Goblin Slayer

Volumen 5

Capítulo 7: Luego de la Confrontación – Un Nuevo Día

Parte 1

 

 

—¡Muy biiiieeen! ¡Logramos sobrevivir otro año! — Ya iba a amanecer, y la emocionada voz de la recepcionista resonó en la abarrotada taberna. —Para agradecer a los dioses del destino y la casualidad, orden y caos, ¡divirtámonos mucho hoy!

—¡Feeliiiiiiiizzz Año Nuevo! — Gritaron los aventureros en un gran unísono; ellos levantaron sus copas, brindaron, y bebieron.

Publicidad M-AR

Era realmente una vista inspiradora.

Todos los aventureros de la ciudad estaban reunidos en la taberna del Gremio, prácticamente desbordando el lugar. Hoy, el largo invierno finalmente había terminado, y el nuevo año estaba empezando, motivando a todo el mundo a alzar sus voces.

—¡Te lo digo, hice todo tipo de cosas el año pasado!

—Ah, en serio.

El lancero estaba ocupado enumerando sus muchas valientes acciones, murmurando dentro de su bebida. A su lado, la voluptuosa bruja tenía una sensual sonrisa.

Publicidad M-M5

—Derroté a la mierda con mi lanza, maté a un montón de monstruos, incluso obtuve experiencia con la magia.

—Soy muy consciente de ello.

—¡Y ese es el por qué no deberías compararme con un bicho raro con una fijación por los goblins!

—Vale, vale. Ciertamente, trabajaste duro.

En la mesa de al lado, el grupo del guerrero pesado se burlaba de sus líderes acerca de su incipiente romance.

—Y eso es todo, ¡deberías tranquilizarte!

—S-sí. Espera. ¿Estás hablando de la carta que te envió tu madre el otro día?

—Ella dice: “¿cómo puedes llamarte un buen hijo si dejas a tus padres en casa preocupándose por ti?”

—Er, sa-sabes que mis padres están muertos.

—…Oye, ¿me están escuchando?

—Sí, sí, claro que lo estamos. ¿Alguien puede hacer algo con este borracho?

—Tú eres la novia de nuestro líder. Vamos, haz algo ya.

—¡Lo apoyo!

—Apúrate y toma la responsabilidad. El resto de nosotros no puede controlarlo.

—¡No abandonaré mi voto como una apropiada paladín del Orden!

—¡Maldita sea, ¿nadie sabe cómo escuchar aquí?!

Al final, alguien con talento para instrumentos de cuerda fue motivado a tocar una melodía. Todos en la sala comenzaron a tararear el interminable y suave réquiem.

Oh aventurero,

que tragedia que debas morir.

Escaso espacio hay en una lápida.

Oh aventurero, no sé tu nombre,

Pero, aunque no nos lo has dejado,

oh aventurero, si me llamas amigo…

Publicidad G-M1




oh mi amigo,

que tragedia que debas morir.

La gente clama que hay muchos hedonistas entre los aventureros. Esos que no les preocupaba el mañana, sin prestar atención al pasado ni al futuro.

Pero eso no es precisamente cierto.

Muchos aventureros que han sobrevivido durante mucho tiempo son realistas. Ellos reconocen que uno puede perseguir un sueño, puede usar todos los medios disponibles, pero aun así uno puede morir sin alcanzarlo.

Qué tonto es entonces, lamentar cualquier cosa: ya sean los pequeños errores, una aventura fallida o la muerte de un amigo.

Publicidad M-M3

Si uno no puede enfrentar esos problemas con una sonrisa y seguir adelante, entonces, ¿qué esperanza hay?

—Ustedes los humanos aman el alboroto, ¿no? — La elfa miraba la celebración desde una mesa de la esquina. —El fin del año, el comienzo del año, la mitad del año… A la más mínima oportunidad ya están bebiendo y gritando. Son peores que los enanos.

—Dices eso como si fuera algo malo, Orejas Largas — El chamán enano, que sostenía un pollo asado con ambas manos, estaba de muy buen humor. ¿Cómo podría ser de otra manera? La celebración de Año Nuevo estaba llena de todo tipo de comida deliciosa y vino en abundancia. No había nada mejor para un enano.

—¿Quién dijo que era algo malo? Es un nuevo año, después de todo — La elfa le guiñó un ojo al chamán enano, luego tomó un sorbo de su bebida. La jarra en su mano contenía vino de uva, al que ella le había añadido azúcar.

Ella miró alrededor de la mesa, observando a sus compañeros. —Así que, ¿qué es lo que vas a hacer?

—…Claro… — Asintió Noble Fencer, casi imperceptiblemente. Su cabello color miel estaba empezando a crecer nuevamente; ahora llegaba a sus hombros. Un poco más y cubriría la cicatriz en su nuca. —…Tengo la intención de… encontrarme con mis padres, y conversar con ellos.

Su rostro todavía era sombrío, pero ella logró hacer una leve sonrisa. Ella se había vestido con una ropa sencilla, nada adecuada para una aventurera, pero sus dos armas permanecían en su cadera. Sus armamentos consistían en, por supuesto, dos hojas de aluminio, una corta y otra larga. Mientras las tuviera, todo estaría bien. Sus dedos las rozaron suavemente.

—…También quiero hacer unas tumbas para mis amigos. Luego decidiré a donde iré después.

—Me parece bien —, dijo la elfa. —La familia y los amigos son muy importantes.

Publicidad M-M4

—Ya hace mucho tiempo que pasó la Era de Hielo, la capa de caliza está profundamente enterrada, y el tiempo de mis antepasados es distante, pero su sangre está aquí. — Las sombrías palabras que el sacerdote lagarto murmuraba sonaban como una especie de oración. Luego él abrió sus mandíbulas ampliamente y olfateó un trozo de queso.

¡Néctar! ¡Dulce néctar! Azotó su cola y entrecerró sus ojos ante tal preciosidad, masticando con entusiasmo y tragándolo antes de finalmente tomar un respiro.

—Cada miembro de sangre de tu tribu puede no ser una buena persona, pero estoy de acuerdo que lo mejor es valorar nuestras relaciones.

—…Sí. Um, sobre eso… — Este parecía ser el empujón que Noble Fencer necesitaba. Ella no se atrevió a mirar hacia arriba, sonrojándose ligeramente y moviéndose en su asiento cuando dijo, —…Yo… Yo te escribiré… cartas…

Esas fueron, al final, las únicas palabras que dijo.

—Sí, por favor —, respondió la sacerdotisa de inmediato. —Cada vez que tengas algo que decirnos, no dudes en escribir. — Ella había estado en el Templo por una ceremonia que marcaba el cambio de año, y luego se dio un baño, por lo que ahora estaba agradablemente cálida. Ella tomó la mano de Noble Fencer entre las suyas y la sostuvo firmemente.  —¡Te responderé, con muchas cartas! — ella le prometió.

Publicidad M-M3

—…Bien. Un montón. También te escribiré bastante.

—¡Oh, yo también! — Intervino la elfa. —Siempre quise intentar escribirle una carta a un amigo.

Las tres aventureras charlaron alegremente. Dos mujeres más las miraron, sonriendo: la recepcionista, quien se había escabullido a su mesa para descansar, y la granjera, a quien la recepcionista había llamado.

—Hee-hee-hee. Son bastante amigables, ¿no? —, dijo la recepcionista.

—¡Seguro que lo son! Tal vez yo también escriba una carta. — La granjera estaba apoyada en la mesa (al parecer, el ambiente festivo la había convencido de no sobresalir en la ceremonia), y su enorme pecho estaba aplastado contra la superficie. —No tengo muchas oportunidades de conocer a otras chicas de mi edad mientras trabajo en la granja.

—No conoces a muchas más trabajando en el Gremio, créeme. — La recepcionista le puso algo de pimienta al hígado salteado que había pedido como entremés y se lo llevó a la boca, asintiendo. —Además, estamos oficialmente en contra de acercarnos demasiado a los aventureros. Pero no es que eso nos detenga —, añadió con un travieso guiño.

Las cinco mujeres solo estaban tenuemente conectadas, pero crearon lazos inmediatamente. El tiempo y la amistad a menudo son así.

Publicidad Y-M3

Pero esto significaba que los hombres, de los cuales solo había dos, fueran gravemente superados en número.

—Desearía que Goblin Slayer-dono se hubiera unido a nosotros esta noche —, dijo el sacerdote lagarto en voz baja.

—Lo dijiste —, respondió el chamán enano. —Corta Barbas necesita tener más de estas oportunidades. — Él apoyó su barbilla en sus manos, pero entonces chasqueó los dedos como si hubiera tenido una maravillosa idea. —Lo tengo. Esa será una de mis objetivos para el año entrante.

—No gastes tu aliento —, dijo la elfa, riéndose ante el desanimado intercambio de los hombres. —Supongo que él es una excepción de todos modos. Orcbolg no parece ser una persona de festivales, celebraciones o fiestas.

De hecho, el aventurero llamado Goblin Slayer no podía ser visto en ninguna parte de la taberna. La sacerdotisa estiró su pequeño cuerpo para mirar alrededor, pero no había ninguna señal de él.

—Tienes razón, a pesar de que él parece ser capaz de aguantar el licor perfectamente. ¿Dónde está Goblin Slayer-san?

Publicidad Y-M2

—Ahh…

—Hmm…

La recepcionista y la granjera hicieron ruidos tensos y se negaron a decir algo más, pero intercambiaron una mirada significativa.

—Como su amiga de la infancia, estoy segura de que no quieres ceder…

—Ah-ha-ha-ha-ha-ha-ha. Sería una mentira decir que estoy ansiosa. — La granjera se rio, tomó un sorbo de su bebida y asintió. —Pero tal vez… Tal vez sólo este año, lo haré.

—Puede que sí. Él dijo que no iría a la feria.

Publicidad M-M3

La sacerdotisa estaba completamente desconcertada por esta enigmática pero aparentemente significativa conversación. Mientras miraba confundida, la granjera puso sobre la mesa ruidosamente una caja que tenía a su lado.

—Bueno, entonces, tal vez podamos pedirte que entregues un mensaje por nosotras. ¿Ok?

—¿Un mensaje?

—Síp.

—Uh, no me importa, pero…

—Espera. ¿Es eso… un bentō? — La elfa, con sus largas orejas saltando, se inclinó y miró la caja, llena de curiosidad. —Pan, sopa… Si necesitas que alguien salga, yo puedo hacerlo.

—No, señorita elfa, creo que tienes demasiadas oportunidades —, dijo la recepcionista con una sonrisa ambigua.

—¿Huh? No sé de qué estás hablando, pero si tú lo dices…

—Lo digo. —, le dijo la recepcionista a la suspicaz habitante del bosque, tomando un trago de su bebida.

Publicidad Y-AB

La elfa mayor vació su recién rellenada jarra, sus orejas rebotaron todo el tiempo. El calor en su vientre se extendió por todo su cuerpo, y a medida que su estado de ánimo mejoró, comenzó a sentirse más benévola.

—Claro, bien —, dijo ella. —No me importa, como digas.

—Entonces, tú la entregas —, le dijo la granjera a la sacerdotisa, inclinando su cabeza con una mezcla de arrepentimiento y disculpa.

—B-Bien. Um, vale, entonces. ¿Dónde debo entregarla?

—Bueno, si está haciendo lo que normalmente hace, entonces…

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios