Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 2

Capítulo 2: La Mañana Prometida Se Aproxima Lejanamente

Parte 9

 

 

Y así, ya había pasado medio día.

— ¡Estoy exhausto—!




Mientras Subaru hablaba, se dejó caer completamente sobre la cama, se había agotado toda su fuerza.

Estaba en una de las habitaciones de sirvientes que le habían dado. A partir de ese día, serviría como el cuarto privado de Subaru y sería su lugar para dormir. Era una habitación económica con una cama barata, un escritorio y una silla, así que por supuesto se quedaba muy atrás de la habitación en la que él se encontró al despertar en la mañana.

—Bueno, las cosas caras son realmente sofocantes, así que esto está bien…

Enterrando su cara en la almohada, decidió que todavía olía y se sentía como si fuera de clase alta. Ahora que estaba fuera de su trabajo, Subaru se cambió rápidamente a su chándal, con la intención de irse a dormir con la ropa con la que estaba más acostumbrado.

—Dios,  me han hecho trabajar hasta morir. El trabajo es difícil. Ahora entiendo por qué papá y los demás eran tan impresionantes en el mundo del trabajo. Incluso un día de esto no les haría ni estornudar.




Subaru dejó escapar una honesta y gran admiración mientras descansaba su cuerpo, él aún pensaba en su primer día de trabajo.

Claro, habían muchos pequeños detalles que no conocía, pero todavía estaba deprimido por lo mal que había hecho su trabajo.




Tal vez lo que lo salvó fue la actitud de Ram como su instructora.

—Ella es irritante y todo, pero es más amable y educada de lo que esperaba, realmente… ¿Ah?

Subaru levantó la cara ante el abrupto golpeteo de la puerta. Mientras lo hacía, oyó una voz que venía de la puerta.

—Es Rem. Subaru, ¿es un buen momento?

—Ah, sí claro. ¡No estoy haciendo nada extraño, puedes entrar!

—Eso lo hace parecer aún más sospechoso, permiso.

Rem abrió la puerta y entró en la habitación, aún estaba vestida con su traje de sirvienta. Por un momento, Subaru alzó las cejas ante la visita de Rem, pero entendió la razón tan pronto como vio la chaqueta negra que tenía en sus manos.

—Espera, ¿quieres decir que ya has terminado? Esto redefine las palabras ‘trabajo rápido’.

—Mi prioridad es ser cuidadosa con la ropa del Maestro Roswaal, pero como es tuya…




—Eso sonó como tú, um, ¿quieres decir que no te importa?

Rem no respondió mientras él tomaba la chaqueta, abriéndola con rapidez y poniendo sus brazos entre las mangas. Antes, la parte los hombros del traje estaba demasiado apretada y sus hombros apenas podían girar, pero…

—Odio admitirlo, pero lo hiciste perfectamente. Mis hombros pueden girar con normalidad ahora… Ah, ¿me queda bien?




—Combinado con la rareza de la tela gris, nadie con un traje extraño se podría comparar contigo.

—Está bien… Eso no parecía un cumplido. ¡Supongo que puedo decir más con esta ropa!

Tenía la chaqueta de sirviente sobre una camiseta, lo cual hizo que la evaluación fuera algo natural. De hecho, debe haber tomado un considerable esfuerzo para no reírse. Pero…

— ¿Qué haremos con eso?

—Con eso… Ah, te refieres al pantalón. Mierda, lo olvidé por completo. Aunque, con una aguja e hilo podría hacerlo yo mismo.”

—Traje eso conmigo. ¿Quieres que los ajuste ahora?

Era una sugerencia de buena fe sin ninguna señal de mala voluntad de parte de Rem. Ella había escogido algunas palabras para dirigirse hacia él, pero ese era su estilo, así que no le dijo nada.

De cualquier manera, Subaru quería pagarle el favor de alguna forma.

—No, lo haré yo, dame la aguja e hilo. ¡Mis habilidades de costura alcanzarán un nivel completamente nuevo en este momento!

— ¿Debería esperar más de la persona que ha mostrado tal destreza mientras luchaba por pelar las verduras para la cena de hoy?

—Keh-keh, subestímame mientras puedas. ¡Prepárate para ser sorprendida!

Mirando a Subaru como si se estuviera dando por vencida, Rem sacó un kit de costura de su bolsillo y se lo entregó. Él lo tomó, encontrando que el contenido coincidía bastante bien con lo que él podía esperar encontrar en su casa. Con una buena precisión, pasó el hilo por el agujero de la aguja y puso la basta del pantalón sobre sus rodillas.

—Mmm, hmm, mm-hmm.

Mientras Subaru tarareaba una canción, Rem dejó salir un suspiro de admiración.

—…Estoy sorprendida. Realmente tienes experiencia.

Subaru movió la aguja enérgicamente. Antes de que terminara de tararear, él levantó una parte del pantalón.

—Bien, un lado ya está hecho. Échale un vistazo. Lo hice bien, ¿no lo crees?

Subaru extendió el pantalón para mostrar su trabajo. Rem movió su cabeza en señal de aprobación.

El estado de ánimo de Subaru mejoró por esta reacción, él empezó a trabajar con la otra basta del pantalón cuando Rem habló abruptamente.

—Ah… Subaru, acerca de la conversación del mediodía…

—Mm, ¿mediodía? ¿Qué sucedió en el mediodía?

—Ah… er, si ya lo has olvidado, entonces está bien.

Rem hizo un pequeño movimiento de cabeza hacia delante de Subaru, quien aún tenía la cabeza baja. Estrechando sus ojos ante su reacción, recordó que habían hablado acerca de arreglar su cabello.

—Oh, ¿sobre el cabello? Pensé que era una broma. ¿Vas a hacerlo?




—No, sólo pensé que fue demasiado impertinente de mi parte. Aunque eres nuestro compañero de trabajo, también eres el salvador de la Señorita Emilia, por lo que nuestras posiciones son diferentes.

—Esa clase de actitud no va con mi estilo… Espera, ¿eso es lo que piensas?

Su declaración, la de que ella no podía tratarlo como un simple compañero de trabajo debido a su estatus, se grabó en sus oídos.

Al ver a Rem levantar sus cejas en señal de pregunta, Subaru empezó a tirar bruscamente de su cabello.

—Para ser honesto, no soy bueno con este tipo de cosas. Siento… hacer que te preocuparas por eso.

—No, simplemente estoy diciendo que es mi culpa. Por favor, olvídalo.

—No puedo dejar pasar eso tan fácilmente. Ahora, entonces…

Subaru puso una mano en su frente, bajando la mirada mientras miraba a Rem. Ella no parecía estar tan arrepentida por abrir demasiado la boca, de hecho solo Subaru la veía con una mirada castigadora. Eso le ayudó a decidir que debería decir.

Subaru levantó un dedo mientras hacía una sugerencia.

—Está bien, con una condición. Si estás de acuerdo con eso, olvidaré completamente lo que dijiste.

Rem cerró los ojos brevemente antes de asentir con una mirada de resignación.

—Dijiste… ¿una condición? Entiendo. Te escucho.

Subaru dibujo una sonrisa forzada en su rostro sin intención de que ella lo notara y dijo…

—Si me arreglas el cabello y lo peinas un poco, te perdonaré.

—……

Incapaz de tomar el silencio de Rem como una respuesta a su oferta, Subaru levantó su voz.

—El silencio es algo doloroso para mí, ¿sabes?

Los pálidos ojos azules de Rem miraron a Subaru mientras suspiraba un poco.

—La Señorita Emilia ya lo dijo antes pero, realmente deseas muy poco, Subaru.

—Qué raro. Pensé que esta sería una escena de amor en lugar que una de sorpresa.

—He oído de mi Hermana que le dabas miradas pervertidas cuando estaban solos, yo estaba resignada a que fuera algo menos decente.

—¡¡Difamar a alguien es realmente algo horrible!!

Él estaba asustado de que la declaración de Ram llegara a oídos de Emilia. Él tendría que hablar directamente con Emilia antes de que algo como eso sucediera. Subaru todavía estaba trazando contramedidas contra Ram en su cabeza cuando Rem agarró el dobladillo de su falda.

—Acepto tu condición—seguiré con tu idea.

Y así, con una reverencia apropiada, ella aceptó su sugerencia para calmar las cosas. Su actuación hizo que Subaru sonriera mientras se miraba las manos.

—Oye, ya he terminado de ajustar los pantalones mientras hablábamos. Lo hice bien, ¿no lo crees?

El trabajo había sido terminado, Rem tomó el pantalón, reconociendo su trabajo…

—…Sí, lo hiciste. Eres muy bueno para coser. Pero mucho de ti, no creo que sea de utilidad, Subaru.

…Luego, fue como si echara agua fría sobre su cuerpo.

— ¡¿Eh?! ¡¿Pensé que habíamos arreglado las cosas aquí?!

Combinado con la réplica de Subaru, la incómoda atmósfera había desaparecido completamente.

Subaru devolvió el kit de costura a Rem antes de tocarse la frente.




—Así que, sobre mi cabello… ¿cuándo quieres hacerlo? Es difícil hacerlo hoy porque ya es muy tarde.

—Es verdad. Me gustaría hacerlo lo antes posible, pero estaré trabajando por la noche durante varios días… desafortunadamente.

—Sólo tenemos que encontrar el momento. ¡Dios, hace mucho tiempo que no me arreglo el cabello!

Subaru había estado cortándose su propio cabello desde que entró a la escuela media, eso fue hace casi cinco años atrás. Era lo suficientemente bueno como para hacerlo sin utilizar un espejo.

—Bueno, se está haciendo tarde, por favor discúlpame. Trabajarás en la mañana igual que nosotras. ¿Podrás despertarte a tiempo por tu cuenta?

—Honestamente, no estoy del todo seguro. Soy bueno despertándome si tengo un reloj cerca, pero no hay algo como eso aquí, así que tal vez no. ¿No tienen gallos o algo así?

Frente a la respuesta poco confiable de parte de Subaru, Rem le lanzó a regañadientes un salvavidas.

—…Esto parece grave, así que mi Hermana o yo vendremos a despertarte por la mañana.

— ¿En serio? Me siento mal por utilizar a mis superiores como si fueran un reloj, pero…

—Después de todo, sería problemático para nosotras si duermes hasta el atardecer.




— ¡¿Qué clase de persona crees que soy?!

—Alguien que puede dormir todo el día, me imagino.

Tomó un tiempo para que Subaru se diera cuenta que esto era una broma, obviamente esto era por el comportamiento de Rem. Después de la broma, Subaru le agradeció a Rem mientras ella se iba aceptando su sugerencia. Ella pasó por la puerta y agitó una mano mientras se perdía de vista.

—Lo que sea que salga de sus bocas… parece que son hermanas después de todo, eh…

Rem era superficialmente educada mientras deslizaba el puñal; Ram era arrogante. Pero de la misma manera, eran consideradas hasta el punto de ayudarlo si estaba en problemas, eso era algo que, para Subaru, era algo bastante bueno en sus compañeras de trabajo.

4.8 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios