Fire Girl

Volumen 1 – Segundo Volumen: Maga de la Tierra Imaginaria

Capítulo 20

Parte 1

 

 

Touya se despertó en un suelo de piedra.

Su apático sueño fue quitado por el frío en el aire y el entumecimiento de sus extremidades.

Publicidad Y-AR

Había un olor a polvo aquí similar al del sótano del campamento base. El aire también se sentía húmedo.

En el espacio oscuro, diversas herramientas de supervivencia se encontraban en el suelo de una manera desordenada.

También podía ver débilmente los contornos de varios objetos de herramientas similares cuyo fin no pudo adivinar y el hecho de que él pudiera verlos significaba que no era de noche en este momento.

-Es como si estuviera en medio de un sueño doloroso.

Estas palabras, dichas por alguien con él antes, volvieron a surgir en su mente.

Publicidad M-M2

Había rastros de lágrimas secas que quedaron en las esquinas de sus ojos, y la sensación de haber tenido un mal sueño lo acechaba en el fondo de su mente.

Publicidad M-M5

Esforzó sus oídos mientras permanecía en su posición de decúbito prono, y oyó el débil sonido de una cascada. (N.T: Boca abajo, término médico ;v)

La sensación fuera de lugar en sus tobillos era de los grilletes puestos en ellos. Y sus manos estaban atadas con cuerda, lo que le impedía moverse libremente.

“Oye-Oye.”

De repente, la punta de un pie descalzo ligeramente se asomó.

“Ani-san. Oanii-san. ¿Estás muerto?”

Por fin, sus recuerdos empezaron a llegar de nuevo a él, y su conciencia recuperó el enfoque.

“Traje comida. Si estás vivo, levántate y come”.

Un tubo de bambú quemado fue puesto delante de sus ojos.

El tubo aún caliente estaba emitiendo burbujas de pasta de arroz y un desprendimiento de vapor.

Parecía ser pescado a la parrilla cocinado con arroz dentro de él, y desprendía un olor tan sabroso causando que el hambre olvidada de Touya lo atacara desde la boca de su estómago.

“…… Kuh…”

Soportando el dolor, Touya levantó la mitad superior de su cuerpo y se encontró cara a cara con una niña que estaba en cuclillas y mirándolo fijamente con curiosidad.

Ella estaba masticando un trozo de fruta en sus manos.

Touya se desplazó para sentarse con las piernas cruzadas y adecuadamente miró a la chica mientras se rascaba la cabeza.

“Eres la chica lobo, ¿verdad? Esa niña perdida que Hinooka mencionó”.

“¿Ja?  Estoy Suzuran”.

“… Ya veo, Suzuran, ¿eh?”

Al oír ser repetido su nombre por él, el rostro de la chica se puso ligeramente roja.

Al parecer, ella no estaba acostumbrada a que digan su nombre tan directamente frente a ella como ahora.

“Es un secreto de Hime. Date prisa y come.”

“¿No dijiste que no te importaba si un ladrón moría?”

La chica levantó su barbilla delgada y resopló desafiantemente.

“Tú no mataste a ninguno de mis lobos con tu espada.”

“Estaba demasiado ocupado tratando de defenderme en ese entonces.”

Touya dijo sus sentimientos sinceros, pero la chica siguió hablando.

“Sekkachimaru no te mató tampoco. Así que yo te ayudaré”.

“Por Sekkachimaru, ¿te refieres a ese enorme lobo blanco?”

“¿Vas a comer o no?”

“……”

La chica lo miró.

Incapaz de ganar contra el hambre, Touya tomó el tubo de bambú.

No tenía ni palillos ni un tenedor, por lo que sacó una hoja de bambú dentro de la tubería y recogió la comida en la parte superior de la misma cuando usó sus manos para comer. Si tuviera artículos de mesa no habría cambiado mucho su falta de libertad, teniendo en cuenta que sus ambas manos estaban atadas.

Sin embargo, el sabor era diferente de lo esperado Touya, por lo que su rostro por reflejo rompió en una sonrisa.

Publicidad Y-M2

La chica quien se había nombrado a sí misma como Suzuran lo observó felizmente como si ella fuera la que estuviera comiendo.

Al juzgar por el brillo en el aire, parecía ser algo temprano en la mañana en este momento.

La luz que se filtraba en la habitación iluminaba poco a poco, y Touya logró darse cuenta de que él estaba en una cueva en forma de arco construido en la base de un castillo, muy probablemente como un establo.

Incluso mientras comía, los recuerdos terribles de los acontecimientos de ayer se reproducen a través de la mente de Touya uno tras otro.

Era el recuerdo de una lucha completamente unilateral, con el lobo blanco feroz arrinconándolo y fácilmente rompiendo las ramas que había utilizado en el lugar de sus espadas. Finalmente fue golpeado por sus garras y lanzado a la zona rocosa del río, a punto de ser aplastado por su enorme cuerpo.

No podía creer que estaba vivo en este momento.

Justo antes de que hubiera perdido el conocimiento, había levantado la vista del suelo y vio los ojos fríos de la bruja mirándolo hacia abajo.

“… Voy a devolverte esto.”

Después de limpiar sus dedos en sus puños, Touya sacó un adorno para el pelo de su bolsillo.

Había sido arrancado del cabello de Suzuran por el golpe que él dio contra ella durante el ataque inicial sorpresa de hace unos días.

“¡La horquilla que tengo de Hime….!”

La chica agarró la horquilla como si fuera a robárselo.

“Tch, así que realmente eres un ladrón.”

“Jaja. Me intención fue traerlo de vuelta como prueba para hacer un primer contacto, pero no estoy en condiciones de decir eso ahora”.

“¿Fausto kontaku?”

Cuando Suzuran puso la horquilla de vuelta en su pelo, Touya una vez más habló.

“Por Hime, ¿te refieres a esa mujer da miedo? ¿Esa persona es la persona… dueña de este castillo?”

“Está bien. Hime es mi maestra y mi madre adoptiva”.

“¿Madre adoptiva…? Entonces, ¿qué hay de tu verdadera madre, Suzuran?”

“Mi mamá es Sekkachimaru.”

Publicidad M-M1

“¿Eh?”

“No lo recuerdo por mí mismo, pero al parecer Sekkachimaru me recogió en el bosque cuando yo era un bebé. Es por eso que Sekkachimaru es mi madre”.

“…Ya veo.”

Dejando a un lado la veracidad de su afirmación, sus palabras parecían apoyar la conjetura de Homura.

“¿Hay alguien más aquí?”

“Hay un montón. Kirimaru, Kosuke, Koroku-”

“¿Esos no son… los nombres de los lobos? Estoy preguntando si hay otros seres humanos que vivan en este castillo”.

“No hay ninguno. Sólo siempre hemos estado aquí Hime y yo”.

“… Sólo ustedes dos… ¿eh?”

Touya no pudo ocultar su decepción al oír eso.

Y a pesar de que en realidad había querido seguir con su siguiente pregunta desde el principio, él se expresó vacilante.

“Oye, ¿qué pasó con mis compañeros?”

“Murieron.”

“¡…!”

“Esa chica que usa Mathematica huía con esa persona, Mayo, antes de que murieran juntas.”

La niña declaró francamente.

“Mayo… ¿quieres decir senpai? ¿¡La persona que te llevaste!?”

Touya se inclinó hacia delante y le preguntó en tono acusador, y Suzuran incómodamente arrugó la nariz.

“Es porque ella fue y se escapó por su cuenta…”

“¡Mentirosa! ¿¡Ella murió!? ¿¡Ella realmente murió!? ”

“No estoy mintiendo… Vi todo el asunto desde lejos mientras me escondía…”

Suzuran se abrazó las rodillas y se enroscó sobre sí misma.

“Ellas saltaron a la cuenca de la cascada mientras que eran perseguido por Hime, y luego hubo un enorme flash, y no aparecieron después.”

“¿…Un resplandor…?”

Touya supuso de inmediato el verdadero sentido de lo que describía Suzuran.

Ese destello brillante era sin duda la luz de una retirada de emergencia.

Incluso si ese no fuera el caso, ya era demasiado poco natural que las dos simplemente desaparecieran después de saltar al agua. Esto le decía que habían conseguido escapar de la bruja de alguna manera.

Touya poco a poco recuperó su calma. Aun así, él todavía no había contenido su ira mientras continuaba interrogando a Suzuran.

“¿Por qué secuestraron a senpai?”

“…”

La chica dejó caer desanimadamente sus hombros y se negó a mirarlo a los ojos, mirando al igual que un perro reprendido.

Si ella era consciente del hecho de que lo que hacía estaba mal, entonces había esperanza de que pudiera cambiar y rehabilitarse.

“Últimamente, Hime ha estado actuando de manera extraña… Los lobos no escuchan lo que les digo tampoco…”

La chica murmuró en un tono desalentado, por lo que Touya trató de hablar con ella en serio.

Publicidad M-M1

“Suzuran, tengo algo importante que decirte. Por favor escucha.”

“Tengo que irme ahora. Hime va a despertar pronto”.

Publicidad M-M2

Suzuran se puso de pie y empezaba a salir.

“¿Por qué estás huyendo de Hime?”

“Ella se  enojará conmigo.”

“¿No es tu maestra y la persona que te crió?”

“……”

La expresión de Suzuran se hundió mientras inconscientemente jugaba con su horquilla, y en el brazo que levantó estaba la pulsera de la que Homura había hablado.

Consistía en un anillo de plástico con manchas unido y reforzado con cuerdas de plantas trepadoras. La parte tintineante estaba rota, pero sin duda, eran los restos de un sonajero de juguete.

“-¿Estabas asustada, Suzuran? ¿Es por eso que secuestraste a senpai, Mayo? Para obtener un reemplazo de Hime. Una madre de reemplazo. Sí, es cierto que senpai y Hime se ven un poco igual”.

La muchacha vaciló cuando estaba a punto de salir y no podía quitarse de encima las palabras de Touya.

Soportando el dolor de su cuerpo, Touya se puso de pie.

“Suzuran. Tu madre no es ni Sekkachimaru ni Hime. Tu verdadera madre está en la Tierra. Regresa conmigo a la Tierra”.

“……¿Tierra?”

“Sí, es de dónde vienes.”

“¡… Kuh… No puedo hacer eso. No puedo dejar sola a Hime…! ”

En ese momento, una voz llamándola por su nombre vino de fuera, por lo que Suzura salto.

“-Suzu, ¿Sois vos?”

“……!”

En el momento en que escuchó eso, la chica se puso frenética y volcó varias herramientas en el suelo mientras salía del establo.

“¡Hey, Suzu! ¡Vuelve aquí!”

La voz le regañó.

La dueña de la voz entró en el establo, mientras que se quejaba.

Publicidad M-M4

“A pesar de que ya es hora de su práctica por la mañana… Esa chica debería actuar como alguien de su edad…”

Touya se puso en guardia.

Publicidad M-M4

La persona que había entrado en el tenue establo vio Touya de pie junto a la pared y de repente se detuvo.

“¡Hyah!”

Ella vaciló en estado de shock y presionó sus manos contra el pecho de su kimono, que estaba envuelto en una banda. Sin embargo, Touya era el que estaba sorprendido aquí.

Su apariencia era sin duda la de la bruja que había atacado a Touya y Homura ayer. Pero el ambiente que desprendía era de alguna manera diferente ahora.

“¿Q-qué fue eso? No me sorprendas de esta manera”.

Mientras ajusta su respiración y tomaba algunas respiraciones profundas, se quedó mirando fijamente a Touya.

“¿Sois vos-”

Miró los cables de unión en las manos y los pies, y luego miró de cerca la cara de Touya.

“-Kumagorou?”

“… ¿Eh?”

“¿Entonces, Hachi tal vez?”

“No.”

Dio una palmada en comprensión.

“Jaja, lo tengo-sois el jubilado de la casa de la vecindad, ¿verdad?”

“¡No soy Kumagorou, Hachi, o el jubilado de la casa de la vecindad!”

“¿…?”

Ella tocó ambas mejillas de Touya con una expresión de desconcierto.

Touya se había preparado para poner su vida en peligro, pero simplemente no podía entender esto.

“Mi, Me acordé que fuisteis un títere con vida, ¿pero podríais talvez ser un invitado de lejos?”

“Invitado… supongo que esa es una manera de decirlo. De todos modos, no soy una marioneta, soy humano”.

“Si sois un humano, ¿por qué estáis atado? ¿Sois un criminal?”

“…… ¿De verdad no me recuerdas? Tú hiciste esto. Me perseguiste junto con el lobo”.

“¿Lo hice?”

Ella se señaló e inclinó la cabeza con perplejidad.

“No recuerdo nada de eso.”

Touya no podía dejar de suspirar y se sentía agotado con la gran diferencia que había de ella verdaderamente temible y la forma de bruja de ayer.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios