Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 4

Capítulo 5: Subaru Natsuki, El Auto-proclamado Caballero

Parte 1

 

 

— Subaru supo el cómo habían pasado las cosas durante su ausencia gracias a Reinhard y Ferris, quienes llegaron juntos a la sala de espera del castillo.

―Y la magnífica selección real comenzó




Ferris concluyó. ―Subawu, ¿tu servirás como caballero de Lady Emilia, eh? Buena suerte a ambos.

Ferris terminando su resumen, pero el afilado giro sarcástico del final fue muy claro de hecho. Él había estado en la cámara de principio a fin; seguramente él sabía en qué estado mental se encontraba Subaru. Pero Subaru no tenía tiempo para prestar atención al golpe. Los detalles de la selección real fueron cruciales, pero, por el momento, el problema fue que Subaru tenía que averiguar más acerca de ello.

Viendo como Subaru estaba muy tímido para preguntar correctamente, Reinhard contestó la pregunta que este no hizo.

―…El Viejo esta ileso, su liberación fue asegurada por la amabilidad de Lady Felt.

―…!




―No pensé que el llegaría por el mismo corredor sin que tú lo vieras a la cara, y yo sabía que ustedes dos se conocían. Fue fácil adivinar por qué estabas ansioso.

Cuando Subaru levanto un dedo, Reinhard se movió rápidamente para calmar sus preocupaciones. Pero el incluso no sabía la verdadera fuente del sentimiento de culpa de Subaru.

En el instante en que Subaru dejo al viejo Rom para pudrirse, Una nube oscura se formó en el fondo de su corazón del cual no tenía salvación.

Ferris intervino, ―es maravilloso, deberías agradecer a Reinhard y lady Felt por que todo es gracias a ellos. ¡Ahora no necesitas poner ninguna excusa, Subawu!

―…

Un escalofrió recorrió la espalda de Subaru, el levanto la mirada hacia la cara de Ferris, sus ojos color ámbar brillaron como si pudieran ver a través de Subaru, todo hasta su alma.




Que alguien mirara dentro de él se sintió profundamente desagradable. Entonces, Subaru forzó una cara rígida para cubrirlo.

―Y-yeah… ¡estoy muy feliz! ¡totalmente como lo imagine! Fue realmente buena idea dejárselo todo a Emilia-tan y Felt …la mejor cosa que pude haber hecho… ¿verdad?, ¿Es correcto, no es así?

Subaru extendió sus brazos mientras daba a ambos una dosis de comportamiento deliberado, exagerado y payaso, sus siguientes palabras incluso más apresuradas y más frívolas, ―pero hombre, Felt realmente puso su corazón para ganar la selección real, por mi culpa, eso significa un fuerte rival más para el trono. Emilia-tan podría darme a un gran regaño por esto.

De diferentes maneras, la expresión facial de Reinhard y Ferris cambio con la respuesta del cambio repentino de Subaru, pero al final, ellos decidieron no tocar el tema.

Ambos caballeros le demostraron lastima, Subaru, dolorosamente consiente del hecho, ignoro las suplicas de su corazón lastimado.

―Entonces ahora que la conversación termino, ¿dónde está Emilia- tan y los demás?

―Los candidatos permanecieron en la cámara para discutir los detalles del proceso de selección real. Durante ese tiempo, dije que iría a verte y Ferris vino conmigo-respondió Reinhard.




Las acciones de Reinhard tenían sentido, pero no podía dejar de preguntarse por qué Ferri estaba dando la cara también. Por lo tanto, Subaru le preguntó a esta última:…

―Gracias por venir, pero ¿está bien, que no estés al lado de tu amo?




―Está totalmente bien, Lady Crusch es mucho más fuerte que Ferri, ¡así que es perfectamente seguro!

―Solo está ahí sin hacer nada… De todos modos ¿cómo es que un holgazán como tu está en la Guardia Real?

Ferri le dio a Subaru una mirada de lado moviendo su dedo hacia él. La punta de su dedo brillaba con una luz azul.

―Miu sabes por qué, Ferri tiene un talento especial que tiene mucha demanda.




―Eh… ¿Por qué me siento más ligero, como si mis hombros, rodillas y cadera ya no estuvieran funcionando tan pesados?

―Subawu, tu cuerpo esta adolorido como el de un anciano.

―¿Con eso quieres convencer, eh…? Correcto, escuche que eres un grandioso usuario magia tipo agua.

En primer lugar, la razón por la que Subaru le fue permitido ir con Emilia a la capital fue para mejorar la pobre condición en la que él estaba.

Quien debía sanarlo no era otro que el hombre con orejas de gato que estaba ante sus ojos. Reinhard le contesto a Subaru su comentario, diciendo…

―Buenas palabras no son suficientes, Subaru, es más justo llamar a Ferri el mejor maestro de magia tipo agua del continente. No por nada el lleva el título de ´Blue´, él está en la cúspide de quienes comparten su afinidad mágica a pesar de su corta edad .

Los elogios de Reinhard hicieron que ferri alzara el pecho, sin mostrar ni la más pequeña modestia.

―Miau, el título viene de todos los fans de ferri.

Dado que el realmente él era un buen sanador como su título, Subaru vio a sus numerosos admiradores de otra manera. Realmente puso en perspectiva a la persona que lo estaba tratando.

El tono de Subaru era pesado e hiriente cuando llego a la respuesta que estaba esperando.

―Entonces Emilia-tan realmente lo hizo…

―De hecho Lady Emilia lo organizo-concluyó Reinhard.




Subaru solo podía adivinar todo lo que paso para organizar su curación.

Por eso no pudo detener la pesada melancolía que crecía en el fondo de su corazón.

Pidiéndole a ferri, en el campamento Crusch, que tratara su cuerpo significaba confiar en un rival político tan cercas de la selección real. En otras palabras, Subaru había sido una carga para Emilia… de nuevo.

El pregunto, ―Oye, sin embargo, ¿porque tengo que aceptar el tratamiento?

―Porque ella ya pagó. Si Ferri no te sana, Subaru, significara que Lady Emiulia hizo todo ese esfuerzo por nada.




―¿Cuál fue el pago?, si solo fue un objeto, puedes devolverlo, aho…

―No fue un objeto, y una vez que lo sabes no puedes devolverlo, Ferri tiene que decir no a tu pedido Subawu .

Sin poder decir más, Subaru solo podía poner su mano en su frente y sostener su cabeza.

Aunque Subaru no quería ser una carga, parecía que era lo único que ha sido para Emilia. Él quería ayudarla. La única razón que le daba sentido a su existencia.

El eco de una voz tranquila se escuchó en la sala de espera. El que hablaba no era ni Reinhard ni Ferris, si no un hombre con refinados rasgos apoyado contra la puerta abierta- Julius.

―Sí maldices tu propia falta de fuerza, creo que tienes una elección que puedes hacer .

El rostro de Subaru reacciono como si hubiera sido abofeteado.

―¿Qué? ¡Oh!, eres tú.

Subaru frunció el ceño con resentimiento. Julios recibió su mirada con calma.

―Preferiría que no hicieras una expresión tan desagradable. Yo no esperaba una cálida bienvenida, pero dejar que tus emociones te superen…

―Superarme… ¿y qué?

―… Puede llevar a que el carácter de quienes te acompañan sea cuestionado. Esfuérzate por recordar esto.




―¡Agh…!

La garganta de Subaru se contrajo con ira. No eran palabras al aire, si no lugares que dolían al ser tocados.

El mantuvo silencio mientras Julius caminaba hacia una ventana abierta.

―Ahora, supongo que quieres preguntarme ¿por qué estoy aquí?

El caballero le dio la espalda, contemplando los terrenos más allá del palacio, cerrando un poco los ojos cuando la brisa soplaba.

―Naturalmente, vine a verte. Me gustaría que me acompañaran un rato .

―¿Les parece bien?




Julius pregunto con un gesto de su mano. La mirada aguda del hombre mostraba que no era una sugerencia amistosa.

―Para que lo sepas, nunca diría que si a algo así, sin saber el destino o para que, incluso en horas de sueño .

―El Lugar es la arena, El objetivo… Si

En respuesta a las palabras que sonaban casuales, pero extremadamente irritantes de Subaru, Julius miro hacia abajo en aparente pensamiento, luego con una sonrisa arrogante hablo con tanto veneno como Subaru.

―¿Qué te parece… enseñarte una o dos lecciones sobre la realidad?

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios