Goblin Slayer

Volumen 7

Capítulo 1: Un Envío Para Ella

Parte 1

 

 

Goblin Slayer Volumen 7 Capítulo 1 Parte 1 Novela Ligera

 

Publicidad M-AR

 

El amor es el destino, el destino es la muerte.

Incluso un caballero que sirve a una doncella, caerá un día en las garras de la muerte.

Incluso el príncipe que se hace amigo de un Dragón Celestial, debe dejar atrás a la mujer que le gusta.

El mercenario que amaba a una clériga, caerá en batalla persiguiendo su sueño.

Publicidad Y-M1

Y el rey que amaba a la doncella del santuario, controla todo menos la hora de su separación.

Publicidad Y-M2

El fin de la vida, no es el último capítulo de una saga heroica.

Así que la aventura llamada vida, continuará hasta el final.

Amistad y amor, vida y muerte.

De estas cosas, no podemos escapar.

Por lo tanto, ¿qué tenemos que temer?

El amor es el destino, y nuestro destino es la muerte.

***

 

 

“Supongo que es hora de casarse”, dijo la Arquera Elfa Superior, como si apenas le importara. Sus largas orejas saltaban mientras hablaba.

La luz del sol que entraba por la ventana trajo consigo el opresivo calor de la tarde.

Era verano.

Este no era el clima adecuado para salir de aventura según el criterio de cualquiera. Si no hubiera una necesidad apremiante de ganar suficiente dinero para comer, nadie habría salido voluntariamente bajo ese calor abrasador.

Sin embargo, estar en esta taberna no era mucho mejor. Varias docenas de personas seguían usando su equipamiento, algo a lo que se sentían obligados para dar a conocer su status de aventureros. El calor corporal colectivo era sofocante, lo suficientemente caliente como para hacerle competencia a la luz del sol.

La humedad persistente dejaba las bebidas tibias; la gente las tomaba con delicados sorbitos para hacerlas durar. Nadie en su sano juicio tendría ningún interés en salir.

Fue entonces cuando irrumpió un aventurero, con sudor goteando por la frente y una bolsa en su costado.

“¡Hola a todos! ¡Envío postal!”

Esto no era inusual. La entrega de cartas urgentes era una forma común de empleo para los aventureros. Desde su lugar en la recepción, la Chica del Gremio señaló a varios de los ocupantes de la taberna, que se acercaron corriendo.

Cada carta transmitía sus propias noticias.

“¡Ug! Están embargando… ¡Dame un respiro!”

“Eso es porque te endeudaste sólo para comprar tu equipamiento, idiota.”

“¡Ah! ¡Mi hermana pequeña tuvo un bebé! Tengo que ir a verla después de mi siguiente aventura.”

“¡Wow, retira eso! Sabes que decir una frase como esa te asegura la muerte, ¿verdad?”

“Huh, una convocatoria personal de la capital. Increíble. Esto es buena señal.”

“Entonces, otra… cita. Un viaje. Ha… pasado mucho tiempo.”

Demandas de pago, cartas desde casa, misiones urgentes, etc. Tal vez fue por el calor que hacía que todos pasaran por alto las palabras de la Arquera Elfa Superior en medio de todo ese barullo e intercambio de información.

Una sola pieza de papel se suele llamar una hoja, pero la carta que recibió la Arquera Elfa Superior estaba literalmente escrita en una hoja de verdad. Estaba cubierta con una hermosa y fluida escritura en el lenguaje élfico; la Arquera Elfa Superior lo miró y luego asintió para sí misma.

“Supongo que es hora de casarse”, dijo la Arquera Elfa Superior, como si apenas le importara. Sus largas orejas saltaban mientras hablaba.

“……”

Publicidad M-M1

Hubo un momento de silencio en el que todos los ocupantes de la sala se miraron entre ellos, tratando de comprender lo que acababan de escuchar.

La charla en el Gremio de Aventureros explotó con la fuerza de una bomba.

El Chamán Enano escupió su vino; el Sacerdote Lagarto sacó su larga lengua y siseó:

Publicidad M-M4

“¡Oh-Jo!”

“¿Puedes repetir?” Preguntó la Chica del Gremio, mientras que a su lado los ojos de la Inspectora se iluminaron.

“¡¿Tiempo para qué?!”, Preguntó la Caballera, poniéndose de pie.

“Hey”, dijo el Guerrero Pesado, con una expresión de resignación mientras tiraba de la manga de la Caballera.

El Guerrero Novato y la Aprendiz de Clérigo fingieron no prestar atención, pero era obvio que estaban escuchando.

“Qu…Qu…” La Sacerdotisa seguía repitiendo, con la mano en la boca, su cara enrojeciéndose y sus ojos brillando.

Goblin Slayer Volumen 7 Capítulo 1 Parte 1 Novela Ligera

 

“¿Es eso así?”

Goblin Slayer habló con su habitual indiferencia.

“¿Con quién?”

“Un primo mío mayor que yo”, respondió la Arquera Elfa Superior, todavía completamente en calma. Ella agitó la mano y sonrió. “Hablando de sorpresas. ¡Nunca hubiera imaginado que estaría con alguien tan puritano como él!”

“Hmm”, dijo Goblin Slayer, asintiendo. “Entonces—“

“¡Enhorabuena!” dijo la Sacerdotisa, con su voz llena de emoción y su rostro envuelto en una sonrisa, se inclinó hacia la Arquera Elfa Superior. Agarró las manos de la elfa, hablando desde el fondo de su corazón. “Um, ¿Los elfos tienen ceremonias de bodas como las nuestras? Si es te parece bien—“

“¡Por supuesto! Y es para un miembro de la familia de los jefes, por lo que esta será una grande. ¡Por supuesto, están todo todos invitados!”

“Cielos”, dijo el Chamán Enano, lanzando una mirada de reojo a las chicas. Finalmente había logrado limpiar el vino que había escupido, escurrió su barba y se sirvió una nueva copa. “Y yo que pensaba que el crepúsculo de los elfos había llegado temprano, y resulta que ella era la hija del jefe”.

“¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! ¡Ja!” el Sacerdote Lagarto golpeó su cola felizmente contra el suelo. “Por eso dicen que los mayores siempre piensan en los más jóvenes”.

“¡Bah! Estoy seguro de que en realidad soy más joven que ella.”

Entonces… ¿casarse a los dos mil años se considera pronto o tarde para los elfos?

Ignorando la expresión de perplejidad del enano, el Sacerdote Lagarto dio un mordisco pesaroso a su queso.

“Supongo que esto supone una despedida para nuestra maestra guardabosques. Ah, ese será un día solitario…” (NOVA: Ranger significa guardabosques, si, suena feo, pero explorador es lo más cercano, pero estaría mal porque Scout es explorador y no tiene las mismas habilidades de que un ranger.)

Publicidad Y-M2

“¿Por qué te estas despidiendo tan rápido?”

“Mmm. ¿No vas a estar más ocupada?”

Publicidad M-M1

“No va a nacer ningún bebé por lo menos en otros doscientos o trescientos años.” ¿Quién se queda embarazada durante las primeras dos décadas? La Arquera Elfa Superior estaba haciendo pucheros.

“Gracioso, los elfos miden el tiempo a gran escala, ¿no?” el Sacerdote Lagarto murmuró cuando la escuchó hablar de periodos casi más allá de su imaginación.

“Bueno, somos prácticamente inmortales. Un momento, ¿los hombres lagarto no?”

“De hecho, a los príncipes solo se les permite tener un huevo, pero para nosotros el patrón es nacer, multiplicarnos, vivir, matar y luego morir.”

“El ciclo es importante, ¿no?” Gira, gira. La Arquera Elfa Superior dibujó un círculo en el aire con su delgado dedo. En este sentido, los elfos y los lagartos, ya que ambos respetaban estrictamente la naturaleza, tenían algo en común. Unos podrían amar la batalla y los otros no, y unos podrían ser inmortales y los otros mortales, pero la vida y la muerte llegaban a ellos de todos modos.

“Jum…” La Sacerdotisa hizo un ruido, aparentemente aún un poco confundida. Las almas subían al cielo, donde residían los dioses, y donde recibirían muchas comodidades. De vez en cuando, tal alma podía volver al tablero, pero esto estaba fuera del ciclo de la naturaleza.

“Pero”, preguntó la Sacerdotisa, inclinando la cabeza, “¿Los esposos elfos normalmente dejan que sus esposas salgan a recorrer el mundo y hagan cosas peligrosas después de casarse?”

“¡Na-ah! De ninguna manera mi primo consentiría tal cosa.” La Arquera Elfa Superior se rió y agitó su mano. “Se enamoró a primera vista, estoy segura. A pesar de ser tan serio y cuadriculado… En realidad, tal vez esa sea exactamente la razón.”

“Eh… ¿Qué dijiste?” La Sacerdotisa se llevó un dedo a los labios. “Hmmm.” Algo en esta conversación no tenía sentido.

Se siente un poco… raro. Como si fuera un diálogo de sordos.

Publicidad Y-M2

“Entonces”, dijo Goblin Slayer, volviendo a la conversación tan repentinamente que la Arquera Elfa Superior se encontró a sí misma parpadeando. “¿Quién se casa?”

“Oh, mi hermana mayor.”

“¡Podrías haber dicho eso un poco antes, tú Yunque!” El Chamán Enano le dio un manotazo en la espalda como reprimenda.

“¡¿Qué?!” La Arquera Elfa Superior pasó de estar desconcertada a enfadada, sus orejas apuntaban hacia atrás. Lágrimas saltaron de sus ojos. “¡¿Qué crees que haces?!”

Publicidad Y-M2

“¿Qué es esto? ¡Es la primera vez que oigo hablar de un yunque que no puede soportar ser golpeado!”

“¡Eres de lo peor!” A estas alturas, ella había abandonado completamente cualquier cosa que se asemejara a la dignidad que normalmente se asocia con un elfo superior. “¡Por esto odio a los enanos! Tú… ¡Tú barril de cerveza!”

“Creía que ya te lo había dicho—se llama ser corpulento, ¡y nosotros lo apreciamos!”

Y así empezaron. La Sacerdotisa ya estaba acostumbrada a estas repentinas discusiones. Sostuvo su jarra con ambas manos, tomando pequeños sorbos de su agua con limón, que ya era prácticamente una bebida tibia.

“Si vamos a ser invitados… tendremos que conseguirle un regalo o algo así.”

“¿Es así?” dijo Goblin Slayer asintiendo con la cabeza. Cruzó los brazos y se quedó en silencio por un momento, luego gruñó y finalmente, con cierta dificultad, dijo, “Creo que yo—“

“No”, dijo la Sacerdotisa, aunque estaba sonriendo. Ella estaba apuntando con un dedo directamente hacia Goblin Slayer, quien se tragó lo que había estado a punto de decir. “Hemos sido invitados a una celebración maravillosa. No puedes negarte.”

“Eso…” Goblin Slayer se quedó mudo por un momento. “… puede que sí, pero—“

“Podemos pedir a la recepcionista que se asegure de que otras personas se encarguen de asesinar a los goblins”.

“Hrk…”

Era como tener Protección, un milagro que se había convertido en algo así como su especialidad. Su sonrisa desviaba todos y cada uno de sus ataques.

Goblin Slayer no produjo un sonido más; el Sacerdote Lagarto giro sus ojos hacia arriba.

Publicidad M-AB

Parece que la doncella recepcionista y la hija del granjero le han enseñado bien.

“Jeh-jeh-jeh. Bueno, tal vez yo y el maestro hechicero hagamos un regalo apropiado.” Hizo un gesto solemne y de aspecto importante y luego unió sus palmas de una manera extraña. “Pero mi querida clériga”, agregó, “¡Parece que te has vuelto bastante asertiva!”

“¡Por supuesto que sí!” la Sacerdotisa hinchó su pequeño pecho para verse tan fuerte como podía. “¡Aprendí de Goblin Slayer, después de todo!”

NOVA: ¡Muchísimas gracias a todos los suscriptores por su apoyo!

Gracias a ellos hemos podido traerles este volumen y podremos traducir muchas mas novelas en un futuro, de hecho les tenemos varias sorpresas.

Esperamos que disfruten de nuestra traducción tanto como nosotros disfrutamos haciéndola.

4.7 23 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
14 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios