Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 2

Capítulo 4: Un Juego Mortal de Atrapadas

Parte 5

 

 

“Err, mi tiempo aquí ha sido breve, pero gracias por haber cuidado de mí”

En el hall de entrada de la mansión, todos los seres humanos en la mansión (lo que significa solo cuatro personas, sin incluir a Beatrice) estaban viendo partir a Subaru mientras él decía sus despedidas.




Subaru había pedido que se le permitiera quedarse por tres días. El tiempo había pasado; esta mañana, en adelante el viajaría.

Subaru vistió su sudadera y llevaba la bolsa de la tienda de conveniencia que contenía su equipamiento inicial, pero también llevaba un bolso en su espalda que Roswaal generosamente le había proveído. El bolso era ligeramente pesadopor la decente suma de monedas, Roswaal explicó simplemente.

“is gracias por haber cuidado de la Señorita Emilia”

Entre aquellos que veía partir a Subaru, Emilia lo llamó, había  una mirada de profunda preocupación en su cara incluso, así, Subaru, agradecidamente por los sentimientos de Emilia, energéticamente golpeo su pecho.

“Estaré bien. Solamente lo tomaré con calma. Cuando me vuela fuerte, sabio y rico, digno de ti, regresaré cabalgando en un caballo blanco”

“¿Tienes tu pañuelo? Y agua, mineral lagmite, y, y…”

“Ella está totalmente actuado como si fuera mi madre”

Emilia se preocupó de esto y aquello. El modo en que preguntó el último ¿Puedes dormir por ti mismo? Le hizo Subaru preguntarse cuanto ella había anhelado por la compañía de otros. O tal vez ella estaba actuando por instinto, expresando la inquietud, Subaru estaba desesperadamente enterrarlo dentro de él.

Roswaal vino para darle un apretón de manos.

“Bueeeeeno entonces, que tengas buena salud, Subaru. Ha sidoooo un corto tiempo, pero fue de gran disfrute. No te preocupes acerca de mi regalo de despedida. Considéralo un pequeeeeño regalo por las memorias en creaste en estos tres días”

Roswaal dijo con un pestañeo la última parte. Subaru que podía deducir que es lo que quería decir, el bolso sobre su espalda estaba tintineando solo por el apretón de manos.

“Lo tengo, si me estás pagando para que mantenga mi boca cerrada. No voy a decir nada. Lo juro por el dragón”

“Mantendré a otros alejados de ti como parte de algún plan perverso. Aunque, en esta nación jurar por el dragón es hacer el mayor juramento. No es que dude de ti, pero esfuérzate para no olvidarrrr eso”

Subaru levantó una mano en respuesta al recordatorio de Roswwal, entonces él se giró hacia las gemelas, manteniéndose detrás el noble con cara de payaso. Las dos se mantuvieron silenciosas mientras Subaru las alcanzaba y ponía la mano en sus hombros.

“Ustedes dos fueron de gran ayuda, especialmente Rem con esas comidas realmente deliciosas. Ram…Mm, bueno, ella limpia los baños realmente bien”

“Hermana, Hermana, Los halagos del querido huésped son desesperadamente torpes”

“Rem, Rem, los halagos del Querido Huésped son un completo desastre”

“Bueno, discúlpenme. Realmente no pude pensar en nada más. Pero, gracias”

Habiendo despedido a todos, el abrió la puerta antes de acobardarse.

Desde la entrada de la mansión, el cortó a través del jardín, pasó a través de la puerta de metal, y continuó por el paso del bosque que dirigía a el Pueblo Auram. El plan actual de Subaru dirigirse desde aquí a la carretera más cercana, contratar un pasaje en carruaje, y dirigirse a la capital—pero ese plan era una finta.

“Subaru, gracias por todo. Si algo pasa regresa cuando quieras, ¿okay?”

Con la declaración de Emilia como despedida, sus palabras gentiles hasta el amargo final, Subaru partió, caminando el camino hacia el Pueblo Auram. La chica de cabello plateado lo despidió hasta que no pudo ver más a Subaru desde la mansión. Su comportamiento adorable embotó sus preocupaciones e hizo que su sentido del deber ardiera aún más.

—Despues de dirigirse por el camino al pueblo por un rato, Subaru se detuvo y cautelosamente miró alrededor en el área. Cuando estaba seguro que nadie más estaba alrededor vigilándolo, dejó el camino y se sumergió en el bosque. Él lo hizo a pesar de las advertencias de Ram y los otros que era peligroso debido a los muchos animales salvajes en él.

Ignorando las advertencias, Subaru se dirigió a través del follaje mientras profundizaba en el bosque. En algún punto, él ascendió una inclinación, sin disminuir su paso cuando las ramas y las rosas silvestres lo arañaban.

El porcedió hasta la montaña así por acerca de quince minutos.

“Okay, lo haré aquí”




Subaru dejó el verdor, el cielo galopante saludó su visión. Subaru había completado la inclinación del bosque, llegando al pie de la colina albergada entre las montañas. Podía ver la mansión desde el acantilado justo frente a él.

Desde aquí, él podía observar la familiar, lujosa vista de la mansión Roswaal. El circuló alrededor del paso dl bosque y cortó a través de este y la montaña para llegar al perfecto punto de observación.

“Tenía realmente una buena vista del cuarto de Emilia. Podré ver cualquier cosa rara que pase”

Él podía ver la ventana del cuarto de Emilia incluso a la distancia. No podía ver dentro, pero era un buen punto para ver cualquier signo de problemas. Y así en la noche del cuarto día, el problema seguramente llegaría.

En otras palabras, esta noche. Todo lo que queda es esperar por que aparezca algo”




Desde esa mañana, Subaru tenía cerca de dieciséis horas para matar—seguramente podía mantener su concentración por ese tiempo.

De este modo, él podría figurarse que estaba pasando en la mansión Roswaal de ante manos y apurarse en regresar a la mansión. Esta vez Subaru tenía el elemento sorpresa de su lado.

Si él se quedaba en la mansión, Subaru sería otra víctima de la maldición del atacante. Con limitadas posibilidades de contraataque y una baja capacidad de combate, Subaru no podía tomar al atacante directamente. El desesperadamente necesitaba cualquier trozo de información que pudiera obtener del asesino.




¿Entonces qué hago? Subaru había venido con una simple respuesta.

“Esta vez, mi objetivo es identificar al atacante y descubrir los detalles del ataque…incluso si eso me mata”

Habiendo muerto ya dos veces, Subaru había determinado que el atacante era un asesino que tenía que ver con la sucesión real. Él no sabía si había sido dañado de forma colateral con Emilia como principal objetivo o si él siendo asesinado era algún tipo de mensaje para ella. Pero haber sido asesinado dos veces ya, Subaru consideró que mayormente todos los cercanos a ellas habían sido masacrados.

“Poniendo de lado si las contramedidas funcionarán…parece ser como si Roswaal tuviera su guardia levantada de todas formas…”

Subaru basó eso en la premisa que Roswaal, el noble con un mente esquemática detrás de su cara de payaso, no era tan idiota para dejar irse a su pieza Rey, llevando el nombre de Emilia, indefensa en el tablero de ajedrez. La existencia de Ram y Rem, las dos sirvientas que el djó en la mansón, eran la suficiente evidencia.

“Para ser honesto, la primera vez pensé que era un estúpido para tener solo dos sirvientas cuidando de una inmensa mansión como esa, pero…”

Ellos eran señor y vasallos, Su mutua confianza era una roca solidad, vínculos de lealtad formados a través de un largo servicio. Viendo la devoción esclava de Ram y la adoración de Rem por ella, le había dicho así de mucho.

Roswaal había seguramente rodeado a Emilia con personas que nunca lo traicionarían. El hecho que una sirvienta había sido retirada hace muchos meses atrás, y aún, de acuerdo con Ram, ningún remplazo se había contratado, asegurándole que Emilia estaría protegida

“El problema es, que no sé si ellos están lo suficientemente en guardia, dado que morí por un ataque. Si soy el único que murió, entonces, bien…Espera, eso no está bien”

Si el plan de defensa de Roswaal simplemente no contaba para Subaru, una carta libre, entonces todo estaba bien. Si no era así, eso significa que Emilia saldría dañada también.

Y Subaru, habiendo muerto tres veces en la capital y dos en la mansión, estaba habituado a ver frustrado los mejores planes.

Necesitas esperar el peor de los casos…y entonces esperar una peor que el otro.

“Aquí el peor caso es que la guardia de Roswaal este baja y Emelia sea asesinada. Por su puesto, eso significa que Roswaal, Ram, Rem y Beatrice sean masacradas también….Ugh, demonios”

Solo imaginándose el peor de los casos lo llenó con disgusto.

Pensando que había que parar eso, él quería descargar su decisión enteramente lógica oara mirar los eventos desde afuera.

Por supuesto, Subaru quien llevaba su corazón en su manga, planeaba estar en guardia todo el tiempo, listo para apresurarse instantáneamente a la mansión si algo pasaba, corriendo y avisando del ataque del enemigo, pero…

“Bueno, sería bueno si el chico es super cauteloso y corriera por solo gritarle ¿verdad?”

Subaru dijo el optimista punto de vista mientras sacaba una soga del bolso. Era una soga bastante larga que él se llevó del almacén en la mansión. Subaru firmemente amarro un extremo alrededor del tronco del árbol más cercano y el otro extremo alrededor de su cintura. Él usó un complejo nudo como si su vida dependiera de ello.

“Y finalmente, el cuchillo para cortar la cuerda…ella probablemente me regañaría si supiera que lo estaba usando así.

Mientras él hablaba, tomó el cuchillo que amorosamente llamó Shooting Star. En el presente bucle, él estuvo en la posición de poner sus manos en él por primera vez solo ese día.

“Aunque lo usé bastante en los cuatro días del anterior bucle”

Durante su tiempo haciendo trabajos raros como sirviente, Los deberes d la cocina de Subaru principalmente involucraba pelar vegetales y las vajillas. Shooting Star era la amada cuchilla que Subaru había usado para cortar verduras como patatas, manzanas, y, de veces en veces, su mano, Cuando, esta vez, el vino con un plan que requería un cuchillo, agarro ese sin pensarlo un segundo.

“Afortunadamente solo por cortar la soga, pero si lo peor viene a per…”

El cuchillo no era solo para facilitar su escape también para herirse el mismo si hacía faltar, por seguro una estimulación por el dolor de auto-infringirse daño lo haría capaz de resistir la soñolencia corrosiva de la maldición.

Si lo peor se volvía peor, él tendría que apuntar su hija al enemigo. Y si era peor que eso—

“Por suicidio, ¿huh? Geez….¿puedo hacer eso? Algo tan tenebroso…”

Subaru miró su propio reflejo en la hoja de la cuchilla mientras una risa expensas propia venía de él.

Mientras miraba la espada en su mano, memorias de Ram y Rem pasaban en su mente. Ram había insultado a Subaru por su torpe trabajo con el cuchillo; Rom le había lanzado miradas de asombro cuando él se cortó su mano con el cuchillo. Entonces enojadamente gritaba cosas como, “No cortes lo que se supone que no debes”.

“…Ellas se enojaba conmigo por minusias como esa, también, ¿no o hacían?”




El podía completamente imaginarse ambas chicas enijadas con él, con Ram mirándolo hacia abajo y Rem mirando aterrada.

Ahhh, esa escena era solo—

“Ellas estrían totalmente enojadas, huh…Espero que ellas estén….”

Las palabras nostálgicas se filtraron de sus labios. De una manera u otra, el verdaderamente quería enterrase en esa vida de día a día de nuevo.

“No quiero morir—no quiero dejarlas morir…”

Subaru lo dijo para su propio beneficio mientras recordaba las caras de las personas a que solamente le dijo adiós.




Subaru había lanzado lejos a Emilia y a los otros para prepararse para el próximo bucle. Nuevamente esta vez, justo como las otras, él definitivamente había formado vínculos con las chicas.

Suprimió su vibrante pecho. Este era su castigo, el precio natural a pagar por lo que había hecho.

Era una cruz para llevar que Subaru, habiendo formado la premisa de un plan de perder algo, no podía eludir. El tenía que llevar tanto los dulces como los amargos pensamientos con él.

Subaru había pasados esos cuatro días derrochados espiando abrir esa herida, soportando el dolor como si tuviera su carne abierta y sus huesos rotos, todo lo que podía recordar.

“Te lo dijiste, Natsuki Subaru. Incluso si todos lo olvidan…tú lo recordarás”




Ese es por qué  él no podía pensar de esta vez como algo que podía olvidar.

Subaro tuvo que continuar ansiando un final feliz hasta el último momento posible. No uno que tuviera el derecho de decidir que Emilia y los otros no eran más que burbujas en el filo del flujo del tiempo.

Subaru se mantuvo escondido entre los arboles mientras observaba la mansión de Roswaal.  La resolución penetrando su presumiblemente cuerpo estresado calmó su respiración y bajó su ritmo cardiaco.

El se sintió como si su cuerpo estaba actuando de acuerdo a su voluntad en el modo que nunca lo había hecho antes.

Confiando en su cuerpo para ese sentimiento difícil de obtener, Subaru se mantuvo y esperó a que el tiempo pasara.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios