Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 2

Capítulo 3: El Sonido de la Cadena

Parte 4

 

 

“Maldición, eso no es lo que quería. Maldito Roswaal, emocionándome y luego deprimiendo de esa forma, ¡estoy en la palma de Buddha!”

En el cuarto de baño, la cara de Subaru estaba roja mientras ponía sus manos en el cambio de ropa que tenía. Con lo sucedido en el escaneo de afinidad ocurrido en el baño, Subaru decidió salir primero.




Él estaba emocionado durante la conversación con Roswaal, pero su cara se sentía pesada por los efectos de tomar un baño muy largo. Después de todo, no ha pasado ni un día entero desde que fue curado de su herida; él tenía que esperar tener algo de anemia.

“Además de que tendré bastantes problemas mañana. Ugh, maldición; Ram; recordarás esto, solo porque soy mejor que la vez anterior no significa que me tienes que poner a trabajar como un perro…”

“Recordaré eso como tú deseo.”

“¡¿Fwaaaah?!”

La respuesta justo a tiempo, llegó justo cuando Subaru estaba saliendo de la sala del baño con su ropa para lavar en una canasta, lo sorprendió lo suficiente para hacerlo saltar. Cuando Ram se paró en el corredor de afuera del baño, la ropa interior de Subaru, salió volando de la canasta, cayendo a los pies de ella.




“Dios mío.”

Ram se agachó, agarró la ropa interior de Subaru, y lo puso en el depósito de basura junto a ella.

“Hay un chico que lleva una canasta con esa ropa sucia para lavar, ¿sabes?”

“Lo siento, fui tomada por un desastre psicológico en el instante en que los levante. Tuve que deshacerme de ellos sin gastar ni un momento.”

“Considerando todo eso, la forma en que lo hiciste fue demasiado relajada, ¡¿Uh?!”

Subaru recuperó su ropa interior de la basura y volteó a ver a Ram. Viendo a una serena Ram parada en el pasillo, él inclinó su cabeza y se preguntó qué pasa con ella. Parece como si Ram respondiera a su pregunta que no hizo.

“Desafortunadamente, ya me bañé, así que mi ropa se mantendrá en su lugar sin importar que tanto esperes.”

“¡No dije nada! ¡¿Y eso no es atrasado para una sirvienta?!”

“Es una broma. Solamente estoy esperando al maestro Roswaal que termine para ayudarlo a cambiarse.”

“Eso es consentirlo demasiado. Creo que él puede cambiarse por sí mismo.”
Aparentemente en este mundo, existen algunas personas las cuales nunca se han puesto un zapato sin la ayuda de un sirviente. Roswaal entraría perfectamente en esa categoría.

“No me digas que también lo ayudas a ponerse ese maquillaje raro. Mi poca confianza está disminuyendo todavía más.”

“No permitiré que haya ningún acto de rudeza contra el maestro Roswaal en mi presencia. Lo próxima vez que digas algo así te azotare.”

Se sintió como una advertencia, pero se podía ver que no estaba bromeando, él sabía que tenía que llevarse esas palabras consigo siempre.

Recordando los hechos, Ram ha explicado sus deberes en la mansión con gran cuidado y paciencia, pero ella tenía una mirada de que si preguntabas la misma pregunta dos veces ella te haría trabajar en la casa de los cerdos.

“Me ahorrare el dolor, entonces…Si me disculpas. Nos vemos mañana.”

“Basuru, ¿qué es lo que harás después?”

“Me iré directamente a dormir. La mañana llega temprano, ¿no? Maldición. Estás mañanas son pesadas.”




A la respuesta de Subaru, combinada de rebelión y debilidad, Ram asintió un poco y cerró sus ojos.

Subaru estaba a punto de preguntarle a la callada Ram si tenía algo que decir cuando ella abrió sus ojos.

“Entonces, espera en tu habitación. Estaré ahí luego.”

La respuesta de Subaru sonó muy obtusa.

“—¿Huh?”

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios