Date A Live (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Bajo un Mismo Techo

Parte 1

 

 

-…Haaa…

Shidou dejó escapar un suspiro largo y pesado.

- Gracias ( ◠‿◠) -

Caminando por la calle residencial mientras el sol se ponía lentamente, arrastró sus piernas y rodillas como un anciano mientras avanzaba lentamente.

La fatiga había llegado a su rostro, y de alguna manera, incluso el flequillo que casi cubría totalmente sus ojos había perdido su brillo.

A pesar de que solo era un chico de 16 años…parecía mayor a su edad.

Pero, ¡eso era algo de esperar!

-…Haaa.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Suspiró una vez más.

Al final, Tohka y Origami comenzaron a discutir, con Shidou teniendo que intervenir.

Además, el conflicto entre las dos no era nuevo.

Aunque Tohka se enroló hace apenas un mes en la misma Preparatoria Raizen a la que Shidou asistía, las dos tenían competiciones como esta todos los días.

…Sin embargo, si se tratara simplemente de estudiantes normales teniendo algunas discusiones verbales, Shidou probablemente no estaría en una condición tan crítica.

-…

Shidou recordó las formas de Tohka y Origami del mes pasado.

Por un lado estaba un “Espíritu” malvado que la gente consideraba como un desastre que destruiría el mundo.

Del otro lado había una maga del Equipo Anti Espíritus perteneciente a la JGSDF.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Las dos eran chicas con poderes anormales más allá que los de los humanos.

Por el momento, era un ser humano normal, Shidou, el que estaba actuando como mediador entre esas dos chicas.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

-En serio, ¿esas dos no pueden simplemente llevarse bien…?

Después de decir eso, Shidou bajó la cabeza con tristeza, notando sus propias observaciones tontas.

Hasta hace un mes, el objetivo de ambas había sido tomar la vida de la otra.

En este momento, para evitar que el Espíritu Tohka armara un alboroto, Origami y el resto del AST evitaba abiertamente apuntar por su vida de acuerdo a las “Órdenes”…Naturalmente, formar una buena relación no iba a ser una tarea sencilla…eso era obvio.

Sin embargo, si esto fuera a continuar, entonces el cuerpo de Shidou no duraría, como era de esperar de esta situación.

Shidou entonces soltó su mayor suspiro hasta ahora…

-¿Hmm…?

De repente, levantó la cabeza.

Inesperadamente, estando solo, sintió algo frío caer en su cuello.

-…Uwaah.

Habló como si gruñera, y un ceño fruncido apareció en su rostro.

Antes de que se diera cuenta, el cielo se estaba cubriendo por pesadas nubes grises.

-Lluvia, ¿eh? Hey, oye, ¿el pronosticador del tiempo no dijo que iba a estar despejado?

Se quejó del pronosticador del tiempo cuyas predicciones recientes habían sido equivocadas.

Y con una sincronización increíble que hizo parecer que esto fue planeado desde el principio…grandes gotas de agua comenzaron a manchar el camino de asfalto.

-Argh, maldición…

Rápidamente levantó la mochila que llevaba sobre su cabeza. Y luego corrió a toda prisa a su casa.

Pero, como si la lluvia se estuviera riendo de Shidou, se intensificó en un instante.

-Hey, oye, no puedes hablar en serio…

Al sentir la fría sensación extendiéndose por todo su uniforme, Shidou frunció el ceño con molestia.

Ahora que sus dos padres estaban en el extranjero en un viaje de negocios y las tareas domésticas por lo tanto fueron dejadas a Shidou, este, en lugar de pensar en cuestiones como “mi ropa se me pega al cuerpo, qué incómodo” o “sería malo si cogiera un resfriado”, más bien estaba preocupado por si su uniforme estaría seco el día siguiente. Una preocupación que usualmente se le deja al ama de casa. Tratando de evitar mojarse la ropa lo más que podía, corrió hacia su casa aunque sabía que sería un esfuerzo inútil.

Sin embargo, inmediatamente después de girar a la derecha en un cruce…

-Ah…

En medio del aguacero, Shidou dejó de correr de repente.

Resistió el entumecimiento en sus piernas. No era que sus piernas estaban cansadas, o que dejó de preocuparse por empaparse.

Sino porque frente a él había…

En lugar de las joyas de agua que caían del cielo, había algo más que le molestaba que apareció a lo lejos.

-¿Una niña…?

Los labios de Shidou dijeron esas palabras.

Sí, al parecer era una niña.

Un manto con un lindo diseño, envuelto alrededor de su cuerpo, estaba formando una pequeña sombra.

Su rostro no era visible, principalmente porque su capucha con orejas de conejo decorativas estaba cubriendo todo su rostro.

Lo que se destacaba más era su mano izquierda.

Una marioneta con forma de conejo de aspecto gracioso estaba en ella.

Esa niña, en una zona que estaba vacía de gente…

“Pyon, pyon”

…estaba brincando alegremente en círculos.

-¿Qué…?

Shidou frunció el ceño y observó a la niña.

En su cabeza, se estaban procesando preguntas.

¿Por qué esa niña no llevaba un paraguas sino que saltaba de arriba abajo bajo la lluvia en su lugar?…No, esa no era la cuestión.

¿Por qué?

¿Por qué sintió como si sus ojos estuvieran siendo robados por esa niña?

Era una cuestión como esa.

Sin duda llevaba un atuendo llamativo.

Pero no, no se trataba de eso.

Aunque no podía expresarlo bien con palabras, una sensación incómoda se estaba desbordando en la mente de Shidou.

Era una sensación incomprensible. Además, recientemente sintió algo idéntico a eso.

-…

La fría lluvia caía contra su piel y su ropa estaba mojada, pero él ya no se preocupaba por esta molestia.

Solo podía mirar a la niña, que estaba bailando libremente en medio de la lluvia de gotas de agua fría…

“¡………!”

-¿Qué…?

Abrió los ojos, desconcertado por lo que acababa de pasar.

….La niña perdió el equilibrio.

Su cara y estómago golpearon el duro suelo, salpicando el charco de agua. Por cierto, la marioneta en su mano izquierda se resbaló y voló hacia adelante.

Y entonces, tirada boca abajo en el suelo, había dejado de moverse.

-… ¡O-oye!

Shidou se acercó corriendo en pánico, y le dio la vuelta mientras sostenía su pequeño cuerpo.

-¿E-estás bien? ¡Oye!

Por primera vez, fue capaz de ver el rostro de la niña.

Su edad debía ser de alrededor de la hermana de Shidou, de Kotori. Su pelo azulado en ondas era azul como el mar. Sus suaves labios tenían un color rosado y ella era una niña que parecía una hermosa muñeca francesa.

-¡…!

Y entonces, la niña abrió los ojos, revelando sus largas pestañas y sus pupilas que parecían zafiros.

-Ahh…que bueno. ¿Estás herida en alguna parte?

Después de que Shidou dijo esto, el rostro de la niña se volvió sumamente pálido y sus ojos dieron vueltas y vueltas, y luego brincó como si estuviera tratando de escapar de Shidou.

Después de eso, tomó una cierta distancia entre ellos; y todo su cuerpo comenzó a temblar ligeramente. Miró a Shidou con miedo en sus ojos.

-…Err…

Bueno, aunque simplemente fue para ayudarla, él tocó su cuerpo de repente, lo que podría haber sido un acto descuidado…a pesar de eso, Shidou aún estaba un poco sorprendido.

-S-sobre eso. Yo solo estaba…

-¡…! No, te acerques…por favor…

-¿Eh?

Justo cuando Shidou dio un paso al frente, la niña habló tímidamente.

-Por favor…no me…hagas daño.

La niña siguió con esas palabras.

¿Veía a Shidou como alguien que le haría daño? Parecía de esa manera, y ella se veía como un pequeño animal tembloroso.

-Errr…

Y Shidou, que no tenía idea de cómo reaccionar a eso, notó la marioneta que cayó al suelo.

Debía ser algo que se cayó anteriormente de la mano de la niña. Shidou se agachó lentamente, la recogió, y luego se la presentó a la niña.

-¿Esto es…tuyo?

-¡…!

La niña abrió los ojos y quiso correr hacia Shidou, pero se detuvo de repente.

Aunque quería recuperar esa marioneta, puso una cara que expresaba su miedo de acercarse a Shidou, por lo que siguió esperando inquietamente un mejor momento.

Cuando Shidou vio el estado de la niña, puso una sonrisa amarga. Luego extendió al frente la mano que sostenía la marioneta para acortar la distancia lentamente.

-¡…!

La niña movió sus hombros…tal vez debido a que se dio cuenta de las intenciones de Shidou, se deslizó hacia adelante y se acercó lentamente.

Y entonces, tomó la marioneta de la mano de Shidou y se la puso en su mano izquierda.

De repente la niña comenzó a manipular la boca de la marioneta para abrirla y cerrarla.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

-Yaahh…perdón por eso hermano. Eres un salvavidas…

Probablemente era ventriloquia, pensó Shidou, cuando el conejo soltó una aguda voz extraña.

Inclinando la cabeza a un lado, miró a la cara de la niña como si estuviera cuestionándola…Y como si quisiera intermediar entre Shidou y la niña, la marioneta continuó hablando.

-……Hmmm, oye…cuando me estabas despertando, parecía que tocaste a Yoshinon en muchos lugares. Entonces, ¿cómo fue, hmmm? Se honesto y dinos… ¿cómo fue?

-¿Q-Qué…?

La marioneta hizo una impresión como si se estuviera riendo, agitando y moviendo su cuerpo de acuerdo a eso.

-Oh, estás bromeando…No finjas, pervertido afortunado…Bueno, por el momento, me ayudaste, así que trata esto como un servicio especial que-te-doy.

-…Haaa…sí.

Después de que la marioneta dijo esas palabras, Shidou le devolvió una sonrisa amarga.

-Umm, bueno, nos vemos. Gracias, señor.

Gracias (๑˃̵ᴗ˂̵)و

Después de que la marioneta dijo esas palabras, la niña se giró sobre sus talones y se echó a correr.

-Ah… ¡oye!

A pesar de que Shidou la llamó, la niña no respondió.

Siguió corriendo y siguió el camino curvo. Su figura desapareció instantáneamente.

-¿Qué fue…eso?

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme