Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 4

Capítulo 1: Retorno a la Capital Real

Parte 2

 

 

«Bienvenida de vuelta, señorita Emilia. »

Después de que el conductor se despidiera de ellos, los dos llegaron al vestíbulo de la mansión y fueron recibidos por una muchacha que vestía un uniforme de sirvienta – Rem.

Extrañamente, las emociones estaban ausentes en su voz aguda, reemplazada por una calma formal. Era el ‘Modo Saludar al Invitado’, algo que Subaru no había visto mucho en la mansión últimamente; ella había estado mostrando su sonrisa especialmente a Subaru.

«Gracias. Lo siento por dejar la mansión. ¿Parece que tenemos un invitado?»

«Un emisario de la capital real está de visita. El maestro Roswaal está iniciando conversaciones con el invitado. ¿Desea unirse a ellos?»

«Por supuesto. Es un asunto que me incumbe, así que no puedo mantenerme al margen».

Rem asintió en respuesta. Emilia subió las escaleras. Subaru caminó a su lado, uniéndose a la conversación como si fuera algo normal.

«Correcto. Sólo porque estamos bajo presión no significa que vaya a dejar que eso me afecte. Será mejor que me tranquilice y no haga nada estúpido.»

Estaba animado. Pero viendo a Subaru tan entusiasmado, Emilia se detuvo.

«Err, ¿qué pasa, Emilia-tan? ¿Te estresaste repentinamente? ¿Necesitas un masaje?»

«Err… Lo siento, Subaru, esta es una reunión importante, así que…”




«…Lo entiendo. Es por eso que estoy poniendo mi cabeza en juego y… »

A Emilia le resultaba difícil el tener que desilusionarlo con facilidad, así que Rem despiadadamente se lo dijo en su lugar.

«Mi hermana ya está asistiendo en la sala de recepción. No hay lugar para otros sirvientes. ¿Entiendes?»

Subaru asimiló las palabras de Rem y miró a Emilia.

«¿Estás bromeando, verdad? ¿Soy yo el que estará al margen?»

«Lo siento, Subaru. Rem, muéstrame el camino.»

«Sí. Subaru, por favor regresa a tu habitación.»

Después de la pequeña disculpa de Emilia, Rem le habló amablemente a Subaru incluso mientras estaba en el ‘Modo Trabajo’. Rem se dirigió a la planta superior con Emilia siguiéndola. Subaru se quedó en ese lugar y chasqueó la lengua.

«Bueno, no sé mucho sobre este mundo, así que probablemente no sería de mucha utilidad de todos modos…”

Se preguntó si era egoísta que todavía quisiera ser parte de ello.

Había pasado aproximadamente un mes desde que Subaru había sido invocado a este otro mundo. Durante ese tiempo, Subaru se había encargado de alterar favorablemente los destinos de las personas con los que se había involucrado. Emilia fue la primera, pero su relación con la gente en la mansión y el pueblo eran la prueba de que había hecho algo bueno.

A la luz de los hechos, se sintió decepcionado de no haber sido incluido en un asunto tan importante.

«Estoy siendo dejado atrás – literal y metafóricamente.»

Por supuesto, él aceptó que sus talentos limitados eran la razón principal del por qué.

«Pero aceptar eso y renunciar son dos cosas diferentes. ¿Qué debo hacer, eh?»

Subaru Natsuki no era lo suficiente sumiso como para ir de vuelta a su habitación y ponerse de mal humor en su cama. Se hundió en ese pensamiento, tratando de preparar un método para hacerle frente a la situación a su manera.

Finalmente, el rostro de Subaru se curvó en una sonrisa maligna mientras pensaba en algo y chasqueaba los dedos.

«-Ding.»

4.3 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios