Goblin Slayer

Volumen 3

Capítulo 4: Es tu Sonrisa lo que Importa

Parte 1

 

 

Al mediodía en el día del festival, la plaza estaba repleta de gente, dando la apariencia de un mosaico vivo.

El pilar que se levantaba en el centro de la plaza en lugar de una torre del reloj constituía un punto de encuentro natural.




Ella se veía un poco sencilla en medio de los atuendos llamativos que vestían los hombres y mujeres.

Llevaba una impecable y ordinaria blusa blanca. Se había puesto unas bragas hechas para facilitar el movimiento por encima de todo, y unas mallas sencillas. Su cabello fue peinado como de costumbre. Pero había conseguido una cinta nueva para retener su trenza.

Ropa sencilla y personal, esto era todo lo que tenía para usar en la ciudad en su día libre.

Después de todo…

—Ah.




…¿Es él?




Fue entonces cuando apareció, caminando audazmente por entre la multitud como si no estuviera allí.

No cabía duda de que era él, y ciertamente no lo perdía en el mar de personas. Tenía su armadura de cuero manchada y su casco de acero. Su espada y su escudo.

Era completamente su yo habitual, lo cual fue suficiente para hacerla reír.

Así que ella hizo una sonrisa como la que tenía siempre. Sólo su ropa era diferente hoy.

— ¿Disfrutaste tu mañana?

—Sí. Dijo tranquilamente Goblin Slayer, deteniéndose frente a ella y dando uno de sus asentimientos habituales. —Siento haberte hecho esperar.

—Está todo bien. Acabo de llegar.

Una pequeña mentira de su parte.

Ella no mencionaría que había estado tan emocionada que había llegado antes del mediodía.

Tosió un poco para cubrir su engaño y continuó.

—…Hee-hee. Has llegado un poco tarde, Goblin Slayer.

—Lo siento.

—Para nada, está bien. Después de todo, a mí…

…me gusta esperar.

Entonces la recepcionista sonrió maliciosamente, se giró y empezó conducirlo. Su trenza, brillante con su nueva cinta, se movía como una cola.

— ¡Bueno, entonces vamos!

Ella lo sabía. Incluso si ella hubiera usado ropas llamativas, no le habría llamado la atención.

En vez de eso, ella quería que él la viera, a la ella real, no a la cara que mostraba en el trabajo todos los días.

No a la recepcionista del gremio. Sino sólo a una chica normal. La forma como era normalmente.

Parte de la razón por la que se había vestido con sencillez era para declarar, ¡Ésta soy yo!

— ¿Ya almorzaste?

—No. Goblin Slayer agitó la cabeza lentamente. —Todavía no.

—Vale, entonces…

Vwip, vwip. Ella giró su cabeza tan rápido que casi se podía oír. Ella consideró un plan tras otro, los comparó, descartó algunos, y finalmente eligió uno.

Sabía que el estofado era una de sus comidas favoritas, como lo preparaban en la aldea de él, por supuesto.

No podía competir en esa área. Pero podría aprovechar el día del festival.

— ¿Qué tal si caminamos mientras comemos? Dijo ella, sonriendo tímidamente. —Sé que no son buenos modales, pero hoy es especial.

—No me importa.

—Sabía que no te importaría. Muy bien, entonces, vamos a buscar algo y luego echemos un vistazo a los alrededores.

Ella alzó la vista, mirando su cara desde abajo. El casco manchado.  La misma cara que veía todos los días.

— ¿Pero dónde, me pregunto?

—Hrm.

—Podemos ir a un lugar que te guste, ¿sabes?

—Mm.

Goblin Slayer gruñó. La recepcionista le sonrió.

Esperar no la molestó. No mientras la otra persona tratara de responderle.

A partir de los cinco años de su conocimiento, ella comprendió que él estaba pensando cuidadosamente.

Entonces, después de un momento, Goblin Slayer asintió y contestó.

—Empecemos aquí, entonces.

— ¡Claro!

Salió a paso audaz, y ella lo siguió como un cachorro emocionado.

Ella podría haber sido capaz de salir impune de sostener su mano para que no se separaran.

Pero sabía que nunca perdería de vista a esta singular e inolvidable persona.

La recepcionista estaba decidida a disfrutar escoltándolo por la tarde. Ella siguió tras él, con su sonrisa cada vez más amplia.

4.9 8 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios