Date A Live (NL)

Volumen 1

Capítulo 5: Asesino Despiadado (Sandalfón)

Parte 3

 

 

-¡Tohka!

Involuntariamente, gritó ese nombre desde su garganta.

- Gracias ( ◠‿◠) -

Y antes de que Tohka pudiera responder.

-…

Con ambas manos, empujó a Tohka lo más fuerte que pudo.

La delgada Tohka no pudo soportar el impacto repentino, mientras rodaba hacia atrás como en un manga.

Ni siquiera un instante después.

-……Ah.

En algún lugar entre su pecho y su estómago, Shidou sintió un tremendo impacto.

-¡¿Qu…Qué estás haciendo?!

Cubierta con arena, Tohka se quejó, pero era difícil responder a eso.

Shidou no podía respirar.

Era difícil mantener incluso su conciencia y postura.

De todos modos, algo, se siente, mal.

-¿Shidou?

Dijo Tohka, aturdida.

Buscando la razón, Shidou movió su temblorosa mano derecha hacia su costado.

Algo era raro.

Después de todo, no había nada, a…

-Ah…

Origami escuchó este sonido salir de su garganta al ver la figura de Shidou desmoronándose a través de su vista mejorada por su territorio.

Por unos momentos su cuerpo se puso rígido, mientras yacía boca abajo en el terreno plano que fue preparado para la construcción de un nuevo edificio de departamentos, con el rifle anti-Espíritu “Cry-Cry-Cry” preparado.

Unos segundos antes.

Origami encendió el realizador del “Cry-Cry-Cry”, aplicó una barrera ofensiva en la bala especial que fue cargada, apuntó perfectamente y apretó el gatillo.

No había posibilidad de fallar.

––Si Shidou no hubiera aventado de repente al Espíritu.

La bala que disparó Origami…en lugar de al Espíritu, atravesó limpiamente el cuerpo de Shidou.

-¡……!

Esta vez, no salió ningún sonido.

Se dio cuenta de que su dedo, el que apretó el gatillo, temblaba levemente.

Después de todo, ahora, acabo, a Shidou…

-… ¡Origami!

-¡……!

La voz de Ryouko la regresó a sus sentidos.

-¡Te puedes lamentar después! ¡Te voy a regañar hasta la muerte más tarde! Pero por ahora…

Diciendo esto, Ryouko miró al parque con miedo.

-¡Solo piensa en no morir…!

-¿Shidou…?

Ella dijo su nombre, pero no hubo respuesta.

Eso era de esperar. En el pecho de Shidou, había un gran agujero más grande que incluso la mano extendida de Tohka.

Su cabeza estaba confundida, ella no entendía.

-Shi…dou.

Tohka se puso en cuclillas junto a la cabeza de Shidou y picó sus mejillas.

No hubo respuesta.

La mano que fue extendida hacia Tohka hace unos momentos, estaba completamente empapada de sangre.

-U, wa, aaa, aaaa…

Unos segundos más tarde, su cerebro comenzó a entender la situación.

…Reconoció este olor a quemado que los envolvía.

Era el de grupo que siempre intenta matar a Tohka…el AST.

Fue un golpe muy preciso. Probablemente…esa chica.

Si fuera golpeada en su estado actual sin su vestido astral, ni siquiera Tohka saldría ilesa.

Mucho menos si era el totalmente indefenso Shidou.

-¡……!

Tohka sintió un tremendo mareo, mientras colocaba su mano sobre los ojos de Shidou, que seguían mirando al cielo, y lentamente cerró sus párpados.

Luego, se quitó la chaqueta del uniforme que llevaba puesto, y cubrió suavemente el cuerpo de Shidou.

Vacilante, Tohka se puso de pie, y volvió su cara hacia el cielo.

––Ahh, Ahhh.

Era imposible. Era imposible después de todo.

Por un momento…Tohka había pensado que podría haber estado bien vivir en este mundo.

Si Shidou estuviera allí, entonces tal vez las cosas habrían funcionado, o eso pensó.

Probablemente sería difícil y complicado, pero podrían haber sido capaces de hacerlo, o eso pensó.

Sin embargo.

Ahh, sin embargo…

Era, imposible, después de todo.

Este mundo…eligió rechazar a Tohka después de todo.

¡Y fue a través del más bajo y peor medio pensable…!

-…“Vestido Astral Celestial –Adonai Melek (decimo)”… (NT: Las armas de los Espíritus se basan en las Sefirot de la Cábala, entre las cuales Tohka representa a la décima Sefirot “Maljut” (la realeza, el reino) donde el nombre de Dios es Adonai Melek y su arcángel guardián es Sandalfón, además su representación mágica es una joven coronada en un trono.)

Desde el fondo de su garganta, ese nombre fue exprimido. Vestido Astral. El absolutamente más fuerte, el territorio de Tohka.

Al instante, el mundo, cantó.

El paisaje circundante se aplastó y se distorsionó, se envolvió alrededor del cuerpo de Tohka, y tomó la forma de un vestido solemne.

Y entonces una membrana muy brillante se convirtió en la falda y las partes internas del vestido…la calamidad ha descendido.

Crack, crack.

El cielo crujió.

Como si expresara su descontento por Tohka, quien de repente hizo que su vestido se manifestara.

Tohka movió su mirada ligeramente hacia abajo.

En una colina que estaba plana como la cima de una montaña que había sido cortada, las personas que atacaron a Shidou estaban allí.

Las personas a las que no sería suficiente solo matarlas, estaban allí.

Tohka golpeó con su talón el suelo.

Instantáneamente, el trono que guardaba la espada gigante apareció de allí.

Con una explosión, Tohka se lanzó del suelo, aterrizando en el brazo del trono, y sacó la espada de la parte trasera.

Entonces…

-Aaaaah.

Su garganta tembló.

-Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhh.

Como si el cielo se sacudiera.

-¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA…!!

Como si la tierra rugiera.

Se sentía como si estuviera adormeciendo su cerebro, como si tratara de desgastarse a sí misma.

-Cómo te atreves.

Sus ojos, se humedecieron.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

-Cómo te atreves cómo te atreves cómo te atreves cómo te atreves cómo te atreves cómo te atreves.

Tohka puso poder en la mano que sostenía la espada, y mató la distancia frente a sus ojos.

-¿¡Qu…!?

-¡……!

Sin siquiera dar tiempo para parpadear, Tohka se había trasladado a la colina que había estado viendo hace un momento.

Delante de ella había una mujer con los ojos abiertos en estado de shock, y una chica con una expresión sin emociones.

Al mismo tiempo que vio este rostro odiado y despreciable, Tohka aulló.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

-¡¡“Sandalfón” – “Halvanhelev (La Espada Final)”!!

Inmediatamente, grietas atravesaron el trono que Tohka estaba pisando, mientras se deshacía en pedazos.

Entonces, las distintas piezas del trono se pegaron a la espada que Tohka tenía en la mano, aumentando aún más el tamaño de su silueta.

Con una longitud superior a 10 metros, una espada excesivamente grande.

Sin embargo, Tohka le dio una sacudida levemente, y luego la dejó caer hacia las dos mujeres.

La luz que salía de la hoja se volvió aún más intensa, y en un instante se arrastró por el suelo debajo a lo largo de la línea extendiéndose desde la espada.

En el momento siguiente, una tremenda explosión asaltó los alrededores.

-¡Qu…!

-…Ugh.

Saltando a izquierda y derecha justo a tiempo, las dos mujeres soltaron voces llenas de miedo.

Pero eso era de esperar. Después de todo, con solo ese golpe, Tohka cortó la enorme área plana en dos mitades a lo largo.

-¡Tú…monstruo…!

La chica alta gritó, agitando algo así como una espada sin refinar hacia Tohka.

Pero no había manera de que tal cosa pudiera alcanzar a Tohka, con su vestido puesto. Con solo dirigir la mirada hacia ella, Tohka dispersó el ataque.

-Imposible…

El rostro de la chica se pintó con desesperación.

Pero sin mostrar ningún interés en ella, Tohka miró hacia la otra chica.

-…Ah, ah. Eres tú, eres tú.

Tranquilamente, sus labios se abrieron.

-A mi amigo, a mi mejor amigo, Shidou, la que lo mató, fuiste tú.

Tohka dijo esto, y solo ligeramente, por primera vez, la expresión de la chica se distorsionó.

Sin embargo, eso no importaba en absoluto.

Una existencia que pudiera detener a Tohka con “Halvanhelev” materializada, no existe en este mundo.

Mirando a la chica con ojos que se tiñeron de oscuridad pura, Tohka tranquilamente se volvió loca.

-…Matar, destruir, matar, borrar, matar a todos. Morir, acabar, morir, perecer, morir.

Date A Live Volumen 1 Capítulo 5 Parte 3 Novela Ligera

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme