Mitou Shoukan://Blood-Sign

Volumen 3

Stage 03: El Conejo Guía y la Gata Mentirosa

Parte 2

 

 

Los apartamentos venían en formas y tamaños diferentes, pero este era un apartamento de una habitación para estudiantes universitarios. La puerta de entrada conducía directamente a la habitación y la ranura del periódico instalada descuidadamente en la puerta de entrada permitiría a cualquiera espiar la habitación si quisiera. Eso hizo que cambiarse la ropa sea un desafío diario, pero seguía siendo una atractiva residencia por su precio relativamente asequible en la ciudad-parque de diversiones de Toy Dream 35. A pesar del servicio al cliente deficiente, no hubo vacantes en mayo, que estaba más allá de la temporada para comenzar una nueva vida.

Vapor salía del hervidor.




Biondetta, la mujer demonio con uniforme de camarera rosa, tarareó mientras preparaba un poco de té. Se quitó su guante de encaje blanco para manipular las herramientas con sus dedos delgados.

“Señorita.”

“¿Hm?”

Murasame Kuina, su cliente y recipiente, respondió sin comprender mientras estaba sentada en la cama color pastel con sus rodillas entre sus brazos.

“Para ser honesta, no sé mucho sobre té,” dijo la chica. “Sólo he bebido los de botella. Así que no te molestes en hablar y hablar al respecto.”




“No te preocupes. Esto es una mezcla.”

“¿Hm?”

“Las batallas de la Ceremonia de Invocación son mentalmente agotadoras, así que he combinado algunos tipos diferentes de hojas de té para proporcionar un efecto calmante. Siempre y cuando sepas cómo hacerlo, el té estándar comprado es una tienda es lo suficientemente bueno. Sí, al igual que un uso inteligente de la medicina para el resfriado y la alergia puede crear una droga sórdida que pondría a dormir profundamente a una jovencita inocente.”

“No quiero escuchar eso de una mujer que toma antibióticos de a puñados… ¿Y la cafeína no es un estimulante?”

“Hay varias maneras de usarlo. La mayoría de los invocadores cuentan con un proveedor especial o mezclan sus propias Granadas de Incienso, por lo que tendemos a ser bastante hábiles en este tipo de trabajo.”




Un apartamento para estudiantes no venía equipado con el juego de té utilizado por la familia real británica, pero Biondetta utilizó herramientas probablemente compradas en una tienda de 100 yenes como reemplazos improvisados. Y había hecho más que memorizar el manual. Lo había desglosado y reconstruido para absorber la mayor cantidad de conocimiento posible.

La chica del abdomen expuesto, Kuina, se movió inquietamente sobre la cama.




“¿Te pedí que hicieras esto? Pensé que nuestro contrato sólo decía que me ayudarías a vengarme de Sayuri.”

“Y te proporcionaré todo lo necesario para que puedas disfrutar verdaderamente tu venganza. Todo sería en vano si tuvieras demasiado sueño como para apreciar el sabor de la venganza cuando llegara el momento. Si quieres, podría subir arriba de la cama y cantar una canción de cuna, podría unirme a ti en el baño, o podría intentar darte un masaje.”

“No, gracias.”

Kuina se bajó de la cama y se sentó en la mesa de vidrio en el centro de la pequeña habitación.

Sorbió el té servido en una taza de plástico, pero…

“Realmente no puedo decir la diferencia.”

“Aprecio la honestidad más que pretender saber de lo que estás hablando, señorita.”

“Pero no tengo intención de tomar una siesta. Estoy demasiado nerviosa como para quedarme dormida. El núcleo de mi cuerpo está diciéndome que tengo que darme prisa y salir ahí afuera… date prisa y mata.”

“No esperaría menos de mi cliente. Y es por eso que prepare esto como un tipo de reabastecimiento en vuelo.”

Murasame Kuina tenía problemas para juzgar lo que la mujer demonio sonriente buscaba.




Pensándolo normalmente, ayudar a un extraño con su venganza venía con un riesgo enorme. No sólo había combate directo, sino que significaba hacerse enemiga de todos aquellos alrededor del objetivo y, si no podía ganarse la confianza de su compañero, era posible que fuera apuñalada por la espalda. Además, la venganza tendía a terminar en fracaso después de ser superados en números y el enemigo no las perdonaría si dijeran “no importa” en ese momento.

No obstante, Biondetta eligió participar.

No ganaba nada de ello. No tenía enemigos en común con su cliente. Esta venganza sólo tenía significado para Murasame Kuina. Incluso si tuviera éxito, Biondetta no ganaría nada en absoluto de la violencia.

Era casi como una surfista que iba a la playa en una noche tormentosa a pesar del peligro.

Se estaba perdiendo a sí misma en el acto mismo. Era la locura de alguien llevando demasiado lejos su pasatiempo.

“Biondetta.”

“¿Qué sucede?”

“No conozco tu situación. No me importa si te estás beneficiando en secreto de esto, si alguien más te contrató para hacer esto, o si estás actuando como un doble espía y toda mi información está siendo enviada a Government.”

Ella entrecerró sus ojos y sacudió un poco el contenido de la taza.




“Todo lo que me importa es que me ayudes con mi venganza hasta el final. Está bien si muero tras el hecho. Así que repasemos lo esencial de nuevo, Biondetta. Ayúdame con mi venganza. No importa si eres mi enemiga o mi aliada.”

“Sí, estoy encantada de escuchar eso, señorita.”

La camarera demonio rosada le dio una sonrisa demasiado podrida como para llamarla encantadora.

“No suelo encontrarme a alguien que lo exprese con sus acciones y no sólo con sus palabras, pero pareces ser diferente, me siento aliviada.”

“Hmph.”

Murasame Kuina debe haber tenido problemas con las bebidas calientes ya que sólo tomaba pequeños sorbos de la taza.

Una vez que estaba vacía, la puso sobre la mesa y se levantó.

“¿Cuál es nuestro próximo movimiento, Biondetta?”

“Bueno, ¿Qué te parece si vamos por algo que sea por un lado para tener tranquilidad y por el otro para puramente acosarlos? Probablemente ya nos hayan notado.  Y sabrán sobre esta ropa.”

Mientras hablaba, Biondetta pellizcó los lados de su falda de camarera y la agitó.

“He traído el valor de un contenedor entero como parte del evento de disfraces, así que estaba pensando que podíamos repartir algo de dinero para contratar a cientos de personas para que caminen vestidos así.”

“¿Cómo puedes contratar personas cuando los invocadores y lo recipientes desaparecen de la mentes de las personas?”




“Podemos usar un intermediario por medio de tu Girl’s Backdoor.”

“Sólo puedo controlar a tres personas. ¿Realmente vale la pena usar ese stock?”




“Si no lo necesitamos más, podemos sacarlo de nuestro control. Y Government seguramente pensará que los señuelos pueden ser manipulados por el Girl’s Backdoor y por lo tanto, podrían hacer ataques terroristas. Al ser la policía mundial, no podrán ignorar eso y tendrán que desperdiciar algo de su personal en ellos. Mientras tanto, podemos aprovechar nuestra libertad.”

“Al fin y al cabo, ¿no sabes qué tan efectivo será?”

“Como dije, por un lado es para tener tranquilidad y por el otro es para puramente acosarlos, señorita. Alguien sensato se dará cuenta de inmediato, pero aun así nos permitirá descansar tranquilas. El truco para disfrutar la venganza es agregar algo de diversión a la eficiencia ☆”

“Hmph,” resopló Murasame Kuina.

Ella asintió para darle su aprobación y luego habló.

“Entonces ¿Estás lista para irnos?”

“Sí, señorita. Estoy lista para ir a donde quieras.”

A pesar del cuidado que tuvo en la preparación del té, al parecer no tenía intención de limpiarlo.

Había una sencilla razón para eso.

Tan pronto como las dos se levantaron, algo tembló en una esquina de la habitación. La figura tendida en el piso de madera tenía dos brazos, dos piernas, y cabello largo y negro que se extendía como algas marinas para ocultar su cara.

Era la dueña de esta habitación.

La chica universitaria había sido controlada por el Girl’s Backdoor y se le había dado un diagrama de flujo con una sola instrucción: acurrucarse en la esquina.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios