Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 82: Extraño (Parte 2)

 

 

El drake llamado Tercer Dragón miró molesto a Crockta, quien le devolvió la mirada sin dudarlo. Un orco y Drake tenían una competencia de miradas.

El elfo oscuro Anor, que apareció con Tercer Dragón, intervino entre los dos.




«Jaja, ¿por qué estás haciendo esto? Hubo un malentendido, pero ya pueden llevarse bien. ¿No es así? ¿Verdad, Tercer Dragón?»

«Grrrr…»

«Urrrrung…»

«No, señor Orco, ¿por qué gruñe?»

«No lo hago.»

«¿Eh?»

«¡Urrrrung!» Tiyo hizo un sonido feroz desde atrás.

«Ese… ¿gnomo?»

«¡Urrrrung!»

«Disculpe…»

«¡Está bien! Estoy impresionando a la bestia dot.»

«Bes…tia?» Parecía más bien que él era la bestia. Anor agitó la cabeza. «Disculpe.»

Crockta y Anor se alejaron de Drake y del gnomo.

«Estoy vivo. Soy Crockta. Me dirijo al norte.»

«Sí, sí. Soy Anor. Ese de allá es mi amigo Tercer Dragón».

«Es increíble que seas amigo de un drake.»

«¿Eh? ¿Asombroso? No, ¿qué estás diciendo? ¡Jajajaja! No, no, no. ¡Jijijiji! ¡Crockta es gracioso!»

Parecía que a este hombre le gustaban los cumplidos más de lo que pensaba Crockta.

«¿Eres un elfo oscuro de Dejame?»




«No. Soy originario de Nuridot, pero vine por un tiempo por Tercer Dragón. Me sorprendió ver orcos del Gran Clan hace dos días».

Nuridot era la ciudad de los elfos oscuros más cercana. Anor notó su expresión y añadió:

«¿Crockta forma parte del Gran Clan?»

«No.»

«Ya veo.» Anor parecía pensar que era de Orcheim porque bajó de las Montañas Luklan. «¿Cómo están las Montañas Luklan? ¿Es genial vivir allí?»

«Es un buen lugar.»

«Entonces…. Tercer Dragón puede vivir bien aquí, ¿verdad?»

Sus palabras se sintieron algo solitarias. Crockta se giró en dirección de Anor. Él estaba mirando Tercer Dragón con los ojos tristes.

«Tercer Dragón vivía originalmente en el bosque al norte de Nuridot… hay muchos drakes allí.»

«¿Entonces por qué viniste aquí?»

«Eso…»

Gracias a la guerra psicológica con Tiyo, Tercer Dragón extendió sus alas y lentamente comenzó a elevarse. Las alas de Tercer Dragón eran grandes y anchas.

«Tercer Dragón era acosado por esos drakes». Hubo una abundante ráfaga de viento debido a las alas de Tercer Dragón. Las anchas alas se asemejaban más a un wyvern que a un drake. «Tercer Dragón es una mezcla entre un wyvern y un drake.» (Law_Zero: hehe quien no se habrá aguantando las ganas 7w7 ¿papá o mamá?)

¡Un monstruo híbrido! Tercer Dragón se elevó hacia el cielo y rugió.

Tiyo caminó triunfalmente.

«¡Mira, el drake finalmente escapó!»

“……”

Parecía más bien que el drake estaba cansado y quería ignorarlo, pero Tiyo tenía una expresión de gran confianza en su cara.

«Así que, ¿De qué historia seria estás hablando? ¡Voy a resolver todas tus inquietudes dot!»

“……”

Anor no le creyó, pero al final, habló de Tercer Dragón.

Había conocido accidentalmente a un joven Tercer Dragón en el Bosque de Nuridot. Tercer Dragón era una mezcla de drake y wyvern. Se enteró de que Tercer Dragón estaba siendo hostigado. Era similar pero diferente a ellos, lo que significa que los drakes no lo reconocían.

A medida que Tercer Dragón crecía, sus alas se hacían más grandes y el acoso de los violentos drakes empeoraba. Anor era el único amigo en el que podía confiar Tercer Dragón. A Anor no le gustaba y decidió llevarlo a las Montañas Luklan donde no había drakes.

«¿Qué dot? ¡¿Dónde están los que lo acosaban dot?!»

Tiyo miró a Tercer Dragón volando por el cielo. Era como si no pudiese soportar que alguien a quien él reconocía estuviera siendo ignorado.

«Cometiste un error Anor dot. «¡Ese drake no es un tipo que huiría!»

«Disculpe…»

«¡Ese tipo, lo arreglara dot! ¡Un hombre puede vencer cualquier cosa con una voluntad fuerte!»

Tiyo comenzó a predicar una filosofía que era solo suya. Anor lo ignoró y miró a Crockta.

«¿Adónde se dirigen en el norte?»

«Nameragon».

Nameragon era la ciudad de los elfos oscuros en el norte que estaba en contacto con el Templo del Dios Caído. Era la siguiente ciudad más floreciente después de Spinoa, la capital de los elfos oscuros donde se encontraba el árbol del mundo.

«Será difícil…. Soy un elfo oscuro, pero los elfos oscuros son cerrados. No aceptarán fácilmente a un orco.»

«Está bien. Estoy preparado.» Crockta se encogió de hombros. No había manera, pero se las arreglaría una vez allí.

Anor suspiró.

«Los elfos oscuros son demasiado hostiles con los extraños.»

Tercer Dragón que estaba volando aterrizó en el suelo otra vez. Tercer Dragón se acercó a Anor y gritó. Crockta y Tiyo no sabían lo que decía, pero Anor asintió como si entendiera el significado.

Anor habló con una expresión seria.

«Ha visto orcos errantes. Sin embargo, están sosteniendo la bandera del Gran Clan…»

Los orcos errantes eran similares a la tribu Kapur, pero eran de pequeña escala y vagabundos. La falta de una base significaba que sobrevivían robando a la gente. Recientemente, el Gran Clan aceptaba orcos al azar, así que incluso los orcos ladrones se les unieron.

Para una pequeña ciudad como Nuridot, incluso un pequeño grupo de orcos era una gran amenaza.

«¿Qué hacemos?»

«¿Esos tipos se dirigen a Nuridot?»

«Sí.»

Crockta y Tiyo intercambiaron miradas.




«¡Jujuju! ¡Una crisis es una oportunidad! ¡Ayudaremos a los elfos oscuros dot!»

Crockta también asintió.

«Bien».

En el pasado, él había levantado su reputación para entrar en la ciudad elfa de Arnin. Si los elfos oscuros no los dejaban entrar, harían algo maravilloso para impresionarlos.

«¡Vamos dot!»

«¡Sí!»

Los ojos de Crockta y Tiyo brillaron como si quisieran correr de inmediato.

Anor los bloqueó.

«¡Disculpen, ¡esperen un momento!»

«¿Huh?»

«¡Nuridot está muy lejos de aquí! Tomará todo el día…»




Crockta y Tiyo se rieron.

«Puedes ir despacio. Nos adelantaremos y te estaremos esperando».

«¿Huh?»

Entonces Crockta se agachó hacia el piso. Tiyo saltó y agarró el cuello de Crockta. Sus dos piernas se retorcieron y se agarró firmemente al pecho de Crockta.

«Crockta, ¡estoy listo!»

«¡Llegaré primero!»

Crockta cargo a Tiyo y empezó a correr hacia el norte. Anor observaba sus espaldas asombrado.

Crockta aprovecho sus habilidades físicas y rápidamente salió de las Montañas Luklan. Pasó por el bosque y se dirigió a una llanura.

¡Que tremenda velocidad!

Tiyo empezó a disparar a General detrás de él. Los coloridos destellos de luz crearon una larga estela a lo largo del camino de Crockta. Era como la brillante cola de un cometa.

Tiyo gritó.

«¡Kiyooooooooo!»

De repente, Crockta gritó:

«¡Tiyo!»

«¿Qué pasa?»

«¡Si quieres animarme, por favor, dispara delante de mí! ¡Si disparas por detrás, no puedo ver los geniales rayos de General!»

“¡……!” En ese momento, Tiyo se estremeció. «C-Crockta…»

«¿Eh?»

«Esto no es para animarte… y si disparo hacia adelante…» Preguntó Tiyo con dudas. «Tal vez… ¿no sabes de acción-reacción…?» (Law_Zero: Que buena manera de decirle pendejo ¬.¬ En el mundo de la aviación hubo un caso de acción reacción: Tom Attidge «El piloto que se derribó a sí mismo»!, pueden ver el video informativo AQUÍ)

“¡……!”

Había escuchado mucho ese término, pero ¿qué tenía que ver con la situación actual? Pero fue suficiente para hacer que Tiyo lo rechazara.

Crockta murmuró amargamente:

«Lo sé…»

En cualquier caso, Crockta pudo llegar a Nuridot más rápidamente con el impulso de General. La ciudad de los elfos oscuros se fue visible poco a poco. Una vez allí, se encontraron con elfos oscuros que se enfrentaban a los orcos errantes.

Crockta se detuvo.

«Llegamos, Crockta.»

Los elfos oscuros y los orcos errantes dirigieron su atención al dúo. Había expresiones confusas en sus rostros. La repentina aparición de un orco de aspecto feroz que lleva un gnomo.

Todo el mundo los miraba fijamente. Crockta tosió. Ahora era el momento de pensar en una gran línea. ¡Una frase que causara una reacción similar a la de Altanas! Crockta recordó ese momento e imaginó experimentarlo dos veces.

«¿Qué?, ¿quién es este imbécil?», dijo un orco insolente.




“¡……!”

Antes de que el sorprendido Crockta pudiese responder, los otros orcos se rieron y se mofaron.

«Sí, incluso lleva un gnomo. ¿Este orco está sirviendo al gnomo?»

«Un orco siendo una mula, qué vergüenza.»

«Mira la bandana roja y los tatuajes, qué anticuados.»

«Debe pensar que son geniales. Mira, está llorando. ¡Muajajaja!»

Los puños de Crockta temblaron. Podía tolerar otras cosas, pero no a alguien que se burlara de su sentido de la moda.

Gran espada, gran espada. (Law_Zero: no entiendo si lo dicen los otros orcos o lo dice crockta para sí mismo) (NOVA: Nosotros tampoco, literalmente dice “Greatsword, greatsword”)

Tiyo sintió su ira a través de sus temblorosos hombros y aconsejó a los orcos.

«¡Has hecho enojar a Crockta, te arrepentirás!»

***

 




 

Anor pudo llegar a Nuridot después de una larga caminata. El sol ya había empezado a ponerse. Afortunadamente, no parecía haber problemas con los orcos. La ciudad estaba en paz.

Mientras Anor se dirigía a la entrada, los guardias borrachos lo saludaron.

«Uh, Anor. ¿Adónde vas?»




“……”

«Pensé que finalmente habías huido. No tienes agallas».

Anor cerró la boca y entró por la entrada. Podía oír a los guardias riéndose detrás de él. Esto no cambió ni siquiera después de entrar en al pueblo. Cada vez que Anor pasaba junto a un elfo oscuro, podía sentir sus desagradables miradas en su espalda.

De repente, Anor quería ver a Tercer Dragón. Pero Tercer Dragón ya estaba en las Montañas Luklan. Murmuró Anor.

«¿Cómo est…?»

Mientras caminaba por las calles, de repente oyó un ruido en la plaza. Se preguntó si había un evento, pero una voz familiar resonó en voz alta.

«¡Protegemos a nuestro hermoso Quantes~ Guarnición de los Gnomos~ vivo con el~ hoy~!»

Era una canción pésima. Normalmente, habría pasado de largo, pero Anor se sintió atraído por la voz familiar.

«Báñate en la sangre de las criaturas ~!»

La voz sonaba como la de un niño, pero una impresión varonil salía del interprete. Un gnomo borracho corría desenfrenado en la plaza. Los elfos oscuros del pueblo aplaudían a su alrededor. Podía ver un orco con una bandana roja entre los elfos oscuros.

Eran Crockta y Tiyo, a quienes había conocido durante el día.

«¿Qué…?»

Anor no podía creer lo que veía frente a él. Los elfos oscuros eran cerrados. No les gustaban los extraños. Los elfos oscuros no abrían sus corazones a personas que eran diferentes, aunque nacieran en el mismo pueblo. Pero estaban tratando a estos extraños como viejos amigos.

«¡La hermosa chica elfa oscura de allá! ¿Te gustan los gnomos?»

«Oh vaya»

«Hubiera corrido hacia ti si hubieras medido un metro, ¡pero qué lástima!»

«Jujuju».

Los elfos oscuros se rieron a carcajadas de la broma de Tiyo. Anor había pensado que no podrían pasar el área de los elfos oscuros y llegar a Nameragon. Era debido al aislamiento de los elfos oscuros que él mismo experimentaba. Pero ellos habían entrado rápidamente en la sociedad de los elfos oscuros mientras que Anor chocaba contra una pared.

«Genial…»

Murmuró Anor. Pero no sentía una admiración genuina. Más bien, era lo contrario. Anor lo suprimió y volvió a susurrar ‘genial’. Sin embargo, no pudo evitar sentir celos.

«Oye, impuro», dijo una voz apagada detrás de él.

Anor suspiró y se dio la vuelta. Un elfo oscuro varón con un cuerpo bien dotado, miró a Anor y se rió. Un grupo de jóvenes elfos oscuros lo seguían.

«Tu cara está especialmente blanca hoy. Tus orejas también están reducidas, ¿verdad?» Él sonrió. Los otros elfos oscuros se rieron de Anor. «Si esto continúa, morirás después de 100 años.»

«¿Cuántos años tiene el impuro ahora mismo?»

Anor los miró con ira. Pero ninguno de los elfos oscuros le tenía miedo. Anor se dio la vuelta.

«¿Adónde vas, Anor?»

«Vete, mestizo.»

Así es. Anor era un medio elfo, una mezcla de un humano y un elfo oscuro. Por eso era perseguido en la sociedad de los elfos oscuros. Ignoró las burlas que provenían desde atrás de él y se alejó. Alguien lo llamó de nuevo.

«¡Anor!»

Intentó ignorarlo, pero la voz era diferente. Era muy grande y ruidosa. Giró la cabeza y vio al guerrero orco Crockta acercándose.

«¡Estás vivo! ¿Acabas de llegar?»

A medida que caía el sol, las sombras que cubrían la cara de Crockta lo hacían parecer más despiadado. Crockta lo saludó con mucho gusto antes de mirar entre Anor y el grupo de elfos oscuros.

«Oh, amigos de Anor. Mucho gusto».

Anor se estremeció.




Los elfos oscuros, incluyendo al líder Nakai, eran especialmente prominentes entre los elfos oscuros a los que no les gustaban los extraños. Anor había sido acosado por ser mestizo, a pesar de haber nacido y crecido aquí.

Pueden surgir problemas….

La voz de Nakai interrumpió sus pensamientos.

«¡Oh, guerrero orco! Bienvenido. Jajajaja».

Nakai parecía contento de darle la mano a Crockta.

Law_Zero: Sé que me he demorado mucho traduciendo esto, 2 semanas para ser precisos >////< pero tuve mucho trabajo y la escuela, pero espero poder hacer uno al menos cada semana.

NOVA: Y eso que no les dijo que se le malogro la PC jajaja, el pobre ha tenido muy mala suerte

5 7 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios