Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 39: Ciudadano Honorario

 

 

Bajo la cubierta de la noche, Crockta cruzaba el muro. La mansión de la alcaldesa Elsanad estaba en silencio. Pasó junto al jardín y se dirigió a la puerta principal. Giró el picaporte y abrió la puerta. Una profunda oscuridad cubría el interior.

Crockta dio un paso adelante. Sus pasos resonaban gracias a la estructura de la mansión. Sus ojos escudriñaron la oscuridad. La mansión, que era hermosa bajo el sol, parecía espeluznante en la oscuridad.




Chobeok. Chobeok.

Cruzó el pasillo mientras miraba las habitaciones. Ninguna de las puertas estaba cerrada. Pasó junto a las habitaciones desiertas. De repente, Crockta vio una figura que lo miraba en la oscuridad.

【. . . . . . . .!】

Era una estatua. La débil luz de la luna que brillaba a través de las ventanas le permitía vislumbrar su entorno. Era una estatua de un elfo mirando al vacío.

Crockta se acercó a ella. La textura del yeso frío se podía sentir. La forma física se veía real, y parecía que pudiese moverse en la oscuridad.




Crockta volvió lentamente la mirada hacia un lado. La estatua del elfo resguardaba algo. La puerta estaba firmemente cerrada. Cogió el pomo, pero la puerta no se abría. Era el único lugar cerrado que había descubierto en la mansión de Elsanad.

Crockta miró a su alrededor. Estaba oscuro, pero sus ojos podían verlo todo. Nada se movía. No había indicios de ninguna persona aquí. Era misterioso. Crockta puso fuerza en su mano. Agarró firmemente el pomo de la puerta. Poco a poco iba crujiendo hasta que cayó con un sonido bajo. Piezas de la puerta cayeron.

La puerta se abrió. Crockta entró. Luego encogió los hombros de nuevo. En la sala grande, había varias estatuas similares a la de la entrada. Parecían tan reales que casi osciló su gran espada hacia ellos.

Crockta exploró el interior. Además de las estatuas, Pinturas fueron colgadas en las paredes. Las pinturas eran costosas obras de arte firmadas por el artista. Era una habitación donde se podía sentir la estética de Elsanad.

Crockta vagó por la habitación y se detuvo frente a un cuadro. Era crudo en comparación con las otras pinturas. Sin embargo, fue el nombre de la firma que lo hizo parar.


[Elwina. Hija de Elsanad]


Era un trabajo crudo con un humano y un elfo de pie uno al lado del otro. Elwina había tratado de hacerlo detalladamente, a pesar de su falta de habilidades. Era una pintura dibujada por una persona con un alto interés en el cuerpo humano.

Crockta lo miró por un rato antes de levantar la pintura de la pared. Lo encontró. Había un hueco en la pared donde estaba la pintura colgada, con un botón dentro.

Crockta lo presionó. El suelo comenzó a temblar ligeramente. Crockta giró la cabeza hacia el sonido. La parte inferior del piso se abría lentamente. Lentamente, las escaleras que conducían hacia abajo se revelaron. Eran escaleras que se dirigían al sótano.

La voz de Alsein que le decía que visitara el sótano de Elsanad apareció en la cabeza de Crockta.

Era aquí. Crockta dio un paso. Era un pasaje muy pequeño para él. Un paso, dos pasos, sus pasos resonaron al descender.

Se dirigió hacia abajo durante un buen rato antes de llegar al final de la escalera. Había una puerta. Algo estaba más allá de ella. Crockta recordó los ojos de Alsein. Sus ojos temblaban. ¿Qué sabía él? ¿Por qué estaba preocupado?

Crockta abrió la puerta. Luego dio un paso.

【. . . . . . .!】

Un escalofrío bajó por su espina dorsal. Había las oscuras sombras de docenas de personas que miraban a Crockta en la oscuridad.

Bajó la mano que se había movido al mango de su espada. Sus dedos temblaron. Ellas no se movían.

Dentro del sótano había gente mirando fijamente a la nada, no a Crockta. El corazón de Crockta se hundió al ver sus rostros.

El rostro de Elwina, que saludaba a los visitantes en la entrada de Arnín, se metió en su cabeza. Más tarde supo que era la hija de Elsanad. Pensó que sólo era una persona mimada. Pero no era así.

De hecho, tenía un mundo propio que no podía comunicar con los demás. Era un mundo que nunca podría ser tolerado.

Crockta se acercó a un elfo cercano. Crockta sintió una piel suave en él, pero estaba frío y no se sentía con vida.

【¿Es por eso que está tan obsesionada con trabajar como guardia?】

Alsein había dicho esto de pasada y Crockta ahora comprendía lo que quería decir. Ella eligía a las víctimas que a nadie le importaría si morían. Nadie sabría dónde y cómo habían desaparecido. Los visitantes desaparecían en masa después de visitar Arnin.

El objetivo de Elwina eran aquellos visitantes. Crockta no era la excepción.

【Es una tragedia】

Crockta murmuró. Bajo la cabeza mientras estaba rodeado por decenas de víctimas disecadas.

Todos eran hermosos. Una cara con hermosas proporciones, ojos azul oscuro, un color inusual de pelo o labios ​​rosados rojizos, unas piernas esbeltas, hombros elegantes y cuellos largos y delicados los hacían a todos ellos víctimas.

Elwina los había embutido para mantener su belleza y mantenerlos para siempre en su colección. Era una horrible tragedia.

Crockta cerró los ojos.

Sus pecados pesaban sobre él. Arnín era una ciudad hermosa, pero era una morada donde numerosas bestias con rostros humanos estaban enredadas.

Un demonio vendió a su pueblo por su propia riqueza y poder, engañando a sus víctimas con una sonrisa. El otro demonio, que embutió a los visitantes de la ciudad, paseaba entre los ciudadanos bajo la protección de su madre.




Todos los ciudadanos creían en ellos y los seguían. Era un desastre terrible de engaño y maldad. No había verdad en ninguna parte.

La mano de Crockta se cerró en un puño, su cuerpo comenzó a temblar incontrolablemente. Las verdades embutidas miraban a Crockta. Levantó los ojos. Sus ojos se encontraron con los de un niño elfo. El pequeño niño elfo estaba sonriendo. Esa sonrisa se detuvo para siempre.

Crockta suspiró.

La cara de Lenox apareció en la cabeza de Crockta.

(¿Qué harías?)

(¿Tienes una respuesta para esta tragedia?)

Lenox lo miró y sonrió. Él abrió lentamente la boca. La voz de Lenox resonó en el entorno. Sólo le dijo una palabra a Crockta, pero fue suficiente.




Siempre había solo una respuesta.

Crockta asintió con la cabeza.

Bul’tar.



 

El sol brillaba en el cielo.

Ilya y la alcaldesa Elsanad se reunieron nuevamente en la plaza para debatir sobre el controvertido asunto y determinar quién sería el próximo alcalde. Los dos candidatos principales. Elsanad e Ilya. Dependiendo del resultado de este debate, el futuro de Arnin sería decidido.

【Elsanad, cambiar el tema no tiene sentido. Eres la culpable. Hay pruebas claras en este libro, pero ¿negarás tus pecados hasta el final?】

【No puedo decir nada. Es un libro falso, cualquiera podría hacer eso. Yo también podría hacer un libro y afirmar que usted estaba detrás de él】

【¿Confiesa que manejaría las cosas de esa manera? ¿Gobernarías la ciudad así? ¿Con falsificación y engaño?】

【Usted usa medios cobardes. No cambie el tema. Ahora mismo, lo que estás haciendo es fraude】

La conversación no iba a ninguna parte. Elsanad replicaba con calma, pero Ilya era excelente para agitar a los ciudadanos. La multitud se dividió por la mitad y aplaudió al político que estaban apoyando. Los guardias de Arnin estaban en el escenario en caso de una emergencia.

Ilya y Elsanad continuaron el debate sobre el escenario.

Ahora nadie se preocupaba por las víctimas. Se había olvidado la historia de las elfos que estaban siendo traficadas y las voces de las víctimas desaparecieron sin dejar rastro, ya que nadie en Arnín se preocupaba por tales cosas.

Un Orco cruzó la plaza.

【¿Q-qué?】

Un hombre que estaba pasando por ahí volteó la cabeza y encontró la feroz mirada del Orco. El orco tenía una expresión determinada en su rostro. Su gran espada estaba sobre su hombro mientras caminaba hacia Elsanad e Ilya.

【La entrada no está permitida】

Los guardias alrededor del escenario lo bloquearon. El Orco se detuvo. Se quedó allí y miró a los dos políticos. Ilya repentinamente notó su presencia y giró la cabeza hacia el Orco. Sin embargo, no le importaba el Orco, y siguió criticando a Elsanad. Los ojos de Elsanad se oscurecieron.

No había culpa en ellos. El Orco confirmó este hecho y se volvió hacia los ciudadanos. Vio los rostros de los ciudadanos. Interés, emoción, tensión, etc, todo tipo de emociones estaban entremezcladas.

Sin embargo, no era lo que más necesitaba. Era la ira. Nadie estaba verdaderamente enojado.

El Orco sentía cólera llenar su pecho mientras gritaba.

【¡Todo el mundo—–!】

La voz del Orco sonó en toda la plaza.

【Silencio—–!】

Un grito intenso que sacudió los tímpanos de los oyentes. El grito de un guerrero Orco, que no había sido oído desde hacía mucho tiempo en Arnín, sacudió la plaza de Arnín.

【. . . . . . .!】

¡Una voz soberana! La plaza se quedó en silencio en un instante. Todos miraron al Orco que era el epicentro del sonido. Los guardias no sabían qué hacer y simplemente lo observaban. Ilya y Elsanad, que hacían reclamaciones en el escenario, también se calmaron.

Todos los ojos y oídos de la plaza se centraban en el Orco. El Orco levantó algo. Una bola de cristal estaba en sus gruesas manos.

El rostro de Ilya se puso pálido.

【Ahora】

Declaró Crockta. Entonces un humano se acercó.

Era un mago humano, Puri. Él había sido ayudado por Crockta en las llanuras junto con Gilliam, por lo que ahora estaba pagando el favor. Puri levantó una mano, su poder mágico se envolvió alrededor de la bola de cristal.

La bola de cristal empezó a brillar. En el aire, un video gigante apareció. Era la magia de Reproducción de Memoria que podría reproducir videos en la bola de cristal! Era un artículo muy caro, y la magia requerida para activarla era difícil de usar. Los ciudadanos le prestaron atención.

El video que apareció se estabilizó. Apareció el rostro de alguien. Era Ilya, con el rostro flotando en el aire. Se movió dentro de la bola de cristal y habló. Sus comentarios fueron reproducidos.




. . . Sí, te lo contaré todo. Vendí a las Elfos junto con la gente de Thawing Balhae. Tenía un trato con ellos

Ilya se levantó rapidamente.

【. . . . . . Y me cansé de ellos. Yo había drenado lo suficiente de ellos. Aquellos Maldecidos por las Estrellas, ¿realmente creían que yo iba a tratar con ellos para siempre? Gracias por tu ayuda

Los ciudadanos comenzaron a murmurar de nuevo. La verdad de que estaban discutiendo había sido finalmente revelada. La fea expresiónde Ilya continuaba.

【. . . . . . De todos modos, me convertiré en el próximo alcalde de Arnin. Eso es. Puedes irte tranquilamente

Los ojos de los ciudadanos se dirigieron hacia Ilya todos al mismo tiempo. Su rostro se distorsionó y el rostro de Elsanad se iluminó. No sabía quién era el Orco, pero había dado pruebas de su inocencia. Ella usó este impulso.

Una expresión de complacencia apareció en el rostro de Elsanad rostro.

【¡Ciudadanos! ¿Lo han visto todo? ¡Este hombre trató de desacreditarme y engañar a los ciudadanos!】

Ella levantó el puño.

【Como la alcaldesa de Arnin y como ciudadana de esta ciudad, haré una acusación formal contra el cobarde de Ilya!】




Entonces gritó a uno de los guardias de Arnin.

【¡Guardia, llévalo a la cárcel ahora mismo!】

Los ciudadanos alternaban sus miradas entre Elsanad, Ilya y el Orco. Estaban confusos debido a la situación repentina. Sin embargo, los ciudadanos pronto respondieron a las palabras de Elsanad.

【¡Ese tipo!】

【¡Ilya era el culpable!】

【¡El alcalde es inocente!】

Pero el video no terminó ahí. La pantalla saltó a otra parte y esta vez una mansión blanca por la noche apareció.

Era un edificio que todos los ciudadanos de Arnín conocían. La mansión era uno de los edificios más hermosos en Arnin. La casa de Elsanad.

Los ciudadanos se detuvieron de nuevo.

【. . . . . .?】

El video se movió gradualmente mientras seguía los ojos del que estaba grabando.

Saltó sobre el muro y una vez dentro, la persona llegó a una habitación llena de estatuas y pinturas. La mansión de Elsanad continuó mostrándose. Los ciudadanos miraron la pantalla con confusión sobre lo que estaban viendo.

Elsanad se puso rígida al verlo.

【¡Detente ahora mismo!】

Trató de escapar del escenario. Pero Ilya agarró la muñeca de Elsanad. Percibió algo en su reacción.

En el video, la puerta secreta del sótano se abrió. El filmador empezó a bajar.

Elsanad gritó:

【¡Guardias! ¡Detengan a ese Orco! ¡Deténganlo!】

Pero el video continuó sin detenerse.

【. . . . . .!】

La terrible verdad fue revelada. Los ciudadanos se sorprendieron al ver a los elfos y humanos dentro de la habitación, y se sorprendieron al comprender lo que significaba. Era una escena horrible que nunca habían imaginado.

El dueño del video miró a las personas disecadas por un tiempo. En la pantalla se veían las caras de los elfos, los humanos y un niño sonriente. La pantalla se movió junto con sus ojos. A primera vista, había más de 20 personas disecadas. Todos parecían vivos e inmóviles, como si todavía estuvieran respirando.

Había ciudadanos que tropezaron en la escena. La verdad era dura. Este demonio, que era un asesino en serie, era el líder de la ciudad. La mirada de la persona que filmaba se movió hacia abajo.

Miró sus pies. La pantalla mostró el suelo. El murmullo de la persona que filmaba resonó en los oídos de los ciudadanos.

Es una tragedia

Era una voz calmada. Entonces la pantalla que mostraba el suelo cortó.

La bola de cristal terminó su papel y se rompió en pedazos. El video terminó, pero nadie se movió.

Silencio. Todos en la plaza habían dejado de moverse. En esa quietud, sólo el Orco se movía.

Dio la vuelta. Miró hacia Ilya y Elsanad, los dos demonios, y dijo.

【Ilya y Elsanad】

Ellos no se movieron.

【Con la evidencia que acabo de presentar, los acuso】

Los aturdidos guardias recuperaron su ánimo. Se miraron y luego empezaron a caminar hacia Ilya y Elsanad. Ahora eran horribles criminales.

Elsanad exclamó:

【¡No me hagas reír! Todo esto es fabricado! Puede que tenga un pase para entrar en Arnin, pero no eres un ciudadano! Ni siquiera un ciudadano, pero un sucio Orco se atreve a acusarme? ¡Imposible!】

Era su último esfuerzo desesperado.

【¡A propósito del orco! ¿A quién diablos están escuchando? Guardias, ¿creen más en un Orco que en su propia alcaldesa? ¿Creen en alguien que ni siquiera es ciudadano de Arnin?】

Fue la inútil lucha de Elsanad para retrasar su caída. Incluso Ilya miró a Elsanad con disgusto en sus ojos. Pero Elsanad era la alcaldesa. Los guardias dejaron de moverse en el momento en que la oyeron gritar. Luego miraron al Orco.

Todos los ojos volvieron a caer sobre el Orco. Pero él tenía una expresión fría en su cara.

El orco abrió su boca,

【Escucha, Elsanad】

El Orco habló con una voz distintivamente gruesa y grave.

【Soy alguien que es igual a los ciudadanos de Arnín】

Su voz resonaba por la plaza.

【Todos los derechos que disfrutan los ciudadanos de Arnín son igualmente aplicables en mí. Es un derecho legítimo concedido por la dedicación y los méritos que he contribuido a Arnin, uno que nadie puede retirar a menos que cometa un delito que quebrante la justicia de Arnin】

Crockta sacó algo. Su evidencia brillaba bajo el sol. La mirada de todos se volvió hacia la prueba de identidad.




El orco declaró:

【Soy Crockta, el que ha recibido el título de Ciudadano Honoraria de Enyanis, el administrador de las llanuras】

 

 


ENDTH: Jódete Elsanad, y yo que pensaba que eras la buena de la historia T.T, junto con tu hija la maníaca T.T, espero que al siguiente cap. Crockta se cabree y mate a Elsanad, Elwina e Ilya

5 7 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
9 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios