Date A Live (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Tu Nombre Es……

Parte 1

 

 

-¡Qué tal eso!

Todavía agarrando el control con la mano izquierda, Shidou levantó su puño derecho hacia el cielo.

Han pasado diez días, incluyendo los días de descanso, desde el inicio del entrenamiento después de clases con Kotori y Reine.

Shidou finalmente se había encontrado con la pantalla del final feliz del juego.

…Pero bueno, no quería ni contar el número de veces que sus viejas cicatrices habían sido abiertas durante ese tiempo.

-…Nn, ha pasado algo de tiempo, pero vamos a decir que el primer paso ha sido completado.

-Y parece que ha visto a todos los CG, así que por ahora es una marca aprobatoria supongo…Pero aún así, al final esto es sólo tratar con chicas virtuales.

Mirando a los créditos desplazándose detrás de él, un suspiro se escuchó de Reine y Kotori.

-Bien entonces, para el siguiente entrenamiento…vamos a pasar a las mujeres reales. Tenemos el tiempo justo después de todo.

-…Hm, ¿va a estar bien?

-Está bien. Incluso si falla, lo único perdido sería la confianza de la sociedad en Shidou.

-¿¡Qué acabas de decir casualmente!?

Shidou había estado escuchando su conversación en silencio, pero no pudo controlarse e interrumpió.

-Ugh, ¿estabas espiando? Todavía tienes esos malos pasatiempos, eh. Pervertido, mirón.

Kotori frunció el ceño mientras se cubría la boca con la mano y habló.

-¡No se llama espiar ni nada así si estás hablando justo delante de mí!

Gritó Shidou, y Kotori con un “Sí, como sea” levantó la mano para hacerlo callar.

De alguna manera, lo hizo sentir que era él quien había dicho algo raro en su lugar.

-Entonces, Shidou. Sobre el próximo entrenamiento…

-…Estoy increíblemente desmotivado, pero ¿qué?

-Vamos a ver…Me preguntó quién estaría bien.

-¿Ah?

Shidou inclinó la cabeza a un lado, mientras Reine comenzaba a operar la computadora delante de ella. En las pantallas alineadas sobre el escritorio, aparecieron varias imágenes del interior de la escuela.

-…Es cierto, vamos a ir con algo seguro primero, ¿qué tal alguien como ella?

Diciendo esto, Reine señaló al lado derecho de una imagen, a la maestra Tama- chan.

Por un instante, Kotori levantó las cejas…

-…Ah, entiendo. Eso está bien. Vamos a hacerlo.

Inmediatamente, apareció una sonrisa malvada.

-…Shin. Se ha decidido el próximo entrenamiento.

-¿Q-qué tipo de entrenamiento es?

Conteniendo su ansiedad, Shidou preguntó, y reconociendo su pregunta, Reine contestó.

-…Ahh. Durante el evento real, cuando aparezca un Espíritu, vamos a hacer que ocultes un intercomunicador miniatura en tu oído, y enfrentarás los problemas siguiendo nuestras instrucciones. Nos gustaría tratar este entrenamiento como si fuera real, y practicar con él una vez.

-Entonces, ¿qué debo hacer?

-…Por el momento, ve a seducir a la maestra Okamine Tamae.

-¡¿Eh?!

Gritó, levantando las cejas.

-¿Hay algún problema?

Como si disfrutara la reacción de Shidou, Kotori habló mientras sonreía.

-¡Por supuesto…! ¡No hay forma de que pueda…!

-Vas a tener que enfrentar oponentes mucho más duros durante la misión real, ¿sabes?

-¡…E-eso es, cierto, pero…!

Respondió Shidou, y Reine se rascó la cabeza.

-…Creo que ella es adecuada como tu primer oponente. Muy probablemente, incluso si te confiesas ella no lo aceptará, y no parece que ella vaya a difundir la noticia tampoco…Bueno, si estás en contra sin importar nada, entonces estaría bien cambiar a una estudiante…

-Uuuu…

Una escena desagradable apareció en la mente de Shidou. La estudiante a la que Shidou llamó regresa al salón y reúne a sus amigas. “Oigan, qué creen, Itsuka-kun, se me confesó~” “Ehh~, ¿en serio~? A pesar de que muestra una cara como si no estuviera interesado en las chicas, eso es bastante audaz de su parte.” “Pero no hay forma de que él~” “Sí, de ninguna manera. Es decir, parece súper sombrío~” “Ah~, lo dijiste~, hahahaha.”

…Parece que un nuevo trauma había nacido.

En cuanto a eso, si era Tamae, entonces no parecía haber ninguna posibilidad de que esa escena ocurriera. Sin importar lo joven que parece ser, es una mujer adulta. Probablemente lo ignorará como la broma de un estudiante.

-Entonces, ¿qué vas a hacer? En la realidad, el fracaso es equivalente a la muerte, así que sin importar cuál escojas, estábamos planeando sólo darte una oportunidad.

Preguntó Kotori, y con sudor frío cayendo por su espalda, Shidou respondió.

-…La maestra, por favor.

-…Genial.

Asintiendo levemente, Reine sacó un pequeño dispositivo del cajón del escritorio, y se lo entregó a Shidou. Entonces sacó lo que parecía ser un receptor con un micrófono y auriculares y lo colocó sobre el escritorio.

-¿Qué es esto?

-…Trata de ponerlo en tu oído.

Haciendo como se le dijo, se lo puso en su oído derecho.

Después de que lo hizo, Reine cogió el micrófono, y movió los labios como si murmurara.

-(… ¿Qué tal esto, puedes oírme?)

-¿¡Woah!?

La voz de Reine resonó de repente en su oído. Sorprendido, los hombros de Shidou temblaron y se levantó de un salto.

-(…Genial, está bien conectado. ¿El volumen está bien?)

-U-Uh…sí, creo…

Respondió Shidou, y Reine de inmediato se puso los auriculares que estaban sobre el escritorio.

-…Nn, bien. No hay ningún problema por nuestra parte tampoco.

-¿Eh? ¿Lograron captar lo que acabo de decir? Pero no hay nada que parezca un micrófono de mi lado…

-…Viene con un micrófono de alta sensibilidad instalado. El ruido de fondo se filtra automáticamente, y nos transmite sólo los sonidos importantes.

-Haaah…

Shidou suspiró con admiración, mientras Kotori sacaba lo que parecía ser otro aparato pequeño del escritorio.

Con un movimiento de su dedo, el aparato expandió sus alas de repente y bailó en el cielo como un insecto.

-¿Q-Qué es eso?

-…Echa un vistazo.

Diciendo esto, Reine operó la computadora delante de ella y mostró una imagen.

Allí apareció el salón de preparación de física en que estaban Kotori, Reine, y Shidou.

-Entonces esto es…

-…Una cámara de alta sensibilidad ultra pequeña. Vamos a seguirte con esto. Asegúrate de no confundirla con un mosquito y destruirla.

-Eh…esto es increíble.

Pa, su trasero fue pateado.

-Como sea, date prisa y vete, estúpida tortuga. El objetivo está en el pasillo del 3° piso en el edificio este. Eso está cerca.

-…Bien.

Dándose cuenta de que cualquier cosa que dijera sería inútil, Shidou asintió débilmente.

Si lo extiende, existe la posibilidad de que cambiaran el objetivo a otra persona. Shidou de alguna manera movió sus piernas indispuestas y salió del salón de preparación de física.

Entonces, mirando a izquierda y derecha en el fondo de las escaleras…vio la espalda de Tamae en el pasillo.

-Maes…

En medio, su voz se atoró.

Era una distancia en la que si alzaba la voz la alcanzaría…pero quería evitar la atención de los estudiantes que seguían en la escuela y de otros profesores.

-…Supongo que no tengo otra opción.

Trotando ligeramente, Shidou siguió la espalda de Tamae.

A los pocos metros, parece que ella notó los pasos de Shidou, y Tamae se detuvo y se volvió.

-Oh, ¿Itsuka-kun? ¿Qué pasó?

-…U-Um…

A pesar de que era un rostro que veía casi todos los días, tratarla como un objetivo a seducir aumentó su nerviosismo al instante. Shidou vaciló sin querer.

-(…Cálmate. No lo olvides, esto es entrenamiento. Incluso si fallas, no vas a morir.)

En su oído derecho, resonó la voz de Kotori.

-Incluso si dices eso…

-¿Eh? ¿Qué fue eso?

Reaccionando al murmuro de Shidou, Tamae inclinó la cabeza.

-Ah, no es nada…

Probablemente irritándose de que Shidou no hubiera sido capaz de avanzar la conversación en absoluto, una vez más salió una voz del intercomunicador.

-(Qué inútil…Por ahora vamos a estar seguros, y trata de hacerle un cumplido.)

Al oír las palabras de Kotori, Shidou miró a Tamae de pies a cabeza, buscando algo que pudiera alagar.

…No, espera. Shidou abandonó la idea de inmediato. En un libro de “cómo hacer” que leyó hace unos días, en lugar de tratar directamente de alagar el aspecto de una mujer, parecía que preguntar por otras cosas es mejor para continuar la conversación. En este caso, alagar sus ropas o accesorios, o más directamente apreciar su sentido de la moda es mejor aparentemente.

Tomando una decisión, abrió la boca.

-P-Por cierto, esas ropas…son lindas.

-¿Eh…? ¿E-en serio? Ahaha, me estás avergonzando.

La cara de Tamae se sonrojó con alegría mientras sonreía y se rascaba la parte trasera de su cabeza.

… ¿Ohh? ¿Esta no es una respuesta bastante buena? Shidou apretó levemente su mano.

-¡Sí, le queda muy bien!

-Fufu, gracias. En realidad son unas de mis favoritas.

-¡Ese peinado también es muy lindo!

-Eh, ¿en serio?

-¡Sí, y además, esas gafas también!

-Ah, hahahaha…

-¡Y ese libro de asistencia también es súper increíblemente genial!

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

-Uhm… ¿Itsuka-kun…?

Mientras ella se desconcertaba cada vez más, su rostro gradualmente se convirtió en una sonrisa irónica.

-(Te sobrepasaste mucho, calvo.)

En su oído derecho, pudo oír a una asombrada Kotori.

Pero incluso si le decían eso, no tenía idea de lo que debía decir después. Por un tiempo, se quedaron en silencio.

-Uhm… ¿Eso es todo de lo que querías hablar conmigo?

Tamae inclinó la cabeza.

Probablemente pensaron que no quedaba mucho tiempo, ya que esta vez se escuchó una voz soñolienta en su oído derecho.

-(…Oh, bueno. Entonces, por favor sólo repite las palabras que te diga.)

Él estaba agradecido por eso. Shidou inclinó la cabeza al frente un poco, mostrando que entendía.

Y entonces, sin pensar para nada, repitió exactamente la información que oía.

-Um, maestra.

-¿Qué pasa?

-He encontrado que venir a la escuela recientemente es muy divertido.

-¿En serio? Eso es genial, ¿no?

-Sí…Fue desde que te convertiste en nuestra asesora.

-¿Eh…?

Sorprendida, los ojos de Tamae se abrieron como platos.

-¿Q-Qué estás tratando de decir? Cielos. ¿Qué pasa con esto de repente?




Shidou continuó, repitiendo las palabras de Reine.

-En realidad, desde hace mucho tiempo, yo…

-Ahaha…eso no es bueno. Aprecio tus sentimientos, pero ya sabes, soy una maestra.

Mientras tocaba el libro de asistencias, Tamae mostró una sonrisa amarga.

Como se esperaba de una maestra, de un adulto. Parecía que planeaba rechazarlo sin vacilar.

-(…Hm. ¿Cómo debemos atacar?)

Reine, que había estado armando frases continuamente, soltó un pequeño suspiro.

-(…Si recuerdo bien, cumple 29 años este año, eh…Entonces Shin, trata de decir esto.)

Reine dio las instrucciones para la siguiente línea. Y casi sin pensar en absoluto, Shidou movió su boca.

Gracias (๑˃̵ᴗ˂̵)و

-Hablo en serio. En serio quiero…

-Uhm…esto es problemático para mí.

-¡En serio quiero, casarme contigo!

––Cambio.

En el momento que “casarse” salió de la boca de Shidou, la cara de Tamae pareció cambiar ligeramente.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme