Date A Live (NL)

Volumen 7

Capítulo 10: Tirano Asesino

Parte 3

 

 

-Así que ese es “Sandalfón”… ¿por qué blandes un Ángel?

Tohka entrecerró los ojos mientras hablaba. Era una expresión que era claramente hostil.

-¡Tohka! ¡Qué…qué pasa contigo! ¿¡No me recuerdas!?

Shidou gritó y Tohka frunció el ceño.

-¿Tohka……? ¿Te refieres a mí?

Tohka miró intensamente a Shidou. En efecto, no era la misma Tohka de siempre. No solo era Shidou, ni siquiera podía recordar su propio nombre.

-Qué…está pasando……

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Shidou inclinó la cabeza con confusión. En ese momento, el auricular en su oído derecho comenzó a emitir un ruido estático, y luego llegó la voz de Kotori. Al parecer la interferencia había desaparecido cuando se destruyó la parte superior del edificio.

-(¡Shidou! ¡Shidou! ¡Respóndeme! ¡Shidou! ¿¡Qué sucedió!?)

-¡No lo sé! ¡Tohka comenzó a actuar extraño después de que me atravesaron el pecho! ¿¡Esto también es un flujo inverso de poder espiritual!?

-(No…me temo que no.)

-Entonces, ¿qué debemos hacer? ¿¡Es posible sellar el poder de Tohka!?

-(Eso…no lo sé. No hay precedentes. Antes de eso, actualmente es imposible dado su nivel de afecto hacia ti.)

-En ese caso, qué debemos hacer……

-(Solo tendremos que traer de vuelta su conciencia. Mientras exista una posibilidad, entonces…)

Al oír la palabra “posibilidad”, las cejas de Shidou se sacudieron de repente.

-Ya veo……al final, todavía tengo que hacerlo.

-(¿Qué estás balbuceando?)

Tohka dejó escapar una voz fría, interrumpiendo la conversación de Shidou y Kotori.

-…Hmph, aunque no entiendo de lo que estás hablando, no importa. Solo te mataré de inmediato. No pareces ser tan fuerte como la mujer de antes.

Con esas palabras, Tohka levantó su gran espada y atacó a Shidou.

-Kuha……

Apenas logró bloquear el primer ataque, pero en el instante siguiente, Tohka blandió su espada de nuevo, atacando a Shidou que tenía las manos entumecidas y no podía moverlas.

-Ku…

-¡AAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!

Justo cuando el ataque estaba a punto de golpear a Shidou, Miku soltó un fuerte grito, y creó una barrera invisible, que apenas logró bloquear la onda de choque.

-¡Miku……!

-Por favor, no te confundas. Te lo dije, ¿no es así? Odio a los hombres que dicen “amor”, “importante” y “al final”, pero que retiran fácilmente sus palabras.

-¿Eh……?

-Tú lo dijiste, ¿no es así? Rescatarías a Tohka incluso si te costara la vida. Entonces, asume esa responsabilidad hasta el final. No…me decepciones. Yo…solo vine aquí para ser testigo de eso.

-Miku…

Shidou miró a Miku, y luego asintió con firmeza.

-Sí……tienes razón.

Shidou agarró a “Sandalfón” con una fuerza renovada mientras miraba a Tohka.

-Muy bien Tohka, es casi de mañana, vayamos a casa a comer. Si te disculpas ahora, te prepararé tu comida favorita para el desayuno, la comida y la cena.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

-…… ¿De qué demonios estás hablando?

Tohka frunció el ceño por la sorpresa. Shidou suspiró suavemente y corrió hacia ella.

Pero en ese momento, Tohka blandió su gran espada. A pesar de que la bloqueó con “Sandalfón”, Shidou fue lanzado de vuelta a su lugar.

-¡Ugh……!

-Qué estás haciendo~ Eso fue muy penoso.

-¡Cállate, no tengo ninguna idea mejor! ¡Tengo que acercarme a ella primero, o no podré hacer nada……!

Al escuchar las palabras de Shidou, Miku resopló mientras fruncía el ceño.

-Así que mientras puedas acercarte a Tohka, ¿serías capaz de hacer algo?

-……Sí, así es. Aunque no puedo saber si tendrá éxito, no lo sabré a menos que lo intente.

-Hm~ Hmph…es así.

Miku respondió desinteresada. Entonces, ella giró una vez como si estuviera bailando, y luego dio un pisotón en el suelo.

-“Gabriel”… ¡“Rondo”!

Entonces, como si rodearan a Miku, varios tubos plateados emergieron desde el suelo, y todos se volvieron hacia Miku como si fueran micrófonos.

No, no fue solo eso. Tubos metálicos comenzaron a aparecer en varios lugares del piso destruido, con sus extremos inclinados en dirección de Tohka.

-……Está bien. Solo haré esto una vez. Te daré a ti, el idiota que es lo suficientemente estúpido para precipitarse sin armas para rescatar a Tohka, una sola oportunidad.

-¿Eh……?

-Utilizaré una voz defensiva para presionar a Tohka de todas las direcciones. Aunque no puedo decir con certeza cuánto puedo detenerla, sus movimientos deberían detenerse por un corto tiempo. Durante ese tiempo, puedes probar el tipo de método que piensas utilizar.

-Miku, tú……

-¿Quieres probarlo? ¿O no?

Miku habló con un tono que no admitía discusiones. Shidou miró a Tohka, luego dio un paso adelante y asintió con la cabeza.

-¡Hagamos esto!

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

-Entonces, voy a empezar…

Miku se inclinó hacia atrás y respiró profundamente…

-“—————————”

Lanzó un sonoro sonido agudo en los tubos plateados de su Ángel que rodeaba toda la zona.

Los tubos plateados de “Gabriel” hicieron que la voz de Miku resonara por la zona, mientras una mano invisible sujetaba a Tohka. Sus manos se torcieron de forma poco natural y se pegaron a su cuerpo como si estuvieran atadas.

-Mou… ¿Qué, qué demonios es esto?

Tohka frunció el ceño con enojo, y comenzó a aplicar fuerza intentando liberarse. En ese momento, la voz de Miku aumentó algunas octavas debido al dolor.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

-Mi…

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Shidou contuvo el impulso de llamar a Miku, y recuperó la compostura.

No tenía sentido hablarle ahora a Miku. De hecho, solo desperdiciaría el valioso tiempo que ella le consiguió.

Por lo tanto, Shidou solo pudo avanzar. Si realmente se preocupaba por Miku, entonces debía llegar a Tohka lo más rápido posible. Aunque fuera un momento, ¡también tenía que traer de vuelta la conciencia de Tohka lo más rápido posible…!

-Hmph……

Al parecer se dio cuenta de que Shidou se acercaba. Tohka lanzó una violenta patada al suelo. El material del suelo se destrozó en un instante, y las piezas volaron hacia Shidou como metralla.

-Kuhah……

Aunque algunos trozos del material fueron bloqueados por “Sandalfón”, todo su cuerpo fue bañado por escombros de concreto. Un dolor repentino hizo que Shidou casi se detuviera temporalmente.

Sin embargo, no podía detenerse por algo tan trivial como esto. Se cubrió la cara con su mano, resistió el dolor del impacto, y continuó avanzando hacia Tohka.

Entonces, Tohka chasqueó la lengua con fastidio.

-…Es irritante.

Con eso, Tohka inhaló profundamente e inclinó su cuerpo ligeramente hacia adelante, apretando sus muñecas como si estuviera tratando de liberarse de sus ataduras musicales.

-¿¡………!?

La voz de Miku continuó bajando…y entonces…

-……

Miku abrió los ojos con desesperación.

Había intentado aumentar su poder para resistirse a Tohka, quiso aumentar la fuerza de sus ataduras…y entonces…

De repente, no pudo producir ningún sonido.

-…………

Las palabras se formaron en su boca, pero no podía vocalizarlas por alguna razón. Su garganta solo emitía un sonido áspero.

-¡Qué……!

-Hmph.

La voz sorprendida de Shidou y la voz molesta de Tohka sonaron al mismo tiempo.

En el momento que la voz de Miku se detuvo, los tubos plateados de “Gabriel” se desplomaron, y la barrera de sonido que detenía a Tohka desapareció por completo.

Al parecer había utilizado demasiado su poder. En un solo día, tuvo un uso continuo sin precedentes de su “voz” y su Ángel. Además de eso, había estado luchando contra Tohka, un Espíritu varias veces más fuerte que ella, y apenas logró detenerla con su barrera de sonido. No era de extrañar que perdiera su poder y su voz temporalmente.

-Hmph. Actuando inteligente, ya veo.

Tohka resopló mientras levantaba su “Nahema”…No le apuntó a Shidou, sino a Miku.

-¡Qué……!

Shidou contuvo el aliento. Todavía no había alcanzado la posición de Tohka.

-Te atreviste a restringirme. ¿No conoces tus límites?

Entonces…Tohka blandió su espada.

-……

Incluso si trataba de gritar, no podía producir ningún sonido. Miku sonrió débilmente y ni siquiera intentó esquivar, simplemente se quedó en su lugar. No…para ser precisos, carecía de la fuerza para siquiera esquivar.

Era de suponer que en un instante, Miku encontraría su final ante la hoja de “Nahema”. Aunque su Vestido Astral seguía intacto, era poco probable que sobreviviera al ataque del Ángel.

Pero eso era inevitable.

Desde el principio, Miku no servía para nada además de cantar. No tenía absolutamente nada aparte de eso.

Por lo tanto, una Miku sin su canto, voz, y música, no valía nada.

Nadie amaría a Miku sin su “canto”. Nadie protegería a Miku sin su “voz”. Nadie creería en Miku sin su “música”.

Ella ya era consciente de eso desde el principio.

Pensar que había una alta posibilidad de que esto ocurriera. Después de haber irrumpido en este edificio infestado de Magos. De hecho, era su culpa por venir a este lugar por su propia voluntad.

Ella ya había puesto a tres Espíritus bajo su control, y debería haber estado utilizando este tiempo para divertirse. ¿Por qué había venido a este lugar?

Miku se lo preguntó a sí misma…y sonrió en silencio.

Es cierto. Fue por ese hombre. Itsuka Shidou.

El hombre que dijo que sacrificaría su vida para rescatar a Tohka, el mismo tipo de hombre que más odiaba Miku. Ella vino para presenciar su resolución…o su trágico final.

Ella se sorprendió cuando escuchó que Itsuka Shidou había aparecido en la rama japonesa de Industrias DEM. Pensar que realmente ignoraría su propia seguridad para rescatar a Tohka.

—Hablando sinceramente.

Incluso si fuera solo una vez, Miku quería verlo por sí misma.

Debido a que Miku había perdido completamente la esperanza en la humanidad, en los hombres.

Ella quería ver a un humano que amara a alguien desde el fondo de su corazón.

Shidou, él no se dio por vencido al final.

Con el fin de recuperar a la persona más importante para él, a pesar de poner su vida en un gran peligro, no se detuvo.

Si…

Si tan solo Miku hubiera conocido a un hombre como él antes.

Si pudiera tener una pequeña parte del amor que él sentía por Tohka.

—Podría haber tomado un camino muy diferente—

Con un sonido que no podía ser oído, Miku cerró lentamente los ojos.

Sin embargo…

-Miku…

Justo cuando la voz de Shidou rugió, un intenso sonido llegó desde adelante, haciendo que Miku abriera los ojos de inmediato.

Cuando Shidou gritó el nombre de Miku, su trayectoria cambió inconscientemente. No fue una decisión calculada tomada porque no podía alcanzar a Tohka desde esa distancia.

Fue porque, simplemente, había querido ayudar a Miku. Su cuerpo se movió debido a eso.

El único pensamiento que tenía, era que no podía dejar que Miku muriera.

Y…no podía permitir que Tohka matara a Miku.

Sin embargo, este ataque de Tohka era completamente diferente al anterior, como si antes solo hubiera sido una broma. Shidou calculó que era imposible bloquear por completo el ataque solo con “Sandalfón”.

Con solo el poder en sus manos, era demasiado débil para proteger a Miku.

Había…había otra cosa que necesitaba.

¡Si tan solo tuviera la fuerza para proteger a Miku……!

—En el momento que Shidou deseó eso.

-¿¡……!?

Hubo una sensación helada en la mano izquierda de Shidou.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme