Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 2

Capítulo 2: La Mañana Prometida Se Aproxima Lejanamente

Parte 3

 

 

Así que, la linda chica con la que se había tropezado en el otro mundo era una reina. Esa simple palabra estableció firmemente que se trataba de un mundo de fantasía real.

Técnicamente, ella era una candidata a ser reina. Cuando Subaru recordó el tiempo que había pasado con ella…




—Dios, tres vidas no serían suficientes para pagar por esto…

—Perdona por sorprenderte tanto. No trataba de mantenerlo en secreto, pero, bueno…

—Oye, no estoy molesto. Realmente eres tan amable como un ángel, Emilia-tan.

— ¡¿Eh?!

Las palabras demasiado directas de Subaru hicieron que el rostro de Emilia pareciera sorprendido, luego se tornó rojo.




—Bueno, sabes, tú eres la razón por la que todo ha pasado desde que estoy aquí, Emilia. ¡Eres E M T (Emilia-tan es mi Mayor Tesoro), esa es mi honesta opinión!

—…Bueno. Ahora creo que entiendo cómo me involucré contigo. Tú ayudarías a cualquier persona que tuviera problemas. Vayamos al tema principal, ¿está bien?

Con señales de enrojecimiento aún en su rostro, Emilia juntó sus manos para comenzar de nuevo. Aunque todavía estaba sentado, la primera sensación de distancia parecía volver; Subaru se vio obligado a seguir adelante.

—Siento que estoy interruuumpiendo, pero como sea, vamos a llegar al puuunto, ¿verdad? ¿Estas biiien con eso, Subaru?

—Basándome en que mi cabeza aún sigue sobre mis hombros, supongo que no es algo tan malo.

Roswaal silbó ante las palabras de Subaru. Emilia parecía algo sorprendida, puesto que seguramente ambos veían las palabras y acciones de Subaru como una señal de que él tenía una firme comprensión de sus intenciones.

Por supuesto, ambos estaban leyendo demasiado en sus palabras y acciones, pero parecía que Subaru no se había dado cuenta.

—Bueno, eso es lo que yo adiviné acerca del ‘punto’, basándome en que me dijiste que Emilia-tan era una candidata real y el por qué esto era importante.

—…Subaru, ¿eres realmente inteligente, o simplemente estas mal de la cabeza?

— ¡Esas son dos opciones son completamente extremas, ¿sabes?!

Subaru agonizó mientras Emilia le sacaba la lengua. Ella era linda, por lo que todo fue perdonado.

A pesar de la simplicidad interna de Subaru, Roswaal prosiguió después de la ‘disculpa’ de Emilia.

—Tú suposición está bastante acertada. Este asunto está profundamente relacionado con lo que será de ti. ¿Señorita Emilia?

—Mm, entiendo.

Emilia, asintiendo con la cabeza cuando Roswaal la llamó, sacó algo y lo puso sobre la mesa. Sus blancos dedos lo empujaron hacia adelante. Subaru alzó las cejas cuando lo vio.

—Esa insignia…

Brillando encima de un paño blanco, era una insignia con el símbolo de un dragón, con una joya incrustada en el centro de sus fauces. También fue el elemento clave  robado por la chica de dedos ligeros llamada Felt, este elemento fue el que Subaru había devuelto a Emilia, su verdadera dueña, regresando de tres muertes para hacerlo.

El profundo y sereno brillo de la joya golpeó los ojos de Subaru, llenándolo de nuevo de temor.

—El dragón es el símbolo de Lugunica, como ves, tal es su importancia que este país tiene el graaandioso nombre de, Reino Dragonfriend de Lugunica. Las paredes y las armas del castillo también están adornadas con este símbolo, pero esta insignia es particularmente importante.

Cuando Roswaal tomó una ligera pausa, Subaru lo miró para incitarlo a continuar. Roswaal cambió su mirada hacia Emilia para sugerirle que continuara. Emilia cerró sus ojos mientras sus labios temblaban.

—Esto cualifica a la gente para ser un candidato real—es una prueba que determina si la persona es digna de sentarse en el trono del Reino de Lugunica.

Su declaración, dicha con una voz tensa, hizo que los ojos de Subaru se ampliaran. La insignia apoyada sobre la mesa, un dragón con las alas extendidas sobre la brillante joya, todo esto apoyaba la prueba de su afirmación.

—E-espera un momento… ¡¿Perdiste la insignia que demuestra que eres una candidata real?!

— ¡No digas que la perdí! ¡Una ladrona me la robo, ¿recuerdas?!

—¡¡Es lo mismo—!!

Con ese gran grito, Subaru golpeó sus palmas contra la mesa del comedor mientras se ponía de pie. El impacto amenazó con que los utensilios cayeran al suelo, pero la rápida acción de Rem evitó que eso sucediera. Subaru no le prestó atención mientras empezó a hablar.

—Espera, en serio, ¡¿qué pasaría si no lo tuvieras?! ¡Esta cosa es, como decirlo, el tipo de artículo que es tan importante que el simple hecho de perderlo traería graves consecuencias, ¿verdad?! ¡¿No pueden fabricar otro?!

—Bueeeno, si un candidato lo pierde, no solucionara todo con sólo hablar y dar excusas, ¿cieeerto?

Con Subaru todo nervioso, Roswaal ajustó la solapa de su traje innecesariamente grande mientras hablaba.

—Un rey lleva el peso del reino sobre sus hombros. Sería absurdo si alguien que no puede proteger una simple insignia fuera a tener una responsabilidad tan grande como esa.

—Bueno, así es. Si alguien lo supiera, sería un gran escándalo… ¡¿Qué significa esto?!

La lucha en la capital real por la insignia robada y la cálida acogida de ahora sólo podía significar una cosa.

Subaru continuó,

—Sería realmente malo que el público descubriera que perdiste la insignia. Es por eso que Emilia-tan la estaba buscando por sí misma.

Emilia respondió,

—…Sí, eso es correcto.

—Felt fue quien la robó, pero Elsa fue el cliente, y ella dijo que alguien más la había contratado… lo que significa que alguien está tratando de impedir que Emilia-tan se convierta en reina.

—Ese pareeece ser el caso. No hay manera más simple de descalificar a alguien que robarle la insignia.

Dentro de Subaru, todo lo que había ocurrido el día anterior empezó a unirse.

Como Emilia se rehusaba obstinadamente a recibir ayuda de Subaru; Felt y su cliente, Elsa; Subaru siendo asesinado tres veces—todo estaba entrelazado con la insignia. Así también, esa era la razón por la que Subaru se encontraba en estos momentos en la mansión.

— ¡Dios, ahora que lo pienso, realmente hice un buen trabajo! ¡Eso sube el nivel de lo que esperaba como recompensa!

Subaru estaba realmente orgulloso de sí mismo ahora que de repente sabía la importancia de sus propias acciones. Él miró a Emilia desde arriba, moviendo el dedo en señal de broma. Él estaba esperando que Emilia terminara la broma.

Pero.

—Sí, tienes razón. Has sido de gran ayuda para mí, Subaru. Tanto que simplemente salvar tu vida no es suficiente. Eso es lo mucho que esto significa para mí.

La forma en la que ella se llevó la mano a su pecho, dándole a Subaru una mirada seria, hizo que él se perdiera en sus pensamientos.

La rigidez de sus mejillas no concordaba con la tensa y seria aura que le rodeaba.

………Maldición, realmente apesto leyendo el ambiente.

La inhabilidad de Subaru de leer la tensión en el aire chocó con la seria mirada dibujada en la cara de Emilia.

Finalmente, en medio de su vergüenza…





—… ¿Qué estás haciendo?

—Er, mi mano simplemente se movió.

Con Emilia mirándolo fijamente, Subaru movió suavemente las yemas de sus dedos hacia el cabello de Emilia, no le estaba acariciando la cabeza, simplemente estaba pasando sus dedos sobre su cabello mientras disfrutaba de esa sensación.

—Soy un tipo sencillo. Estaba pensando que esto sería una recompensa suficiente para mí.

—…Tú también acariciaste el pelaje de Puck. Subaru, ¿Tienes algún tipo de fetiche por el cabello?

Subaru dio un grito ante la dura evaluación.

— ¡Oye, espera, el pelaje y el cabello no son parecidos en absoluto! ¡Tu cabello plateado es muy bonito!

El cabello plateado de Emilia se sentía realmente suave como la seda; Su suave encanto seducía a Subaru de una manera completamente diferente a la de Puck.

Pero, por alguna razón, las palabras de Subaru hicieron que Emilia bajara la vista con una mirada de dolor. Subaru inclinó su cabeza, sin saber el motivo de la acción de Emilia. Su cabeza seguía en esa posición cuando sintió una mirada desde atrás.

—Ah, ¿taaal vez estamos molestándolos? Podemos dejarlos a solas si lo desean.

—Tu preocupación, según la definición del diccionario, no es necesaria. Ahora, es mi turno de hacer algunas preguntas.

Subaru siguió disfrutando de la sensación del cabello de Emilia mientras utilizaba su mano libre para señalar a Roswaal.

—Entiendo que Emilia-tan sea una candidata para convertirse en reina, pero ¿por qué estas apoyándola?

—Reaaalmente eres muy observador. Reuniste bastante bien los hechos de antes, aunque esa es una seguuunda naturaleza para todos los seres humanos nacidos y criados en la ciudad.

—Me honra con esa alabanza, Conde. Aunque el anime y las novelas de romance prepararon mi mente para estas cosas de fantasía.

Como cualquier lector, él había sido empujado a este tipo de escenario con confusión, le era difícil recordar la creación de este mundo de fantasía.

Llenar su cabeza con este tipo de información no era un gran logro.

—Bueno, no es algo que estaba tratando de ocultar. Mi título en el Reino de Lugunica es… Supongo que técnicamente soy el señor de las regiones exteriores, pero creo que prefiero el título de… mago de la corte.




— ¿Mago de la corte…? ¿Así que manejas el uso de la magia en el castillo?

Emilia continuó las palabras de Subaru.

—Sí. Es el mago de más alto rango… Él es el principal usuario mágico en todo el reino.

No obstante, ella parecía un poco insatisfecha. Roswaal parecía complacido con la respuesta de Emilia, sonriendo mientras se llevaba algo de té a sus labios.

—Así que, continuando con el tema anterior, estoy apoyando a la candidatura real de la Señorita Emilia. Yo soy el escudo detrás de ella, su benefactor, pooor así decirlo.

—Benefactor, eh.

Un representante para aquellos que la respaldan. Así que esa era la posición del hombre ante sus ojos.

Subaru miró de nuevo al hombre alto con maquillaje de payaso, antes de intercambiar una mirada con Emilia.

—No quiero que esto sea tomado para mal pero… Emilia-tan, ¿no pudiste encontrar a nadie mejor?

—No tenía opción. Él es el único en el reino al que puedo pedirle apoyo. En primer lugar, sólo una persona excéntrica y con gustos extraños como Roswaal ayudaría a alguien como yo, así que…

—Ah, ya veo. Proceso de eliminación.




—Para que diiigan eso delante del benefactor que la apoya, sí que son valieeentes…

Tal vez sintiéndose algo calumniado, Roswaal soltó una risa en lugar de molestarse. Quizá era una persona a la que no le afectaban esta clase de comentarios—o simplemente le gustaba ignorar a la gente.

—Así que, volviendo al tema principal, Rosschi. Entiendo que eres el patrocinador de Emilia-tan. Es lindo el ver como ella va de un extremo a otro para ocultar que es algo torpe, eso es parte de su encanto y lo entiendo, pero que actuara por su cuenta como lo hizo ayer en la capital, ¿no crees que es un poco raro?

—No sería la primeeera vez. Auuunque Ram debería haber estado con ella…

Roswaal dio una sonrisa forzada mientras cambiaba el tema hacia Ram. Cuando Subaru la miró, vio que tenía el mismo peinado y la misma cara que Rem, que estaba de pie a su lado. Al menos podías distinguirlas por su color de pelo.

—Dios, que pasa con esa mirada de ‘Me salí con la mía, tal como esperaba’, el ver esa expresión me molesta un poco.

Aún si ella tenía la intención de reflexionar sobre su error o no, Subaru no le daba opción de escapar. Sin embargo, Emilia levantó la mano en su defensa con una mirada torpe en su rostro.

—Umm, no es culpa de Ram. Ayer me separé de Ram porque… tenía curiosidad y caminé por todos lados.




— ¡¿Qué pasa con esa mirada inocente?! Dejando de lado la torpeza de Emilia-tan, eso no cambia el hecho de que ella no cumplió con las órdenes de su señor. Está claro…

Con Emilia tratando de cubrir a Ram, Subaru apuntó un dedo de cada mano hacia ella antes de que los apuntara hacia Roswaal.

—Tieeenes un punto, la incapacidad de Ram para supervisarla también es mi responsabilidad. Aunque, ¿me pregunto que estas tratando de decir?

—Sencillo. Ustedes fueros los que perdieron de vista a alguien tan importante como Emilia-tan. Ahí es donde yo entro en la ecuación. Estoy diciendo que, si lo hubieran cubierto todo para empezar, nada de esto habría sucedido.

El pequeño discurso de Subaru cambió las miradas en las caras de todos.

Emilia alzó las cejas, una de las gemelas parecía disculparse mientras la otra le miraba con hostilidad, Beatrice todavía tenía su mirada fija en Puck mientras él estaba ocupado con la yema de huevo en el plato que estaba ante Beatrice… y Roswaal dio una sonrisa agradable, asintiendo como si estuviera de acuerdo.

—Ya veeeo. Ciertamente el valor de la Señorita Emilia es mucho mayor que mi fortuna personal. Es apropiado que me pidas una recompensa a mí, que soy su benefactor, ¿no es así?

—Sí. No hay manera de que puedas decir que no, ¿verdad Rosschi? Quiero decir, salvé la vida de Emilia-tan y evite que fuera forzada a abandonar la selección real. ¡Soy totalmente su salvador!

Subaru se levantó de su asiento y posó con un dedo señalando al cielo.

—Deeebo admitir que eso es verdad. Entonces, ¿qué es lo que quieres?

Roswaal también se levantó de su asiento, mirando a Subaru desde arriba a causa de su altura. Emilia parecía preocupada mientras observaba a Subaru y Roswaal mirándose.

— ¿Qué es lo que quieeeres de mí? No puedo rechazar tu petición, aunque sólo sea para evitar que este asunto llegue a ser de conocimiento público. Ahooora bien, ¿Qué es lo que deseas?”

—Heh-heh-heh, como esperaba de la nobleza; Realmente lo entiendes. ¡Cualquier cosa que quiera! ¡Y no puedes decir que no, Rosschi! ¡Un hombre no puede retractarse de su palabra!

—Comprendo, un hombre no debe poner excusas. No me retractare de mis palabras.

El comportamiento de villano hizo que Subaru sintiera que su medidor de popularidad estaba descendiendo en su mente, pero todo ese esfuerzo estaba dirigido hacia la declaración que estaba a punto de hacer.

El consentimiento de Roswaal hizo que Subaru sonriera en el interior.

—En ese caso quiero una cosa y sólo una cosa. Quiero que me contrates para trabajar en esta mansión.

En comparación con la extendida conversación preliminar, la declaración de Subaru fue simple y sencilla.

Las chicas detrás de Subaru estaban en shock por su declaración. Las miradas de las gemelas mostraron una expresión de sorpresa, mientras que Beatrice parecía estar seriamente perturbada. En cuanto a Emilia…

—N-no es propio de mí decir esto, pero eso es algo….

Sus ojos estaban tan anchos que incluso la sublime belleza con la que nació parecía perder la mitad de su poder.

—Eres linda cuando te sorprendes, pero ¿estás en contra de la idea?

—No es eso; ¡Tu deseo es muy pequeño!

Parecía como si Emilia estuviera enfadada con él mientras golpeaba la mesa y se acercaba a Subaru.

—No es sólo la cosa con Puck, ¿de acuerdo? Es… como cuando me pediste que te dijera mi nombre en la capital real.

Emilia enumeró las recompensas que Subaru había pedido. Emilia sabía lo que él había hecho para obtener esas recompensas; Ella negó con la cabeza como si realmente no entendiera.

—Tú no… entiendes lo agradecida que estoy. ¡No puedo… pagarte por salvar mi vida y todo lo que has hecho por mí con algo tan pequeño!

La inflexión de Emilia disminuyó cuando presionó una palma en el pecho de Subaru y bajó la cabeza. Al escuchar el lamento de Emilia, Subaru comprendió dolorosamente su propia desconsideración.

Emilia siempre se había sentido en deuda con él. Ella quería pagarle de una manera adecuada.

Sin embargo, Subaru estaba en la misma situación. Subaru siempre había estado en deuda con Emilia. Y dos veces se había endeudado con ella de una manera que él nunca podría pagar.

Él no podría pagar la bondad que “nunca sucedió.”

Ante él, Emilia levantó sus vacilantes ojos violetas. Viendo su suplicante y seria mirada, Subaru abandonó todo pensamiento de broma alrededor de él.

Subaru decidió transmitir a Emilia lo que realmente sentía con toda la seriedad que podía reunir.

—No lo entiendes, Emilia-tan. En ese momento, eso era lo que realmente quería desde el fondo de mi corazón, ¿sabes?




— ¿Eh?

—En ese momento, quería saber tu nombre. Creo que estar en un nuevo e incierto lugar sin tener idea de que lo que pasaría al día siguiente, si me hubiera detenido a pensar en ello, habían muchas cosas que podría haber pedido— Pero soy un hombre que no puede mentirse a sí mismo.

Era una recompensa por la que había muerto tres veces.

Por nada más que ver el sonriente rostro de la chica de cabello plateado ante sus ojos y saber su nombre.

……En ese momento, no había recompensa más grande que pudiera desear.

—Mi pedido a Rosschi es por una razón similar. En este momento, estoy totalmente, totalmente quebrado. Claro, podría pedir un montón de oro, pero ¿por qué mejor no me preparo para ganarme la vida a largo plazo?

—…Si sólo querías eso, podías pedir vivir aquí gratis, no como un sirviente, ¿sabes?

— ¡Oh, ¿podía haber hecho eso?! Oye, Sr. Roswaal, podrías dejarme vivir como un—

Mirando a Roswaal mientras Subaru trataba de enmendar su deseo, el hombre cruzó sus manos por encima de su cabeza haciendo una marca en forma de X.

—Yo honraré la primera petición. Un hombre no se retracta de su palabra, ¿veeerdad?

— ¡Whoa! ¡Tienes razón! ¡Un hombre no haría eso, eh!

Tristemente Subaru encontró su petición denegada gracias a que alguien tenía que abrir su gran boca hace un momento.

—Pensé por un momento que parecías realmente serio… Debo haberlo imaginado.

— ¡Y así Emilia-tan baja mi calificación! ¡Eso me está pateando mientras estoy en el suelo!

Subaru se dio cuenta que había dejado pasar la oportunidad de tener una vida perfecta y fácil en un mundo de fantasía. No necesitaba contradecir la opinión de la hermosa chica cerca de él.

—De todos modos… así es como es, por lo que… Ramchi y Remrin deben estar cansadas de esforzarse tanto por ocuparse de este lugar por sí solas, así que por favor, déjame trabajar con ellas.

—Es veeerdad que es una preocupación real… Aunque creeeo que es como la Señorita Emilia dijo, ¿no estaas pidiendo poco?

Con Roswaal mostrando una sonrisa forzada otra vez, Subaru levantó los dedos índice izquierdo y derecho y los empezó a mover.

—En realidad soy un tipo bastante codicioso. Quiero decir, vivir bajo el mismo techo que una chica linda y hermosa que es totalmente mi tipo, ¿qué tipo no querría algo como eso? ¡Cuando la distancia física se reduzca, la distancia de nuestros corazones también lo hará, creando una gran oportunidad!

—…Ya veeeo, ciertamente es como dices Es raro que uno llegue a trabajar al lado de las chicas en las que uno está interesado, ¿no es así? Deeebe ser muy agradable para ti.

—Además.

Subaru dejó de mover sus dedos y los utilizó para rascarse el desaliñado cabello.

—Además, no vas a dejar que un tipo del cual no sabes nada empaqué sus cosas y se vaya. Y para mí, los pros y contras dicen que debería quedarme con Emilia-tan.

Subaru sabía algunas cosas inconvenientes. Estaba declarado su creencia de que nada bueno le pasaría si dejaba la mansión si ningún medio para protegerse.

Si Roswaal nunca había considerado tal cosa, sin duda eso lo habría ofendido.

Pero, en contraste con los incómodos sentimientos de Subaru al respecto,

—Entonces será como lo deseas—Espero que nos lleeevemos muy bien.

La respuesta instantánea de Roswaal llegó con un ojo cerrado, mirando a Subaru con sólo su ojo amarillo.

Subaru no podía saber lo que Roswaal estaba pensando detrás de ese sospechoso guiño.

Por cierto, Subaru estaba muy avergonzado por haber hecho una confesión pública tan fuerte.

Pero cuando Subaru miró tímidamente a la expresión de Emilia…

—Dios, realmente eres un niño desesperado… ¿Sucede algo?




Su respuesta perfectamente tranquila dejó a Subaru sin palabras.

¿Tal vez estaba pensando demasiado? Esto era sólo el resultado de su falta de experiencia de estar cerca de una hermosa chica.

—Tratar con la chica que me gusta hace que me emocione…..

Emilia, viendo a Subaru encenderse en lugar de ocuparse de asuntos más importantes murmuró con una ligera voz, — ¿Cuál es más de tu tipo, me pregunto… será Ram o Rem?

Emilia puso un dedo sobre sus labios, tomado lo que Subaru había dicho hace un momento de una manera equivocada.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios