Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 4

Capítulo 3: En los Peores Términos

Parte 2

 

 

Probablemente fue menos de una hora después de que Emilia se fuera al palacio real.

Subaru pasaba su tiempo estudiando el sistema de escritura de este mundo bajo la tutela de Rem en la posada. Estaba copiando mecánicamente a los caracteres, sus pensamientos consumidos por una sola cosa.




Es decir, cómo podía estar al lado de Emilia mientras ella competía en la selección real.

Emilia tenía razón al preocuparse por cómo tomaría sus súplicas para que él lo esperara. Subaru no había considerado esperar pacientemente en la posada por su regreso en lo más mínimo.

Se sintió un poco culpable por no cumplir la promesa que le hizo. Aún así…

«Definitivamente hay gente aquí en la capital real que odia a Emilia…»

La última vez que ella había estado en la capital real fue el primer día que Subaru la conoció.




Aparentemente se había escabullido para visitarla. A pesar de ello, sus enemigos habían atacado el emblema que llevaba, intentando robarle su derecho a la selección real, e incluso su propia vida.

Pensando en su fatídico encuentro, Subaru no pudo soportar el ardor en su pecho.

Habiendo sido convocado repentinamente a otro mundo, había vivido hasta ese día sin una sola palabra de nadie. Aún no tenía idea de quién lo había invocado ni por qué. No tenía ninguna pista. Era por eso que Subaru estaba pensando en cómo hacer estallar la situación actual.

Si nadie le iba a dar un propósito, él decidiría su propósito por sí mismo.

«…Voy a… ayudar a Emilia.

Probablemente Subaru había sido llamado a ese mundo por esa misma razón.

Y si no, lo haría de todos modos.

Ese fue el pensamiento que animó a Subaru Natsuki y le dio fuerza.

«Y por eso…»

«¿—?”

Rem echó un vistazo a los ojos de Subaru mientras él fortalecía su resolución interior. Con un ligero rubor en sus mejillas, la sirvienta se paró firmemente en su camino, formando una barrera infranqueable frente a la puerta.

Él había intentado varios métodos para conseguir que ella dejara su puesto, pero ella incluso había traído un orinal con ella.

» Mirada penetrante…»

«¿Qué pasa, Subaru? Esos ojos intensos están haciendo esto un poco incómodo…»

» Mirada penetrante…»

» N-no puedes. Aunque me mires como a un cachorro abandonado, no puedes».

» Mirada penetrante…»

«L-Le prometí a mi hermana que cumpliría con mis deberes. Así que no puedes.»




El poder de la mirada silenciosa de Subaru estaba arrinconando a Rem. Parecía cada vez más agitada mientras soportaba la mirada de Subaru, mirándolo con reproche.

«¿Tanto te preocupa la señorita Emilia? El palacio real está lleno de numerosos invitados privilegiados además de la señorita Emilia, por lo que imagino que la seguridad es muy estricta».

«No es por lo buena que es la seguridad… Odio quedarme atrás cuando Emilia tiene que pasar por algo muy importante.»

«Subaru…»

Lo que Rem decía tenía mucho sentido. Era muy consciente de sus propias deficiencias. El poder que poseía Subaru era escaso e inútil, y solo podía llevar al dolor y la pena.

Pero no le importaba si él era inútil.

«Si algo sucede, entonces probablemente no seré de ninguna utilidad. Y si no es probable que suceda, es genial que no suceda. Lo entiendo.»

«—”

«Pero si algo pasa, tal vez no se resuelva si no estoy allí. No sé cuándo podría llegar ese algo, así que quiero estar allí con Emilia cuando llegue el momento».

Si algunos eventos no podían deshacerse excepto a través del Regreso por la Muerte, una táctica que solo podía usar Subaru Natsuki, entonces ese era un escenario en el que debería estar luchando.

Subaru no se dio cuenta de que su proceso de pensamiento, teniendo en cuenta su propia «muerte» en el cálculo, estaba distorsionado para empezar.




«…Dios mío, Subaru, realmente eres incorregible.»

El murmullo vacilante de Rem sonó como una rendición, haciendo que Subaru levantase su cara con la esperanza de que su deseo había sido concedido.

«Entonces tú…»

«No, no puedes. Aún así, no puedo permitir que pases, Subaru.»

«Espera, ¿qué pasa con la forma en que estabas hablando hace un momento? Sonaba totalmente como si…»

Mientras Subaru la regañaba, Rem esquivó su pregunta y levantó un dedo.

«Sin embargo… estaré trabajando en un nuevo plato de manzene que de repente se me ocurrió. Como esto requiere una gran concentración, estaré muy ocupada en la cocina. Es muy probable que alguien pueda salir de esta habitación sin que me dé cuenta».

«…”




«Pero no debes hacer nada inapropiado. Por favor, continúa tus estudios hasta que regrese. Cuando todo esté listo… te invitaré la mejor cocina de manzenes que nadie haya hecho».

Subaru se quedó en silencio mientras Rem le sonreía maternalmente antes de ponerse en pie. Tal como lo había anunciado, se ató un delantal y salió de la habitación.

Subaru escuchó sus ligeros pasos bajar las escaleras antes de que él se inclinase pesadamente hacia atrás en su silla.

«Ahh, Rem es tan adorable… soy de lo peor por aprovecharme de ella.»

Cerrando los ojos, agradeció a Rem por su torpe idea y se levantó de su silla. Antes de salir de la habitación, Subaru lo reconsideró por un momento, cogió un bolígrafo, y arrancó una página del cuaderno de trabajo.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios