Violet Evergarden

Volumen 1

Capítulo 6: El Mayor y la Automatic Assassin Doll

Parte 8

 

 

Una gigantesca pared de piedra protegía los terrenos sagrados de Intense. Su aspecto exterior desprendía una atmósfera atroz, pero el interior tenía una estructura casi parecida a la de un jardín en miniatura, que contenía un complejo canal de agua, molinos de viento y un campo abierto. Solo había una entrada y una salida. Un largo y único camino, llamado Camino de Peregrinación, se internaba en el centro de la ciudad, la pendiente aumentaba a medida que avanzaba, terminando en una catedral. Protegía las escrituras que representaban de manera creíble el Génesis Continental y los diversos dioses venerados en todo el continente, así como sus antiguas batallas y lo que sucedería durante el apocalipsis.

El lugar era considerado como sagrado debido a que estaba donde se había construido la catedral en la cual se guardaban las escrituras originales. El Génesis Continental describía las características y acciones de los dioses y, en última instancia, las escrituras originales eran el objeto de fe más exacto, sin importar en qué dioses se creyera. Era una tierra de paz donde todas las sectas se encontraban por casualidad mediante la difusión de los materiales originales. Gilbert y el Ejército del Suroeste tuvieron que entrar en dicha tierra de paz y reclamarla.

Publicidad Y-AR

— El problema es crear un método de infiltración.

Temprano por la mañana, mientras el sol aún no se levantaba, los comandantes reconfirmaron sus planes en una reunión. Como líder sobreviviente, a Hodgins se le encomendó el progreso de las principales estrategias. Dibujó pequeños diagramas y escribió notas con un bolígrafo sobre una caja de equipaje.

— Solo hay una puerta. La ciudad es como un jardín. La captura será problemática.

Según Hodgins, quien había luchado incesantemente en las líneas de defensa de Intense, existía una orden de caballeros para proteger las escrituras en los terrenos sagrados, y se había construido un acueducto subterráneo para escapar en caso de que alguien intentara robar los originales.

— Las fuerzas principales participarán en una batalla de defensa y ataque en las puertas. Pensamos escalar a mano las paredes para un ataque sorpresa, pero son enormes. Es imposible. Mientras estuviéramos construyendo una escalera, la moral de las tropas caería y el noreste convertiría los terrenos sagrados en su ciudadela. Ahí es cuando me gustaría confiar en las fuerzas irregulares aliadas de la Unión del Suroeste, que han resultado ser un número cuantioso. Primero, el comandante Gilbert de la Fuerza Especial de Ataque del Ejército Leidenschaftlich.

Señalado por Hodgins, Gilbert levantó la mano. Aparte del suyo, se pronunciaron los nombres de los cuatro comandantes de las unidades de ataque, que habían unido fuerzas con Leidenschaftlich. Eran unidades separadas formadas en diferentes países. Era la primera vez que los miembros se encontraron cara a cara.

Publicidad M-M5

— Para decir la verdad, las escrituras guardadas en la catedral para la adoración de los peregrinos son una copia. Los originales fueron trasladados a otro lugar por la Orden inmediatamente después de la invasión del Ejército del Noreste. No sé si el enemigo lo ha notado o no… pero los acueductos subterráneos aún se pueden usar, por lo que tendremos a la Unidad de Asalto infiltrada desde allí. El Escuadrón 1 tomará el control de la catedral y disparará una bengala después de la supresión para declarar la victoria. Obviamente, será una farsa, pero causar disturbios es un golpe efectivo. Los escuadrones 2 y 3 se dirigirán al centro de la ciudad. La batalla se concentrará en la única entrada. Los guardias probablemente se dispersarán por la ciudad, pero si no distribuimos nuestras fuerzas militares, la supresión será imposible. El enemigo se sorprenderá con la declaración de victoria y subirá por el largo, largo Camino de Peregrinación, así que los derribaremos. El escuadrón 4 atacará como vanguardia para penetrar la Puerta.

Publicidad Y-M3

Seleccionada como Escuadrón 1 era la unidad de Gilbert. Cualquiera que sea la posición en la que los colocaran, el peligro no cambiaría, pero serían los responsables de la misión más importante.

Publicidad M-M3

— Quiero decir, este es un plan basado en condiciones ideales, pero es evidente que las cosas no funcionarán tan increíblemente en la realidad. Si la Unidad de Asalto falla, existe la opción de retirarse y quemar el lugar desde el exterior. Los campos son extensos, por lo que el fuego será grande. Después de todo, arderán más rápido. Es un rodeo… pero incendiar los terrenos sagrados es inaceptable, emocionalmente hablando. Por favor no nos odien, oficiales del Ejército del Oeste. Nosotros del Ejército del Sur no somos ateos. No soy ateo. Pero en serio. Este es el último recurso. Sin embargo, ahora es nuestra única oportunidad. Cuanto más pasa el tiempo, más avanza el enemigo fortaleciendo el área de peregrinaje de Intense y más difícil se vuelve recuperarlo. Las personas adentro también sufrirían más daño. Quiero poner fin a esta guerra hambrienta de recursos, incluso si cuesta ensuciar el rostro de los países del suroeste con barro. Todos piensan lo mismo, ¿verdad? La clave será… la Fuerza Especial de Ataque del Ejército de Leidenschaftlich. Contamos contigo.

Publicidad M-M3

Habiéndose dicho eso con un tono firme, Gilbert respondió humildemente.

— Lo sé. La defensa de la catedral es probablemente la más fuerte. Pero no hay necesidad de preocuparse por eso. El “arma” de Leidenschaftlich lo garantiza. Me gustaría que cada unidad esté tranquila y se concentre en la supresión.

Las palabras de Gilbert parecían infundir poder a sus camaradas cuando estaban a punto de partir hacia la guerra. Todos los presentes le desearon buena suerte mientras levantaban sus manos para estrechar la suya. Además, el juramento contenía los deseos de Gilbert.

— Realmente… quiero que esta sea la última batalla.

***

 

Publicidad M-M1

 

Alrededor de la valla de piedra que rodeaba los terrenos sagrados de Intense había un canal de irrigación. Era un canal lo suficientemente profundo como para que el agua llegara a la cintura de un adulto. A lo largo de su curso, podían verse numerosos abismos en forma de cascada donde uno podría caer bajo tierra. El interior del sistema de drenaje se divide en muchos caminos, y si algunos conducen a la ciudad, debe haber aquellos que conducen a la catedral.

Las unidades comenzaron su infiltración mientras descendían cuidadosamente una escalera instalada. Los escuadrones 2, 3 y 4 tomaron rutas separadas una tras otra, y finalmente, solo Gilbert y el escuadrón 1 se abrieron camino hacia el extremadamente largo acueducto subterráneo. Habían creído firmemente que habría una emboscada esperándolos, estaban decepcionados ya que no se encontraron signos de ello.

Algunos de los miembros de la tropa se mostraron optimistas sobre la batalla decisiva hasta el punto de comenzar una charla alegre, pero una vez que Gilbert miró a Violet, él concluyó que ella no tomaría parte en ello. La cara que hacía cada vez que su propia vida estaba amenazada seguía sin emociones, aunque ligeramente diferente de la habitual.

Publicidad M-M3

Violet es… sensible al peligro.

Después de correr un tiempo, pudieron ver el final del complejo canal de riego. Había una escalera, y encima había algo similar a una tapa de hierro. Más allá estaba el mundo exterior.

Las piernas de Violet dejaron de moverse por completo. Todos los demás naturalmente se detuvieron también.

Publicidad M-M1

— Mayor, el enemigo probablemente ya esté en posición por encima de nosotros.

— ¿Escuchaste algo?

— No, supuse eso porque no escuché nada. Si yo fuera su comandante, erradicaría la Unidad de Asalto justo aquí mientras intentaba una jubilosa invasión. Si simplemente subimos por la escalera y salimos, probablemente nos maten. Mayor, iré por mi cuenta—. dijo Violet, separando el hacha de guerra que estaba hecha especialmente para ella de la funda en su espalda.

— No puedes. No sabemos contra cuántos nos enfrentamos.

— Si son muchos, razón de más para que derrote a los enemigos y así todos salgan seguros. Sus órdenes, Mayor.

El pecho de Gilbert se contrajo ante la palabra “órdenes”.

— Mayor, sus órdenes.

Era como un eufemismo para decirle que vaya a morir.

— ¡Mayor!— Ella le estaba pidiendo que dijera tal cosa.

No solo la mirada de Violet sino las de todos se centraron en Gilbert.

— ¿Está lista la bengala?

Después de un corto tiempo de planificación, todos se alinearon contra las paredes, mientras que Violet solo quedó parada debajo de la tapa de hierro. Sosteniéndose firmemente en Brujería, ella maniobró la cadena de contrapeso. Torciendo su cuerpo con todas sus fuerzas, disparó la punta de la cadena hacia la tapa de hierro. La tapa voló con un estruendo excepcional. Un vistazo a las caras sorprendidas de los soldados enemigos se podía ver desde el otro lado. Sin embargo, antes de que pudieran bañar a Violet con balas, la punta de la cadena estirada apretó una cápsula y soltó la bengala. La luz cegadora abrumaba a los soldados enemigos.

— ¡Aquí voy!

Violet subió rápidamente la escalera y desapareció en la planta baja. Muy pronto, se escucharon gritos.

— ¡Está bien, también vamos a subir! ¡Vamos a algún lugar donde podamos escondernos mientras Violet nos cubre!

Gilbert subió la escalera, guiando a todos, mientras Violet se encargaba de decenas de personas.

A lo que condujo el canal subterráneo no era la catedral, sino un atajo. Con su línea de visión enfocada en ella, los miembros de la unidad corrieron apresuradamente hacia el edificio que funcionaría como su escudo y se ocultaron.

— ¡Francotirador! ¡Prepárate!

El objetivo eran en los soldados que rodeaban a Violet. Ella empujó a Brujería contra el suelo, dando un gran salto. Cuando colocó los pies sobre su extremo, parecía estar bailando en el aire mientras se alejaba de la mira del rifle.

— ¡¡Fuego!!

Publicidad Y-AB

Las balas pasaron junto a Violet y alcanzaron a los soldados que la acorralaban. Al mismo tiempo, giró en el aire y tomó una pistola de la funda de su uniforme militar. Antes de aterrizar, disparó a dos enemigos que estaban a punto de atacar a Gilbert y los demás desde las sombras. Cuando sus pies tocaron la tierra, ella no agarró la empuñadura de Brujería sino su cadena y se giró. Los cuellos de algunos otros que intentaron escaparse volaron. Algunos caminos que previamente habían sido bloqueados por los enemigos se abrieron y Violet echó a correr después de matar a la vanguardia. Todo sucedió en un instante.

— ¡Todos, adelante!

Por orden de Gilbert, todos sacaron sus sables y lo siguieron. No había una sola alma que dudara de esa pequeña espalda. Ese día, su dueña ejercía sus mejores técnicas de asesinato.

— ¡¡OOOOOOOOOOOOOOOOOH !!»

La Fuerza Especial de Ataque del ejército de Leidenschaftlich cargó hacia la catedral.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios