Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 4

Capítulo 4: Las Candidatas al Trono y sus Caballeros

Parte 9

 

 

El grito dolorido de Rom sobre cómo había criado a la chica resonó en la sala. Miklotov, tal vez movido por el lamento, aclaró su garganta, buscando limpiar el aire en el proceso.

— Bueno, entonces, Dama Felt, Sir Reinhard, ¿puedo concluir que ambos tienen la intención de participar en la selección real?




— Claro, hagámoslo.

— Sí, como mi Dama quiere.

El comportamiento de Felt fue insolente hasta el final, con Reinhard siguiéndola. El sabio indulgente dejó pasar la incongruencia sin comentario alguna, replicando con calma…

— Entiendo…

Mientras asentía. Continuó, ― Aunque ha habido algunos problemas menores, juzgo que las preliminares han concluido. Dama Felt, ¿tiene algo más que añadir?




Seguramente, pensó que era apropiado darle a Felt la misma oportunidad que las otras candidatas habían tenido de dar un discurso.

Ella respondió al mensaje con un…

— Hmm……

Y lo pensó un poco…

— Una cosa más.

Dando una propuesta, Felt levantó un dedo y miró hacia arriba, bañada por las miradas del estrado. Sus ojos rojos brillaron, mientras escaneaban los rostros de aquellos presentes. Finalmente, tomó un respiro profundo y sonrió con optimismo mientras barría con una mano hacia el Concejo de Ancianos.

— …Odio a los nobles.

Siguió con esa sonrisa en su rostro mientras apuntaba a los Caballeros de la Guardia Real con su otra mano.

— …Odio a los caballeros.

Luego, con sus brazos todavía estirados, dijo, con una sonrisa espectacular y máximo veneno…

— ¡…Odio este reino!

Continuó.

— …Odio a todos lo que están en esta habitación, odio la estructura, odio cada cosa de aquí. Es por eso que creo que lo romperé todo. ¿Qué tal?

Felt inclinó su cabeza. Por un simple momento, su comportamiento detuvo al mismo tiempo. Luego, la cámara explotó.

— ¡¿Qu-qué está diciendo?!

— ¡Aquí es en donde el rey es elegido, ¿y dice que destruirá la nación?!

— ¡¡¿Para qué hemos gastado todo este tiempo?!!

Felt rechazó los gritos enojados y vociferantes de los espectadores a la vez.

— Ohh, ¿ahora dónde está sus discursos altos y poderosos? ¿Qué sobre esa orgullosa historia? Ahora miren, cuando se convierta en rey, lo romperé todo. Los golpearé a todos ustedes, cabezas huecas, quienes no pueden ver que el suelo se está derrumbado bajo ustedes. Todos necesitan un poco de aire fresco.

El discurso de la chica arrojó la sala al caos, justo como antes.

Miklotov, al escuchar la proclamación sin precedentes, asintió generosamente, y su expresión no cambió mientras miraba al caballero quien yacía al lado de la chica.

— Tu señor es una luchadora. Tras haber escuchado sus palabras, ¿qué piensas sobre ellas?

— …A decir verdad, creo que los deseos de la Dama Felt, desafortunadamente, todavía están en el reino de la fantasía.

— ¡Hey, tú!

— Sin embargo, algún día, las palabras de la Dama Felt alcanzarán a todos. Es mi deber darle todo mi apoyo hasta que ese día llegue.

Miklotov se opuso, ― Pero la Dama Felt te cuenta entre aquellas cosas que quiere destruir, ¿no?

Reinhard se inclinó en una rodilla hacia Miklotov, mostrando signo alguno de rendición.




— Seguramente después de la destrucción, habrá renovación. Si ella me mantiene, no tengo otro deseo más que estar a su lado durante ese momento.




Felt acarició furiosamente su cabello mientras observaba ese perfil caballeroso.

— Así que al final, ¿qué eres? ¿mi aliado o mi enemigo?

— Su aliado. Suyo, y sólo suyo.

— …Bien. Te tendré un buen uso.

Con su aceptación, la candidata final de la selección real los declaró como señor y vasallo.

Miklotov bajó la cabeza mientras miraba a la fila radiante de candidatas reales.

— Finalmente, todas las candidatas se han reunido. Le pregunto al Concejo de Ancianos, ¿tenemos un consenso?

Mientras Miklotov cerraba sus ojos, la atmosfera alrededor de él cambió. La voz del anciano llevaba el poder de una voluntad fuerte.

— …Mis hermanos, les pido su consentimiento para anunciar que esta selección real comenzará con las cinco candidatas reunidas hasta la fecha.

— …Por la autoridad del Concejo de Ancianos, lo apruebo.

— Igual.

— También lo apruebo.

Uno por uno, los miembros del Concejo de Ancianos aprobaron la propuesta de Miklotov, asintiendo solemnemente con sus cabezas. Al escucharlos hasta el final, Miklotov se levantó de su asiento, caminando hacia el lado del trono vacío ante sus ojos abiertos.

— …¡Entonces, anunciaré las reglas para la selección real!

Crusch Karsten, lord de la Casa de Karsten.

El primer caballero de Crusch, el Caballero Azul, Felix Argyle.

— Las candidatas son: Crusch Karsten, Priscilla Bariel, Anastasia Hoshin, Emilia, y Felt. ¡Todas ellas poseen las calificaciones para ser las Doncellas del Dragón!

Priscilla Bariel, la Novia Sangrienta.

Al, el mercenario, viajero con un brazo de otro mundo.

— ¡El día será un mes antes de la Ceremonia Dragonfriend en tres años, renovando el pacto con el Dragón!

La joven presidenta de una compañía de una nación extrajera, Anastasia Hoshin.

El primer caballero de Anastasia, El Mejor de los Caballeros, Julius Juukulius.

— ¡La selección se hará de acuerdo a la dirección del Dragón mediante el brillo de la Gemas del Dragón y la voluntad combinada de las personas de la nación!

Felt, del linaje real perdido (no confirmado).

El primer caballero de Felt, Reinhard vas Astrea, el Santo de la Espada.

— ¡Hasta el día señalado, todas las candidatas para el trono deberán trabajar por sus propias tierras y el reino lo más posible!

La mitad-elfo con cabello plateado, Emilia, la Bruja Helada.

Y ausente de ese lugar, su caballero auto-declarado, Subaru Natsuki.

— ¡Con las condiciones mínimas cumplidas, anuncio por la presente que la selección real ha comenzado…¡

El gran grito de Miklotov llenó la cámara con un enorme fervor. Nadie habló, pero todos eran incapaces de contener sus gritos de corazón.

Miklotov, sintiendo las olas de emoción chocando contra él, se enderezó y declaró…

— ¡¡Que la selección real…comience!!

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios