Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 21: Los Humanos y el Chaman (Parte 2)

 

 

La casa de Antuak era acogedora.

La leña ardía en la chimenea, emitiendo calor. Ian y los tres usuarios humanos se sentaron en la mesa mientras Antuak les servía una sopa caliente de papas. Los usuarios dudaron al principio, pero comenzaron a comer con entusiasmo después de probar la primera cucharada. Comieron la sopa en silencio por un tiempo.




“Umm…”

Nadie era capaz de abrir la boca. Antuak sólo sonrió.

“¿Hay algo que quieras preguntar?”

“Bueno…”

Ian y los tres usuarios humanos se miraron. Al fin, la hembra abrió la boca. Era la pregunta que nadie podía pronunciar.




“Ella… ¿está enferma?”

Sus ojos miraban detrás de Antuak.

Una orca femenina estaba acostada en la cama. Estaba mirando el aire con una manta que cubría su cuello. Aunque parpadeaba de vez en cuando, lo único que hacía era acostarse y mirar fijamente al aire. No respondió cuando entraron. Sus ojos eran grises como si los colores hubieran desaparecido.

Antuak murmuró con una sonrisa irónica.

“Bul’tar…”

Bul’tar. Ian abrió mucho los ojos. Era el lema de los orcos, pero daba una sensación diferente a la habitual. Se sentía viejo. Estaba más cerca de la pronunciación original. Ian se lo repitió. Bul’tar.

“Es mi esposa, Aruna.”

“Heol. Estás casado. Entonces, ¿por qué está acostada?”

La conversación entre el orco y la maga creó una brecha extraña, como un viejo hombre histórico hablando con un joven estudiante contemporáneo.

“Ella ha sido poseída por una dimensión diferente.”

“¿Huh?”

“Aruna era un chaman como yo. Estaba interesada en otros mundos. La advertí sobre el peligro, pero no pude detener su curiosidad. Finalmente, completó la magia para mirar otras dimensiones y lanzarla. Es algo que nuestros espíritus no pueden permitirse ver. Al final, perdió el conocimiento en esa otra dimensión.”

Era una historia que era difícil de creer. Todos asintieron.

“Ahora ella está contemplando para siempre ese mundo, olvidando quién es. Es un mundo incomprensible donde las leyes que conocemos no existen. Sólo puedo esperar a que regrese.”

Antuak se levantó y se puso de pie junto a Aruna. Su robusta mano tocó la mejilla de Aruna. Ella seguía mirando a otra parte.

“Sólo hemos sido yo y Aruna en esta casa desde hace mucho tiempo, así que me alegro de que hayan invitados como ustedes.”

Antuak se volvió y sonrió.

“Sí. Viajeros, ¿por qué vinieron a este lugar?”

Los usuarios se miraron. Ian respondió en su lugar,

“Se dirigen a Basque Village para obtener alguna ayuda de los chamanes orcos.”

“Es una gran cosa que los humanos necesiten ayuda de nosotros los orcos.”

Antuak miró el bastón que había apoyado contra la pared. Una oleada de poder desconocido provenía de eso.

“Nosotros los orcos éramos originalmente cercanos a los humanos, hasta que las guerras pasadas lo separaron todo. También tenía muchos amigos humanos. Sí, los humanos. ¿Qué ayuda necesitas?”

“Nosotros…”

Los usuarios intercambiaron miradas. La maga contestó:

“De hecho, aún no lo sé. Sólo sé que lo averiguaré una vez que llegue a Basque Village.”

“¿Es eso así? Muy mal. Espero que funcione.”

Antuak dio más sopa al arquero que había terminado su cuenco. El arquero inclinó la cabeza y bebió otra vez la sopa.

“Entonces, ¿qué te trae aquí, joven guerrero?” Antuak miró a Ian.

“Todavía no soy un guerrero.”

“Tú eres el único que puede determinar eso.”

“Voy a conocer a Tashaquil.”

“Hoh, Tashaquil. ¿Por qué?”

“Quiero preguntarte qué es un verdadero guerrero.”

“Estás buscando el camino de un guerrero.”

Antuak asintió con la cabeza. “Espero que encuentres la respuesta. Bul’tar.”

“Gracias. Bul’tar.”

La maga, que estaba observando la conversación entre los dos orcos, se levantó.

“Nunca he estado en una casa de orcos, ¿Puedo verla, Chaman orco?”

“Por supuesto. Pero no hay mucho que ver.”

Los tres usuarios se levantaron.

La casa de Antuak era más ancha de lo que parecía desde fuera. Había herramientas para la magia, así como los cráneos de los animales que decoraban el bosque afuera. Las velas encendidas revelaban las extrañas herramientas mágicas. La hembra le preguntó a Antuak varias preguntas. Antuak tuvo la amabilidad de explicar. El arquero y el guerrero humano siguieron a Antuak.

Ian se quedó solo con Aruna. Todavía miraba fijamente un lugar desconocido. De alguna manera, sintió lástima.

“Por favor despierta. Tu marido te está esperando” murmuró Ian en voz baja.

Fue en ese momento.

“¿Huh?”

Una larga sombra pasó rápidamente por la pared.

“Heeok…!”

También hubo un pequeño gemido. Ian se dio la vuelta rápidamente.

Antuak estaba sentado. El borde de una espada sobresalía de su pecho. Los usuarios estaban detrás de él.

“Que es esto…!”

Ian levantó inmediatamente su gran espada. El arquero le apuntó. Ian vaciló. Dijo la hembra con voz juvenil.

“Orco, muchas gracias! Esto se resolvió fácilmente por ti.”

“¿Qué estás haciendo?”

“¿Cuál es el problema? Vine a los orcos para conseguir una habilidad.”

“Dijiste que estabas buscando ayuda de Basque Village…”

“Ahyo~” (Goofy, eres tu?)

Ella murmuró mientras el fuego apareció alrededor de sus manos. “¿Que ayuda? Los Orcos me están ayudando. Si obtengo el corazón de un chaman, entonces puedo recibir una habilidad. Así que no me culpes demasiado, ¿Si?”

Ella se rió. Los hombres también se echaron a reír.

“Bueno, su esposa está enferma, así que supongo que la enviaré junto con él. ¿Está bien?”

“Keeok… Aruna… ella…”

“Si la dejan sola, entonces ella moriría de hambre.”

El arquero pateó la espada pegada en la espalda de Antuak.

“¡Cough!”

“Un monstruo que finge ser otra cosa, qué divertido.”

“Su esposa Aruna… Otra dimensión… Puhahat. Pensé que estaba viendo un drama histórico.”




Escupieron en la cabeza de Antuak.

Los puños de Ian temblaron. No se suponía que fuera así.

Antuak era sólo un orco que amaba a su esposa. Un orco que era amable con los invitados y hacía buena sopa, Antuak. Un orco que sabía pronunciar Bul’tar en la guerra tradicional, ese era Antuak. Fue una reunión corta, pero Ian ya sabía tres cosas sobre Antuak. Todavía tenía algunos secretos del mundo, y algunas filosofías que Ian no conocía.

Todo eso ya estaba colapsando, debido a esa espada. Era un espectáculo insultante.

Los usuarios se burlaban, “¿Estás loco? Juega a este juego de manera más moderada. Es como si fueras un orco real, en lugar de jugar un juego de rol.”

“Podrías haber sido un humano o un elfo. ¿Por qué escogiste un orco?”

Ian se apresuró a avanzar furiosamente. La flecha voló hacia él.

“Ugh!”

La flecha del arquero fue rápida, y traspasó el muslo de Ian. Ian no pudo ganar contra la fuerza y ​​cayó. Entonces el hombre pateó a Ian en la cara.

“¡Cough!”

“Resistir es en vano. No quiero matarte, pero no se puede evitar. Sólo te mataré.”

“¿Incluso un usuario?” preguntó la hembra.

“¿Qué es un usuario orco? Son sólo mobs.”

“Hermano mayor, ¿está bien matar a un usuario? ¿No hay un castigo por PK?”

“Elder Lord no tiene nada de eso.”

“¿Es eso así? Bien.”

La mujer rió. Ian trató de ponerse de pie sólo para ser pateado de nuevo. La mujer cantó un hechizo. Algo invisible contenía a Ian. Su fuerza cayó. No podía mover un solo músculo. Todo lo que podía hacer era colapsar.

Se las arreglaría de alguna manera si era una pelea cuerpo a cuerpo, pero no podía resistirse a la magia. Ian seguía siendo demasiado débil.

“Keheeo… Aru… na…”

El cuerpo de Antuak se desmoronaba por completo. El arquero y la hembra buscaron hasta encontrar su corazón.

Entonces el guerrero se acercó a Aruna. Él la miró fijamente mientras miraba hacia un lugar distante y apuñaló una daga en su pecho. Aruna se quedó mirando el lugar lejano mientras la sangre le salía de la boca.

Ian empujó la fuerza hacia todo su cuerpo.

“… Kuaaah…!”

Apretó los dientes y se retorció. Sin embargo, su cuerpo no se movía. La flecha pegada en su muslo apretaba dolorosamente contra él.

“No pelees. Se acabó.”

El arquero macho sonrió y jaló la cuerda de su arco. La punta de flecha apuntaba hacia la cabeza de Ian. Ian dio un último intento.

“Kuaaaaahhhhh!”

Su cuerpo se movió ligeramente.

“Kuaaaaaaaack!”

Extendió la mano con toda su fuerza. Su cuerpo se movió. Sólo un poco, sólo un poco más.

“¿Qué, tiene una gran resistencia mágica?”

“¿Un orco? Termina rápido.”

El arquero soltó la cuerda del arco. La flecha perforó el cráneo de Ian. Sus ojos se oscurecieron cuando todo en frente de él se volvió borroso. Más oscuro que el negro. Sentía que se hundiría para siempre.

Muerte.

……

……

……

La oscuridad borrosa.

Abrió los ojos. Un orco estaba de pie frente a él. El orco estaba parado en la puerta de una casa.

El orco miró a Ian y le dijo: “Estás vivo, joven guerrero.”

Ian estaba de pie… Estaba de pie frente a la casa de Antuak. Podía ver el paisaje familiar dentro de la casa debido a la puerta ligeramente abierta. Una estufa, la mesa, y Aruna. Ian no podía entender.

El orco, Antuak, sonreía delante de él.

“¿Por qué estás ahí parado?”

“Qué…?”

Se oyeron voces detrás de él. “Orco, ¿por qué estás mirando en blanco?”

Ian volvió la cabeza. Los tres usuarios humanos esperaban detrás de Ian. Los ojos de la hembra eran tan redondos como una pelota.

Antuak preguntó: “Joven guerrero, ¿qué viste?”




“Yo…”

“¿Ves, de qué está hablando?”

Ian no pudo decir nada mientras miraba entre Antuak y los usuarios. Antuak definitivamente les había dado sopa dentro de su casa, y entonces los usuarios ciertamente habían asesinado a Antuak, a su esposa y a Ian.

Esto…

Ian miró a Antuak. Sonreía como si supiera lo que Ian pensaba.

“¿Qué harás?”

Ian finalmente se dio cuenta. Era la verdad revelada por el chaman Antuak. Deb: (Es aquí cuando nos damos cuenta que Elder Lord es más que un juego…)  Nova:  (;°Д°)ᵒᵐᵍᵎᵎᵎ

Los tres usuarios habían usado a Ian para acercarse al chaman y matarlo para obtener el corazón.

Ian abrió la boca, “Maga”.

“¿Huh?”

“Lo que tienes que adquirir…”

“Sí.”

“¿Es el corazón de un chaman?”

“Uh…?”

Estaban aturdidos. El inteligente guerrero tomó su espada mientras el arquero tomaba una flecha. Sin embargo, la gran espada de Ian ya se estaba moviendo hacia su objetivo. La cabeza de la maga voló en el aire.




“¿Q-Qué?”

“¡Mierda!”




Retrocedieron mientras Ian avanzaba, balanceando su gran espada. El guerrero bloqueó con su escudo. Ian utilizó un golpe hacia abajo.

“Ugh!”

El guerrero sostuvo el escudo, pero se derrumbó cuando no pudo soportar el choque. Una flecha voló hacia Ian. Se echó hacia atrás para evadirla. Pisó el escudo del enemigo y saltó, la cara del arquero acercándose a su hoja. La gran espada de Ian le cortó la cabeza verticalmente.

La parte superior del cuerpo estaba dividida de arriba hacia abajo. El arquero cayó como una muñeca partida desde el centro.

“¡Loco!”

El guerrero abandonó sus armas y escudo y huyó. Ian lanzó su gran espada, que voló a través del aire y apuñaló al guerrero en la espalda.

“Kuheeok!”

El guerrero cayó hacia adelante. Ian se acercó y sacó su gran espada, su cuerpo se contrajo antes de caer. Ian levantó su gran espada sangrienta.




El cuerpo del hombre se convirtió en partículas blancas y se derrumbó. Los otros cuerpos de los usuarios se dispersaron también. Después del proceso de la muerte, sólo su equipo permaneció en el piso.

Antuak acaba de ver todo esto.

Ian se paró frente a Antuak. Antuak dijo con una suave sonrisa: “Yo soy el chaman Antuak”.

Abrió la puerta de par en par. Era como si supiera que venían.

“Los huéspedes son siempre bienvenidos.”

5 10 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
8 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios