Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 4

Capítulo 2: Bendiciones, Reuniones y Promesas

Parte 8

 

 

«Oye, Emilia-tan, ya se han ido, entonces ¿por qué no hablamos finalmente?» Preguntó Subaru.

Al separarse de la chica arrogante y de su guardián, Subaru y Emilia caminaron juntos durante un rato antes de detenerse.




Estaba preocupado de que algo que había dicho haya provocado el repentino cambio de comportamiento en Emilia. Después de un breve silencio, Emilia levantó su rostro y, justo como Subaru esperaba, el sujeto del que había intentado esconderse era la chica.

“Subaru. -Acerca de la chica de antes… Ella… ¿De dónde … ¿Por qué estabas …?”

«Ehh, ¡Emilia-tan! ¿Qué, estás celosa? ¿Estamos en el punto en el que solo estás ardiendo de envidia? »

«-Subaru».

Con una palabra, Emilia cortó la respuesta típicamente simplona de Subaru. Tenía una expresión seria, y la tensión en las mejillas de la chica le decían a Subaru que las bromas pesadas no iban a arreglarlo.




«¿Errar? Emilia-tan, ¿qué pasa con esa mirada realmente seria…?»

«Por favor, Subaru, no te lo tomes a la ligera. ¿Por qué estabas con esa chica…?»

Emilia parecía querer escuchar algo de Subaru. Eso lo dejó desconcertado, pero él se dejó llevar por la idea de intentar darle la respuesta sincera que buscaba. Pero justo cuando Subaru se enfocaba apropiadamente en las cosas primera vez… sus esfuerzos fueron en vano cuando un grito enojado, áspero y grosero interrumpió su conversación.

«¡Finalmente te encuentro! ¡¡Me causas un montón de problemas, maldita sea!! »

Ante la voz, Subaru observó el área intentado observar de donde venía el sonido, horrorizado. Los matones estaban en ambos lados, bloqueando la calle para evitar su escape. Tonto, de la pandilla conformada por Tonto, Más Tonto y Tontísimo, estaba en la línea delantera, observando a Subaru.

«He estado esperando a que tú y la mujer paguen por haberse burlado de mí antes».

Subaru respondió, «… ¿Así que trajiste a todos tus amigos para vengarte debido a una guerra de palabras? No importa cuánto te moleste un insulto, un hombre que tiene un problema se las arregla por su propia cuenta… ¡Eso es en lo que… siempre creí…! »

«¡Oye, no trates de hacerme sentir mal! ¿Qué sabes de mí, de todos modos?»

Subaru escuchó los insultos de Tonto, que se complementaban con la saliva voladora que salía de su boca cuando hablaba, mientras observaba alrededor en silencio. Había quince o dieciséis hombres bloqueando la calle. No podía esperar exactamente que Reinhard lo rescatara de esta.

«Es decir, es patético, pero lo mejor que puedo hacer es confiar en Emilia-tan y en Puck, ¡así que…!»

Puck elogió telepáticamente la rápida decisión de Subaru por ayudar a los demás.

«Realmente es patético, pero creo que es admirable que aceptes de forma rápida tu impotencia para ayudar”.

Subaru sintió pena por Tonto y compañía, pero Puck el Gran Espíritu podía enfrentarse a matones callejeros sin importar su número. Sería un Festival de Invierno en Lugunica en pleno verano.

Pero antes de que Subaru pudiera gritar: «¡Ocúpate de ellos, maestro!» y cediera el paso como un villano en una obra de teatro histórica, llegó un importante pensamiento telepático de Puck.




«Tienes una imagen bastante inquietante allí en tu mente… Pero aparentemente no me necesitan».

Más rápido de lo que Subaru pudo hacer para preguntar sobre a qué se refería, una declaración bastante aterradora llegó desde lo alto, anunciando el descenso de una cierta sirvienta de pelo azul.

«- Vine aquí siguiendo el rastro de Subaru. ¿Qué tipo de disturbio es este?»

Descendiendo de un lado a otro mientras caía, Rem sostuvo el dobladillo de su falda y aterrizó con un estruendo. Se sacudió el polvo de las mangas mientras todos la miraban boquiabiertos.

Rem hizo una adorable pequeña inclinación con su cabeza.

«Así que, Subaru. ¿Hay algo que quieras decirme?»

Subaru señaló hacia los pies de la chica y expresó su pregunta.

«Para empezar, err … Está ah, no está muerto, ¿verdad?»

Rem bajó la mirada. Debajo yacía Tonto, se estrelló contra el suelo en el momento en que ella había aterrizado.

Con la cabeza enterrada en la calle de la ciudad, el matón dijo unas últimas palabras antes de dejarse de mover por completo.




«No otra… sirvienta…»

Rem asintió lentamente.

«Él está respirando».

«¡Entonces está todo bien! ¡Esta es Rem para ti, la sirvienta multiusos que todo el mundo desea en los momentos de necesidad!»

«Oh no… diciendo que no puedes hacer nada sin mí, me haces sonrojar».

Subaru y Rem estaban comprometidos en una rutina diaria, incluso cuando la violencia de Rem tenía a los matones tambaleándose. El elogio de Subaru hizo que las mejillas de Rem se pusieran rojas mientras ella se mostraba obstinada. Mientras tanto, los hombres gradualmente empezaron a recuperar la orientación.

«¡N-no juegues con nosotros! ¿De verdad crees que saldrás de esto con vida…?»

La voz de Rem disminuyó su tono mientras cambiaba a su, desprovisto de emociones, Modo Trabajo.

«Considero que estos hombres están amenazando la seguridad de Subaru y la señorita Emilia».

Los vándalos vacilaron ante el repentino cambio de la chica. Subaru sintió una punzada de compasión por ellos mientras levantaba un dedo hacia Rem.

«Rem.»

«¿Sí?»

«No los mates, ¿de acuerdo?»

«Eres tan amable como siempre, Subaru – entonces solo los medio mataré».

En una maravillosa combinación de partes iguales tanto en violencia como en belleza, Rem saltó hacia aquella multitud.

Algunos se abalanzaron sobre ella solo para acabar siendo golpeados. Otros dieron media vuelta y echaron a correr. Otros aún se mantenían en cuclillas y se encogían de miedo, incapaces de comprender lo que estaba sucediendo – Rem impartió el castigo sobre ellos de manera imparcial.

Subaru miró boquiabierto a la gente que volaba por el aire como si no pesaran nada.

«Whoa, eso es increíble».

El inminente final de la contienda ante sus ojos llenó la cabeza de Subaru con tranquilidad, como si lo hubieran apartado del alboroto. Ni siquiera notó los ojos violetas que lo observaban, o el murmullo suplicante que los acompañaba.

«-Subaru».

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios