Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 10: Lo que Vive la Gente (Parte 2)

 

 

“¿Ha sucedido algo bueno?”

“No, ¿se ve así?”




“Sí, sigues sonriendo. ¿Tienes novio?” (Deb: Deja Vu?)

Ji Hayeon sonrió ante la pregunta de su secretaria.

“Mira, estás sonriendo otra vez.”

“No es nada.”

“Suspicaz…”




Ji Hayeon miró su teléfono. El registro de llamadas recientes mostraba un número no guardado. Presionó el botón Guardar Contacto en vez de mirarlo fijamente. El nombre era Raven… no, borrar. Recordó la extraña pronunciación que salía de su boca.




Ian. Jung Ian. Ese era su nombre.

Había conocido a un hombre llamado Jung Ian hace mucho tiempo.

En el pasado, había visitado el Medio Oriente para una reunión de negocios cuando fue secuestrada por una organización terrorista internacional. Tener el heredero de una empresa enorme como su rehén era una herramienta de negociación útil para ellos.

Sus ojos habían sido cubiertos y sus miembros estaban atados durante varios días. Lo único que podía oír era la lengua árabe y los disparos. Se las arregló para calmar su garganta ardiente con agua tibia y pedazos de pan. Trató de no soltar el último hilo de esperanza.

Era una voz extraña la que la salvó.

“Ji Hayeon, ¿no es así?”

Después de que se escucharon disparos increíblemente fuertes, la puerta se abrió y ella increíblemente escuchó a alguien hablando coreano. El paño que cubría sus ojos se soltó. A pesar de que estaba cegada por no ver la luz durante mucho tiempo, trató de mirar directamente al dueño de la voz.

Había un hombre que llevaba un equipo táctico negro y sostenía un rifle.

“He venido a rescatarte.”

‘Rehenes asegurados (en inglés)’. Dijo en la radio. Gracias a la llamada a través de la radio, fue capaz de averiguar el nombre del hombre.

Raven. El hombre se llamaba Raven.

Después de ser rescatada por él, extraños de todo el mundo la rodearon. Mientras era escoltada al helicóptero táctico, temblaba de un miedo habitual. ¿Estaban realmente aquí para salvarla, o eran otro grupo criminal? Las dolorosas horas de ser secuestrada le provocaron un miedo obsesivo.

Mientras miraba desde el helicóptero, vio un campo de batalla.

Uno de los soldados vio su pálida complexión y habló con el hombre llamado Raven, que luego la miró. Se quitó el casco y las gafas.

Ese único momento estaba grabado en la mente de Ji Hayeon.

Ella nunca imaginó que él tendría una apariencia tan suave. Era difícil asociar al feroz soldado con el hombre amable. Sus amables ojos trataron de tranquilizarla mientras su ropa estaba cubierta con la sangre del enemigo.

“Está bien. Ahora estás a salvo.”

Se sintió aliviada cuando el hombre le sonrió.

“A partir de ahora, te protegeré.”

La hizo sentirse cómoda. Empezó a llorar cuando toda su tensión fue liberada. Los otros soldados interrumpieron al hombre mientras se acercaban y le daban palmadas en los hombros.

Después de regresar al campamento base, los mercenarios y funcionarios enviados desde el Grupo Myeongsong estaban esperando a Ji Hayeon.

Ji Hayeon trató de expresar su gratitud, pero ya no podía ver al grupo de soldados. Nadie sabía exactamente quiénes eran. Tanto su padre como el presidente, Ji Eunchul, habían buscado a los mejores expertos.

Había un rumor de que eran una unidad especial de la ONU, o que estaban secretamente dirigidos por los Estados Unidos. Incluso hubo rumores de que eran las fuerzas privadas de un gran grupo internacional.

En particular, todos eran reacios a hablar del hombre llamado Raven. Raven fue visto como un demonio o un fantasma incomprensible, que se rumoreaba que había sido capaz de disparar al objetivo en la frente sin hacer un solo sonido.

Incluso el presidente Ji Eunchul no sabía la verdad exacta.

Ella hizo una fuerte solicitud y pudo reunirse brevemente con él antes de regresar a Corea del Sur. Ji Hayeon entregó una nota a Raven que contenía su número de teléfono.

“Por favor, ponte en contacto si vienes a Corea del Sur. Quiero devolver este favor.”

Él sólo le dio una sonrisa ambigua.

Desde entonces, nunca había olvidado su rostro.

El tiempo pasó. Como sucesora del Grupo Myeongsong, cada día estaba ocupada. Pensaba en él cada vez que tenía un día particularmente duro. ¿Seguía luchando en tierras extranjeras? Se preguntó si estaba salvando a alguien en peligro como ella.

Entonces, hoy, recibió un número extraño en su teléfono móvil personal. Sólo unas pocas personas conocían este número. Casi no respondió mientras pensaba que era un número equivocado, pero entonces un sentimiento desconocido la agarró. Una vez que contestó el teléfono, oyó una voz suave que revivió los viejos recuerdos.

[Hola.]

Ella fue capaz de saber de inmediato. Era él.

[¿Es usted Ji Hayeon?]

[Soy Raven.]

Quería saber por qué la llamaba, pero era un asunto de poca importancia. No era nada realmente, algo muy trivial. Para ella, el problema sería como pisar una hormiga. La hormiga quedaría pegada a la suela de sus zapatos.

“¿Que estás haciendo ahora?”

[Tengo una cafetería.]

Ji Hayeon no pudo evitar exclamar. Un café. Era un lugar que parecía encajar con él. Un lugar tranquilo y cálido.

Cuando dijo que lamentaba molestar a Ji Hayeon, quiso decirle que la contactara en cualquier momento. Sin embargo, dudó. Nunca había perseguido a un hombre, pero ahora no podía permitirse el lujo de sentirse orgullosa.

Ji Hayeon reprimió la risa en su voz y dijo:

“Lo siento, pero tendrás que devolverme el dinero.”

[¿Cómo?]

“Eso…”

Ella sugirió como si fuera un asunto trivial.

“¿Dónde está la cafetería?”

Así, fue capaz de averiguar la ubicación de Café Reason. Ella también descubrió que su nombre era Ian, no Raven. Jung Ian, un nombre tan corriente. Ella descubrió que tenía una hermana muy joven que asistía a la universidad, y que había un problema debido a ella.

Era una persona que vivía una vida cotidiana. Se sentía un poco más cerca de él.

Ji Hayeon anotó cada palabra en una nota y luego se la entregó a su secretaria.

“Esto…?”

Café Reason. Jung Ian. Jung Yiyu. Una prestigiosa universidad. Varias palabras parecían escritas al azar. La secretaria la miró.

“Quiero saber toda la información relacionada con esto.”

“Entiendo.”

“Si el café está haciendo buenos negocios, las notas de la hermana, la casa donde viven, el proceso de crecimiento, todo sobre su familia.”

Luego agregó como si lo hubiera olvidado.

“Oh, y el hombre en el fondo. Parece ser una persona nueva y rica, así que empuja el problema lejos.”

“Sí.”

“No dejes que ese hombre haga daño a Jung Ian.”

“Entiendo.”

Su secretaria sonrió.

“Esta es mi especialidad.”

Ji Hayeon se acercó a la ventana. El edificio daba a toda la ciudad.

Esta fue la sede del mundialmente famoso grupo Myeongsong, la corporación líder en Corea del Sur después de lanzar Elder Lord. Ji Hayeon sonrió tranquilamente mientras observaba el paisaje exterior.

* * *

 

 

“No te ves muy bien.”

Los ojos de Ian se abrieron ante las palabras de Hoyt.

“Mantén tu compostura. Cualquier agitación en el corazón se revelará en la carne.”

Hoyt fue un guerrero presentado por Lenox.

Grom dijo que le sería difícil conectarse por un tiempo porque estaba ocupado. Por lo tanto, Ian fue con Lenox solo, quien le dio una nueva misión.

‘Ayuda al guerrero Hoyt.’

Fue capaz de conocer a Hoyt en la entrada de la Orcrox Fortress.

Hoyt estaba ciego de un ojo. Era un orco calvo con una gran cicatriz y unos tatuajes en la cara. También llevaba un parche negro para el ojo ciego. Ian estaba nervioso, pues el arma de Hoyt era también un temible martillo.

Praise the Orc Capítulo 10

Nova: Este es Hoyt ¿Que tal?

 

Sin embargo, después de compartir algunas palabras con él, Ian descubrió que Hoyt era un guerrero tranquilo.

“¿Has hecho algo que no quieres lamentar?”

“¿Cómo sabes eso?”

“Los guerreros inexpertos revelan sus emociones en sus rostros.”

Hoyt se detuvo un momento. Habían estado caminando hacia el este por el mar de árboles. Se dirigía a una pequeña ciudad.

“Si tienes una debilidad, nunca la reveles. Tu mente inestable puede conducir a la impaciencia. Si yo fuera un enemigo, te provocaría a correr como a un toro furioso, y entonces aprovecharía la gran brecha en tu defensa.”

“Sí…”

Ian asintió. El rostro de Hoyt se distorsionó mientras sonreía.

“Un día, conocerás a un enemigo más fuerte que tú. Sin embargo, nunca muestres ningún signo de debilidad y siempre busca una manera de escapar o ganar.”

“¿Por qué?”

“Tu temor es una fortaleza para el enemigo. Es lo mismo con los animales. Tan pronto como te acobardes, te convertirás en la presa, en lugar del cazador. Si ven tu debilidad, ganarán fuerza e intentarán pisotearte. ”

Ian asintió.

El mundo de Elder Lord era realmente misterioso. Cada NPC parecía tener su propia filosofía. Este mundo parecía más real que la realidad. Ian aprendió más en Elder Lord de Lenox, Grant y Hoyt que lo hizo con la realidad.

“Entonces, ¿qué hay de esta expresión?”

Ian tenía una expresión de confianza en su rostro.

“Eso es peor.”

“¿Por qué?”

“¿No es esa una cara que pide ser golpeada?”

Se echaron a reír.

Ian finalmente tuvo que usar una vieja relación debido al problema en la estación de policía. Era fuerte, así que no se había sentido bien al confiar en alguien más. Sin embargo, se olvidó de todo eso después de conectarse a Elder Lord y conocer al guerrero orco.

“¿Qué estaremos haciendo?”

Lenox sólo le dijo a Ian que ayudara a Hoyt.

“Eso… Te lo haré saber cuándo lleguemos allí.”

Caminaron juntos y trataron con algún monstruo ocasional. Ian encontró goblins y direwolves, pero él fácilmente se enfrentó a ellos. Hoyt los derrotó casualmente.

Grant, que había luchado con el hombre lobo, no parecía ser un rival para Hoyt. Él era un gran guerrero y tendría que ser golpeado por un usuario de muy alto nivel. Señaló la gran espada de Ian.

“Tu esgrima está destinada a tratar con humanos o elfos, ¿no?”

“Así es.”

“Tendrás que actuar un poco diferente cuando estés tratando con monstruos que no son humanoides. Muévete más libremente y cree en tus instintos.”

 

[Ha sido enseñado por el experimentado guerrero, Hoyt.]

[Las experiencias acumuladas de las batallas y las enseñanzas de Hoyt se han combinado y la Técnica de Gran Espada (Común) ha evolucionado.]

[Técnica de Gran Espada (Común) ha sido actualizada a Técnica de Gran Espada de Orcos (Poco Común).]

[Tu nivel ha aumentado.]

 

[Ventana de estado]

‘Amigo de los agricultores’ Ian, Aprendiz Guerrero Orco

Nivel 4

Puntos de logro: 80

Asimilación: 55%

Habilidades:

  • Fuerza de los Orcos (Común)
  • Recuperación de los Orcos (Común)
  • Técnica de Gran Espada de Orcos (Poco Común)
  • Espíritu de Lucha de Guerrero (Poco Común)

 

Su habilidad fue mejorada y su nivel subió. Ian sintió como su gran espada era más ligera de repente, y se movía a lo largo de su trayectoria deseada. Hoyt sonrió ante la visión.

“Siempre piensa. No sólo repitas las acciones como lo haces en los ejercicios de entrenamiento. Piensa en lo que es más eficiente y muévete.”

Ian también había escuchado esto de su instructor de artes marciales, Baek Hanho. ¿Los creadores de Elder Lord invitaron a los verdaderos practicantes de artes marciales para pedir consejos? Ian asintió enérgicamente.

“Gracias por tus enseñanzas.”

“No es nada. El deber de un guerrero es conducir a los jóvenes orcos.”

Salieron del bosque. A medida que los gruesos árboles que cubrían su campo de visión desaparecían, las paredes se podían ver desde lejos.

 

[Una ciudad libre donde cualquiera puede quedarse, Anail es la ciudad de los sueños.]

[Usted se ha movido más allá del territorio de los orcos por primera vez. 10 puntos de logro han sido adquiridos.]

 

“¿Es la primera vez que la ves?”

“Sí.”

“Eres un orco rural.”

Hoyt rió entre dientes.

“Esta es la ciudad libre, Anail. Es una ciudad neutral donde cualquier especie puede ir y venir libremente.”

“¿Entonces hay otras especies presentes?”




“Por supuesto.”

Ian nunca había visto otra especie en Elder Lord, ya que sólo había visto a los orcos en la Orcrox Fortress. Habría otros usuarios aquí. ¿Cómo serían los humanos, los elfos y los enanos? Los pasos de Ian se hicieron más rápidos.

Un humano estaba custodiando Anail, la ciudad libre.

“Hola.”

“Estoy vivo.”

Ian estaba decepcionado.

Los guardias de la Orcrox Fortress se parecían firmemente a estatuas de piedra. ¡Los vigilantes orcos a los que era difícil de acercarse! Pero los guardias de Anail parecían estafadores. Éste estaba cubierto con armadura de cuero y con una lanza se apoyó contra la pared. Miró a Ian y Hoyt con una mala expresión.

El guardia hizo señas para abrir la puerta.

“Bueno, entren. Orcos, pasen y no provoquen ningún problema.”

“Gracias. Mantente vivo.”

“Suena como si estuvieras deseando que yo muriera. ¿Todos los saludos de los orcos son tan raros?”

Los guardias comenzaron a intercambiar chismes sobre orcos. El rostro de Ian se arrugó, pero la expresión de Hoyt no cambió.

Así, Ian y Hoyt entraron en Anail, la ciudad libre.

Nova: Anail, la Ciudad Libre

 

La composición de la ciudad era muy pobre en comparación con la Orcrox Fortress. La escala no era tan grande y había muchas casas pobres que parecían al borde del colapso. También había gente pobre que pedía dinero. Las cabañas de los agricultores orcos parecían maravillosas mansiones en comparación con las casas de aquí.

Hoyt se rió de Ian.

“Todavía no puedes controlar tus expresiones faciales.”

“Ah…”

“Comparado con Orcrox, no es un gran lugar. Originalmente fue un lugar donde se reunían los fugitivos de cada especie.”

Los seres humanos, enanos y gnomos se podían ver. Su aspecto no era tan agradable como él imaginaba. Parecían los plebeyos de las películas medievales. Sin embargo, la belleza de los elfos era extraordinaria.

“Vamos.”

Era una ciudad libre, pero los orcos no podían ser vistos. Ian y Hoyt recibieron mucha atención mientras se dirigían a una casa en un rincón de la ciudad. Era una casa pequeña y vieja. Hoyt se detuvo.

“¿Este lugar…?”

“Espera.”

Hoyt frunció el ceño.

“Algo está pasando.”

“¿Qué…?”

Hoyt sacó su martillo.

“Prepara tu espada.”

“¿Huh?”

Hoyt abrió la puerta y entró en la casa. Se oyeron gritos desde el interior. Ian también entró con su gran espada. Sin embargo, la situación terminó sin que Ian tuviera que ayudar. Una mujer y dos niños temblaban en un rincón, mientras que los tres hombres humanos que los amenazaban eran instantáneamente sometidos por Hoyt.

Hoyt se acercó a uno de ellos y preguntó: “¿Fueron enviados por Derek?”

“Kuock… eso es correcto.”

“¿No dijo que esperaría?”

“¡El tiempo prometido a pasado! ¡Thompson huyó!”




Uno de los niños gritó en lugar de Hoyt, “¡No! ¡Mi padre no huyó!”




Hoyt persiguió a los hombres, que salieron mientras miraban a Hoyt.

“Maldito orco bastardo… Interferir de nuevo…”

“¡No pienses que estás a salvo! ¡Derek te matará!”

Hoyt asintió.

“Estaré listo.”

“¡Ya veremos, sucio orco!”

Los hombres huyeron. Los niños corrieron hacia delante y abrazaron a Hoyt. Era extraño ver a los niños humanos ser sostenidos por un orco, pero era dulce. La mujer que parecía ser su madre se acercó a Ian.

“¿Eres amigo de Hoyt…?”




“Sí.”

“Gracias por tu ayuda.”

Ella se inclinó profundamente. Ian no sabía la situación, así que miró a Hoyt. Él se rió y llamó a Ian afuera.

“Debes preguntarte qué está pasando.”

“Así es. ¿Cómo los conoces?”

Hoyt explicó la situación.

Había un hombre llamado Thompson, que era amigo de Hoyt. Un día, Hoyt apenas ganó después de pelear con algunos bandidos humanos y se encontraba en una condición crítica. Apenas llegó a este lugar, pero nadie trató de ayudar a un orco.

Sin embargo, el hombre llamado Thompson ayudó a Hoyt. Le roció un montón de pociones y lo llevó a casa para el tratamiento. Thompson y su familia cuidaron a Hoyt por un tiempo. Por lo tanto, Hoyt debía una deuda de vida a Thompson.

Thompson y Hoyt se hicieron amigos cercanos.

“Thompson es un comerciante. En poco tiempo, él era el dueño de una buena compañía, pero él fue traicionado por su socio de negocios. Mientras que la traición de su socio se debió a su naturaleza que no puede sentir dudas, esa misma naturaleza también le permitió sobrevivir.”

Thompson soñaba con un resurgimiento. Gracias a sus antiguos clientes que recordaban su personalidad, pudo conseguir otra oportunidad. Su único problema era la cuestión del dinero.

“Al final, pidió prestado dinero a Derek. Al principio, Thompson pensó que era un inversor puro, pero se enteró de que Derek era sólo un tiburón de préstamo sin escrúpulos.”

Thompson le creyó a Derek e hizo el trato, pero Derek de repente se volvió y demandó un gran interés. Thompson no podía refutar a Derek. Al final, Thompson aceptó las demandas de Derek y se fue a una tierra lejana.

La fecha prometida con Derek fue de tres meses. Antes de partir, Thompson le había pedido un favor a Hoyt. Él volvería, así que le pidió proteger a su esposa e hijos hasta que regresara. Hoyt le creyó y esperó.

“…¿Cuando fue eso?”

Hoyt rió amargamente.

“Hace cuatro meses.”

“…”

“Ya ha pasado más de un mes. Derek y sus hombres comenzaron a acosar a la familia, incluso antes de que pasara el plazo. Iban a hacer de la señorita una prostituta y venderían a los niños como esclavos.”

“Sucio…”

“Me detuve por Orcrox para visitar a Lenox y algo así sucedió de nuevo.”

Entonces una chica salió corriendo.

“¡Tío Hoyt! ¡Tío que no conozco! ¡Es hora de comer!”

Un chico joven se sujetó a la ropa de Hoyt, como si le gustara mucho. Hoyt sonrió y el niño se rió al ver una sonrisa de orco.

“Entra primero.”

“¡Sí! ¡Ven rápido! ¡Vamos a comer juntos!”

Ian sonrió ante las brillantes miradas de los niños. Se acordó de Yiyu cuando era joven.

“¿Hay alguna posibilidad de que un accidente le haya sucedido a Thompson…?” preguntó Ian.

“Es una posibilidad, ya que tuvo que viajar a través de un lugar peligroso.”

“¿Qué harás si no vuelve?”

“… No importa si Thompson no regresa.”

Hoyt se señaló la cara.

Los tatuajes le cubrían la mitad de la cara. Los orcos que eran reconocidos como guerreros tenían tatuajes grabados en su cuerpo. Contienen las creencias de un guerrero y tienen el poder de fortalecer al guerrero.

“Thompson me salvó la vida y es mi amigo. Él creyó en mí y dejó a su familia bajo mi cuidado.”




Los ojos de Hoyt eran fuertes.

“Un guerrero nunca abandona la fe.”

Fe. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que oyó por última vez esta palabra? Además, la persona lo dijo con tanta fuerza. En comparación con este orco, los seres humanos reales eran repugnantes.

“Entonces, joven orco, ¿me ayudarás?”

Ian miró a los ojos de Hoyt y asintió.




“Sí, haré todo lo posible para ayudar.”

Ian golpeó con fuerza los puños con Hoyt.

 

 


Nova: Vaya que es difícil encontrar un orco calvo con un parche en el ojo, no tienen idea de cuanto nos demoramos  (; ̄д ̄)

5 10 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
9 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios