Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 3

Capítulo 1: El Reinicio de Subaru Natsuki

Parte 5

 

 

Emilia observó a Subaru deambular hasta que estuvo fuera de su vista, antes de soltar un pequeño suspiro.

Puck, mirando a Subaru desde su palma, levantó bruscamente la vista cuando se dio cuenta de que Emilia lo estaba mirando.

―Esa es una cara sombría. ¿Qué ocurre?

―Sólo me siento decaída de alguna manera. Realmente no puedo ponerlo en palabras.

Emilia se encogió ante el tentador deseo de expresar su inquietud interna.Pero aquello que estaba atrapado en su garganta no tuvo la oportunidad de convertirse en palabras apropiadas, mientras suspiraba de nuevo.

La nariz rosada de Puck se contrajo al observar el conflicto de Emilia.

―¿Estás preocupada por Subaru? No es común que te preocupes por personas como él.

―No vayas y hables como si fuera una especie de tonta al relacionarme con la gente. No soy mala en acercarme a los demás… ¡Sólo que no he tenido muchas oportunidades de hacerlo!

Emilia hinchó sus mejillas, una expresión que se negó a mostrar a nadie salvo a Puck.

Aunque parecía el acto de una niña mimada, era una prueba de la fe absoluta de Emilia hacia Puck. El espíritu, aceptando plenamente su confianza, le sonrió como si fuera su propia hija.

Le ofreció un gesto con la cabeza a las delicadas emociones que Emilia no podía expresar.

―Bueno, no es ninguna sorpresa que te lo esté diciendo. Porque esto se ha convertido en un pequeño problema.




―¿Un pequeño… problema?

Había dicho las palabras de manera casual, pero el rostro de Emilia se tensó; no podía dejar pasar el tono con el que lo dijo.

Por naturaleza, Puck se comportaba exactamente igual sin importar cuán alta fuese la presión de la situación. Ella no sabía si era porque era un espíritu o si era simplemente su personalidad lo que lo hacía así, pero él se reservó observaciones serias como un espíritu para aportar opiniones en las decisiones difíciles e importantes, como las de Emilia.

Viendo exhalar a Emilia, Puck casualmente jugó con sus bigotes. Todavía hablaba de manera peculiar hasta el final.

―Sólo le toqué un poco, pero la mente de Subaru está revuelta. Lo que muestra en el exterior no coincide con el interior. A este ritmo, no tardará mucho en llegar a su límite.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios