Mitou Shoukan://Blood-Sign

Volumen 2

Stage 02: Los Invocadores Pelean en las Sombras Detrás de un Extraño Fenómeno

Parte 6

 

 

En la estrategia de control de gravedad artificial, uno destruía repetidamente la “superficie de contacto” del Terreno Sagrado Artificial, lo que causaba que se moviera frecuentemente entre las paredes y el techo.

Hayato, el Invocador asesino, estaba utilizando esa estrategia como un medio para obstruir el crecimiento de su oponente en lugar de mejorar su propio Material.




Descubrir el truco no le daba a su oponente una solución.

En primer lugar, usar la Blood-Sign y las Espinas Blancas para mejorar un Material era tan agotador para la mente como actuar como un francotirador. Dado que la dirección de la gravedad artificial cambiaba constantemente y el invocador estaba siendo balanceado en todas las direcciones, no había manera de que pudiera concentrarse.

En segundo lugar, todos los Pétalos se trasladaban hacia otro lugar cada vez que el Terreno Sagrado Artificial cambiaba. Golpear a los Pétalos en movimiento justo en los Puntos era mucho más difícil que con Pétalos en estado de reposo.

Además, la superficie de contacto del Terreno Sagrado Artificial siempre se establecía en relación al  invocador que había iniciado la batalla.

Incluso si Kyousuke destruía la superficie de contacto, el siguiente Terreno Sagrado Artificial se establecería en relación a la superficie en la que se encontrara Hayato, por lo que no podía copiar la técnica de su enemigo.




Eso significaba que Hayato siempre sabría si la siguiente superficie de contacto estaría en el suelo, la pared, o el techo.

El invocador y los Pétalos se movían en relación a él, por lo que podía comenzar con sus cálculos mucho antes de hacer su movimiento.

Hayato podía prepararse y concentrarse mientras que Kyousuke tenía que reaccionar después de haber sido cambiado de lugar nuevamente, y ese tiempo de recuperación creaba un ligero retraso. A medida que se acumulaba, afectaba a su habilidad con la Blood-Sign. La diferencia en la velocidad del desarrollo del Material crecía a niveles peligrosos.

Pero incluso en esta situación, Kyousuke seguía luchando contra el asesino.

Continuamente cambiaba al rango de sonido que le permitiera compensar la creciente diferencia en el costo.

Pero incluso eso no duraría para siempre.

Una vez que la diferencia de costo llegara a 10, la diferencia en el rango de sonido sería dominada con la fuerza bruta.

(La actual diferencia de costo es de un promedio cercano a 5. Siempre estoy por delante y él no puede cambiar esto ahora.)

Algunas veces se encontraba en las columnas cilíndricas de la oficina, otras veces en las ventanas, en la parte inferior de un puente gigantesco entre edificios, y en uno de los lados de los edificios de la zona. Hayato se movía de superficie en superficie mientras hacía que el par conocido como Alice (with) Rabbit cambiara de posición. Líneas de Pétalos rojos iban detrás de ellos como si fueran un grupo de luces traseras.




Cada movimiento dejaba la zona envuelta con un daño severo, pero a él eso no le importaba.

Los asesinos no se escondían en las sombras para hacer su trabajo.

Cuando ocurría un crimen, las personas se molestaban. Las guerras creaban cadenas de odio mucho más largas y poderosas. Pero, ¿podría la gente sentir odio cuando se enfrentaba a un desastre natural que superaba totalmente la comprensión humana?

La respuesta era no.

Cuando la destrucción era de una escala demasiado grande, la gente era privada de toda clase de emociones normales. Al utilizar seres de otro mundo para matar, ellos ya habían entrado a ese reino. Por lo que una vez que Hayato y Benikomichi Fuuki utilizaran la ceremonia de invocación, no había donde correr ni donde esconderse, no existía manera de evitar el asunto. Como si presumieran de esa majestuosidad de otro mundo, ellos empuñarían y harían uso de su furia hasta que su objetivo fuera completado.

Es por eso que cualquiera que estuviera delante de ellos sería destrozado por esas mandíbulas.

Incluso si era el Award 903 de Freedom, Alice (with) Rabbit.

A menos que…

“¿…Qué?”

Hayato expresó cierta confusión mientras utilizaba el poder de Benikomichi Fuuki para abrirse camino horizontalmente por las ventanas de tres rascacielos y aterrizar en el lado del carril de una montaña rusa que no iba a usarse debido al clima lluvioso.

Todavía tenía que derrotar al Material de Shiroyama Kyousuke.

Aún no había sobrepasado la diferencia de costo de 10.

De hecho…

(¡¿Cómo es que está alcanzándome…?!)

Kyousuke tenía al Caballo Aplasta-Obstáculos que Consume el Viento (va – ei – lvz – km – ei – ox – cec – uy).

Costo: 18. Rango de Sonido: Alto.

Como su nombre sugería, era un caballo tan grande como el vagón de un tren. Su método de ataque era simple: Solamente arremetía hacia adelante y arrasaba con todo lo que encontraba a su paso.

Hayato tenía a la Lamentable Muñeca Cubierta de Espinas de Odio (jok – bf – ei – md – a – xov – wuz – r – mel – oq).

Costo: 22. Rango de Sonido: Medio.

Era una muñeca de tamaño real completamente atada por cadenas y con innumerables espinas de metal incrustadas en ella. El monstruo utilizaba el poder de la sangre para disparar las espinas, de esta manera podía llevarse consigo a la mayor cantidad de personas posibles a la tumba.

(¿Por qué se está reduciendo la diferencia de costos?)

Kyousuke tenía al Animal Come-Hombres de Peluche Relleno de Oscuridad Inocente (mul – o – iu – ou – dhc – weq – ei – lvz – a – icg).

Costo: 23. Rango de Sonido: Bajo.

Era un gigantesco animal de peluche destrozado él cual tenía una oscuridad rojiza en lugar de algodón emergiendo del tejido desgarrado. En lugar de morder o desgarrar, se tragaba a su objetivo en su vientre y los contaminaba.

Hayato tenía a la Abrasadora Sonrisa Asesina en un Vórtice de Electricidad Púrpura (kub – miq – a – sx – wzb – mu – ou – vew – l – a – zfc).

Costo: 24. Rango de Sonido: Alto.

Una luz de neón púrpura-azulada apareció directamente en el espacio mismo y formó una gigantesca sonrisa de más de diez metros de ancho. Cualquiera que la tocara o incluso se acercara descuidadamente a ella terminaría siendo freído.




Era gradual, pero la diferencia entre los costos de sus Materiales se estaba volviendo cada vez más pequeña. Además, Kyousuke siempre mantenía el rango de sonido que le daba una ventaja sobre Hayato.

A este ritmo, Hayato sería el que estaría en problemas.

De hecho…

(¿Me alcanzará? No, ¿podría incluso ser capaz de sobrepasarme? Pero… yo soy el que está creando nuestra superficie de apoyo, él es el que debería estar tratando de alcanzarme.)

Incluso ahora, el mundo parecía seguir girando en todas las direcciones mientras su superficie de apoyo se movía hacia las paredes, el suelo y el techo. Cada vez que se trasladaban hacia un edificio, puente, riel de atracciones, o una columna, todas las condiciones previas se desmoronaban.

Incluso antes de pensar en aterrizar, debería haber sido difícil el entender algo debido a la alterada visión. Aun así…

“Es simple.”

Kyousuke levantó su Blood-Sign y habló como si hubiera leído la mente de Hayato.

Aterrizó sobre la nueva superficie de apoyo casi con más agilidad que Hayato, el supuesto amo del lugar.

“Es como el salto largo o el salto alto. Los atletas no empiezan a prepararse para su aterrizaje después de hace su salto. Determinan cómo posicionar su cuerpo antes del salto e incluso antes de empezar a correr. Sólo empiezan a moverse después de decidir su objetivo.”

“No querrás decir que…”

“Tu respiración, el movimiento de tus ojos, la tensión en tus músculos, los cambios en tu equilibrio… Toda la información que necesitaba estaba justo ahí, en tu cuerpo. Todo lo que tenía que hacer era leer eso y sabría cuándo y dónde estaría la siguiente superficie de apoyo.”

En un mundo volteado 90 grados, Kyousuke y Hayato aterrizaron sobre un poste de luz y un semáforo.

“Y los cálculos para el movimiento de los Pétalos también son simples… Sólo tengo que pensar en ello desde un punto de partida de 45 grados. Si golpeó a un Pétalo en movimiento en un ángulo adecuado con una Espina Blanca moviéndose exactamente a la misma velocidad, el Pétalo continuará desplazándose en un ángulo diagonal de 45 grados. Ese es un cálculo mucho más sencillo que determinar la posición del sol con las manecillas del reloj.”

Eso era una tontería.

No era más que un valor teórico. Si él no golpeaba perfectamente el centro del Pétalo o si alguno de ellos daba un leve giro, el Pétalo se desviaría de su rumbo.

Pero Kyousuke lo había conseguido.

Tenía el poder necesario para hacerlo.

Pero Hayato no podía aceptarlo.

(Eso significa que está interceptando mis patrones de comportamiento para predecir cuál será la siguiente superficie de apoyo y el movimiento de los Pétalos. Incluso si pudiera alcanzarme de esa manera, él no podría sobrepasarme.)

“No, espera.”

El asesino miró sus propios pies.

Finalmente comprendió algo mientras miraba fijamente el semáforo que se había convertido en algo parecido a un puente de troncos.

(¿Esto es como el shogi o el ajedrez? Tengo que elegir nuestra próxima superficie de apoyo, pero mis opciones no son ilimitadas. Tengo que crear el Terreno Sagrado Artificial con respecto a donde colocaré después mis pies, por lo que no puedo usar ninguna localización que no pueda alcanzar con el primer paso.)

Lo que significa…

(La ubicación del invocador, el costo y el rango de sonido de los Materiales y las condiciones del terreno… Si pudieras analizar con precisión todo eso, podrías crear un diagrama de árbol de los posibles cursos que podríamos tomar. Este no es un juego de azar como piedra, papel o tijeras. Por lo que… ¿Él vio… a través de todo eso?)

“¿Sucede algo?”

Hayato escuchó una voz.

Escuchó la voz de un invocador que probablemente había predicho cuál sería su siguiente superficie de apoyo mucho antes de que el propio asesino lo hubiera hecho.

“¿Acabas de descubrir algo a estas alturas del juego?”




“Ha… ha ha.”

Hayato se rió.

En ese momento, él ya había perdido la mayor parte de su ventaja.

Kyousuke tenía al Rey de los Tiburones que Nada a través del Océano del Vacío en un Vórtice de Electricidad Púrpura (kub – miq – sx – lu – a – hf – ei – tok – enl – a – vjz).

Costo: 25. Rango de Sonido: Medio.

Un tiburón come hombres del tamaño de un camión nadaba libremente por el aire. Cada vez que sus afilados dientes mordían, chispas blanco-azuladas volaban y el objetivo era completamente triturado con temperaturas extremas que excedían a las de una soldadura por arco eléctrico[2].

Hayato tenía a las Filosas Alas de Onda de Choque que Hacen Volar a Todo los que se Opone a Ellas (du – vo – a – cuw – bf – ei – zix – nal – me – a – qi – a – fd).

Costo: 26. Rango de Sonido: Bajo.

Una gigantesca y extraña ave que tenía ocho alas colocadas en un círculo como si fueran hélices. Cuando batía esas alas, ondas de choque se dispersaban por toda la zona, estas ondas se concentraban en un solo punto para aplastar al enemigo, como la luz reflejada por un espejo cóncavo.

La diferencia de costos casi había desaparecido por completo.

Hayato tenía la desventaja en lo que respecta al rango de sonido.

Dada la situación, pronto sería alcanzado y superado también en el costo. Era como una taza tan llena que la tensión superficial estaba en su límite. Una vez que el colapso comenzara, no había vuelta atrás. Todo habría terminado.

Ya habían pasado más de nueve minutos.

Un Terreno Sagrado Artificial creado por una Granada de Incienso duraba alrededor de diez minutos en promedio. Sólo quedaban unas pocas docenas de segundos, pero incluso eso parecía una eternidad. Cada segundo parecía extenderse infinitamente con una sensación de muerte y derrota.

Pero…

“¿Realmente pensabas que esto era todo lo que tenía?

“Si tienes otro truco bajo la manga, yo me apresuraría en usarlo. No te queda mucho tiempo.”

“Eso es exactamente lo que haré.”

Con esas palabras, el Material con el que Benikomichi Fuuki se había fusionado se dejó caer y rompió violentamente el semáforo en el que Hayato estaba de pie.

La superficie de apoyo se perdió, por lo que el Terreno Sagrado Artificial buscó su siguiente superficie.

Era lo mismo que antes, pero algo se sentía diferente.

“¿…?”

Las cejas de Kyousuke se movieron un poco.

Al principio, puede que no haya sido capaz de predecir lo que Hayato estaba haciendo.

Eso apenas era sorprendente.

Un momento después, el Material dio una vuelta en U y golpeó el cuerpo de Hayato desde abajo.

El invocador estaba contenido dentro del círculo de protección, por lo que no fue aplastado.

Hayato fue lanzado hacia arriba como una pelota siendo golpeada por un bate de metal. Mientras lo hacía, colocó sus pies en uno de los postes de luz de la ciudad, los cuales estaban uniformemente separados a lo largo de una línea vertical.

Estaba a unos quinientos metros de distancia.

Sin embargo…

(Puesto que el Material me golpeó, me moví mucho más rápido que la velocidad de caída de un ser humano normal. Entonces, ¿qué es lo que sucederá ahora que he creado un nuevo Terreno Sagrado Artificial?)

La respuesta era evidente.

(Serás forzado a acelerar violentamente cuando la pared del nuevo Terreno Sagrado Artificial te golpee. Esto va mucho más allá de un trampolín. Serás arrojado como si estuvieras en una catapulta.)

Esta era su técnica secreta.

Era su táctica de tiro vertical.

Después de un breve retraso, Kyousuke alcanzó a Hayato.

Muchos Pétalos vienieron con él.

Kyousuke no sólo había caído hacia arriba. Había sido lanzado casi hasta la cima del nuevo Terreno Sagrado Artificial, como si hubiera sido metido en un cañón y le hubieran disparado.




A diferencia de Hayato, Kyousuke no tenía una superficie de apoyo.

Esa era una diferencia simple pero crucial.

Incluso si él era un invocador que controlaba a los Materiales de otro mundo y hacía uso de su poder paranormal, todavía se basaba en las acciones físicas de utilizar la Blood-Sign. La capacidad de posicionar los pies sobre el suelo y utilizar toda la fuerza de su cuerpo era lo que marcaba la diferencia. Usar todos los músculos del cuerpo y girar las caderas para lanzar una pelota era mucho más poderoso y preciso que sólo usar la fuerza de las manos. Esto era lo mismo.

Hayato levantó su Blood-Sign como si estuviera apuntando a Kyousuke en el aire y empujó la punta hacia adelante.

Aún existía el riesgo de que Kyousuke lo alcanzara e incluso superara, pero eso era solamente una posibilidad. Tal y como estaban las cosas, Hayato todavía tenía la ventaja. Era por eso que él terminaría con la situación actual. Cortaría esa posibilidad antes de que Kyousuke fuera capaz de alcanzarla.

Su oponente sería incapaz de mejorar su Material correctamente mientras era lanzado hacia la cima del Terreno Sagrado Artificial y si además la superficie de apoyo cambiaba una vez más.

El daño aumentaría durante ese periodo de tiempo.

El Material de Hayato podría destruir completamente a Kyousuke con sus mandíbulas.

“Terminemos con esto, miembro de Freedom. Este es el trabajo de un asesino.”

Pero entonces, un cambio se produjo en Shiroyama Kyousuke después de ser lanzado hacia el cielo. Rápidamente se dio la vuelta y giró como un gimnasta. No era en absoluto lo mismo que agitar patéticamente sus extremidades. Él debe haber estado ayudando al giro de su propio cuerpo debido a que había un “eje” definido.

Incluso ahora, él mantenía su estabilidad.

Por un instante, su mirada atravesó a Hayato.

“No… puede ser…”

La tensión recorrió el cuerpo del asesino mientras estaba de pie sobre un poste de luz.

El sudor cubría la palma de su mano que sostenía la Blood-Sign.

(¿Todavía sigue luchando incluso en una situación como esta? ¡¿Acaso planea lanzar con precisión sus Espinas Blancas?!)

Sonidos ensordecedores se encontraron como si fueran rayos.

Eran Kyousuke y Hayato. Ambos utilizaron sus respectivas Blood-Signs para lanzar potentemente una Espina Blanca.

Mitou Shoukan Blood-Sign Volumen 2 Stage 02 Parte 6

 

¿Kyousuke sería capaz de alcanzarlo o Hayato sería el que tomaría la delantera?

Esa pregunta se quedó sin respuesta.

El Terreno Sagrado Artificial desapareció repentinamente.

Ya habían pasado diez minutos. El tiempo se había acabado.

Sus Materiales, que hasta hace unos momentos habían sido seres con formas bastante extrañas volvieron a ser unas hermosas jovencitas. Al mismo tiempo, la gravedad regresó a la dirección correcta.

Hayato y Benikomichi Fuuki se deslizaron y aterrizaron sobre un puente.

Pero Kyousuke y su recipiente estaban fuera del alcance del puente, por lo que cayeron entre los rascacielos. Probablemente pasarían por los innumerables puentes entrecruzados entre sí y llegarían al océano que se encontraba al fondo de todas esas construcciones.

Benikomichi Fuuki habló mientras colocaba sus manos sobre la barandilla y miraba hacia el oscuro océano.

“Así que no pudimos acabar con él.”




“¿Deberíamos perseguirlos, maestra?”

“No, hemos aprovechado la ventaja de un ataque sorpresa. Si vamos a asesinarlo, tenemos que planificar todo desde cero nuevamente. No estamos buscando una pelea justa. Un asesino busca una manera segura de acabar con su objetivo.”

 

 


[2] Soldadura por arco eléctrico o soldadura electrógena es una técnica de soldadura la cual se hace a altas temperaturas.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios