Goblin Slayer

Volumen 6

Capítulo 1: Un Ordinario Día de Primavera

Parte 3

 

 

«¡El siguiente, por favor!»

Mientras los compañeros de Goblin Slayer esperaban, los aventureros en la fila eran atendidos uno por uno. Finalmente, la Chica del Gremio levantó la vista tras llamar diligentemente a la siguiente persona en la fila para ver un mugriento casco de acero.

Publicidad Y-AR

La sonrisa falsa que había tenido hasta ese momento se convirtió en un rostro genuinamente feliz.

«¡Goblin Slayer!»

«Misiones de goblins. ¿Tienes alguna?»

«¡Claro que sí! Las tengo justo aquí para ti… er, con lo que quiero decir que había demasiadas para caber en el tablón.»

Ella escondió su boca detrás de una pila de papel mientras sacaba la lengua, y luego la Chica del Gremio sacó algunos documentos de misiones de un estante. Su movimiento practicado y el papeleo bien organizado hablaban de lo buena y experimentada empleada que era. Ella sacó varios trozos de papel con sus delgadas y bien cuidadas manos y los dejó frente a Goblin Slayer.

Cinco páginas en total.

«Ninguno de estos incidentes parece ser de gran escala, pero–»

«Pero hay muchos de ellos.»

Publicidad M-M1

«Exactamente. Supongo que así es como sabes que la primavera ha llegado. Los goblins se vuelven más activos al igual que todos los demás».

«Pasa todos los años».

«Tenemos todas estas misiones, y esto es después de que varios de los novatos tomaron algunas.»

«¿Parecían capaces?»

La Chica del Gremio respondió a la contundente pregunta de Goblin Slayer arqueando una de sus bien formadas cejas y guardando completo silencio. Tal vez significaba que ella no lo sabía.

Para todos, excepto para los más cuidadosos, regresar a casa con vida se reducía a una tirada de dados. Los dados tirados por los dioses en el cielo determinaban el destino y el azar, y a veces incluso los dioses se decepcionaban por el resultado.

La Chica del Gremio miró por encima del hombro de Goblin Slayer a la fila de nuevos aventureros detrás de él. ¿Debería confiarles algunas de estas misiones?

Ella lo pensó por un momento y luego miró suplicantemente a Goblin Slayer.

«¿Puedo pedirte que hagas algo por mí?»

«No hay problema», contestó inmediatamente Goblin Slayer. «Muéstrame las misiones que los otros aceptaron.»

«Muchas gracias. Siento molestarte siempre con estas cosas».

Aventurarse requería que los candidatos se hicieran responsables de sí mismos, y el Gremio de Aventureros no era una obra de caridad. A diferencia de otras organizaciones profesionales, no tenía un sistema de mentores, pero tampoco tenía la autoridad para obligar a los aventureros a hacer algo. Simplemente verificaba la identidad de los aventureros que se unían, ayudaba a conectarlos con su trabajo y los desautorizaba si causaban demasiados problemas.

Trabajar en esta organización no era un trabajo fácil.

Por un lado, no era posible vigilar a todos y cada uno de los recién llegados que entraban por sus puertas. ¿Qué se suponía que debían hacer con respecto a un trabajo aparentemente insignificante como el de matar goblins? La mirada de angustia que se apoderó de la cara de la Chica del Gremio era totalmente comprensible.

«Una vez que el centro de entrenamiento esté terminado, tal vez no tengas que hacer esto tan a menudo.»

Goblin Slayer no dijo nada, pero hojeó silenciosamente las misiones.

Su contenido le resultaba demasiado familiar. Hay un nido de goblins cerca de nuestra aldea. Desháganse de él, por favor.

En algunos lugares, el ganado y los cultivos estaban siendo destruidos. En otros, no lo eran. Personas ya habían sido secuestradas en algunos casos, pero no en otros.

Goblin Slayer movió las misiones con mujeres secuestradas a la cima de la pila. Aquellos a los que ya se habían enviado aventureros fueron al fondo. Los casos con daños leves estaban en el medio.

Publicidad Y-M3

Unas diez misiones en total. Pero Goblin Slayer dijo fríamente,

«Los abordaré en este orden.»

«Bien, entendido. ¡Ten cuidado! Oh… ¿Alguna poción, o…?»

«Sí, por favor.» Miró brevemente a sus compañeros. Necesitaría cinco, no, seis, para estar a salvo.

«Pociones curativas, antídotos y pociones de resistencia. Seis de cada una.»

«¡Por supuesto!»

Él sacó dieciocho monedas de oro de su bolsa de artículos y las puso en el mostrador, mientras que la Chica del Guild sacaba los artículos.

¡Dieciocho pociones para una pequeña matanza de goblins! Las noticias se difundieron entre los novatos, sus susurros se elevaban como una ola. ¿Era precaución o cobardía? De cualquier manera, rápidamente se convirtió en tema de burlas. Algunas personas se reían abiertamente, pero algunos podrían haber estado celosos. Después de todo, una vez que habían comprado el equipo necesario, muchos de ellos no podían permitirse el lujo de disfrutar de pociones similares. Tal vez si todo el grupo reuniera sus recursos, se las arreglarían para comprar un solo frasco.

Publicidad M-AB

¡Y aquí, este hombre estaba comprando dieciocho pociones! Uno de cada uno para cada miembro de su grupo, ¡y además algunas extra solo para estar seguro! Estaba tan tranquilo al respecto. ¿Intentaba presumir? Era suficiente para ponerles los pelos de punta.

«Ahh, toma. Deberían ser 18. Por favor, cuéntalas para estar seguro.»

«Lo haré».

«¡Ten cuidado, por favor!»

Goblin Slayer, por su parte, ignoró las conversaciones y las miradas.

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
6 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios