Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 83: Vivo (Parte 1)

 

 

“¡Oh, guerrero orco! Encantado de conocerte. Hahaha.”

“¿Estás vivo? Me llamo Crockta.”




Nakai lo saludó con una sonrisa. Crockta rió y asintió.

Anor se sentía extraño mientras veía a los 2 saludarse mutuamente. Estaba cautivado por la irreal escena que parecía sacada de otro mundo que no fuera este. Obviamente, hoy era el primer día que se veían.

El Nakai que él conocía se habría burlado y expresado su insatisfacción hacia otras especies que entraban a Nuridot. Él era de los que siempre esparcía las habladurías de que los orcos eran sucios e ignorantes.

Entonces… ¿Por qué ahora se estaban dando la mano?

“¡Ah, este es Anor! ¿Cómo está Tercer Dragón?




Tiyo se aproximó. Nakai bajó su mirada a Tiyo y le ofreció un apretón de manos.

“Pareces un elfo oscuro con modales. Soy Tiyo” contestó con una sonrisa.

Nakai originalmente llamaba a los gnomos “pequeños enanos”. Ahora parecía que Anor era el único que no estaba propiamente conectado a Nuridot. Anor se giró con una expresión amarga en el rostro.

Antes de que él lo supiera, el sol se había hundido completamente en el horizonte. El cielo crepuscular se estaba cubriendo con el velo de la noche. Una vez más, la Luna se alzó en el firmamento.

Anor regresó hacia su casa.

Sentía que eran injustas todas las veces que había sido perseguido. Podía ser mestizo, pero al menos parecía un elfo oscuro con su piel oscura y sus largas orejas. El orco y el gnomo tenían aspectos completamente diferentes.

No obstante, eran bienvenidos. Quizá la razón no era que fuese mestizo, ¿sino su propia existencia? Era la única conclusión a la que podía llegar.

Paró en seco cuando de repente alguien agarró su hombro. Anor entró en pánico. Se giró y pudo reconocer a quién le miraba, lo que le causó aún más terror. La dura cara de Crockta se vislumbraba en la oscuridad.

“¡M-Me has sorprendido!”

“Parece que no hay posadas por aquí.” Nuridot no era un lugar muy grande. En primer lugar, los elfos oscuros no eran muy agradables con los extranjeros, por lo tanto los negocios de hospedaje no eran muy comunes. “Así que he decidido quedarme en tu casa.”

“Nunca te he dado el permiso…”

“Para eso he venido. Para preguntarte. Kulkulkul.”

Anor se rascó la cabeza. Su casa no era muy espaciosa y no estaba hecha para recibir visitas. Más bien, daba le un poco de vergüenza enseñarla. Pero se sentía nervioso bajo la mirada fija de Crockta.

“Entonces…”

En el momento que miró arriba a Crockta para decirle que lo acompañara…




Algo voló sobre la cabeza de Crockta.

“…¿Eh?”

La sombra de un dragón destacó bajo la luz de la luna llena tras la cabeza de Crockta. No, eso no era un dragón. Parecía un dragón, pero no lo era. Se asemejaba a un drake, pero no era un drake. Era un drake con las alas de un wyvern, Tercer Dragón.

“¿Tercer Dragón?”

Obviamente él había liberado a Tercer Dragón en las Montañas Luklan. Anor le había pedido que viviera en libertad, que no regresara. Él acalló su corazón y se alejó de Tercer Dragón. Entonces ¿Por qué había regresado a Nuridot? Tercer Dragón estaba dirigiéndose al norte, hacia el Bosque de Nuridot, el hábitat de los drakes.




“¡Eeit!”

Anor comenzó a correr. Crockta y Tiyo se quedaron a sus espaldas antes de mirarse mutuamente. Corrieron tras él.

***

 

 

“¿Por qué has vuelto?”

Tercer Dragón ojeó por encima de Anor, quién tenía los brazos cruzados sobre su pecho.

“Los otros drakes te van a volver a molestar aquí.”

*Agitar, agitar*

Tercer Dragón agitó su cabeza. Sus intenciones eran claras.

Crockta y Tiyo vigilaban desde la retaguardia.

“¡Hey! ¿Piensas vivir con ese acoso toda tu vida? ¡Regresa y haz otros amigos! ¡Eh! ¡Tan solo eres un poco más grande!  ¡Por eso vive!”

“Grrrrrrung.”

“Ehh, ¿qué estás diciendo?”

Anor se golpeó el pecho de la frustración. Crockta se aproximó y dijo:

“Anor, dale un momento.”

“¿Eh?”

Crockta agarró la parte posterior del cuello del polo de Anor y lo jalo hacia atrás.

“¿Eeek?”

Tan pronto como Crockta lo apartó, una llama de fuego rodeó a Tercer Dragón. Fue una llamarada que iluminó el oscuro bosque.

“¡….!”

Tercer Dragón desplegó sus alas en un instante. El aliento de fuego fue bloqueado por las alas. Salía humo negro, pero no parecía haber sufrido el más mínimo daño. Tercer Dragón enseñó sus afilados colmillos.

Un drake se aproximaba por el bosque. El drake y Tercer Dragón se gruñeron salvajemente el uno al otro. El drake no invitado gritó algo y Third Dragón le contestó con un rugido. ¡Una guerra de egos entre dos dragones!

Aún no habían acabado y se unieron otros 2 drakes al anterior. Entre los 3 amenazaban a Tercer Dragón. Él era valiente, pero ellos eran tres.

Se miraron entre ellos.

Anor estaba triste. Su apariencia fue superpuesta a Tercer Dragón. (NOVA: Quiere decir que se sentía identificado con él y su situación)

“Tercer Dragón…”

Crockta lo vio y dio un paso adelante.

“No pretendía intervenir, pero…”

Sacó su gran espada. Una luz negra emergió de Ogre Slayer.

“Es de mala educación actuar así frente a mí.”

Los drakes miraron al orco quien apareció de repente haciendo unas absurdas muecas con la cara. Crockta pensó que las expresiones en las caras de los reptiles eran muy buenas. Entonces los fijó en su mirada.

 

[Carnicero de Criaturas (Esencia) ha sido usado.]

 

Era la habilidad que obtuvo tras cazar al Behemoth con el gran cazador Shakan. Era una habilidad anti-criaturas que incrementaba el poder de ataque contra las bestias y daba a las criaturas una sensación de opresión que neutralizaba sus movimientos. Entonces usó las habilidades de rango Pináculo, Gran Rugido de Rabia Aplasta Ejércitos. Incluso aunque no rugiera a un volumen alto, la rabia del guerrero orco que había arrasado incontables campos de batalla volvió a la vida.

Crockta desafió con la mirada a los drakes.

 

[Penetración del Corazón y del Alma (Pináculo) ha sido usado. Identificando a los drakes.]

[Los drakes de este bosque son bastante fuertes, pero son más débiles que tú. Están paralizados. El olor de las criaturas asesinadas que desprende tu cuerpo ha despertado su miedo.]

 

Usó la Penetración del Corazón y del Alma para poder analizarlos.

Los drakes retrocedieron.

 

[Los drakes quieren huir, pero su orgullo se los impide.]

 

Crockta rió. Su orgullo. Él incrementó la fuerza en su mirada.

¡Kuooooooooh!

Surgía vapor de Ogre Slayer.

Los drakes se dieron cuenta de esto. Si ellos se movían simplemente un poco hacia delante, esa espada los iba a descuartizar. Ese no era un orco normal.

Los drakes fueron forzados a dar media vuelta. Tercer Dragón los miró amenazadoramente, enviándoles una advertencia hasta que se marcharon del todo. Anor estaba alucinado por como Crockta se había deshecho de los drakes. El guerrero orco era más fuerte de lo que él imaginó en un principio.

Recordándolo, Crockta estuvo a punto de asestar un espadazo a Tercer Dragón el primer día que lo vio. ¿Qué hubiera pasado si Anor no hubiera actuado tan rápido aquél día? Él tenía fe en la fuerte piel y esqueleto de Tercer Dragón pero a lo mejor hubiera terminado bastante peor por el golpe. La espalda de ese orco se veía imponente.

“Anor.”

“¿Eh?”




“No te conozco muy bien, pero he estado pensando.” Dijo Crockta mientras guardaba su espada. “¿Por qué quieres enviar a Tercer Dragón a las Montañas Luklan?”

“Lo acabas de ver. Cada día ocurre lo mismo.”

“Pero Tercer Dragón quiere estar aquí.”

“Aun así…”

Crockta se aproximó.

“¿No eres tú el que quiere abandonar este lugar?”

Él tenía ojos y oídos, así que sabía algunas cosas sobre Anor. Él era un mestizo entre elfo oscuro y humano, lo que causaba que todo el pueblo lo ignorara. Cuando Crockta y Tiyo habían preguntado por Anor, los elfos oscuros lo habían despreciado.

“……”

Anor se quedó en blanco ante las palabras de Crockta. Parecía haber rebuscado en lo más profundo de su corazón.

“Quizá… sea cierto.” Los hombros de Anor cayeron.

Dejaron a Tercer Dragón en el bosque y pusieron rumbo de nuevo hacia Nuridot. Caminaron por las oscuras calles y hablaron. Anor preguntó:

“¿Cómo lo hiciste?”

“¿Qué cosa?”

“Ser más cercano a los elfos oscuros.”

Crockta se rió.

“No soy cercano a ellos.”

“Pero todo el mundo era bastante amigable…”

“Ellos actúan así porque necesitan que haga algo por ellos.”

Nuridot habría entrado en pánico cuando el grupo de orcos había aparecido durante el día. Era por todos conocido que el caudillo loco se estaba preparando para la guerra. Los orcos nómadas alzaban la bandera del Gran Clan. Ellos les dieron dos opciones: luchar o ser robados. El poder de Nuridot no era tan fuerte. Se necesitarían grandes sacrificios para luchar contra ellos. Pero era una situación donde no podían aceptar las irrazonables demandas de los orcos.

Era un dilema. Entonces, en medio de todo esto, un gnomo y un orco aparecieron. Los elfos oscuros estaban desconcertados mientras que los orcos se reían de ellos.

Y…

Los orcos fueron aniquilados. El guerrero orco iba decapitado a cinco orcos que se reían en un instante. La actitud de los orcos nómadas cambió de inmediato. Docenas de orcos alzaron sus armas contra él, pero él ni pestañeó. En cambio, acabó con todas sus fuerzas él solo.

A ojos de los elfos oscuros, él era como un dios de la guerra.

El temible guerrero orco explicó a los elfos oscuros. Los nómadas volverían, así que él se quedaría un tiempo para vigilar. Iba de camino al Templo del Dios Caído, pero quería cooperar con los elfos oscuros y de ese modo poder pasar por su territorio. Al fin y al cabo, él no era ajeno al Gran Clan.

Para los atemorizados elfos oscuros de Nuridot, él era su salvador. Por lo tanto, el duo se quedó en Nuridot como invitados. Su historia había circulado tan rápido que no había elfo oscuro que osara menospreciarles. Por lo tanto, los elfos oscuros estaban forzados a ser amigables y a acogerlos. En particular, el bonito aspecto de Tuyo y su animada actitud era refrescante para los elfos oscuros.

La bondad para los débiles era inútil, pero la bondad para los fuertes era algo que podían respetar. Así era el mundo.

“Ya veo…”




La expresión de Anor no cambió a pesar de la expresión de Crockta. Crockta se había ganado el respeto que él había querido toda su vida. Y todo gracias a su fuerza.

“El mundo es injusto,” murmuró Anor.

Él se había propuesto sin descanso convertirse en un miembro de la sociedad de los elfos oscuros. No causaba ningún problema. Pero seguía siendo un extranjero a ojos de los elfos oscuros. Sin embargo, Crockta recibió la admiración de los elfos instantáneamente debido a su fuerza.

Era una cuestión de fuerza.

“Sí, el mundo es injusto.”




Crockta sonrió.

Regresaron a Nuridot y llegaron a casa de Anor. Su casa no era muy grande. Era una casita pequeña y ruinosa. Estaba demasiado saturada con el enorme Crockta y con Tiyo. Anor les concedió su cama, pero ambos la rechazaron. Cubrieron el suelo con algunas mantas de Anor.

“¿Estais cómodos?”

“Está bien. Tiyo ya se ha dormido.”

Tiyo ya estaba roncando. Tenía el talento de quedarse dormido tan pronto como ponía la cabeza en el suelo. El gnomo era realmente adorable cuando cerraba sus ojos y dormía como un bebé recién nacido.

Crockta también intentó cerrar los ojos.

De repente, Anor dijo:




“Crockta, he malgastado toda mi vida intentando ser reconocido como un elfo oscuro de Nuridot.” Su mente le había estado dando vueltas todo el día. En particular, le asombró el ver a Nakai ser educado con Crockta. “Pero yo sigo siendo un extraño. ¿Porqué?”

Crockta miró al oscuro techo. Había conocido al elfo hoy, pero Crockta ya había podido comprender como era Anor.

Por eso, se sintió triste.

“Anor, ¿en qué quieres convertirte aquí?”

“¿Yo?” Anor pensó por un momento. “En un buen… ¿elfo?”

Sus padres habían muero. Su madre, una humana, siempre le había recalcado a Anor.

‘Intenta ser reconocido en la sociedad de los elfos oscuros. Sé un buen elfo y ten en cuenta a los demás. Sonríe siempre. No dudes en ayudar a otros.’

Crockta continuó:

“Pero basados en los resultados, los elfos oscuros de Nuridot no quieres que Anor sea bueno.”

“Qué…”

“Nunca serás capaz de hacer lo suficiente. Es inútil repetir una y otra vez lo mismo y esperar que los resultados varíen.” Crockta suspiró, “Como te dije, el mundo es injusto. No existe el cielo. No es un lugar donde la buena voluntad y la fe te sean devueltas de forma recíproca.”

“…..”

“Eso es todo lo que quería decir. Que duermas bien.”

Anor ya no pudo dormir tras escuchar las palabras de Crockta.

Él giró su cabeza y se mantuvo en la oscuridad de la cama. No podía verle, pero se sentía la enorme presencia del guerrero orco. Crockta trataba de dormirse. Él podía oír el sonido de la respiración de Tiyo.

Anor susurró:

“Crockta. ¿Estás dormido?”

“… Aún no.”

“Quiero preguntarte otra cosa. ¿Puedo?”

“Me da igual.”

Anor quería habla, pero no sabía cómo empezar. Anor apretó las manos juntas bajo la sábana. Su voz temblaba un poco mientras hablaba.

“¿Significa esto que debo cambiar?”

“Sí.”

“Traté de vivir correctamente, solo para ser acosado como si estuviera haciendo algo malo. Soy el único que sufre, así que, ¿Por qué yo debería cambiar? ¿No hay algo mal en todo esto?”

“Anor. Tus palabras son ciertas.” La voz de Crockta sonaba más amable en la oscuridad. Habló como si estuviera susurrando. “Pero no se trata de si está bien o está mal”.

Crockta soltó una risita en voz baja. Anor no pudo evitar sonreír al oír la risita de Crockta. Su pregunta perecía de menor importancia tras oír la risa del orco. Se sentía como si estuviera hablando con un hermano mayor.

“El mundo es así.”

“El mundo…”

“En mi vecindario, llamamos a la gente como tú “camote”. Kulkulkul. No lo pienses tanto. Tan solo…” (NOVA: También se les llama batatas, boniato o papa dulce)

Crockta volvió a reír.

“Si ellos te tratan como un perro, deberías tratarlos como perros también.”

***

 

 

A la mañana siguiente. Un grupo de orcos nómadas invadieron Nuridot.

NOVA: Este capítulo fue el examen de admisión de NyuXperience, como se imaginaran aprobó xD. Así que si les gusto como quedo el capítulo déjenle un comentario (─‿‿─)

5 6 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
9 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios