Nova: Oficialmente estamos retomando esta traducción, agradézcanle a Law_Zero por su trabajo traduciendo esta novela con un comentario, así lo motivan a que continué xD.

Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 81: Extraño (Parte 1)

 

 

Los orcos que invadían las montañas de Luklan se retiraron. La mayoría de ellos murieron o regresaron con terribles heridas. El nombre de Crockta fue grabado en los orcos del norte. Ahora era obviamente un enemigo del Gran Clan.

«Golito».




Un gnomo con barba larga estaba frente a Gorit. Era Golito, el líder de Altanas.

Gorit de Orcheim, Janaru el líder de Dejame, Crockta y Tiyo se reunieron en Altanas. Los gnomos desarmados bajaron la cabeza, pero Golito miró bruscamente a Gorit.

«Gorit». Golito se hinchó el pecho. «No hay nada más que decir. Deshazte de mí.»

«¿Te arrepientes de los muchos que han muerto a causa de tus acciones?»

«Eso sería una mentira. No me arrepiento».

Los orcos y los elfos oscuros que rodeaban a Golito le maldijeron. Debido a la decisión de Golito, las montañas de Luklan habían sido cubiertas de sangre. Sin embargo, Golito mantuvo su dignidad.

«Una vez que la frontera se abra, los gnomos claramente estarán en crisis. Es el destino, así que sólo intentaba hacer lo que podía por nosotros, los gnomos».

«Debido a tu ansiedad, se derramó la sangre de muchas personas.»

«¿Mi ansiedad? ¿No lo puedes ver? ¡La destrucción de nuestro mundo en la guerra está justo frente a nosotros!»

“¡Eso es una exageración!”

«¡No! ¡Subestimas la situación! No importa cuál sea la situación al otro lado de la frontera, el jefe loco ya ha decidido una guerra. Pronto los elfos oscuros y ustedes los orcos caerán en la esclavitud. Cuando llegue el momento, Orcheim puede ser incorporado al Gran Clan. ¿Pero y nosotros?»

Él miró a Janaru, el líder de los elfos oscuros.

«¡Es lo mismo para ti también! ¡Son unos elfos tontos!»

“Cállate”

«No ignores esto. El mundo ya está al borde de la guerra. Janaru, deberías pensar en esto si realmente te preocupas por Dejame. Ya sea peleando contra tus semejantes o vendiéndolos al gran jefe, ¡Deberías planear tu futuro! ¿Por qué no lo entiendes?» (Law_Zero: ese pinche gnomo me caga >:v a todos quiere vender alv)

Golito discutió con ojos de furia

«¡Mientras el Gran Clan haya decidido la guerra, los gnomos serán destruidos! ¡Este mundo se trata de la supervivencia del más fuerte! ¡Todo lo que hice fue tratar de sobrevivir! ¡Nunca me arrepentiré de mi decisión! ¿Quieren culpar a alguien? ¡Entonces cúlpenme a mí!»

Hubo un gran silencio ante la fuerte sinceridad de Golito. Nadie podía culparlo.

En ese momento. Alguien golpeó a Golito.

«¡Cough!»

Esa persona era Tiyo.

«¡Estúpido bastardo!»

Golito tocó su mejilla donde fue golpeado y levantó la cabeza. El culpable era un gnomo que no había visto jamás.

“¿Quién eres?”

«¡Mi nombre es Tiyo! Soy un gnomo racional que fue capitán de la Guarnición de los Gnomos de Quantes y no soporto esas estúpidas palabras dot».

“¿Quantes?”

«Exactamente dot.» Tiyo levantó al general hasta la altura de sus hombros y gritó. «¡He cruzado la frontera desde el continente con Crockta dot!»

Los ojos de Golito se abrieron de par en par ante la declaración. Hubo una conmoción en los alrededores.




«Pero de donde yo vengo no importa dot. Sólo quería decirte que eres alguien que ha perdido el buen juicio de un gnomo. ¡Eres un estúpido nomo dot!»

“¿Que?”

«La ansiedad basada en el miedo solo proliferará. Es por eso que nosotros los gnomos siempre miramos objetivamente. ¡Pero tú eres un gnomo estúpido que perdió la compostura debido al miedo! No, ¡sólo eres un estúpido dot!» declaró Tiyo. Estaba más seguro de sí mismo que nunca.

“¡M-Mentiras!”




«¡Piénsalo! Si, como dices, el gran líder se ha vuelto loco, ¡¿Crees que su paz contigo durará para siempre?!».

«¡Sobrevivir a la catástrofe que tenemos ante nosotros es más importante que el futuro lejano! ¡La supervivencia es una prioridad!»

«¡Por eso eres un estúpido dot! ¡Los gnomos que sólo piensan en una cosa son gnomos que han perdido el razonamiento debido al miedo!». Tiyo estaba hablando a los otros gnomos, así como a Golito. Los gnomos evadían la intensidad de sus ojos. «¡Tipos como tú están bajo la ilusión de que están haciendo algo importante! Se vuelven confiados después de sentir que han tomado una gran decisión, ¡pero eso es sólo un de delirio dot! Pobre hombre, ¡eres realmente lamentable dot!»

Los ojos de Golito se distorsionaron ante las palabras de Tiyo.

«Si es así, ¿qué debo hacer? ¡Nosotros los gnomos….!»

«¡Tu razonamiento dot!» Gritó Tiyo. «¡No me preguntes a mí, pregúntale a tu sentido de la razón!»

«¡Soy racional…!»

«Le estás preguntando al miedo que está erosionando tu corazón. ¡Escucha la respuesta de tu razonamiento, no tu temor dot!»

Tiyo sacó a relucir la esencia de la ingeniería mágica.

«¡Entonces te lo preguntaré de nuevo, Golito! ¡La respuesta! ¿Es vender a tus viejos amigos, convertir a otras especies en esclavos y unirte cobardemente con el orco loco que no conoce nada más que la guerra? ¡Y!” Tiyo gritó a todos los gnomos de Altanas. «Resistir hasta el final las malas acciones, ¿no es esa la razón por la que seguimos a ‘ein guter Wille’?»

“¡……!”

Los ojos de Golito se abrieron de par en par. Este gnomo, gritaba en la antigua lengua de los gnomos que ya no se recordaba. Todos lo sabían, pero ignoraban las viejas historias.

«¿Cómo va a ser Golito? ¿Qué dice la materia gris de tu cerebro?»

Golito no podía abrir la boca. Él también lo sabía. Pero había tenido miedo de la destrucción que vendría, miedo de la muerte de su propio pueblo. Sólo quería detener la destrucción de los gnomos que viven en Altanas.

Golito bajó la cabeza. Entonces alguien respondió en nombre de Golito.

«Eres un forastero, así que puedes hablar fácilmente.» Tiyo giró la cabeza. Era la hija de Golito, Yona.

Mientras Tiyo la miraba, Yona también lo miro. Las miradas de los dos se encontraron.

Yona se rió. Tiyo parecía avergonzado por su repentina risa.

«Y puedes hablar correctamente porque eres un forastero.»

Golito miró a su hija.

«Yona».

«Padre, respeto tu voluntad. Tomaste la decisión por nuestra gente. Pero los gnomos de Altanas y yo no somos tan débiles. Podemos luchar.»

“……”

Yona miró a los gnomos reunidos.

«Si nos inclinamos ante el Gran Clan, seremos iguales a ellos. Padre, tu siempre me lo dijiste. No, se lo dijiste a todos los gnomos, no sólo a mí».

“Yona…”

«En lugar de ser cerdos satisfechos, seamos gnomos hambrientos.»

Los gnomos de Altanas asintieron. Era un viejo dicho que se transmitía entre los gnomos.

Crockta hizo una extraña expresión mientras miraba a los gnomos. Mientras escuchaba la conversación entre Tiyo y los gnomos, palabras familiares resonaron en sus oídos. Habían palabras y frases que leyó en libros de filosofía durante sus descansos en el ejército.

¿Era este realmente un juego que reflejaba los gustos de sus creadores, o estaba Elder Lord conectado a un mundo real? Él no lo sabía.

Mientras Crockta pensaba esto, Golito se lamentaba.

«Ya veo…»

«Sí.»

«Yona tú, y la voluntad de todos los demás…»

Golito miró a su alrededor a los gnomos. Ellos ssintieron con la cabeza. Los gnomos respetaban a Golito pero también cuestionaban su decisión.

Golito suspiró.

«Reconoceré mi error de juicio.»

Gorit ató a Golito y habló.

«Estás bajo custodia. Por el crimen de traicionar a tus vecinos en las Montañas Luklan…»




Los gnomos estaban nerviosos. Gorit intercambió miradas con el elfo oscuro Janaru. Gorit declaró:

«No habrá acciones hostiles bajo el acuerdo de que un nuevo líder se siente con nosotros y una sus fuerzas con Orcheim y Dejame para proteger nuestro hogar del Gran Clan.»

“¡……!”

Los gnomos quedaron conmocionados por la excepcional concesión. El atado Golito miró entre Gorit y Janaru. Gorit sólo se rió.

«No te sorprendas tanto. Como dijo nuestro amigo gnomo del continente, tomé la decisión usando mi razonamiento».

«…Ya veo.»

«Pero hubo muchos sacrificios. Así que tendrás que disculparte y preparar reparaciones para ellos, así como hacer esfuerzos para recuperar a los que fueron vendidos como esclavos».

«Acepto…»

Fue un final amistoso. Mientras Crockta observaba, de repente recordó una frase de un filósofo. De alguna manera fue capturado por la idea de la gran visión que ocurriría si dijera esas palabras ahora.




‘Lo intentaré. No lo haré.’

Él dudó sobre si debía decirlo o no.

«Como un extraño mirando esto, de repente tuve una idea.» Crockta se llenó de un deseo ardiente y abrió la boca. Todas las miradas se centraron en Crockta.

«Mientras lo pienso, hay dos cosas que llenan mi corazón de cada vez más admiración y asombro.”

“¿……?”

«Una son las estrellas brillando en el cielo sobre mí y la otra…” Crockta se detuvo y todos se concentraron en él. «Es la ley moral dentro de nosotros la que nos dice el camino a seguir.» (Law_zero: Parafraseado del filósofo Immanuel Kant, en “Crítica de la Razón Pura”)

¡Una burda imitació! Crockta abrió los ojos y miró a su alrededor.

“¡……!”

La gente de los alrededores lo miraba con asombro. La boca de Tiyo estaba abierta.

«Y-Yo creía que sólo eras un orco bueno para pelear pero…»

«Una frase tan intelectual…»

«¡Increíble…. que venga de un orco…!»

«¡Qué verso tan maravilloso que contrasta la naturaleza con la naturaleza humana…!»

Crockta cerró los ojos. Luego sonrió ampliamente.

***

 

 

Crockta y Tiyo se prepararon para dejar Orcheim.

Ellos habían experimentado la Tierra Santa de los orcos y terminaron la disputa en las Montañas de Luklan. Ahora era el momento de irse. Gorit, Caburak y muchos orcos los despidieron.

«Crockta, gracias y lamento haberte dado más equipaje. Buena suerte.»

Dijo Caburak.

Crockta se dirigía ahora hacia el Templo del Dios Caído. Pero se encontraba en el territorio de los elfos oscuros.

Crockta se había convertido en enemigo del gran jefe. No importaba lo fuerte que fuese, no podía lidiar con todo el Gran Clan solo. Así que Crockta se dirigía al Templo del Dios Caído y también trataría de persuadir a los elfos oscuros, uno de los dos pueblos del noreste, para que se opusieran al Gran Clan.

Gorit sostuvo el hombro de Crockta y asintió.

«Los elfos oscuros no son fáciles porque son cerrados. Nuestra Alianza Luklan seguirá enviando mensajeros para que tu no tengas que soportar toda la carga. Buena suerte.»

Orcheim, Dejame y Altanas se habían unido en una alianza.

Crockta asintió. Los guerreros de Orcheim que lucharon con Crockta le desearon buena suerte y le extendieron los puños. Crockta choco sus puños con numerosos guerreros.

«Definitivamente volveré dot.» La voz de Tiyo podía ser escuchada. Crockta se giró para ver a Tiyo hablando con Yona.

«¡Bah! Si regresas o no…»

«Si no me das una respuesta definitiva, simplemente volveré a casa. Soy un hombre directo dot. Si estoy en tu corazón, dímelo ahora». (Law_Zero: Hehehe no se ustedes pero creo que Tiyo no solo quiso decir dot se los dejo a su imaginación 7w7)

Dijo Tiyo eso sin dudarlo. Crockta sentía admiración por él.

Tiyo era un hombre de verdad.

Ante su imponente petición, Yona evitó su mirada y contestó en voz baja.

«…vuelve aquí cuando todo haya terminado.»




Tiyo se rió.

«Entiendo dot. Espérame.» (Nova: ¡Este conch….! ¡Tiyo es el papu de los papus! xD)

Haba otra buena noticia.

Tiyo recibió una pista sobre el paradero de su padre. Tiyo preguntó a los gnomos de Altanas mientras daba su nombre y descripción. Yona y los otros gnomos le hablaron de su padre. Se decía que llevaba mercancías misteriosas y que se desplazaba por el norte.

La última vez que lo vieron fue hace algunos años, cuando se dirigía hacia el área de los elfos oscuros al norte.

Y así, Crockta y Tiyo abandonaron las Montañas Luklan.

«Parece que todo se encuentra en el norte dot.»

El Templo del Dios Caído.

La Guerra del Gran Clan.

El padre de Tiyo.

Todas las respuestas están ahí.

«¿Qué te parece Crockta? ¿Te sientes optimista sobre el futuro?”

«¡Por supuesto!»

Crockta sonrió.

No había usuarios en el norte. Sin embargo, este era el lugar donde Crockta se había sentido más libre. Todo encajaba como engranajes, sin ningún tipo de molestias. Cada persona que conoció aquí vivía su propia vida.

A Crockta le gustaba este mundo. Tal vez los usuarios que irrumpieron en Elder Lord habían creado escombros.

«¿Qué es ese animal dot?» Preguntó Tiyo.

Justo antes de salir completamente de las Montañas Luklan, vieron a la criatura zigzaguear en medio del bosque.

Parecía un lagarto, pero tenía alas. Él pensó que era un dragón, pero no tenía la majestad de uno. Sin embargo, el cuerpo era grande y los ojos salvajes. De entre su hocico salían llamas.

«¿No es eso un drake?»

«¡Drake!»

Era un poderoso monstruo volador inferior a un dragón, pero mucho más fuerte que un wyvern. El drake comenzó a venir hacia ellos, emitiendo llamas amenazantes.

Crockta y Tiyo se miraron mutuamente.

«¿Te sientes optimista, Tiyo?”

«Por supuesto, Dot.»

Ambos se rieron, levantando sus armas y corriendo hacia el drake. ¡Era un mundo en el que no sabía cuándo algo inesperado sucedería! Crockta sintió una sensación de ardor en su pecho mientras saltaba.

«¡Los eventos sin previo aviso son bienvenidos!»

El drake disparó sus llamas hacia Crockta. Sin embargo, su gran espada partió las llamas en dos. La terrible cara del drake se acercó. Mientras Ogre Slayer descendía hacia la cabeza del drake.

«¿Qué le están haciendo a Tercer Dragón?», gritó alguien detrás de ellos.

En el momento en que Crockta dudó. El drake golpeó su frente contra Crockta. Crockta voló por el aire y aterrizó en el suelo. Le dolían las costillas. Podía sentir el sabor de la sangre en su boca.

«¡Kuheok! ¿E-Estás bien? ¡Tercer Dragón! ¿Por qué hiciste eso?»

Crockta se sentó en el suelo y se rió.

Como ven, él realmente no sabía cuándo algo inesperado podría suceder.

Law_Zero: ¿Quién ese ese dragón? 0.0 Me pregunto qué tan importante será, hagan sus apuestas

5 9 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
10 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios