Goblin Slayer

Volumen 6

Capítulo 7: Adelante Hacia la Aventura

Parte 2

 

 

En la entrada de la ciudad… justo al lado de la puerta junto al Gremio, a lo largo de la calle, una pareja poco probable caminaba decididamente.

Uno llevaba un casco de acero barato y una sucia armadura de cuero: Goblin Slayer.

El otro era un muchacho pelirrojo, vestido con una túnica y llevando un bastón.

El chico tenía su equipaje colgado sobre su hombro; era evidente que estaba listo para viajar.

«Creo que voy a ir a ver un poco más del mundo, a desarrollar mis habilidades.»

«Ya veo», contestó Goblin Slayer, asintiendo un poco. «¿No vas a volver a la Academia de Hechiceros?»

«Er… No… Quiero vengarme de los bastardos que se burlaron de mi hermana, realmente quiero hacerlo. Pero…» El chico pelirrojo se rascó suavemente la mejilla y luego se encogió de hombros. Sus hombros parecían ligeros, como si estuvieran libres de alguna carga. «Creo que seguirían burlándose de ella sin importar lo que yo hiciera. Así que… está bien.»

Publicidad M-M1

“…”

«Que se rían. Por el resto de sus vidas, si quieren.»

«Ciertamente.»

El casco de Goblin Slayer se movía sin emoción. El chico se detuvo y lo miró.

Ese casco estaba sucio. Y eso hizo imposible saber qué expresión tenía la cara que llevaba dentro.

Este hombre era un poco perturbador, patético, totalmente obsesionado, y no mataba nada más que goblins. Apenas parecía calificar como un verdadero aventurero.

«Mira, todavía no me gustas mucho.»

«Ya veo.»

Incluso cuando se le confrontaba tan directamente, su respuesta seguía siendo indiferente, y el chico sonrió a pesar de ello. Uno puede ser testarudo, o enfadarse, o actuar con prepotencia. Pero este hombre nunca se enfadaba.

¿Y en qué convertía esto al muchacho pelirrojo? ¿Lo hacía un niño rebelándose contra un adulto?

«Pero también he estado pensando en muchas otras cosas.»

Como lo que viene después de esto.

Como lo que vino antes de esto.

Sobre mi hermana mayor.

Sobre todos ustedes, y toda la ayuda que me dieron.

Mis propios fracasos.

Y mis propios éxitos.

Y también…. lo que quiero ser.

«No puedo soportar hacer lo que tú haces, así que voy a hacer otra cosa. Yo—”

Sí, yo.

Publicidad M-M1

El chico inhaló, sacó el pecho y anunció con orgullo:

«¡Me voy a convertir en Asesino de Dragones!» (Nova: Es decir, en un Dragon Slayer)

Su comentario habría hecho reír hasta a un niño. Era un sueño tan ordinario, demasiado común. El tipo de fantasía mundana que todos, pensaran seriamente o no en convertirse en aventureros, habían tenido en algún momento. Cazar dragones. Mata al Wyrm más fuerte de la tierra.

Pero Goblin Slayer, por supuesto, asintió y respondió: «Ya veo.»

«¡Entonces iré contigo!», interrumpió una brillante voz desde muy cerca. Alguien nuevo saltó a su lado, sus movimientos eran ligeros y fluidos.

Ella llevaba una armadura ligera que permitía una buena movilidad, junto con una espada y un escudo. Una chica rhea, lista para viajar.

La discreta aparición era una especialidad de los rheas, y de hecho, el chico pelirrojo se quedó mirando, atónito ante su repentina aparición.

«¿Qu-Quién dijo que podías venir conmigo?»

«¿Un hechicero de rango Porcelana por sí solo? ¡No durarías ni cinco minutos!»

«… Lo dice la guerrera que también tiene el rango de Porcelana».

«Exactamente. ¡Es peligroso allá afuera!»

«¡Ya te lo dije, estoy viajando por mi cuenta!»

«¡Qué suerte! Yo también».

Cuando él decía algo, ella lo refutaba. Cuando ella se escabullía con palabras, él decía un buen argumento. Pero rara es la persona que puede hablar más que un rhea.

«¡Argh! Maldición, por eso odio a los rheas…» El chico tiraba de su cabello en frustración.

Fue entonces cuando ocurrió algo que hizo que ambos se detuvieran.

Él y ella miraron al tercer miembro de su grupo como si no pudieran creer lo que estaba pasando.

Fue muy tenue y muy leve, pero estaban seguros de que lo habían oído….

“……”

El suave y apagado sonido de una risa.

Publicidad Y-M3

Crujió un poco, como una puerta vieja que no se había abierto en años.

Publicidad M-M1

Pero Goblin Slayer se estaba riendo.

En realidad, se estaba riendo a carcajadas.

«Si se encuentran con un rhea que se hace llamar ‘Ladrón’, mencionen mi nombre.» Si es que ese viejo cascarrabias recuerda al muchacho que una vez cuidó… «Puede que les brinde un poco de ayuda.»

Eso hizo que el chico se rascara la mejilla de nuevo.

«Se lo diré, si lo recuerdo.» Se rió; su expresión era como la de una espada afilada guardada cuidadosamente en su vaina.

Suspiro. Está bien, de acuerdo. Un compañero para el camino y compasión para el mundo, como dicen. El chico asintió a la chica rhea.

«Bueno, vámonos, entonces… Juntos.»

«¡De acuerdo!» La chica asintió, radiante. Su cara era brillante, una flor girando hacia el sol. «¡Hasta la próxima, Goblin Slayer!».

«Sí.»

El chico y la chica -no, los aventureros- ondearon sus manos mientras se alejaban felices.

Mientras caminaban por el camino, con su equipaje a cuestas, se daban codazos y se reían y charlaban.

Goblin Slayer Volumen 6 Capítulo 7 Parte 2 Novela Ligera

 

No era, sospechaba Goblin Slayer, precisamente porque eran amigos.

Tenía que ver con lo que estaba empezando. Amistad, o confianza, o quizás algo más. Para bien o para mal.

Goblin Slayer no sabía si sus palabras les serían de ayuda. No tenía la certeza. Después de todo, conocía muy bien a ese viejo rhea cascarrabias.

Publicidad Y-M1

Pero no había tal cosa como demasiada ayuda durante un viaje. Así eran las cosas.

Goblin Slayer entrecerró un poco los ojos bajo su yelmo y luego giró lentamente sobre su talón antes de alejarse con su habitual paso audaz.

Esto no cambiaría lo que él haría después.

Mañana, probablemente, mataría goblins.

Y el día después de ese. Y el día después de ese.

Todos los días.

Su descanso, su entrenamiento, sus compras de equipo, estaban todos destinados a matar goblins.

¿Por qué? Porque era Goblin Slayer.

Publicidad M-M5

«¿Todo listo?»

Él se había detenido en el camino, cerca de la bifurcación que conducía a la granja.

Allí estaba su vieja amiga, descansando entre las sombras moteadas de una arboleda de árboles jóvenes.

«Sí,» respondió él, y ella saltó de la raíz sobre la que estaba descansando para ponerse a su lado.

Vayamos a casa juntos. Ella no tenía que decirlo para que ambos lo entendieran.

Publicidad Y-M2

Ella se puso en camino con entusiasmo, y él la siguió a un ritmo más moderado. Procurando no adelantarla ni quedarte atrás.

«Parece que van a hacer un viaje juntos.»

«¿Ah, sí?»

«Sí.»

«…oí que el lago se secó.»

«Sí», dijo él. Luego pensó por un momento antes de añadir, «… lo siento.»

«…Mm.»

Eso fue todo lo que discutieron sobre el incidente.

Ella no dijo nada, ni él tampoco.

Nada sobre el hecho de que el campo de entrenamiento había sido construido sobre los restos de su aldea ni que la zona se estaba volviendo bastante animada.

Ni una palabra sobre cómo él había aniquilado a los goblins que habían atacado esos campos de entrenamiento.

Ni sobre cómo el suelo estaba blando ahora, después de que él vaciara un lago entero dentro de un túnel debajo de ellos.

Ni sobre cómo sería ahora difícil construir alrededor de ese lago.

No mencionaron nada de eso, ni una palabra.

Publicidad M-M1

El cielo era azul, las hojas de los árboles estallaban en un verde vibrante. El viento soplaba entre la hierba, y el sol era lo suficientemente caliente como para hacerlos sudar.

Ese camino corría de vuelta a la ciudad, pero ellos tomaron la bifurcación que los llevaría a la granja.

Era una distancia demasiado corta para comunicar todo lo que pensaban, pero demasiado larga para que sus corazones no se oyeran mutuamente.

«Hey…» dijo ella de repente, dando palmaditas frente a Goblin Slayer. Sus manos estaban unidas detrás de ella, y ella se giró. «Pareces un poco…. feliz.»

«…Hrm,» gruñó profundamente. Él no lo había considerado. «¿En serio?»

«Puedo notarlo. Más vale que lo creas».

«Ya veo…»

Ella se rió triunfante e hinchó su generoso pecho.

«Te entiendo. Siempre lo hago.»

Ella sonaba bastante orgullosa. Pero parecía que se estaba divirtiendo, como siempre lo habían hecho desde los días en que corrían juntos por el campo abierto.

«¿Pasó algo bueno?», preguntó ella.

«…Sí,» respondió Goblin Slayer, asintiendo. Luego miró hacia atrás.

El camino se extendía sin cesar bajo el cielo azul, y a lo lejos, podía ver dos figuras que se hacían más pequeñas en la distancia.

Tal vez algún día… quizás mañana, el año que viene, dentro de una década, dentro de un siglo… se hablaría de un mago pelirrojo cazador de dragones.

Tal vez las hazañas de esos dos asesinos de dragones se convertirían en las leyendas del mañana.

Era tan fácil calificarlo de imposible, de sueño infantil.

Pero, ¿y si…?

Si, algún día, lo hicieron de verdad, entonces eso…

«Eso sería algo muy bueno.»

«¿Ah, sí?» La Vaquera murmuró, sonriendo, y luego los dos se pusieron a caminar juntos a lo largo del camino a casa.

 

Publicidad Y-AB

 

 

– FIN DEL VOLUMEN 6 –

NOVA: Con esto oficialmente damos por terminado este volumen, esperamos que les haya gustado nuestra traducción (。◕‿‿◕。).

NOVA: Ya hemos empezado la traducción del volumen 7, pero solo los suscriptores a la pagina tendrán acceso a los nuevos capítulos por ahora.

Así que SUSCRIBETE y ayúdanos a traerte mas novelas ligeras ಠ‿↼

5 7 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
34 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios