Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 2

Capítulo 4: Un Juego Mortal de Atrapadas

Parte 1

 

 

–Mirando atrás en sus recuerdos de hace cuatro días, Subaru llegó a la conclusión.

“Cuando regresé la primera vez, era una debilidad causando muerte en mis sueños.

Mientras Subaru esperaba por la mañana, fue asaltado por un insoportable frio y cansancio.

Esa sensación de tener su fuerza física y mental drenada fue lo suficientemente fuerte para cortar su vida en corto tiempo.

Cualquiera al ser golpeado por eso mientras duerme sin defensa, simplemente se levantaría.

“¿Pero que pasa con el sonido de la cadena?”

El no pudo venir con ninguna conexión entre ese ruido de una cadena y la hipótesis de su debilitación.

Era un sonido en específico muy largo, cadenas de metal pesado. Esta era posiblemente el arma mortal que se talló un trozo de Subaru.

Solo recordar la herida hizo que sus partes perdidas del cuerpo latieran y se entumecieran. A pesar que su cuerpo no lo había experimentaron, su alma había rechazado la memoria.

“Así que entonces fue un…atacante, ¿Entonces? No sé si la debilitación y la cadena eran por la misma persona.

Lo que el cosechó esta vez fue solo lo suficiente para juzgar que había un perpetrador.

Alguien había atacado la Mansión Roswaal en la cuarta noche. El nombre de Subaru estaba en la lista de las lamentables víctimas. No sabía si alguno de los otros residentes de la mansión se encontraba en esta.

“Si estoy incluido, es probable que todos. Sin duda relacionado a la candidatura real de Emilia, como con la cerca…”

Pero habiendo llegado tan lejos, Subaru agarró su cabeza. Llegó a comprender que había un ataque para Emilia y los otros. Fue bastante exitoso.

“Pero incluso si lo sé, no tengo ninguna prueba para explicarlo, y soy muy verde para tener alguna manera para pararlo…”

Puedes decir que el problema con Regresar de la Muerte era que no tenías manera de explicar la información que tenías después de morir.

Eso iba doble para la predicción de ataque a la mansión. Incluso si él lograba que Roswaal tomara contramedida, no iba a ayudar si el atacante no cambiaba sus planes.

Más allá de eso, estaba la opción de sacar al atacante por él mismo, pero la baja habilidad de combate de Subaru y la ignorancia sobre las capacidades del oponente pusieron eso fuera.

Posiblemente termine como la última vez: llorando como un bebé mientras soy golpeado hasta la muerte.

“Soy bastante patético. Además, tampoco vi la cara del oponente o el arma. Una total muerte de perro, geezz…”

Él no podía empezar a planear sacar a un oponente del que no conocía nada.

Beatrice, sentada en el medio de la habitación mientras Subaru se paseaba alrededor de ella en círculo, habló con un humor enfermizo desde el fondo de su corazón.

“—Eres tan pesimista que podía morir. Así que detente ahora mismo o debería lanzarte hacia fuera. Escoge”

Subaru echó un vistazo hacia la peligrosa mirada que Beatrice le estaba dando e  inocentemente desatascó su lengua.

“Lo siento, lo siento. Pero por alguna razón, hacer algo más que mi cabeza gire alrededor pone a mi cabeza a girar también. Así que dejémoslo resbalar, ¿okay? Somos colegas, después de todo”

“¿Hay tal relación entre nosotros, me pregunto? Nos hemos encontrado solo dos veces, después de todo”

“El corazón habla más alto que las palabra- Quiero decir, me dejaste entrar aquí”

“Rompiste a través del Pasaje completamente por ti mismo, supongo. Es un poco increíble”

En una fascinación típica, Beatrice no escondió su hostilidad hacia Subaru. Subaru se hizo paso hasta los archivos de los libros prohibidos en la mañana que se levantó, sintiendo salvado por su frío comportamiento una vez más.

El planeaba ver a través, pero ser tratado por Ram y Rem como un completo extraño era duro, después de todo. Diferente de la última vez, él se excusó apropiadamente mientras dejaba la habitación, pero este era el único lugar en verdad al que podía venir.

“Bueno, no causaré ningún problemas. Tengamos un poco de té y tomémonoslo fácil”

“No haremos tal cosa. Realmente eres irritante”

Las esquinas de los labios de Beatrice se torcieron de molestia mientras jugaba con uno de los rizos de su cabello.

Mirando así a Beatrice, Subaru repentinamente tuvo un pensamiento.

“Viniendo a pensar, no lo pareces, pero eres un usuario mágico, ¿verdad?”

“Tu selección de palabras me ofende. Podrías no asociarme con esa imbéciles de segunda categoría, ¿me pregunto?”

“…Tú no tienes ningún amigo, ¿Los tienes?”

“¿Cómo brincaste de ese tema a este, me pregunto?

“Er, yo tampoco tengo ningún amigo; así que escogí sobre eso, pero tal cosa no está bien para ti. Ser tan despótica a tan joven edad te va a afectar más tarde en la vida. Deberías ajustarlo ahora mientras puedes”

Sintiendo la mirada de la cara enrojecida de Betrice, Subaru tosió para limpiar el aire. Había algo que Subaru realmente quería preguntarle a Beatrice, la usaría mágica con la mirada insatisfecha en su cara. Y eso era…

“¿Hay magia para…debilitar a alguien y matarlo en su sueño?”

Subaru quería saber si la debilitación era infligida por vía mágica, envenenamiento o enfermedad.

En retrospectiva, el sospechaba que el terror y el ataque letárgico en su cuerpo era causado por magia.

Por una cosa, el no conocía sobre ninguna enfermedad con un inicio así de rápido que debilitara y matara en solo horas. Incluso si era otro mundo, era aún un poco difícil de creer.

Él pensó acerca del asesinato vía envenenamiento, pero el solo no puede poner buenas posibilidad sobre esta. Cuando adicionas el hecho de que alguien, había aprreado a Subaru a la muerte, atacándolo con veneno y armas no tiene mucho sentido.

Escuchando la pregunta de Subaru, Beatrice levanto su ceja y encogió sus pequeños hombros mientras contestaba.

“Tal cosa existe”

“Se puede hacer, huh”

“Es más cerca de una maldición que a un hechizo, supongo. Los Shamanes se especializan en tales artes, mientras le pega a su engañosa naturaleza.

Desconcertado, Subaru adiciono la nueva profesión a su léxico mientas Beatrice levan su dedo y aclaraba.

“Los lanzadores de maldiciones, o shamanes, son de la nación de Gusteko, hacia el norte, practican  un retoño de la magia y el espiritualismo. Ellos son todos inútiles incapaces de usar sus talentos para nada mejor, supongo”

“¿Pero cómo puedes llamar a alguien que puede matar a otro con una maldición “inútil”?

“Porque eso es todo lo que pueden hacer—las maldiciones no tienen otro excepto infringirle daños a otros. Es por eso que ellos son los patéticos de todos los practicantes de mana, supongo”

Aparentemente, la aversión hacia las artes oscura era así de arraigada que Beatrice no pudo esconder su disgusto. Subaru no estaba intentando engancharse con las maldiciones, el solo buscaba toda la información que pudiera obtener, visiblemente pinchándola por más.

“¿Así que las maldiciones pueden hacer cosas como las que dije antes?

“Creo que pueden. Pero hay métodos no más simples que una maldición, ¿me pregunto?”

“¿Más simples?”

“Creo que ya lo has experimentado”

Mientras Subaru inclinaba su cabeza, Beatrice puso su palma hacia él con una sonrisa cruel. La sonrisa malévola que no había manera que encajara con una niñita hizo que Subaru se percatara del verdadero significado de sus palabras.

“Te refieres, ¿pude morir por esa cosa invasiva de absolver mana?”

“Mana es la fuerza de la vida en sí misma, supongo. Si hubiera continuado drenándote así de fuerte, te habría debilitado hasta la muerte. Es mucho más fácil y más confiable que dejárselo a un shaman”

“Así que esa cosa que usaste en nuestro primero…me refiero, el primer día. ¿Quieres decir que un resbalón y estuviera muerto?”

“Lo detuve porque tener tu cascara aquí sería más problemático, supongo”

“No digas cáscara. Eso suena como si fuera un insecto”

Subaru se preguntaba porque sentía tanta tranquilidad cuando Beatrice verdaderamente pensaba sobre él como nada más que eso.

”No me digas que eres la que me asesinó”

“Sería más tranquilo si te hubiera matado  y no estuviéramos teniendo esta conversación. Desafortunadamente, estoy bastante ocupada, así que no dispongo del tiempo para molestarme mentándote, supongo.

Beatrice sujeto sus manos detrás de su espalda, pasando a Subaru se detuvo delante del librero. El dobladillo de su traje de Loli gótica se estremeció mientras la pequeña niña se estiraba, intentando llegar a un lugar solo un poco más alto de lo que podía alcanzar, entonces…

“¿Es este?”

“….El siguiente a ese. Dámelo ya”

“Yeah, Yeah”

“Subaru tomó el inesperadamente grueso tomo del librero y se lo pasó a Beatrice, de quien se inflaron las mejillas. Beatrice mantuvo una mirada hosca mientras aceptaba el libro de él, sin decir una sola palabra de agradecimiento mientras se sentaba sobre el taburete en el centro de la habitación.

Él la había visto así ya varias vece en los archivos de los libros prohibidos. Probablemente le quede mejor que una silla casual.

“¿Qué tipo de libros estás leyendo de todas formas?”

“¿Uno que contiene métodos para sacar a un insecto fuera de la habitación?”

“Un insecto en los archivos, huh…suena horrible. ¿De qué tipo?”

“Tienen unos grandes ojos negros y una boca horrible. También piensa bastante bien sobre él”

“Eso es muy específico para un insecto”

Él miró alrededor del área, pensando en sacarlo directamente si podía.

Mientras Subaru giraba su cuello, si ojos cayeron sobre el libro una vez más. Beatrice soltó un “Ahem”.

“¿Hay algo más que quieras, me pregunto? Si no, ¿te podrías marchar?”

“Ah, er…Verdad, ¿drenar mana es algo que cualquiera pueda hacer?”

“Debería sentirme infravalorada, me pregunto… En esta mansión, solo Puckie y yo podemos llevar acabo esa hazaña. Incluso Roswaal no puede”

“Huh, creo que el dijo que podía hacer de todo”

¿Así que Roswaal se estaba permitiendo la vanidad? Eso o drenar mana eran inesperadamente habilidades raras dado la simplicidad de su efecto.

”De todas formas, um, No vallas absolviendo mucho a las personas, ¿okay? Especialmente a mí—Estoy seriamente corto en sangre ahora mismo, así que me debilitaré y moriré fácilmente”

“Ah, porque la sangre  la carne fue completamente restaurada pero la sangre no. Bueno, no tengo la obligación de ir así de lejos de todas formas.

A la declaración de Beatrice, hecha mientras se encogía en sus hombros, Subaru movió la cabeza y solto un “¿Mm?”.

La gramática que ella usó entonces implicaba algo más que raro.

“La manera en que lo dijiste, sonó como si tu cerraste mi herida. ¿No me digas que eres lo suficiente patética para tomar crédito del trabajo de Emilia?”

“Esa pequeña chica hecha a media carece del poder de curar una herida fatal. Ella y Puckie detuvo el sangrado, pero yo curé la herida…¿Qué de esta, me pregunto?”

“Er, estoy seriamente super en conflicto aquí”

Las circunstancias de la recuperación de Subaru habían sido expuestas en una moda altamente inesperada.

Subaru había estado completamente seguro que Emilia había curado sus heridas como ella había hecho en el callejón previamente, pero…

A pesar de que entrecerró sus ojos sospechosamente e hizo una mirada en duda, Beatrice estaba inmóvil. Impedirle a su ser una mentira excepcionalmente irritante, la verdad no era duda mientras ella habló.

Significando que Beatrice era…

“Entonces tu eres una gran sucia mentirosa. Tienes un montón de descaro. Personalidad de “Fondo del Barril”

“Y tú tienes el descaro para no aceptar amablemente la generosidad de otros”

La declaración ruda de Subaru y El grito enojado de Beatrice  terminó en una competencia de miradas entre ellos, una que Beatrice finalmente resolvió enviando a volar de regreso a Subaru con magia hasta que se estrelló contra una pared.

Mientras Subaru revotaba en la pared y se enredó la cabeza sobre el trasero ante ella, Beatrice lentamente acarició uno de sus largos rizos.

“¿Finalmente pudiste salir, me pregunto? Tus manos no están temblando más, así que puedo ver que pusiste tus miedos detrás de ti”

“Así que te percataste, ¿huh?”

“Estabas intentando ocultarlo, supongo. Estoy ofendida que intentaras jugar conmigo así”

Beatrice hizo un bufido que sonaba aburrido y ahuyentó a Subaru con su mano como si fuera un insecto molesto.

Sus palabras y como soltaba su mano frente a la cara de Subaru hizo que las puntas de sus dedos olvidaran temblar.

El murió un total de cinco veces, pero a lo mucho seguramente no había  uso para para estas. Era más lo opuesto, mientras más veces moría, más acumulaba experiencia, haciendo que sus rodillas temblaran por su crudo miedo de experimentar la muerte otra vez.

Eso fue doble por causa de muerte ser un asesino de primer grado. En su regreso, El corazón de Subaru se rajó en desesperación, seguramente nadie podía criticarlo por su coraje no alcanzar la punta de sus dedos y dedos del pie.

“Supongo que no hay tiempo para escusas. Hombre, no eres amable para nada”

Suspirando la última de sus redes, Subaru se levantó y alcanzó la puerta de los archivos.

Subaru miró hacia atrás e hizo una sonrisa amarga hacia Beatrice, quien siquiera estaba mirándolo.

“Lo siento, pero gracias. Nos vemos la próxima vez”

“Tomaré más mana la próxima vez, así que simplemente podrías mantenerte lejos. ¿Me pregunto?”

Sus ojos se mantuvieron fijos en su libro mientras verbalmente lo sacudía. Sintiendo la actitud de Beatrice espoliándolo, Subaru giró el pomo y se deslizó a través del Pasaje. Entonces—

“Espera, el insecto de antes— ¿no digas que te referías a mí?”

“Tú quieres irte no  por tus pies sino a través del aire, ¿supongo?”

Y así, el desapareció del Pasaje.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios