Uchi no Musume no Tame naraba, Ore wa Moshikashitara Maou mo Taoseru kamo Shirenai

Volumen 4

Capítulo 4: La Decisión del Joven y Su Relación Cambiante

Parte 8

 

 

Dale extendió su mano izquierda frente a sus ojos. La cerró y luego la volvió a abrir. Después de hacer eso muchas veces, concentró la magia de su cuerpo en su mano. De repente, unas letras aparecieron en el dorso de su mano, formando una palabra que no podía leer.

Al ver que Dale estaba confundido, Latina le explicó, 「el lenguaje de los demonios también es lenguaje de hechizos, y es muy afín a la magia, por eso las letras de tu mano están escritas en la lengua de los demonios」

Dale era capaz de usar magia, pero él no podía leer la lengua de los demonios. Nunca había habido ninguna interacción formal entre demonios y humanos, así que no tuvo oportunidad de aprender su cultura.

「Quería usar tu nombre, pero…」

「Bueno, está bien. Me pusiste un nombre, así que no hay problema」 dijo Dale, acariciando la cabeza de Latina con su mano derecha.

Dale era diestro, así que casi siempre le daba la mano izquierda a Latina. Si algo pasara de repente mientras va con ella, tener su mano dominante ocupada sería fatal.

「Me sorprende lo mucho que no cambié…」 susurró Dale. Mientras sentía que tenía más poder que antes, no pudo notar ningún otro cambio.

Tampoco sentía que ese nuevo poder fuera incontrolable. Dale ya era un usuario mágico excelente, y poseía una protección divina de alto nivel, así que le era fácil controlar poderes tan abrumadores. Y aunque hubiera ganado esa enorme cantidad de poder, no tenía intención de usarlo.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

「No hice nada con tu libre albedrío」 dijo Latina, haciendo un puchero pequeño.




Al oír eso, Dale le preguntó, 「¿Puedes hacer eso?」

「Es posible controlar a alguien para que no te desobedezcan. Todos los lores demonio que tratan a sus sirvientes como objetos hacen eso. Y creo que también les ponen restricciones…」

「¿Restricciones?」

「Como que no puedan usar su nuevo poder… para matar a su maestro」

「Oh, entiendo…」

No importaba lo mucho que juraran lealtad, no había garantía de que un demonio no cambiara de parecer. Parecía obvio, era como amarrar a un animal para que no haga destrozos, querían evitar riesgos. Era una compensación necesaria debido al poder que habían ganado.

「Pero no quería hacerte algo así, Dale」

「¿Eh?」 Ya que entendía el significado de esas limitaciones, Dale se sorprendió por las palabras de Latina. 「¿Por qué?」

「Quiero que seas capaz de detenerme si hago algo malo」 Esas palabras estaban imbuidas con confianza.

Él había pensado en que pasaría si su conciencia hubiera cambiado, pero como Latina era astuta, ella solucionó el conflicto interno de Dale.

「Te amo Dale, así que no quiero cambiarte en ningún sentido. Aunque si te controlara, terminaría haciendo algo malo y no podrías detenerme. Tal vez un día podría querer que tú me veas solo a mi… que seas solo mío y de nadie más… pero no quiero que eso pase. Te amo Dale, por eso no quiero que te conviertas en alguien más. Quiero que seas tú mismo. Incluso si algún día llegas a odiarme, mientras lo hayas decidido tú mismo, lo aceptaré」

「Como si pudiera odiar a alguien que dice cosas así…」

Ella era tan adorable.

Ella debería buscar su propia felicidad, pero por alguna razón, esta chica siempre ponía a las demás personas como prioridad. Ella era amable por naturaleza, por eso él no podía dejarla, y quería que ella fuera más feliz que nadie. Mientras fuera ella misma y se mantuviera a su lado, él también haría lo mismo.

Luego, la abrazó y le besó la frente. La beso una vez, y luego otra, él creía que un solo beso o dos no eran suficientes.

「…Smaragdi」 Aún en los brazos de Dale, la mirada de Latina se posó en las letras que él tenía en su mano izquierda. Lo que susurró fue el nombre de pila de su padre, así como el nombre de demonio que le había dado a Dale.

Los lores demonio grababan nombres en sus allegados. Eso era prueba de que habían ganado un gran poder gracias a un lord demonio y de que eran controlados por uno. Dale sabía eso, pero nunca imaginó que llegaría a ser nombrado por un lord demonio.

Latina usó el nombre de su padre ya que los únicos nombres que sabía escribir en la lengua de los demonios eran el de su padre y el suyo. Ella fue exiliada de su aldea natal como una criminal antes de que pudiera aprender el lenguaje. La bendición de su padre, que estaba grabada a un lado de su brazalete, eran las únicas letras que conocía.

No es como si Latina lo hubiera aprendido todo por convertirse en un lord demonio. Ella tampoco tenía intenciones de aprenderlo. Era complicado decir si ella entendía los poderes que había obtenido. Pero ella había logrado su meta principal de convertirse en lord demonio y cumplir su deseo, así que lo demás no le importaba.

Por ello, Latina, la lord demonio novata, dejó las cosas que no sabía cómo estaban.

Dale pensó que eso era muy común en ella, ya que no buscaba más de lo que necesitaba.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

「Así que, ¿me vas a llamar Smaragdi ahora?」

「No, no lo haré. Pero los demonios y la gente con un nivel de maná alto serán capaces de leerlo… así que hay posibilidades de que te llamen así a veces」

「Entiendo」 Dejó de concentrar el maná en su mano, y con ello las letras desaparecieron. 「¿Estas letras pueden aparecer si me desmayo o algo así?」

「Cosas como las emociones podían tener un efecto en su aparición」

「Es algo ambiguo…」

Desde hace un rato, sus respuestas han sido algo vagas. ¿Acaso todos los lores demonio eran así cuando comenzaban? No había ni rastro de poderío en ella. Tal vez que los lores demonio reflejen solemnidad y sean intimidantes es algo que los humanos se imaginan.

Mientras pensaba en ello, Dale se había olvidado del hecho de que los lores demonio eran algo así como dioses, aunque no lo parecían. Latina se veía y comportaba igual que siempre.

「Creo que las letras no desaparecerían, así como así」

「¿Por qué?」

「Son prueba de que están controlados por un lord demonio… Muestran que estas siendo controlado por tu ‘maestro’, yo, pero no estoy haciéndote nada」

「…Entiendo」

Dale comprendió que Latina estaba haciendo algo fuera de lugar para un lord demonio.

Bueno, tampoco es tan sorprendente. Desde que era pequeña, ella había excedido sus expectativas de convertirse en una adulta al ver a las personas a su alrededor. Pensándolo bien, tal vez que se haya convertido en una lord demonio no era tan raro después de todo.

Después de tanto tiempo de conocer a Latina, el sentido común de Dale se había diversificado. Para empezar, su propia familia ya era bastante anormal, así que él no podía entrar en la categoría de “hombre común.”

Aun así… convertirme en un demonio… Pensó Dale, considerando las habilidades que poseía. No es que pensara en arrepentirse o que fuera una mala idea, pero había tomado esa decisión en el calor del momento, sin pensarlo fríamente.

El problema más grande es que él no sabía si alguien como él, que era lo contrario a un lord demonio, se podía convertir en sirviente de uno. No consideró que tal vez su cuerpo no aceptaría el poder de un lord demonio o que le pasaría algo a su cuerpo que lo pusiera en peligro. Pero Dale mantuvo la boca cerrada ya que sabía que, si Latina supiera que había una posibilidad de que le pasara algo, ella no habría hecho nada.

No importaba que tanto deseara algo, ella pondría como prioridad la seguridad de la gente a su alrededor antes que su propia felicidad. Incluso cuando era algo que quería con tantas ganas, esta chica tan gentil no podía evitar priorizar a las demás personas. Y por eso, ya que la conocía tan bien, Dale decidió tomar ese riesgo solo para poder cumplir su deseo.

Al final, esa preocupación fue infundada.

El efecto del maná de Latina como lord demonio fue menos placentero de lo que Dale esperaba. Incluso el rechazo instintivo que sentía hacía los lores demonio se acalló una vez que se dio cuenta que era Latina.

Ella sin duda era una lord demonio, pero dejando eso de lado, ella era la misma de siempre.

Dale no podía explicar por qué, pero sentía que sus instintos la comenzaban a aceptar.

Bueno, es ella, así que no hay problema, pensó Dale. Él quería estar con ella tanto que se persuadió a sí mismo.

¿Cómo voy a explicar esto?

Él debía informar a su familia sobre lo ocurrido, y ahora que su tiempo de vida había cambiado, no sería capaz de esconderlo por siempre. Tenía que dejar que la cabeza de su clan, su abuela, decidiera si esto debía ser informado al duque.

「Bueno, supongo que funcionará」

Antes de que Dale eligiera quedarse con Latina, estaba muy confundido y quería huir. Pero una vez que se decidió, se tranquilizó. Mientras no olvidara sus sentimientos y la razón de estos, él podía hacer cualquier cosa.




No sabía lo que el futuro le depararía, así que no podía afirmar que no cambiaría de parecer nunca. Sin embargo, él había elegido esto por sí mismo. No iba a culpar a nadie de esto.

Y para ser honesto, a él le preocupaba morir y dejar a su amada sola. Latina era muy especial para él. Ella iba a vivir más que él. Algún día, él hubiera tenido que decirle, “debes olvidarte de mí y buscar a alguien más.” Si quisiese quedarse con ella al momento de morir, hubiera dicho eso. Y si se preocupaba por ella, él debía aceptarlo.

Aun así, él no quería decirle eso. No podía aceptar que ella sonriera en los brazos de alguien más.

Como tenía celos, no pensó ni por un segundo en abrir la boca. Por ello, ya que se había guardado muchas cosas, la opción que Latina le había dado también lo ayudó a cumplir su propio deseo.

Mientras Dale llegaba a esa conclusión, miro hacia Latina, que estaba en sus brazos. Al darse cuenta de que la estaba viendo, Latina le sonrió. Esa sonrisa no había cambiado aun después de tanto tiempo. Parecía no haber ninguna diferencia, pero parecía tener un toque de madurez.

Mientras pensaba en cómo convertirse en alguien que pudiera proteger esa sonrisa, Dale acercó su cara a la de ella para darle un beso.

***

 

 

Este lugar era parte del mundo, y también no lo era.

En este lugar monocromático compuesto de todos los colores, había unos tronos que formaban un círculo. Había alguien en uno de esos tronos, ese alguien miró hacia el trono que estaba en el centro del círculo, un trono que no debía estar ahí.

[El octavo lord demonio…]

No hablaba en sí, pero los pensamientos de ese alguien se podía oír en ese lugar, como si susurrara.

[Aquel establecido por los dioses para reinar a los lores demonio naturales. Un lord demonio, que a la vez no lo era… Un lord demonio fuera del orden natural.]

Esa “voz” sonaba indiferente, sin emoción, pero estaba claro que lo que decía no era amistoso.

La presencia se quedó ahí, mirando el trono central, y después de un rato, se esfumó.

Todo lo que quedó en ese espacio fue el silencio.

2
Deja un Comentario

avatar
2 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilos
2 Seguidores
 
Comentario más comentado
Hilo de Comentario más popular
2 Autores de Comentarios
DKPxotchilt Autores de Comentarios Recientes
  Suscribirse  
más reciente más antiguo más votado
Notificarme
DKP
Invitado
DKP

Vaya solo esperemos que no lo tomen a mal algunos lords demonio y empiezen a querer matar a latina aunque sabemos que dale no se va a dejar que maten a su waffle pero hasta ahora la historia tiene sentido y latina de ley que es una lord demonio omnipotente ya que no cualquiera tiene a un Heroe de sirviente jajaja me recuerda a maou maou yuusha XD

xotchilt
Invitado
xotchilt

cada vez se pone mejor la historia