Goblin Slayer

Volumen 1

Capítulo 13: El Destino de un Aventurero

Parte 2

 

 

Érase una vez, en los días en que las estrellas en el cielo brillaban mucho menos que ahora…

Los dioses de la luz, el orden y el destino compitieron con los dioses de la oscuridad y el caos y la oportunidad para ver quién controlaría el mundo.




Esta lucha no tuvo lugar en una batalla, sino con un juego de dados.

O más bien, muchos, muchos juegos. Una y otra vez arrojaban los dados.

Hubo victorias y hubo derrotas, pero no hubo un final.

Por fin, los dioses se cansaron de los dados. Entonces, crearon muchas criaturas para ser sus piezas de juego y un mundo en el que jugar. Humanos y elfos y enanos y hombres lagarto, goblins, ogros, trolls y demonios.

Muchas veces se aventuran, ganan, sufren derrotas, encuentran tesoros o felicidad, y finalmente mueren.




Los dioses, observándolos, son a su vez felices y e infelices; Se ríen y lloran.

Con el tiempo, los dioses inesperadamente llegaron a disfrutar de las obras de sus piezas de juego, para amar verdaderamente el mundo que habían creado.

Fue su devoción a este mundo lo que mostró a los dioses que tenían corazones.

Es cierto que con los dados los fracasos van y vienen, pero ese es el camino de las cosas.
En este mundo, apareció un aventurero particular.

Era un joven inexperto. Su ingenio no lo distinguía, ni sus talentos, ni su nacimiento, ni su equipo, ni nada.

Él era simplemente un guerrero humano, tal como usted podría encontrar en cualquier lugar.

Les gustaba a todos los dioses, pero esto no presagiaba grandes cosas para él.

No salvaría al mundo.

Ni siquiera podría cambiar nada.

Después de todo, él era sólo otro peón, tal como se puede encontrar en cualquier lugar…

Pero este aventurero era un poco diferente de los demás.

Era extremadamente cuidadoso, siempre pensando en los planes, actuando, entrenando, no dejando pasar ninguna oportunidad.

No permitió que los dioses arrojaran los dados.

No necesitaba nacimiento, ni talento, ni trucos.

Tales cosas eran basura para él.

Incluso los dioses eran a sus ojos, irrelevantes.

Pero un día, los dioses se dieron cuenta de algo.

No salvaría al mundo.




Ni podría cambiar nada.

Después de todo, él era sólo otro peón, tal como usted podría encontrar en cualquier lugar.

Pero no permitiría que los dioses tiraran los dados.

Así, incluso los dioses no sabían cuál sería el destino de este aventurero.

Su lucha continúa en alguna parte incluso ahora.

4.8 12 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios