Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 4

Capítulo 5: Subaru Natsuki, El Auto-proclamado Caballero

Parte 5

 

 

―Un golpe más y estoy acabado.

Curiosamente, Subaru había logrado llegar a la misma conclusión que los demás espectadores que veían su pésima actuación. Pero esto ya no le importaba. Para Subaru no había nadie más que Julius y él en ese lugar.

Él ya no se levantaría del siguiente golpe. Incluso si la espada de Subaru hiciera contacto milagrosamente, Subaru no podría continuar.

¿Por qué retarlo a él, entonces? Si el resultado sería el mismo ¿para qué intentarlo?

No pudo ver la respuesta. Había perdido la razón original para comenzar la pelea, se llenó de odio por Julius, el cual permaneció indiferente en su hinchado campo de visión. Y entonces, decidió que pondría todo lo que tenía en un golpe final, con el objetivo de romperle la nariz a Julius.

―…

Le dolían los pulmones simplemente por respirar. Exhalar hizo que le doliera mucho más.




Soportando la agonía con su conciencia casi perdida, Subaru reunió la poca fuerza que le quedaba y espero su oportunidad, esperando que Julius bajase la guardia por un momento. No podía perder esa oportunidad.

―…Dueledueledueledueledueledueledueledueledueledueledueledueledueled ueledueleMUERO.

―…!

La mirada de Julius pareció ir a la deriva por un instante. En su estado decadente, Subaru tomo su oportunidad, El no escucho nada. Dejó todo atrás, levanto si espada con todo su espíritu.

Julius, habiendo quitado su atención ligeramente de Subaru, no había reaccionado todavía. Algo había atraído su atención, pero cada célula del cerebro de Subaru estaba dedicada a pensar en ese único golpe.

―…!

Creyó haber escuchado algo, algo en este mundo sin sonido, donde únicamente él y su rival existían.




―…ru!

Escucho una voz. La voz de alguien, la voz de alguien en sus oídos.

Su mente era mandada lejos. Pero todo fue olvidado, ahogado por su ira.

En ese momento, sus ojos se enfocaron en la única cosa que daba sentido a su existencia.

―…baru!

La voz se hacía clara. Comenzó a tener significado. Si lo hubiera escuchado claramente, no habría marcha atrás.

Por eso Subaru hizo todo para escapar del miedo abrumador que lo perseguía aun detrás de él, con cada parte de su ser, grito.

―…Subaru!!

―…SHAMAAAAK!!

Traicionando a la voz clara como una campana en sus oídos, Subaru entonó el hechizo con toda la fuerza de sus pulmones.

Una nube negra estallo, tiñendo de negro el suelo rojizo del campo de entrenamiento, borrando todo.

Un reino de olvido se extendió. Dentro de él, Subaru se precipito hacia adelanten gritando con su voz. en este espacio donde la razón no tenía influencia su cerebro ordeno a sus brazos que se balancearan hacia abajo. La nube oscura se tragó sus brazos que se extendían frente a él, ignorando todo lo demás para hacer lo que se les ordenaban para que la punta de “algo” pudiera alcanzar.

―¿Entonces, esta es tu arma secreta?

Claramente, Subaru escuchó la voz en un mundo que debería ser silencioso. La nube negra se ilumino y desde la fuente de luz, una espada de madera corto el aire, golpeando despiadadamente el cuerpo de Subaru contra el suelo.

La voz que venía desde arriba sonaba sorprendida en lugar de herida.

―No esperaba que usaras magia de tipo oscuridad, admito que me tomaste por sorpresa .

Subaru estando en el suelo con su cuerpo extendido, miro hacia el cielo aturdido mientras enfrentaba la realidad de frente.

―Sin embargo, tu entrenamiento es deficiente. Tal magia de bajo nivel solo puede funcionar en alguien más débil que tu o tal vez una bestia poco inteligente. Tu plan no funcionaría contra un Caballero de la Guardia Real.

La voz parecía tener compasión, lástima que aplasto el corazón de Subaru y le dijo que renunciara a todo.

Él había pensado que podría cambiar su situación. Pensó que incluso él podría lograr algo.

―Eres irremediablemente impotente. No tienes lugar a su lado.

Esas palabras, al menos, deseaba refutar, palabras que le negaban a su vida algún significado. Subaru movió su cuello para mirar al hombre, tratando de que al menos le quitara esa parte…

― …

… Pero en cambio, miro a la chica de cabello plateado y ojos violetas.

Estaba inclinada estaba inclinada en la terraza a medio camino de la pared del palacio real que daba hacia el campo de entrenamiento. Detrás de ella estaban las chicas que reconocía, cada una mirando los resultados fríamente.

Los pensamientos dentro de su cabeza ya no importaban.

A Subaru ya no le importaba lo que alguien pensara de él.

O, mejor dicho, si hubiera sido cierto, si la persona que estaba parada allí no hubiera sido la última persona en el mundo por la que quisiera ser visto en ese momento.

―…

Dentro de él, Subaru escucho un sonido como un hilo que se rompía.

Eso fue lo último que supo antes de que su conciencia comenzara a desvanecerse, yendo muy lejos.




Re Zero Kara Hajimeru Isekai Volumen 4 Capítulo 5 Parte 5

 

Con su mente, diferente hasta el momento, liberada, el mundo pedio rápidamente su color, esta vez, la mente de Subaru realmente dejo algo y todo atrás mientras se sumergía en el fondo del abismo.

―…Subaru.

Creyó oír un murmullo que debería haber sido incapaz de hacerlo. Entonces eso desapareció junto con el resto.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios