Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 1

Capítulo 4: El Hechizo de la Cuarta Vez

Parte 5

 

 

— ¿Estás buscando donde vive Felt? Si solo tomas el camino por allí entonces giras a la otra calle, deberías ser capaz de encontrarla

— Gracias, realmente me has ayudado, hermano




— Ningún problema, hermano… uh… vive fuerte y ten cuidado allí fuera, ¿okey?

El hombre de mediana edad con el que Subaru estaba hablando le sonrió débilmente mientras desaparecía detrás de una puerta chirriante. De su completa conversación, la mirada de compasión en la cara del hombre nunca desapareció de su sonrisa complicada.

Subaru apretó su puño, feliz que su plan esté funcionando.

— Fue la estrategia que formulé después de mis experiencias de la primera y segunda vez en los barrios bajos, pero… nunca imaginé que funcionaría tan bien.

Subaru dijo, agitando la manga de su sudadera, la cual estaba manchada con lodo seco.




En orden de ayudarse a localizar a Felt, el plan brillante que pensó después de llegar a los barrios bajos era parecerse tan demacrado y en miseria como fuera posible.

La primera vez, cuando Subaru visitó el lugar con no-Satella, Subaru no hace mucho había sido golpeado por el tonto, Más tonto y tontísimo. Por eso, muchos de los habitantes del barrio bajo tenían compasión por él y eran cooperativos. La segunda vez, cuando Subaru no había tomado mucho daño, las personas le dieron una recepción comparativamente fría.  La diferencia era como el día y la noche. Así que recordando eso, Subaru se hizo parecer tan mal que se había sobrepasado.




— Bueno, después de todo puse un pie en la caca de quien sabe cuál animal. De todas formas, creo que he llegado donde Felt duerme, pero…el problema es si ella regresara aquí o no antes de que llegue a la bodega

Afortunadamente, de las cuatro personas de las que fui capaz de obtener información, todas sus respuestas acerca de la localización del lugar para vivir de Felt apuntaban aquí. De todas formas, Subaru pensó que las oportunidades que ella regresara eran de 50-50. Estaba la posibilidad de que no se quisiera arriesgar a que su lugar fuera encontrado al regresar mientras era perseguida.

— Bueno, sentarme y preocuparme no me ayudará para nada, así que dejaré de preocuparme. Okey.

Sin sentido de preocupación acerca de las cosas que no podían evitar, aquí es donde la firmeza de Subaru brilló.

Mientras el continuaba limpiándose el lodo pegado a su ropa, Subaru corrió hacia la parte más profunda del barrio. Estaba más oscuro que nunca y había charcos de ver tú a saber qué, Subaru tuvo que brincarlos para evadirlos. Pero justo cuando estaba haciéndolo, casi choca con alguien que repentinamente apareció.

Subaru fue capaz de girarse a tiempo y golpear su espalda contra la pared, dando un gruñido mientras perdía el aliento.

— Oh, lo siento por eso. ¿Estás bien?

— No te preocupes. No te preocupes. Soy realmente alguien muy robus… ¿to?

Cuando estaba intentado jugar al fuerte, Subaru miró y cuando se percató de quien estaba mirando en su oración y terminó dando un grito agudo.

Después de escuchar la voz de Subaru, la mujer de cabello negro rio ligeramente.

— Que chico más divertido. ¿Estás seguro que estas bien?

Ella dijo, moviendo su cabello detrás de la oreja.

Incluso esa simple acción fue algo sexy, y Subaru reafirmó la creencia interior que cada movimiento de esta mujer era extremadamente erótico.

Era alguien que definitivamente Subaru no quería volver a encontrarse.

Era la mujer que había cortado su abdomen y sacó sus intestinos… dos veces. Era Elsa.




— No tienes que actuar tan asustado. No haré nada.

— No estoy asu… stado, ¿okey? ¿Por qué piensas eso?

—Tu olor.

Replicó Elsa, viendo pasar los intentos vacíos de Subaru de parecer rudo mientras lentamente ella entrecerraba sus ojos como parte de una hermosa sonrisa.

— ¿Olor? Pensó Subaru, confuso. Pero Elsa solo respiró a través de su hermosamente formada nariz.

— Cuando las personas están asustadas, ellos huelen a miedo. Justo ahora tú estás asustado. Y también enojado, parece ser conmigo.

Elsa parecía estar divirtiéndose revelando lo que Subaru estaba pensando cuando lo miró. Subaru respondió con silencio y una sonrisa falsa, tomando un respiro profundo y dando lo mejor para controlar el rápido paso de su corazón.

Cuando Subaru calló en silencio, Elsa entrecerró sus ojos como una serpiente. Mientras Subaru se sentía inmovilizado por su mirada, por lo menos no sería tan débil para apartar la mirada.

Elsa se lamió los labios en respuesta de la demostración vacía de fuerza de Subaru.

—… No puedo decir que no soy curiosa, pero bien. No me puedo arriesgar a causar un escándalo justo ahora.

— Eso no suena muy bien. Si tú asustas a las personas mucho tu belleza se malgastaría, ¿sabes?

— Bueno, no tienes habilidad con las palabras… si podrías ocultar mejo la animosidad que tienes por mí, estaría impresionada.

Elsa tomó su dedo y empujó gentilmente la frente de él, y el cuerpo congelado de Subaru se aflojó. Mientras Subaru respiraba con dificultad, tratando de recuperar su aliento, Elsa puso su dedo en su labio.

— Bueno entonces, me voy. Tengo la sensación de que nos volveremos a encontrar.

—S i nos encontramos la próxima vez en un lugar brillante con muchas personas alrededor seré capaz de relajarme.

Dijo Subaru sínicamente, pero era lo único que podía hacer para dejar eso salir.

Elsa dio una sonrisa ansiosa como si no quisiera dejar ir a Subaru todavía, pero se volteó, con su manto negro ondeando fundiéndose en la oscuridad,

Después que Subaru mirara a Elsa literalmente desapareció de su visión, se recostó contra la pared, sintiéndose como si hubiera corrido una milla.

— Definitivamente no planeaba encontrarme con ella de nuevo justo ahora. ¿Supongo que está solo vagando por el área antes de ir a la bodega…?

En el inesperado encuentro con el jefe final, Subaru sintió como si su espíritu se fuera a romper. En términos de cuan mentalmente preparado esta con cualquiera, el encuentro con Elsa tuvo mucho más impacto en él que el encuentro con la no-Satella. Subaru rogó que esta fuera la última vez que tenía que ver a Elsa.

— Creo que el lugar de Felt está solo adelante, pero… Elsa no pudo haber encontrado el lugar de Felt y causar estragos.  ¿O sí?

Ella era una trastornada psicópata quien obtenía placer al abrirles el estómago a las personas. No era impensable que hubiera masacrado dos o tres personas solo para matar el tiempo. A demás,  con esto ser parte de los barrios bajos, Subaru tuvo una mala sensación acerca de lo que podía encontrar.

Cerca de 5 minutos después de su encuentro con Elsa, Subaru alcanzó la casucha ruinosa.

— Con la información que recibí, pensé esto, pero… ¿esto realmente cuenta como un espacio para vivir?” Dijo Subaru, confuso cuando se detuvo enfrente de las tablas de madera que servían como puerta de la casucha.

Dentro de la casucha era alrededor del tamaño de dos baños portables, los que se usan en los sitios de construcción. Era como si alguien tomó de corazón la frase, “Solo necesitas la mitad de un tatami para pararte, y uno completo para dormir”.




— Bueno supongo que sí es solo un lugar para dormir, entonces encaja con la descripción…

De todas formas, el pensamiento que tal pequeña niña estaba viviendo en un lugar como este, hacía sentir a Subaru compasivo por ella. Supuso que podía olvidar que era muy obsesiva con el dinero.

— Así que si ella está viviendo aquí, poner su ya pequeño cuerpo en un lugar incluso más pequeño. Supongo que no es sorpresa que se volviera tan retorcida como es. Ah… que lamentable, que lamentable es ella

— ¡Oh venga! No es tan malo. ¿Quién te crees que eres chico, denigrando mi hogar?




Cuando Subaru entró en su modo compasivo, escuchó una voz detrás y se giró.

Frente a él, observándolo, estaba la pequeña figura rubia de… Felt.

El modo en que lo miró no era particularmente diferente a las otras veces que la había conocido. Si algo, ella se veía un poco más sucia que antes, pero eso se veía como el resultado de su fuga fuera un poco más ruda que la última vez.

— ¿Qué pasa contigo, mirándome con esos esos ojos compasivos? ¿Me subestimas solo porque soy una chica y solo un poco sucia?

— Creo que estás leyendo la emoción equivocada, pero…estoy encantado de haberte encontrado.

Mientras Felt no intentaba esconder cuan enojada se encontraba, Subaru subconscientemente relajó sus hombros en sensación de alivio. Subaru estaba genuinamente contento de encontrarse con ella otra vez. Estuvo preocupado acerca que pudo pasar después de su casi fallido incidente con Elsa, pero al final las cosas parecen verse mejor que peor.

En respuesta de lo que Subaru dijo, Felt contestó,

— Oh, así que eres un cliente.

Respiró por su nariz, complacida con ella.

— El hecho que tú vengas significa que tienes negocios conmigo ¿verdad? De la manera que te ves, es claro que no eres de por aquí.

— Oh, Eres rápida al ver que realmente que no soy uno de ustedes. Tienes buenos ojos.

— Las personas de aquí deberían al menos tomar un poco más de interés acerca del modo en que lucen. Lo estás intentando muy duro. Además, el modo en que intentas engañarnos con ese truco sucio tuyo, te vez como una persona incluso peor que yo.

«Como siempre, esta chica realmente conoce como ser insultante, ¿no es así?»

Subaru pensó, rápidamente queriendo recuperar todo lo que pensó al compadecerla.

— ¿Entonces, que quieres? Si buscas algo robado, necesitaré el dinero primero. Dependiendo en quien sea el objetivo podría pedir más dinero después.

— Si quiero algo robado, uh… Este es el tipo de negocios que llevas aquí. ¿Realmente estás orgullosa de tus robos?

— Es llamado hacerse la vida. Si no hago esto tendría que vender mi cuerpo. De todas formas, ¿Qué será? ¿O tienes otros negocios para mí? Dependiendo de tu respuesta…




Dijo Felt, rápidamente moviendo sus dedos como si demostrara su destreza.

En su mano estaba un pequeño cuchillo que apareció repentinamente como si hubiera sido invocado por magia. Era claro que ella quería demostrar que podía defenderse sola.

Si Subaru tenía que pelear con Felt, dado ambos, su destreza y el hecho de tener un cuchillo, no tenía oportunidad de ganar. Pero Subaru no tenía la intención de luchar.

Levantó su dedo índice y lo agitó de derecha a izquierda mientras chasqueaba con su lengua, mientras Felt continuaba en guardia.

— Solo tengo un objeto de negocio para discutir contigo. Me gustaría comprar de ti ese medallón robado.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios