Musaigen no Phantom World

Volumen 2

Tragedia 4: Resurrección

Parte 2

 

 

Haruhiko, quien se había transformado en un licántropo alado con cola de serpiente y un cuerno, estaba dirigiéndose a la entrada de la sede principal de Alayashiki Company.

Desde una distancia un poco lejana, la única que lo seguía era Mai, quien tenía sus piernas potenciada con los atributos de los cinco elementos.
La miembro femenina, Reina, Koito y Leela estaban mucho más atrás.

Publicidad Y-AR

Sin embargo, esto era parte del plan.

Lo primero era que Haruhiko y Mai, quienes son las personas con más poder destructivo en combate cercano, destruyeran la puerta de un golpe, atacar de sorpresa a los supuestos fantasmas que deberían estar esperándolos y reducir la cifra al menos un poco. Aprovechando, los demás miembros vendrían a eliminar el resto de los fantasmas.

Después de eso los eventos llevarían a la captura de las personas de Alayashiki Company por parte del resto de equipos.

Mientras avanzaba, el licántropo abrió ampliamente la mandíbula.

Junto a un brillo deslumbrante, un láser al ultra alta temperatura fue disparado y este impactó directamente en el grueso acero de la puerta.

Publicidad M-M2

Con un sonido de *Juuutt*, la puerta se volvió de color rojo y un gran hueco fue abierto. El licántropo entró por ahí saltando.

En ese terreno estaban haciendo guardia 3 ángeles de 10 brazos, los cuales estaban en el aire, acompañados de más de 20 heteromórficos fantasmas de alto nivel.

―¡La lujosa lanza de hielo funeraria! Superbia, ¡ven!

En sus manos apareció la lanza de aproximados tres metros de largo. A pesar de que su tamaño es diferente, no hay cambio en su poder. No, era más como si se hubiera intensificado.

Con una velocidad no visible por ojos normales, él perforó al primer fantasma que vio. Un tenebroso fantasma con forma de tigre y cara de hombre fue congelado de un golpe y, acto seguido, fue destruido.

―¡Ha! ¡Ha! ¡Ha!

Desde un lugar un poco distante, Mai, quien también había entrado por el hueco, estaba utilizando su “Untouchable battle” para pegar golpes remotamente. Una parte del cuerpo de un fantasma muy grande con tres cabezas de león fue destruida.

Publicidad M-M4

El licántropo perforó muchas veces con la lanza de hielo causando que los fantasmas unos tras unos cayeran como imágenes de hielo.

Los tres ángeles se acercaron desde el aire. Uno tenía una espada con cada mano. Los demás tenían sus manos vacías.

Primero, el licántropo proporcionó, a alta velocidad, 10 punzadas con la lanza al ángel que tenía sus 10 puños rígidos. Esta vez la longitud de la lanza era perfecta. Apuntó a sus brazos y lo golpeó rápidamente.

Los puños fueron congelados en poco tiempo y se rompieron causando el grito agónico del ángel.

Como si lo relevara, el ángel con 10 espadas se acercó mientras las batía. El licántropo esta vez lo atacó una sola vez con la lanza. Aunque lo hizo muy fuerte.

El ángel, juntando sus espadas, bloqueó el golpe y este rebotó con un *giiiin*.

Sin embargo, a pesar de que la escarcha se esparció por las diez espadas, estas no se rompieron.

―¿¡Nnn!? ¿Son espadas de tierra?

Mientras se retiraba saltando hacia atrás, recitó su 【PAROLE】 blanco puro.

―¡No defiendas a Dios con el escudo y la espada del mismo!

En su mano derecha un escudo de atributo de árbol con una cuchilla apareció en su palma izquierda.

La madera vence a la tierra.

El licántropo lanzó rápidamente el escudo cuchilla al ángel.

El ángel, el cual tenía diez espadas, cruzó odas estas y recibió la dañina rotación del escudo cuchilla.

Sin embargo, el Qi de árbol también se fortaleció hasta el límite por su fuerza de vida.

Hubo un sonido como si estuvieran cavando en la tierra dura, y las diez espadas fueron cortadas.

Sin detener su impulso, el escudo traspasó las espadas, y mientras seguía rotando velozmente, cortó el pecho del ángel.

Sin hacer ningún ruido de dolor, el ángel cayó a la tierra y el escudo cuchilla regresó a las manos de Haruhiko.

El ángel que restaba tomó cierta distancia de él.

―¡Soy Adán con el conocimiento acerca de la muerte y el polvo! ¡Regresa al inframundo junto a esa lanza pecaminosa!

El ángel rezó con palabras parecidas a un 【PAROLE】.

Una masa de la tierra se levantó y esta se convirtió en algo parecido a una serpiente gigante.

La serpiente se dirigió hacia Haruhiko como si fuera una avalancha mientras este mantenía el escudo en frente de él.

La cuchilla del escudo se expandió aún más y el escudo empezó a girar otra vez. La serpiente fue cortada por el escudo y esta se estaba derrumbando. Esto hizo que muchos pedazos de tierra golpearan el cuerpo del licántropo haciéndolo sentir un dolor antinatural.

De su pelaje de acero sangre estaba siendo regada.

Además, parte del suelo saltó y se dispersó por los aires, cayéndole encima a la lanza de hielo Superbia. La lanza que, hasta entonces, había estado esparciendo escarcha blanca por el ambiente pasó a ser, instantáneamente, de color marrón.

La lanza se estaba oxidando.

La tierra vence al agua.

Publicidad G-M1




Ciertamente es así, pero a este grado, Superbia va a……

―……No es tierra normal.

El ángel de diez brazos intentó arremeter en contra del licántropo, que tenía una lanza oxidada. Sin embargo, en ese momento,

―Ruge ¡Dual Wield! ¡Ruge hasta disparar a nuestros enemigos!

Un conteo infinito de balas fantasmales fueron disparadas hacia el ángel.

Era la miembro femenino del equipo antifantasmas, la cual había llegado a interrumpirlos.

Para invocar una tierra así de especial, al parecer el ángel estaba cansado ya que no había un escudo invisible enfrente de él. En su cuerpo restaron muchas marcas de bala y gimió levemente.

Aprovechando la abertura cuando el ángel dirigió su mirada a la miembro, Haruhiko lanzó la lanza y el escudo al mismo tiempo hacia él.

El ángel evadió levemente el escudo. De pronto vió ingenuamente la lanza de hielo, que estaba oxidada. Esta se incrustó levemente en su pecho.

Entonces, el licántropo inmediatamente gritó.

―¡¡Ventisca!!

Superbia explotó con un ¡¡GASHAAAN!!

El ángel implosionó desde su pecho causando que el fantasma se esparciera y, al final, desapareció.

Sin tomarse un respiro, el ángel, cuyos brazos ya se habían regenerado, se aproximaba una vez más a tratar de atacarle.

Esta vez no tenía margen para invocar a Superbia y los 10 fuertes brazos se estaban acercando.

Sin embargo, con el entrenado sentido de visión del licántropo, la trayectoria de sus golpes eran perfectamente visibles.

Tomó una pose de batalla justo como lo haría Mai y bloqueó todos los golpes, los cuales venían desde diferentes direcciones y ángulos. Sin embargo, dos de ellos atinaron en su cara y abdomen.

El licántropo apretó sus dientes y lanzó una patada baja.

El ángel se tambaleó.

Mientras el licántropo regaba su sangre voló al aire y tomó cierta distancia.

―Puerta amarilla, puerta blanca, puerta negra, puerta azul, puerta roja. ¡Demuestra tu poder emperador y aumenta tu poderío!

Publicidad Y-M1

Pronunció su 【PAROLE】, el cual brillaba de cinco colores.

Una relampagueante oscuridad fue expulsada desde su cuerpo.

En el espacio emergió el símbolo del emperador maligno.

El licántropo lanzó una ráfaga de golpes de luz de los atributos de los cinco elementos desde sus puños hacia el ángel con un *BABABABABA*.

El escudo semi-transparente del ángel fue destruido y en su piel se abrieron varios huecos.

En ese momento,

―¡Aumenta el Qi de la pierna de los elementos! ¡Criterio de autodefensa! ¡Isaías, combate el cansancio y evita la destrucción!

Mai saltó y golpeó al Ángel en la cabeza con sus piernas, las cuales brillaban con los cinco colores de los Ki, unidas.

Junto a su ya previo daño en su cuerpo, el ángel que fue pateado en el cuello desapareció como arena al aire.

El licántropo reconoció eso y miró al ángel que había caído al suelo después de ser perforado por el escudo cuchilla.

Mientras gemía este intentaba recuperarse de las heridas de su pecho.

Él no permitiría eso.

―¡Pilar de oro sólido! !Crece fuera de la tierra!

Desde el suelo un robusto y afilado mineral apareció y atravesó desde la espalda al fantasma.

Este fue perforado muy profundamente y si silueta empezó a parpadear hasta desaparecer por completo.

Con esto los tres ángeles habían sido eliminados.

No se puede negar que su poder había sido desgastado, pero aún el poder del licántropo era muy alto.

A continuación, Koito entró a la batalla y, como si descargara todo su resentimiento almacenado hasta ahora, cantó con una voz que brillaba de un color azul.

―¡Ábrete! ¡Ábrete! ¡Ábrete! ! ¡Ábrete timbre de la creación! ¡Afina¡ ¡Afina! ¡Afina! ¡Te enseñaré la llama de Sirius!

Continuó con una hermosa canción con altos y sopranos.

Los fantasmas, los cuales han sido reducidos a 13 por Mai y la miembro femenina, empezaron a quemarse simultáneamente con una llama azul.

El 【PAROLE】 de Koito es muy diferente a los de antes. La potencia térmica de la llama aumentó, y las llamas de antes, la temperatura de las llamas, las cuales eran rojo carmesí, también. Ahora estas son azules.

Además, la mayoría de los trece fantasmas que sobraban fueron encendidos y en menos de 5 segundos su silueta se iba debilitando.

Al parecer Koito ha forjado y entrenado su poder en todo este tiempo en el cual había estado hospitalizada. Ahora entiende la razón por la cual Koito, quien apenas fue dada de alta, fue nombrada como el primer equipo de vanguardia.

Ahí fue cuando Reina, quien llevaba las orejas de gato, entró por el hueco.

Se dirigió hacia los fantasmas, los cuales estaban quemándose, abrió su boca grandemente y con todas sus fuerzas empezó a aspirar. Estos, quienes ya estaban débiles, entraron como humo azul a su boca y fueron comidos.

Su combinación era espléndida.

Después de Koito quemarlos hasta debilitarlos, Reina sin restricciones los absorbía.

El licántropo recuerda muchas veces en las cuales ellas dos se dirigían a combatir alguna emergencia en Gehenna.

Aún sobraban dos fantasmas los cuales eran resistentes al fuego, aunque estos estaban siendo acabados por Mai y la miembro femenino.

Las heridas del licántropo se regeneraron y, cuando debería ya empezar a calmarse, empezó a sentir furia y locura en su interior.

Mientras sostenía su cabeza con una mano, él descendía lentamente a la tierra.

―GUUUUU…

Mientras reprimía sus impulsos con toda su fuerza, Koito se acercó sin hacer ruido alguno.

―Haruhiko… Pensar demasiado es lo mismo que arrepentirse. No pienses nada innecesario.

Un aforismo como siempre extraño. La forma de citar también ha cambiado.

Cuando el licántropo fue golpeado por eso, de repente recuperó sus sentidos y su ira se empezó a calmar.

―Hiii, fuuu….. Ustedes son demasiado rápidos.

Con su aliento entrecortado, Leela finalmente llegó.

Publicidad M-M5

Al verlas a todas, de alguna manera se calmó. El licántropo soltó su cabeza e, intentando calmarse aún más, suspiró profundamente.

―¡Vamos!

Dirigiéndose a ellas, gritó.

La sede principal no estaba decorada de ninguna manera, de hecho, era un edificio de concreto reforzado de una sola planta que incluso no tenía ventanas. Justo como una gran lápida sombría.

Publicidad Y-M2

Él tenía recuerdos de ese extraño e inhumano edificio.

Esa era una atmósfera muy parecida a la del lugar en el cual lo examinaron, antes de que ocurriera el incidente de la aniquilación humana.

El licántropo pateó la puerta rompiéndola y entró.

No había decoración alguna en la entrada. Tampoco había rastro de persona o fantasmas alguno.

Únicamente el techo era demasiado alto. De pronto unos 5 metros de alto.

Adelante del licántropo estaban ellas caminando agrupadas.

Mientras vigilaba con atención, revisaba cada una de las cosas del cuarto. El diseño era parecido al de un lugar de experimentos o un salón de investigación. En la pared habían muchos monitores y enfrente de ellos habían sillas metálicas con cascos encima de ellas.

También, había un cuarto que brillaba extrañamente.

En la pared hecha de láminas de oro está dibujado un patrón que simula una planta. Hay pocos muebles, entre ellos, un armario con un diseño precioso y una gran cama con un dosel.

Y, encima de una hermosa mesa redonda, había un jarrón blanco de porcelana que sostenía unas agraciadas rosas azules. Es por eso que en este cuarto ronda un aroma a flores exquisito rondaba por el cuarto.

En el centro del cuarto, el cual estaba todo cubierto con una alfombra persa roja, había un caballete de la más alta calidad de madera puesto.

Es el cuarto de Kashima Touko. El licántropo lo sintió muy dentro.

Sin embargo, esa Touko no estaba por ningún lado.

―Es extraño…. Parece que seres humanos han escapado, pero entonces los anteriores fantasmas que se quedaron para asaltarnos…

La miembro femenino del equipo anti-fantasma susurró. Mai se colocó una mano en la cintura.

―Es ciertamente extraño. ¿No hay forma de que hayan fantasmas que huyeran temiendo de nosotros?

―Mai-onee-sama, si fuera así, no habría razón para que hubieran los fantasmas de antes.

―De pronto es por la gracia y encanto de la diosa de Eros, o sea, yo.

―Definitivamente no.

Koito negó firmemente.

La miembro del equipo juntó sus brazos.

―Probablemente…. Haya algo así como un camino subterráneo escondido. En uno de los cementerios anteriores había algo como eso.

―Un camino escondido….. En realidad, no encontramos algo así.

El licántropo respondió.

―Es verdad. Revisemos una vez más.

El licántropo y las demás investigaron el lugar junto al resto de los equipos, los cuales hace poco habían llegado. Sin embargo, ninguna ruta hacia un camino escondido fue encontrado.

Lo único que fue encontrado fueron tres investigadores vestidos en bata blanca los cuales se habían tardado en escapar. Aunque los interrogaran fuertemente, ellos decían no saber nada con miedo.

Una vez más, entraron en la habitación donde parecía que viviera un rey, e inspeccionaron la habitación finalmente.

El licántropo abrió el closet. Dentro habían muchos vestidos iguales al que Touko utiliza. La fragancia de la rosa azul que tenía tanto dulzura apasionada como noble constancia fluía por el lugar.

Mientras ellos revisaban el cuarto diligentemente, Leela se puso enfrente de una cama grande.

―Me he cansado. Voy a acostarme aquí.

Leela se sumergió en la cama, la cual se veía muy cómoda. Su falda se levantó por el movimiento, pero ella no mostraba señal de importarle. Al parecer se veía muy complacida mientras se revolcaba con ociosidad.

―¿¡Nnn!? Hay algo duro por aquí.

Publicidad M-M1

Leela desenrolló el futón que cubría la cama. Cosas como pequeñas protuberancias en el marco de madera al final de la cama se podían ver.

―Nnn, huele un poco a Eros por aquí. Lo voy a presionar.

―Espe……

Ignorando la voz de la miembro femenino, Leela presionó las protuberancias.

Entonces,

La cama, la cual tenía un dosel puesto, como si estuviera siendo operada con el poder de una habilidad, se movió lentamente tres metros.

―Uwaaa, en realidad era un mecanismo de Eros.

El licántropo no escuchó el discurso inexacto de Leela y miró el lugar donde estaba colocada antes la cama. Ahí habían unas escaleras que llevaban a una escaleras oscuras.

Mai y las demás también se dieron cuenta de eso.

―Escaleras. Es un mecanismo considerablemente antiguo.

―No hay dudas que esto es una trampa. Sin embargo, no tenemos de otra que seguir por aquí.

La miembro así ordenó y le dijo a el resto de personal que esperaran un rango de una hora afuera. Y así, ella misma de primera se puso enfrente de las escaleras.

Publicidad Y-M3

En ese entonces, el licántropo la frenó.

―Yo iré de primero.

―Es así…. Entonces, te lo encargo.

Ellos empezaron a bajar por las escaleras en las cuales no había iluminación alguna. Él podía ver en la oscuridad, pero las demás parecían estar en aprietos a la hora de bajar.

Mirándolas por el hombro, bajaban mientras tenían la mano en una pared mientras parecían tener temor.

―Ummm, por aquí hay un muy buen ambiente de Eros.

―Sentir Eros en momentos así de tensión es algo….. Eres muy tonta o muy valiente.

Koito habló sorprendida.

―A Koito también le contaré secretos de Eros. Esta es el sentimiento de “vivir no importa que.

De alguna manera, en esto y aquello, bajaron alrededor de tres plantas.

Una luz se filtró en sus ojos. Salieron a un cuarto con un techo alto de alrededor de 9 tatamis [52] de ancho al cual conducían dos puertas rodantes.

―Aquí están….. Hay señales de múltiples fantasmas.

Mai, quien tenía sus sentidos afilados, susurró. Reina abrió grande sus ojos y su expresión se puso aguda.

―Así es. Sin duda una batalla va a empezar…

La miembro, aunque estricta, miró a cada uno en son de camaradería.

―A partir de aquí es un punto sin retorno. ¿No hay personas que quieran retirarse?

―¿Hannn? Ya me he preparado desde hace un tiempo.

―Yo también al igual que Mai-onee-sama. No hay forma de que me retire después de haber llegado hasta aquí.

―No hay nada que le de miedo a Eros.

―Todo será incinerado por mí,

El licántropo…… Haruhiko extendió el dorso de su mano, en la cual tenía sus afiladas garras, hacia ellas.

―Chicas…. Hemos llegado hasta aquí. No es lo que quiere decir Leela, pero, definitivamente tienen que sobrevivir.

Ellas, incluso para motivo de sorpresa la miembro del equipo, montaron su palma en el dorso de la mano de Haruhiko.

―Bien, ¡Hagámoslo!

Publicidad M-AB

―¡Bajo el nombre de Eros!

Después de Leela agregar cosas innecesarias, todos levantaron la mano de un impulso.

 

 


[52] Medida de are japonesa. 1 tatami = 1,6529 m2

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios