Subaru ahí o no mientras él le suplicaba ante sus ojos, él tenía una oportunidad de ganar esto.

Y si no es “ganar”, entonces cumplir un deseo preciado más como la esperanza—la egoísta esperanza que Rem, al final, lo perdonaría por huir.

“Consigamos un carruaje dragón y dirijámonos al Oeste. Dejemos Lugunica y vayamos al oeste de… Kararagi, ¿era así? Compremos una pequeña casa y vivamos ahí, solo nosotros dos.”

Rapidamente, Subaru esbozar a dibujar su visión del futuro. Era un ordinario y tranquilo futuro, uno seguramente alejado de la irracionalidad y la crueldad.

“Significa usar los fondos de viaje, así que me siento mal por Roswaal, pero podemos pedir prestado solo lo que necesitamos y mandar el resto de vuelta. Trabajare duro para ayudarnos a instalarnos desde el inicio también… Nunca he trabajado en un trabajo apropiado antes, pero probablemente estará bien.”




Él era un delincuente que había dejado la academia con solo una graduación de escuela en su haber. Su experiencia laboral en este mundo consistía en nada más que un periodo como aprendiz de sirviente. Además, aunque no le gustaba decirlo, su trabajo actual como subordinado era poco mejor que el de un niño que ayudaba con las tareas domésticas.

Probablemente sería difícil hacer un verdadero trabajo, pero él encontraría trabajo, en el infierno o en el agua. Comparado con el dolor, el sufrimiento y la muerte, sería un paseo por el parque.

Cuanto más lo pensó Subaru, más se abría su futuro. Pensando en cómo había apuntado a un futuro único, pasando día tras día cortejando las peores calamidades, no importa cuánto lo intentara, era algo muy feliz.

“Incluso si es duro, si tu estas ahí, sé que me esforzaré mucho. Incluso si estoy cansado, ¡solo el pensamiento d ti esperándome con una sonrisa cuando llego a casa…!”

Aun  si cada persona que había dejado atrás lo culpara por huir, pensaba que podría soportarlo si Rem estaba a su lado.

Así que, por favor, te lo ruego, como nunca he rogado por nada—

“¡Por favor escógeme…!”

Subaru le ofreció su mano para pedirle, casi como si estuviera tratando de sacar un sí de ella.

“Si me escoges, te daré todo lo que tengo. Toda mi vida será tuya. Pasare mi vida por ti. Viviré solo por ti…así que por favor.”




Aun con Rem parada justo enfrente de él no podía mirar su cara. No tenía el coraje para ver qué tipo de expresión estaba hacienda. El coraje no le sentaba bien, no en lo más mínimo.

Si lo hiciera, seguramente todo habría salido diferente. Cobarde, deshonesto y patético como era, no le quedaba nada.

“Huye conmigo… ¡Vive conmigo, por favor…!”

Al menos déjame evitar que mueras, suplico seriamente desde el fondo de su corazón.

Poniendo todos sus sentimientos en su voz reseca, Subaru sintió su corazón latir rápidamente, su aliento agitarse. Agotamiento por la feroz paliza mental que Subaru había recibido le golpeó con fatiga, como si hubiera corrido con todas sus fuerzas.

Rem no respondió.

El sonido de la multitud era ahora distante. Nunca paso por su mente preguntarse qué pensarían la otra gente de dos personas teniendo una conversación como esta en público

Incapaz de soportar el silencio, Subaru abrió sus ojos firmemente cerrados para mirar la expresión de Rem cuando ella se paró delante de él, todo el tiempo atrapado por el temor de que pudiera revelar su respuesta.

“—”

En silencio, Rem apretó sus labios, sin dares cuenta que él la estaba viendo. Su expresión luchaba por mantenerse neutral, pero su frente y las esquinas de sus ojos estaban ligeramente tensas de una manera que normalmente no los permitiría

Subaru podía decir que un vórtice de incertidumbre, desconcierto y vacilación se arremolinaba dentro de ella. Las diversas cosas que Subaru acababa de decir estaban poderosa y ferozmente sacudiendo su corazón.




La larga batalla se sintió como una eternidad. Un sentimiento de malestar quemaba la espalda de Subaru. Pero finalmente, ese tiempo llego a su fin.

“—Subaru.”

Gentilmente, ella dijo su nombre con una voz que estaba llena de afecto.

El instante que Subaru escucho el tono, el sonido de su voz, estaba seguro que sus esperanzas habían sido respondidas.

Rem había aceptado a Subaru. Había perdonado a Subaru por ser débil. Había aceptado al ser humado llamado Subaru Natsuki y todo lo que venía con él.

Un torrente de emociones broto dentro de él. Sentía que finalmente había sido recompensado.

Entonces Subaru levanto su cabeza—

“No puedo huir contigo, Subaru.”




Con una cara muy triste, Rem rompió sus esperanzas.

“Después de todo…”

“—”

“Cuando hablamos acerca del futuro, necesitamos sonreír, no es así?”

Con una expresión asemejándose a una sonrisa triste, Rem dijo las palabras que alguna vez salieron de la misma boca de Subaru.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios