Mitou Shoukan://Blood-Sign

Volumen 3

Stage 03: El Conejo Guía y la Gata Mentirosa

Parte 5

 

 

Encima de otro edificio en el Bloque P, otra confrontación estaba en marcha entre la vegetación que crecía en la azotea cuadrada.

Parecía una escena de una fiesta de disfraces.




Isabelle había estado esperando en ese edificio en caso de que un francotirador apuntara a Kyousuke durante su reunión con Biondetta. Al tomar en cuenta la línea de fuego, la dirección del viento, el diseño de los edificios, el flujo de las multitudes, la posición del sol, etc., hubo relativamente pocos buenos lugares para disparar incluso en un área abierta. Es por eso que había expertos que tomaban todo eso en cuenta y lo utilizaban para su beneficio.

“…”

Mientras Isabelle esperaba ahí, escuchó a alguien pisar la grava.

Y tan pronto como miró en esa dirección…

“…Te encontré.”




“¿?”

“¡¡Finalmente te encontré!! ¡¡Sayuri!!”

Una chica con cabello castaño semi-largo y el estómago expuesto apareció repentinamente. Era Murasame Kuina. Los ojos de Isabelle se abrieron en confusión cuando la chica envolvió fuertemente sus brazos a su alrededor.

Todavía en los brazos de la chica, Isabelle echó su cabeza hacia atrás un poco.

“*Nuuun* (inexpresiva). No parece que estés escondiendo los componentes de un rifle de francotirador de gran tamaño. Así que intentaré entablar una conversación contigo.”

“¿Hm? ¿Qué pasa, Sayuri?”

“Sin embargo…”

Los ojos de la chica de uniforme militar rojo se enfocaron claramente en la chica frente a ella.

“Mi nombre no es enormemente Sayuri. Es Isabelle.”

“¿De qué estás hablando? ¡Tu nombre no es Isabelle!”

Isabelle retrocedió varios metros sin ninguna razón real.

No había cambiado particularmente su ubicación y no se estaba escondiendo, pero Murasame Kuina parecía satisfecha y esta vez le habló más calmadamente.

“Escucha. Tu nombre es Kawamo Sayuri. Eras una chica normal de secundaria que vivía en la Ciudad de Harukawa… no, en Toy Dream 40. No has tenido ningún entrenamiento militar y tampoco eres parte de ningún grupo extraño llamado Government. Sólo eres una chica de secundaria. ¡Irías a tu casa sin participar de ningún club, eras horrible en todos los deportes y siempre estabas pegada a mí!”

“¿?”

“¡¡Oh, honestamente!! ¡Sólo mira esta foto! ¡Esta eres tú!”

La chica agarró la delgada cadena alrededor de su cuello y sacó un accesorio de su pecho. Era aproximadamente del tamaño de una moneda grande y parecía ser un relicario. Lo abrió bruscamente para revelar el rostro de una chica asiática con cabello largo y negro.

Isabelle vio la foto desde la distancia en lugar de acercarse para mirarla mejor. Parecía mantener la distancia entre ellas y estar atenta a un ataque sorpresa mientras se concentraba en la foto.




“Mi cara no es así de inexpresiva. *Zuuun* (inexpresiva). Esto está enormemente mal.”

¡La forma en la que estás actuando ahora está mal! ¡¡Ese Proyecto Hormiguero se metió con tu alma!!”

Murasame Kuina agarró los hombros del uniforme militar rojo y sacudió bruscamente a Isabelle mientras le gritaba.

Pero no logró pasar.

Era como si un panel infinito de vidrio insonorizado las separara.

“¿Cuánto sabes acerca de la investigación de daño espiritual que Government ha estado realizando?”

“Ni siquiera una pizca de tamaño pequeño.”

“Oh, honestamente. Al menos esa parte tuya no ha cambiado,” gruñó la chica. “Escucha. Ese es un término general para todas las impurezas, fallos, errores, o como quieras llamarlo que se pegan a las almas de las personas. Causan enfermedad, locura y otras cosas malas, por lo que el deseo habitual es encontrar una manera de deshacerse de ellas.”

“Ahora que lo mencionas, eso es exactamente lo que estaba pensando que era. *Señalar* (inexpresiva).”

“No estabas pensando en nada de eso, ¿no es así? De todos modos, lo han cambiado más allá de eso. En pocas palabras, quieren mejorar las especificaciones de las personas uniendo el daño espiritual artificialmente creado a sus almas.”

Kuina parecía disgustada sólo por decirlo.




Pero continuó a pesar de la mirada amarga en su rostro.




“Es la versión digital de lo que por mucho tiempo se ha conocido como un espíritu maligno o namanari. Empiezan a comer carne cruda para alimentarse, les crecen cuernos en sus cabezas, pelo en sus cuerpos, garras y colmillos… Puedes pensar en ello como rediseñar un humano. Si quisieran, probablemente podrían darte alas para volar por el cielo o branquias para respirar bajo el agua. Y si Government puede hacer eso, seguramente se puede decir que no debes confiar en tu apariencia actual.

“…”

Con su gorro rojo, Isabelle – o la chica que usa ese nombre – se miró las manos.

Los Hormigueros.

Ese proyecto agregó los rasgos de un recipiente para crear recipientes de forma artificial.

“Oye, eres una recipiente, así que sabes cuál es la penalidad cuando pierdes, ¿verdad?”

“P-por supuesto. Tengo una compresión de gran tamaño de eso. Ah ja ah ja ja (inexpresiva).”

“¡¿En verdad lo sabes, no?! E-ejem. El corazón del perdedor es golpeado por el mismo impacto que el de ver al dios que adora siendo asesinado frente sus ojos. Está atrapado en un aturdimiento sin sentido por veinticuatro horas y obedecerá lentamente lo que cualquiera le diga como un zombi. Pero normalmente no deja ningún efecto duradero. Sí, normalmente.”

“¿No soy normal?”

“No. Government debe haberte dado ciertas ordenes luego: ‘Levántate y pelea. Invoca algo del rango de sonido *** con un costo de *** y luego pierde.’ El perdedor no puede pelear una batalla compleja, pero puede que hubiera alguien asistiéndote. ¿Y qué crees que le pasaría a un alma humana después de hacer eso cada pocos minutos… no, cada medio minuto más o menos?”

“¿¿¿*Nuuun* (inexpresiva)…???”

“Entonces te lo diré. Hay diferentes patrones para un corazón dañado. Al hacer que invoques los Materiales de una lista armada para un  propósito determinado y luego pierdas en cada ocasión, pueden remodelar tu alma como quieran. Es muy parecido a cincelar un pilar de piedra. …Y eso es lo que es Isabelle. ¡¡El pilar llamado Kawamo Sayuri fue cincelado una y otra y otra vez!! ¡¡Te cincelaron hasta que te volviste un recipiente irreconocible!!”

Government era un aliado de la justicia y probablemente creían que estaban haciendo lo correcto.

Incluso si estaban creando una nueva mesa al desarmar, aserrar y martillar una bella cómoda de paulownia sin conocer su valor.

Por lo tanto, esto era diferente de las personalidades múltiples. Era más como un diamante creado a partir de un cadáver.

La persona original ya no existía. No había una distinción clara y ordenada entre una y otra. Al igual que la imagen en el relicario y la chica en uniforme militar rojo con cabello rubio y ojos azules, no se parecían en nada.

Sólo quedaba Isabelle ahora.

“Hmm. Tu afirmación ni siquiera tiene una cantidad de tamaño pequeño de sentido.”

“¿Por qué no?”

“Los invocadores y lo recipientes trabajan juntos como un conjunto, por lo que el alma del invocador tendría que haber sido destruida junto con la mía.”

“Oh, eso.”

“Se supone que los Hormigueros producen recipientes en masa, por lo que destruir un invocador por cada recipiente es enormemente ineficiente…”

“Es sencillo. Government sacrificó a alguien. Eso es todo.”

“¿?”

“Uno por uno, destruirían a un invocador junto al recipiente. Pero sólo tenían que emparejar al invocador descerebrado y roto con otro candidato a recipiente. Y luego sólo tenían que darle sus órdenes. Ese invocador sólo tenía que establecer contrato tras contrato tras contrato tras contrato tras contrato tras contrato… El invocador no muere realmente. No muere, pero tiene que continuar ese proceso para siempre. Su vida se convierte en nada más que perder batallas simuladas junto a cada nuevo candidato a recipiente. Esa es una tragedia en sí misma. Esa es la verdad de los Hormigueros.”

Todos los llamaban Hormigueros.

Pueden haber asumido que era en referencia al edificio o la instalación. Pero no lo era.




Las hormigas estaban comiéndose a una persona, no a una cosa.

Similar a cuando se deja a los gusanos arrastrarse por el queso apestoso, ellos intencionalmente abrieron agujeros en un alma humana que estaba a punto de desmoronarse en la nada. Mientras sonreían ante el sabor y el valor mejorados, consideraban el colapso como una cosa buena. Era un juego de nobles.

“Desafortunadamente…”

Murasame Kuina mordió su labio y mantuvo la voz baja.

“No parece probable que puedas volver a convertirte en Kawamo Sayuri. La investigación sobre el alma en sí no ha llegado muy lejos y los mejores expertos están en Government. Pero Government está lleno de basuras y un solo error puede matarte instantáneamente o transformarte en una figura extraña. No hay nada que podamos hacer.”

“…”

“Pero.”

En ese momento, el tono de la chica bajó aún más. En lugar de venir de una vibración de su garganta, sonaba como resentimiento puro saliendo de otro órgano invisible.

“¿Las personas que te hicieron esto y te dejaron así? Enviaré a cada uno de ellos al infierno. Mostrarles el infierno no es suficiente. Necesito enviarlos a todos allí. Eso es todo lo que puedo hacer, pero debido a que eso es todo lo que puedo hacer, lo haré lo mejor que pueda. Ya verás.”

Quizás venía directamente de su alma.

Era como una neblina roja oscura que sería fatal simplemente al tocarla o inhalarla.

“Así que retírate de todo esto, Sayuri. No necesitas protegerlos. No tienes ninguna razón para hacerlo. Más importante aún, la invocadora con la que he establecido un contrato es perfecta. Biondetta lo destrozará todo en pedazos y no quiero que quedes atrapada en eso.”

“Yo…” dijo la chica en uniforme militar rojo mientras sus hombros temblaban. “No soy muy inteligente, por lo que no entiendo todos esos detalles ni siquiera una pizca de tamaño pequeño.”

“¡¡Sayuri!!”

“Llámame Isabelle. Sayuri no suena bien para mí.” Ella levantó la vista. “Pero si fui creada como algo enormemente nuevo después de cincelar un gran pilar…”

Ella miró a los ojos de la chica con la que una vez había caminado a la par.

“Y si, independientemente de cómo se hizo, es un alma humana la que me mantiene en movimiento…”

Y lo dijo.

¿Era Kawamo Sayuri o Isabelle? ¿Había estado esto allí desde el principio o fue agregado después?

No lo sabía, pero dijo los pensamientos honestos que tenía en su mente.

“Entonces no sé si debería dejar que mi odio destruya ‘esto’.”




“…¡¡!!”

Isabelle escuchó el sonido de dientes rechinando.

Mitou Shoukan Blood-Sign Volumen 3 Stage 03 Parte 5

 

Venía de Murasame Kuina. Su mano izquierda tembló ominosamente en su guante de cuero. Era el Girl’s Backdoor. Cuando tomaba la forma de una pistola, el extraño dispositivo podía controlar a las jóvenes a las que apuntaba. Pero Murasame Kuina no lo apuntó a Isabelle. Sabía que esa era la respuesta más simple, pero no podía permitirse hacerlo.

Después de todo, Murasame Kuina sabía que esa respuesta perfecta no había venido de la creación conocida como Isabelle. Su profundo conocimiento de la chica llamada Kawamo Sayuri le dijo eso.

Pero.

Ese fue el verdadero problema.

“¿Por qué tuvieron que quitarte tanto…?”

Encendió el fuego.

La potencia de fuego masiva bailó dentro del motor de combustión conocido como venganza.

“¡¿Por qué la chica que pensaba así tuvo que ser masticada y luego escupida como algo totalmente diferente, todo para el beneficio de alguien más?! ¡¿Por qué alguien que piensa así debe tener su corazón destruido?!”

“…”

“No fuiste elegida porque tenías un talento de uno en un billón. ¡No fue porque sacaste una espada legendaria, porque fuiste enviada por un ángel del cielo, o por algún otro gran disparador! Biondetta me dijo que incluso yo probablemente tenga más talento como recipiente. ¡¡Pero Government te eligió porque querían saber si podían hacer algo utilizable de una persona completamente normal!! ¡¡Eso fue todo!! ¡Government reunió personas como si estuviera buscando archivos y los tiró a la basura! ¡¡Los reunieron y los utilizaron!! ¡¡Y todavía…!!”

“Pero esa ni siquiera es una razón de tamaño pequeño para pasar por alto lo que estás haciendo.”

“Kh.”

“Nadie quería que hicieras esto.”

“Khhh.”

“No quiero que hagas esto. Enormemente no quiero.”

“¡¡Entonces!!               ¡¿Qué               se               supone               que                debo haceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer?!”

Murasame Kuina dejó escapar un rugido como si llenara el mundo con su resentimiento.

Ya lo sabía.

Lo había entendido desde el principio.

Incluso si había estado preocupada, una chica de buen corazón como Kawamo Sayuri no querría que nadie se vengara de su asesino. Si la alternativa era que alguien se ensuciara las manos de esa manera o dejar que eso influyera en ellos para siempre, habría preferido ser olvidada.

Pero Murasame Kuina no podía aceptar eso.

Era ella, más que nadie en el mundo, quien no podía permitirlo.

La venganza no era más que una forma de calmar su propio corazón. Al perderse en el acto de la venganza, podía evitar mirar la perdida insoportable que se sentía como una pared insuperable que se alza ante ella.

Lo sabía.

¡¡Lo sabía, lo sabía, lo sabía!!

Entonces, ¿se suponía que tenía que procesar la información fríamente y seguir adelante? ¿Era la respuesta humana adecuada pisotear su enojo y pérdida con la precisión del segundero de un reloj y continuar desapasionadamente en el futuro?

Ella no creía eso.

No le importaba si esa conclusión significaba que sus engranajes estaban rotos.

Cuando llegó el momento, la chica llamada Murasame Kuina no quería olvidar.

La vida cotidiana que ella había asumido que continuaría como de costumbre había sido cruelmente destruida de forma irreparable. Su amiga de la infancia de hace diez años había sido alterada y destruida hasta el punto que ni siquiera reconoció su propio nombre.

No quería aceptar eso.

No quería ir más allá de eso.

Así que…

Su venganza estaba dirigida a algo más que un simple criminal. La sociedad, el mundo y la era actual actuaban como tiranos que sólo podían hacer justificaciones para usar una cantidad y velocidad abrumadoras para borrar, desvanecer y erosionar lo que más le importaba. No quería eso y no podía aceptarlo, así que para proteger “lo que una vez fue”, actuó sola para enfrentarlo todo.

Un viento feroz sopló hacia ella.

Una gran presión la empujó hacia atrás como una inundación repentina o un deslizamiento de tierra.

Pero la chica lo desafió todo de frente y había llegado hasta aquí.




Así que gran parte de ella había sido desgastada en el proceso.

“Me niego a aceptarlo.”

Su voz sonaba como el pesado crujido de un enorme engranaje oxidado siendo forzado a moverse.

“Todo esto podría ser en vano y podría estar huyendo sin sentido de la realidad, pero no me importa. Esas personas destrozaron a Kawamo Sayuri en pedazos y se dieron un festín con los beneficios, ¡así que me niego absolutamente a dejarlos ir! ¡¡Incluso si el mundo entero y tú misma no lo quieren!! ¡¡Todavía no lo aceptaré!!”

Esa fue probablemente una forma de justicia.

Y eso hizo que sea mucho más difícil de detener que una simple acción malvada.

La venganza era una justicia que no perdonaba, no salvaba, y no traía felicidad.

“…yuda…”

Isabelle finalmente habló como si hubiera sido abrumada.

El sonido incierto se convirtió en una voz baja.

“Ayuda.”

Pero no estaba pidiendo ser salvada de esta venganza.

Tampoco hablaba en nombre de los investigadores que la habían creado.

El rostro en la foto no parecía correcto.

El nombre que escuchó no le sonaba correcto.

Pero todavía había alguien que estaba dispuesta a expresar enojo en su nombre.

Así que…

“Por favor, ayuda a mi amiga.”

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios