Mitou Shoukan://Blood-Sign

Volumen 3

Stage 02: El Intrigante y Verdadero Comienzo del Girl’s Backdoor

Parte 1

 

 

“Pero si voy a trabajar, primero necesito recibir una recompensa de gran tamaño.”

“Sí, sí. ¿Sería suficiente esta gelatina de almen-…”




(Etapa 02 Abre 23/05 14:00)

El Intrigante y Verdadero Comienzo del Girl’s Backdoor


 

 

Toy Dream 35 se dividió en veintiséis bloques con forma de rebanadas de pizza. El Bloque A era conocido como la entrada principal debido al aeropuerto internacional y a las tiendas libres de impuestos que lo rodeaban.




Quizás debido a que la gigantesca ciudad-parque de diversiones había sido construida por una monstruosa compañía extranjera, el área estaba repleta incluso al mediodía durante la semana. Había hombres de negocios en trajes, padres con niños sosteniendo globos, dos filas de estudiantes con uniformes en algún tipo de actividad escolar, e incluso una mascota en un disfraz de cuerpo completo diciendo “gozaru, gozaru”. Innumerables nacionalidades, razas, y religiones estaban todas mezcladas. Todos vestían ropas coloridas, pero eso era debido más al evento de disfraces de la Walpurgis Retrasada que debido a la moda extranjera.

Esa pudo haber sido la razón por la cual un par se mezcló en el fondo de otro mundo aun cuando ellas deberían haber sido una señal andante.

Una de ellas era una chica en edad de escuela secundaria con pantalones cortos y una camisa de manga corta sobre una camisa de manga larga, las cuales dejaban su estómago expuesto. En sus pies y piernas, usaba medias hasta las rodillas negras y tenis. Su cabello semi-largo estaba teñido de marrón y una luz de alguna manera intensa llenaba sus ojos. Llevaba una cadena delgada alrededor de su cuello, por lo que probablemente algún tipo de accesorio estaba escondido en su pecho.

La otra era una mujer de edad universitaria. Tenía un peinado correctamente desaliñado y elegante, y su cabello largo y liso estaba teñido de rosa. Vestía un uniforme de camarera con minifalda de color blanco y rosa. El tocado, los guantes y las medias largas estaban decoradas con elegantes encajes blancos. El corsé alrededor de su cintura y los tirantes de su falda acentuaban sus ya grandes pechos. Para los accesorios, llevaba un par de cuernos a los lados de su cabeza y algo así como una cola en la parte posterior de su cintura, pero eso le hacía pensar a uno en algo más que en una vaca.

La hacían lucir como un demonio.

Lo que sostenía en su mano no parecía un bolso con ropa y productos de uso diario. Parecía más un tubo plateado doblado en dos, envuelto con un cinturón de cuero rojo, y un mango cerca del centro.

La chica de cabello castaño miró a su alrededor con esa mujer a su lado. Y habló.

“Biondetta, algo no está bien.”

“Sí, todo está funcionando más fácilmente de lo esperado. Si el Girl’s Backdoor que propagamos con anticipación estuviera causando problemas, el nivel de seguridad del aeropuerto debería haber aumentado.”

“¿Entonces ese plan fue un fracaso?”

“Tengo serias dudas de que todas las personas tengan demasiado miedo de usar un aparato que estimula tanto los ‘deseos’ de uno, señorita. Eso deja sólo una posibilidad.’

“Funcionó, pero alguien ya los persiguió, ¿eh?”

La chica se cruzó de brazos y frotó su barbilla mientras murmuraba.

Ella llevaba una especie de guante de cuero negro en su mano izquierda.

“Pero nos aseguramos de elegir personas sin conexiones sociales y con la menor cantidad de cosas en común posible. ¿Cómo alguien podría descubrir de quienes sospechar, encontrar sus ubicaciones, y tratar con ellos antes de que se convierta en una conmoción?”

“Señorita, sospecho que quien haya sido predijo el algoritmo en lugar de buscar sus ubicaciones.”

“Tendrás que explicarlo mejor que eso.”

“Es cierto que trabajamos para elegir personas de la manera más aleatoria posible para asegurarnos de que todos no puedan ser derrotados uno tras otro. Pero algunos puntos en común eran inevitables.”

La camarera demoníaca levantó su dedo índice.

“En otras palabras, tenía que ser alguien que quisiera hacer cosas horribles si se le otorgara un poder sobrenatural. Tenía que ser una persona de voluntad débil cuya racionalidad y consciencia no pudieran contener sus deseos una vez que se le otorgara un poco de poder. Eso conduciría naturalmente a similitudes en su comportamiento.”

“¿Entonces después de capturar al primero, lo usó para crear un diagrama de flujo?” La chica escupió esas palabras. “Biondetta, el plan original era que yo usara el décimo Girl’s Backdoor para escabullirme en Toy Dream 35 mientras que los otros nueve arrojaban la ciudad al caos. Y entonces alcanzaría mi objetivo rápidamente.”

“Sí, pero no veo un paraíso de chicas desnudas esperando ordenes hasta donde alcanza la vista, así que tenemos que suponer que no recibiremos el beneficio de esa táctica de perturbación, señorita.”

“¿Qué hacemos ahora?”

“Sí, ¿qué hacemos? ¿Qué te parece si abortamos la misión y nos retiramos?”

“No bromees.”

La chica jaló la cadena alrededor de su cuello y apareció un accesorio del tamaño de una moneda grande.

Abrió la tapa, miró la foto en el interior, y luego la cerró una vez más.

Tomó una decisión.

Ya estaba preparada para quemar el mundo y cometer cualquier tipo hipocresía si eso significaba lograr su objetivo.

“En ese caso, tendremos que seguir adelante sin todo lo que esperábamos. Biondetta, ten en cuenta que esto podría reducirse a una guerra de desgaste. Tenemos que eliminar hasta el último de los Hormigueros y a las personas que chupan el dulce néctar que producen.”

“Sí, señorita.”

Las dos continuaron hablando mientras caminaban por el aeropuerto.

Los invocadores y los recipientes eran individuos anormales que serían completamente olvidados una vez que dejaran el campo de visión de una persona normal. Pero no podían escapar de los ojos de las personas tan fácilmente en un concurrido aeropuerto internacional.

Así que por supuesto, la joven a cargo notó cuando las dos intentaron escabullirse por la puerta de control fronterizo.

“U-uhm, ¡discúlpenme! Uh, por favor hagan la fila y esperen su-…”

La chica la ignoró y movió el guante de cuero negro en su mano izquierda. Colocó su pulgar y su índice en ángulo recto como el gesto de una pistola y apuntó su dedo índice hacia adelante.




Simplemente mirar a su objetivo tuvo efectos inmediatos.

Varios hilos rojos que sólo ella podía ver salieron disparados. Los extremos de los hilos contenían gruesas cuchillas fantasmas con una estructura de cuatro arriba y una abajo. Parecían trampas para osos o una mano humana y destrozaron los brazos, piernas y torso de la trabajadora del aeropuerto uno tras otro.

Sólo la víctima y la agresora podían escuchar la serie de sonidos dolorosos. Y a la trabajadora del aeropuerto no se le permitió decir una palabra a pesar del intenso dolor que sentía.

“Piérdete, aficionada,” escupió la chica.




“______”

Después de algo que sonaba como brazos y piernas doblándose, la trabajadora se dio la vuelta forzosamente como una marioneta mal controlada. Luego salió corriendo en línea recta sin detenerse.

La mujer demonio conocida como Biondetta le dio una sugerencia exasperada.

“¿Recordaste especificar ‘hasta dónde’ se supone que debe ir, señorita? No creo que hayas tenido el tiempo suficiente para armar un flujo adecuado.”

“No lo sé y no me importa. Esto no es un problema con las especificaciones del Girl’s Backdoor que me diste.” La chica con cabello semi-largo escupió esas palabras mientras pasó a través de la puerta que había perdido su guardia. “Biondetta, recita nuestras normas.”

“Sí, señorita. Yo, Biondetta, he establecido un contrato para ayudar a mi cliente, Murasame Kuina-sama. El contrato dura hasta que hayas logrado tu objetivo y usaremos cualquier medio necesario. Pagarás los gastos necesarios, como armas y municiones, y asumiré la responsabilidad por cualquier muerte o lesión. Y, si se considera necesario para lograr tu objetivo, atacaremos inmediatamente a cualquier persona relacionada o no con el asunto en cuestión.”




“Bien,” dijo la chica llamada Murasame Kuina.

Recitar las normas puede haber actuado como un interruptor para ella.

“Bueno. Asumiremos que el señuelo del Girl’s Backdoor no tuvo efecto, pero eso no cambia lo que debemos hacer. Nuestro objetivo es Government y comenzaremos a aplastar las ubicaciones que ya conocemos. Para las ubicaciones que no conocemos, podemos comprobarlas a través de los datos que encontremos en los escombros que queden o usar el Girl’s Backdoor para sacarle los datos a las personas. ¿Entiendes el plan por el momento?”

Sin embargo, Biondetta no respondió.

Pero no porque fuera grosera con su recipiente y cliente.

Antes de que ella pudiera responder, otra voz la interrumpió desde un costado.

“¡Oigan, ustedes! ¡¿Qué creen que están haciendo?!”




Al escuchar una voz profunda, la pequeña chica comenzó a hacer el gesto de una pistola con la mano que tenía el guante de cuero, pero se detuvo a mitad de camino.

El guardia que se acercó era un hombre de mediana edad.

Murasame Kuina liberó el gesto a medio hacer, agitó su mano abierta, y habló con la mujer demonio junto a ella.

“Biondetta.”

“Sí, señorita.”

Tan pronto como la mujer respondió, ella soltó el “equipaje” que llevaba. El cinturón de cuero rojo se separó y el tubo de plata doblado se convirtió en un bastón largo grabado con un diseño de hiedra. Mientras se escucha el clic del cerrojo en el lugar, los delgados dedos de la mujer demonio acariciaban suavemente su costado.

Mitou Shoukan Blood-Sign Volumen 3 Stage 02 Parte 1

 

Esto era un Blood-Sign.

Era el símbolo de los invocadores que utilizaban a los dioses de las leyendas como peldaños para alcanzar sus objetivos. Biondetta sonrió débilmente mientras lo giraba y lo apuntaba al guardia confundido.

“Si pudiéramos haber escapado de tu campo de visión o haberte controlado con el Girls’ Backdoor, podríamos haber resuelto esto pacíficamente.”

Un ruido sordo le siguió a sus palabras.




Algo había caído al piso entre las piernas de la mujer demonio y su minifalda.

Era una esfera negra de menos de cinco centímetros de diámetro.

¿Fue la pobre victima consciente de que era una Granada de Incienso con el gancho retirado?

Un temblor increíble sacudió todo el aeropuerto.

Los dioses pueden haber estado alentando a aquellos que vivían vidas honestas, pero los invocadores podían ir más allá de la Clase Divina.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios