Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 1

Capítulo 4: El Hechizo de la Cuarta Vez

Parte 3

 

 

Ahora que Subaru lo pensó, la mayoría de las circunstancias que rodean el encuentro entre él y Satella fueron una coincidencia.

Ambos, la primera vez y la tercera vez, Subaru había tropezado con Satella en un lugar no muy lejano a la calle principal, pero eso era la única cosa en común. En fin, hubiera sido de ayuda si Subaru conociera cuando el robo tomaría lugar.

— ¿Cuánto tiempo he estado sentado perezosamente en frente de esa tienda de frutas?

Subaru se sintió como si hubieran sido unos minutos, pero al mismo tiempo pudo haber pasado fácilmente una hora.

— ¿Debo solo vagar y dejar todo al azar? Espero que la cuerda roja del destino entre ella y yo nos una.

Subaru levantó ambos dedos meñiques en frente de su cara, torciéndolos alrededor como si ellos fueran una varilla buscadora mientras los espectadores lo miraban con una cara curiosa.

Mientras Subaru continuaba buscando, se percató que estaba en el lugar que recordaba haber visto antes.




— ¡Supongo que mis ataduras al destino están trabajando muy bien después de todo!

Dijo Subaru, lleno de sí mismo, después de percatarse donde estaba. Antes que lo supiera, tenía que vagar por los callejones.

— ¿No es este el lugar donde conocí a Satella por primera vez?

El sintió que era similar pero no podía estar seguro. Incluso si este es exactamente el mismo callejón que antes, no había garantía que ella viniera corriendo por aquí.

— Después de todo, el final muerto que tuve cuando fui asesinado por tercera vez fue en un lugar completamente diferente…

Incluso si estaba seguro que la No-Satella recuperaría su medallón robado por Felt cada vez, la ruta que ellos tomaran después sería diferente dependiendo de las circunstancias. Era posible que la primera y segunda vez, la ruta que ellos tomaron era la misma, pero la tercera vez, por la interferencia de Subaru, el destino debe haber cambiado ligeramente.

Después de pensar mucho, Subaru se percató cuan superficial era su pensamiento. Si el entró a este callejón familiar, era posible que el tropezara con Felt y con la no-Satella. De todas formas, eso también significa encontrarse con otro grupo de personas. En otras palabras…

— Realmente estoy cansado de mirar a sus caras, tonto, más tonto y tontísimo.

Dijo Subaru cansadamente mientras volteaba, y vio a los mismos tres matones bloqueando en el callejón.

Sus miradas, sus ropas, sus caras… todo era lo mismo. Ambos, sus objetivos y equipamientos deben ser los mismos también. Subaru no estaba haciendo absolutamente ningún progreso. Subaru supuso que eso tenía sentido, además, después de todo, estaba caminando por los mismo lugares de antes.

— ¿Porque estos tipos aparecen cuando tengo tantos problemas para encontrar a la no-Satella y a Puck?

La razón por la que Subaru estaba teniendo problemas para encontrarse con Satella era que las acciones de ella eran probablemente afectadas por muchos otros hechos al azar además de Subaru. De todas formas, la razón por la que Subaru mantuvo el encuentro con el tonto, el más tonto y el tontísimo era probablemente porque ellos lo habían escogido como objetivo.

Ese es el porqué, incluso si el escogía un callejón diferente, él se encontraría con estos tipos, Su encuentro era inevitable.

— Incluso si vengo con una espléndida teoría del porqué todo esto está pasando, no me hace más feliz. Entonces ¿Qué quieren conmigo, chicos?

— ¿De qué está hablando este estúpido?

— Probablemente es muy despistado para que sepa que está pasando. Qué tal si se lo mostramos.

La conversación del tonto y el más tonto fue la misma de siempre, y eso hizo que Subaru se sintiera incluso más peor acerca de todo esto. De todas formas, esto no significa que él pueda bajar su guardia.

La barra puesta para cumplir las condiciones necesarias para pasar este evento con estos tres no era muy alta, pero no había un 100% de posibilidad que Subaru saliera de este callejón. Después de todo, ellos fueron los que ocasionaron su muerte en la tercera vez.

Mientras pensaba en eso, las ideas de Subaru recordaron lo que ocurrió la última vez, justo cuando estaba agonizando. Cuando estaba muriendo, fue capaz de recoger algunos sonidos de lo que estaba pasando.

Subaru intentó recordar el final de la conversación de esos tres habían tenido. ¿De qué estaban asustados? Había una palabra que ellos dijeron. Subaru pensó que sería capaz de recordar… Y fue:

— ¡¡Guardías!!

Escuchando la repentina e inesperada llamada de auxilio  de Subaru, el trío saltó. El silencio del callejón fue roto y era seguro que los gritos de Subaru habían llegado a la calle principal.

Con todo el entrenamiento en Kendo de Subaru, su sentido de vergüenza acerca de gritar se había ido.

Adicionalmente, Subaru, quien se percató en este punto de su vida que tan perdedor era, no era de los que dejaría que su orgullo sea lastimado por un repentino grito de ayuda.

— ¡Alguien! ¡Por favor que alguien llame a los guardias!

— ¡¿Que… qué, estás jodiendo?! ¡¿Realmente vas  a comenzar a pedir ayuda?! ¿Quién hace eso?

— ¡En este tipo de situación se supone que escuches lo que te decimos si quieres evitar ser herido! ¡¿Solo vas a ignorarnos y pedir ayuda?! ¡Eso no es normal!

— ¿Qué? No me digan ¡´No es normal´! ¿En qué mundo esto no es normal? ¡Oh! ¡No puede ser! No intentarás decir que estaban intentado hacer algo donde seria problemático si gritara, ¿verdad? ¡Oh dios mío!

— ¡Cállate! Tú sabes a lo que nos referimos.

— ¡No estoy escuchando! ¡No puedo escucharlo a través de esa gruesa pared de insinceridad! ¡¡Policía!!

Subaru siguió gritando y manteniendo a raya a los matones, pero por dentro estaba sudando frío.

Cuando Subaru había estado respirando en sus últimos momentos durante su tercera vez, cuando su conciencia lo estaba dejando, el trío había dicho la palabra ·guardias· y ·corran”. En otras palabras, en este mundo, había una organización que funcionaba como la policía.

Esa información le daba a Subaru una nueva opción, “Pedir Ayuda”. Incluso si él pensaba que era una táctica miserable.

Pero desafortunadamente, Subaru no vio una reacción favorable por parte de la multitud en la plaza principal.

— Bueno, parece como que no funcionó.

— Amenazándonos de esa forma… Casi estuve un poco asustado, hombre.

— Solo un poco.

— ¡Ni siquiera un poco! Solo una pequeña parte.

En unísono el trío procedió a denegar cuan patéticos eran, en la manera más patética posible.

Cuando intentaron recuperar el control de la situación, después de mirarse entre ellos y asentir, cada uno sacó sus armas. Uno tenía un cuchillo, otro un rústica hacha de mano, y finalmente el último…

— ¿Por qué eres el único sin armas? ¿Qué? ¿Ni siquiera tienes dinero para comprarte algo?

Subaru se burló.

— ¡Cállate! ¡Soy más fuerte sin armas! ¡Te golpearé hasta que mueras, pequeño vándalo!

— Hombre, me hubiera encantado mostrarles que fue lo que paso la segunda vez.

Recordando cómo había hecho un suplex perfecto. Subaru quería darse otra palmadita en la espalda,  pero al mismo tiempo, se percató que se encontraba en un mal lugar. Cada vez parecia como si Subaru no fuera a salir de esta.

— ¿Pueden chicos dejármela fácil?… no soy gran fan del dolor.

Después de pasar por la experiencia tres veces ya. Subaru supo que nunca se acostumbraría a morir. Encima de todo eso, la causa de la muerte en estas tres ocasiones era debido a una herida infligida por una espada. El dolor agudo que venía con esas heridas era siempre fresco y era una sorpresa, como si sus nervios estuvieran siendo eliminados.

Subaru no quería experimentar ese tipo de muerte de nuevo, y eso no era todo.

— Solo porque he estado Regresando de la Muerte un par de veces, no hay garantía que fuera a ocurrir esta vez también…

Subaru no tenía razones para pensar que su Regreso de la Muerte tuviera un número límite de intentos. Subaru no noto un número en su cuerpo o algo, pero como dice el dicho, Buda solo tiene la paciencia para salvarte tres veces.

Si lo que le estaba pasando a Subaru era un regalo de la buena gracia de Buda, Subaru había ya usado todas sus continuaciones.

— Si muero aquí, mi vida en este nuevo mundo puede llegar a su fin… supongo que lo mejor es intentar huir, incluso si soy herido en el proceso.

El arma que se veía más capaz de infligir una herida mortal era, por supuesto el cuchillo probado y con garantía. El hacha de mano realmente tenía mucho óxido, así que si Subaru la bloqueaba con su bolsa de la tienda, saldría con un golpe seco más que con una cortada. Por supuesto el tipo desarmado era la apuesta segura. Así que Subaru concentró toda su atención en el más estúpido, el que tenía el cuchillo, y planeó su escape en la cabeza.

Tres… dos…

— Es suficiente.

Esa voz de pronto y claramente elimino la tensión seca del callejón. En la voz con un tono galante no había sensación de vacilación y sin ninguna pizca de piedad. Sólo escuchar la voz era suficiente para ser dominado por su existencia, y que coincidía perfectamente para cargar las verdaderas intenciones del dueño de la voz.

Subaru levantó la cabeza, y el trío se dio la vuelta. Delante de ellos había un hombre joven.

Lo que destacaba de su apariencia, más que cualquier otra cosa, era su pelo rojo llameante.

Por debajo de él brillaban los ojos azules que sólo podría ser descrito como “atrevido”. Su extraordinaria buena apariencia ayudó a magnificar su sentido de la galantería, y con una sola mirada se notaba que este joven estaba por encima del resto.

Era delgado y alto y llevaba puesto una ropa de color negro bien hecha, y aunque no tenía ninguna elaborada decoración, alrededor de su cintura también llevaba la espada de un caballero, que le dotó con un desmesuradamente aire intimidante.

— No importa cuáles sean las circunstancias, no voy a permitir que perpetren más violencia contra ese joven. Es suficiente.

A medida que el joven dijo esto, se dirigió directamente pasando por al lado de ellos, y se interpuso entre ellos y Subaru.

Subaru se quedó sin palabras ante actitud valiente del joven, pero las reacciones del trio eran diferentes.

Todas las caras de los matones ‘se pusieron pálidas, y con sus labios temblorosos señalaron al joven.

— Ese cabello rojo flameante y sus ojos de color azul celeste… más la funda de la espada de aquel caballero grabado en el la imagen de las garras del dragón… No puede ser….

Los matones miraron con incredulidad.

— Reinhard… ¡¿Eres el Maestro Espadachín Reinhard?!

— Bueno, supongo que no tengo que perder el tiempo presentándome… Aunque no le tengo afecto a ese título que todo el mundo me da. Es todavía demasiado pesado para mí.

El hombre llamado Reinhard murmuró con un tinte de auto desprecio en su voz. Pero la luz de sus ojos era inquebrantable.

Los matones, dominados por la mirada del joven, dieron un paso hacia atrás. Se miraron el uno al otro como si trataran de determinar el mejor momento para escapar.




— Si planean salir corriendo, les dejaré ir esta vez. Sólo diríjanse hacia la calle principal. Sin embargo, si planean ser necios, tendrán que enfrentarse conmigo.

Reinhard puso la mano en la empuñadura de su espada y le indicó a Subaru detrás de él con la barbilla.

— Estamos en desventaja tres contra dos. Tienen la ventaja sobre nosotros en número. No estoy seguro de si la pequeña ayuda que pueda dar será suficiente para hacer una diferencia, pero voy a hacer lo mejor que puedo, por mi honor como un caballero.

— ¿Qu-qué?! ¿Me estás tomando el pelo? ¡Esto no es ni siquiera un concurso!

Después de escuchar lo que había dicho Reinhard, el trío estaba completamente fuera de sí.

Se dispersaron como arañas bebés, olvidando incluso ocultar sus armas mientras corrían hacia fuera hacia la calle principal. A diferencia de la primera vez, ninguno de ellos arrojó ningún insulto mientras corrían. Eso fue un testimonio de la diferencia de escala entre ellos y este joven.

Tan pronto como los matones salieron del callejón, el aumento de la tensión que había impregnado inmediatamente se desvaneció. Al darse cuenta de que esto era algo que hizo a propósito el joven, Subaru estaba de nuevo sin palabras.

Más que cualquier otra cosa…

— Para que puedas hacer todo eso y todavía mantenerte tan genial… es como si tú y yo no fuéramos de la misma especie.

El nivel de pureza humana en su cara, su voz, su postura y acciones, todos eran demasiado altos. Si su personalidad y la educación eran también de la misma manera, si él no estaba haciendo algo corrupto a un lado, no había manera de que todo podría equilibrarse.

Poniendo a un lado sus celos, Subaru dejó escapar una risa que sonaba plana, y luego se postró en el suelo.

— Has salvado mi vida, y yo, Subaru Natsuki, te estaré por siempre agradecido. Debo decir que estoy impresionado por tus buenas intenciones y valentía…

— Me estás dando demasiado crédito. Fue debido a su ventaja de tres contra uno cayó a tres contra dos, que se volvieron inseguros de sí mismos. Hubiera sido diferente si sólo era yo contra ellos.

— No… En vista de lo asustados que estaban, incluso si se tratara de diez contra uno… o incluso un centenar contra uno, sigo pensando que habrían escapado. Pero, ¿qué pasa con las estadísticas de tu galantería? Eres como un santo en cuerpo y mente. ¡Eres tan brillante creo que voy a quedarme ciego!

Para ser honesto, no había una gran diferencia en su apariencia, Subaru realmente no quería estar de pie al lado de él. Subaru observo de nuevo a Reinhard, pero cuanto más lo miraba más pensaba que este joven atractivo tenía que haber sido elegido por Dios.

Sin embargo, no se veía como si fuera un guardia.

—Umm… puedo llamarle por su nombre, Señor, uh… Reinhard… ¿verdad?

— No necesito el ‘Señor.’ No tienes que ser tan formal, Subaru.

— Bueno, estamos bastante cerca tan de repente, ¿eh? De todos modos, gracias de nuevo, Reinhard. Eres el único quien vino corriendo cuando grité. Tengo que decir, que me hace sentir un poco solo que a nadie más le importara.

Teniendo en cuenta cuántas personas estaban caminando en la calle principal, no era posible que Reinhard fuera la única persona que escucho a Subaru. Pero a medida que Subaru se quejaba, Reinhard bajó los ojos ligeramente.

— Realmente no quiero decir esto, pero creo que puedo entenderlos. Para la mayoría de la gente, el riesgo de interferir cuando rufianes como esos están involucrados es demasiado grande. Tenías razón en llamar a los guardias.




— La forma en que estás diciendo eso… ¿eres un guardia, Reinhard? No te ves como uno en lo absoluto.

— Lo entiendo. Estoy fuera de servicio hoy, así que no estoy usando mi uniforme, e incluso sé que la manera en que me veo, me falta la severidad de una figura de la autoridad,

Dijo Reinhard, extendiendo ambos brazos, pero Subaru pensaba diferente.

La principal razón de que Reinhard no se veía como un guardia era porque parecía estar muy lejos de la idea, más o menos aproximada de Subaru de como tenía que verse un guardia.

— Ahora que lo pienso, no te llamaron algo así como  ¿maestro espadachín…?

— La posición de mi familia es bastante especial, ya ves. Así que tengo muchas expectativas sobre mis hombros. Cada día es una batalla.

Reinhard sonrió, encogiéndose de hombros. Al parecer, Reinhard también tenía un sentido del humor.

Subaru estaba completamente seguro de que este tipo era el ser humano perfecto. Olvídate de lamentarte con Dios acerca de la injusticia de todo, en este punto, Subaru estaba simplemente impresionado.

— Por cierto, pensé que tu cabello y ropa, así como tu nombre es bastante inusual, pero… ¿De dónde eres? ¿Por qué viniste a la capital de Lugunika?

Preguntó Reinhard, mirando a Subaru y a su apariencia.

Teniendo en cuenta que el origen de Subaru no era claro, parecía ser una respuesta muy natural para alguien que era un guardia.

— Es un poco difícil de responder a la primera pregunta. La última vez que dije, ‘un pequeño país al este,’ no funciono, así que permíteme expresarlo de otro modo. He venido desde un lugar aún más al este, un lugar que nadie ha visto antes… desde los confines de la Tierra.

Terminando Subaru con un brillo en su sonrisa.

Subaru pensó que era una respuesta bastante segura, pero Reinhard pareció sorprendido.

— ¿Más hacia el este de Lugunika…? No te refieres a más allá de la Gran Cascada. ¿Se supone que es una broma?

La “¿Gran Cascada?” Subaru inclinó su cabeza ante el término desconocido.

Cascada, como, ¿una cascada? Subaru, que no estaban familiarizado con la geografía de la área circundante, no tenía idea de lo que Reinhard estaba hablando. Los únicos lugares que Subaru realmente conocía en este mundo eran la calle principal, callejones, barrios pobres, y un sótano de negocios.

— No se ve como si intentaras burlarte o algo así, pero… Bueno, eso está bien. De todas formas, parece ser cierto que no eres de la capital, pero tienes una razón para estar aquí, ¿verdad? Ahora mismo, Lugunika no es pacífico como es usualmente. Está cayendo a un estado de descontento. No importa porque estás aquí, me encantaría ayudar.

— Venga, es tu día libre, ¿verdad? No es necesario que lo gastes para ayudarme, ya has hecho más que suficiente… pero, me gustaría hacerte una pregunta, si puedo.

Subaru agitó su cabeza en respuesta a la propuesta de Reinhard, pero entonces alzó un dedo como si recordó algo repentinamente.




— Soy todo oídos. No soy un individuo muy informado, así que no estoy seguro de que si pueda ser de gran ayuda.

— Bueno, es menos que una pregunta y más sobre preguntarte acerca de una persona, así que no te preocupes. De todas formas, ¿has visto a una chica de pelo plateado con un manto blanco caminando por esta área?

La apariencia de la No-Satella era una que destacaba. De todas las cosas acerca de ella, el color de su cabello y el manto blanco bordado con un halcón destacaban más. Así que si alguien como ella estuvieron caminando en la capital no había mejor oportunidad que Reinhard, un guardia, la viera.

— Un manto blanco y cabello plateado…

— Si fuera a añadir algo, ellas es extremadamente bella. También este gato… Bueno, no es como si ella lo estuviera llevando con ella, pero tiene uno, si eso es de ayuda.

Si había alguien que vistiera  un manto blanco, tuviera pelo plateado, y llevara un gato espiritual, tenía que ser ella. De todas formas, el gato usualmente estaba escondido dentro de ella, así que esperar un vistazo que incluyera al gato era esperar mucho.

— ¿…Que planeas hacer cuando la encuentres?

— Algo que ella perdió… er… ¿supongo que algo que está buscando? De todas formas, quiero devolverle lo que está buscando.

Por supuesto, no lo tenía ahora mismo, y era incluso posible que no se lo hubieran robado todavía, pero no había necesidad de complicar las cosas.

Reinhard estrechó los ojos ante la respuesta de Subaru, entonces silenciosamente pensó por un momento antes de responder.

— Desafortunadamente, no puedo decir que he visto a alguien así, de todas formas, no me importaría ayudarte a encontrarla.

— No te puedo pedir tanto. Está todo bien, me las arreglaré solo.

Subaru levantó su mano para refutar la petición de Reinhard, y entonces se giró hacia la salida del callejón y caminó hacia la calle principal. Era posible que se tropezara con la no-Satella de nuevo, como hizo la tercera vez.

Es posible que fuera mejor atrapar a Felt y evitar que robe el medallón en primer lugar. Considerando que iba a pasar, Subaru pensó que este sería el mejor acercamiento a tomar.

— El problema es, considerando que tan rápido es Felt, no sé si pueda atraparla o no. En el peor de los casos, puedo llevar algunos guardias a la bodega de botines, pero…

— ¿Bodega de botines?

— Oh, no te preocupes por eso. Olvida que dije algo. Es solo el nombre de un lugar que frecuento y es de un anciano que conozco.

Cuando Reinhard reaccionó frente a su declaración, Subaru intentó dirigir su atención y al mismo tiempo rechazar la idea de involucrar a los guardias. Incluso si Subaru traía guardias consigo, con Elsa como oponente había grandes posibilidades que terminara con solo más bajas. Así es como era un súper-humano con habilidades de asesino.

— Bueno, si todos los guardias aquí fueran súper humanos también, puede ser una historia diferente… De todas formas, creo que me debería dirigir a la calle principal

— ¿Te vas?

— Sí, me voy. Gracias de nuevo, Reinhard. Tengo que regresarte el favor algún día… ¿Puedo encontrarte si voy a la estación de los guardias o algo así?




— Eso creo. Si solo das mi nombre, ellos saben dónde encontrarme. Me encantaría volverte a ver, así que estaré allí por cualquier cosa.

— ¿He hecho realmente algo o dicho algo para elevar nuestra puntuación de amistad tanto… de todas formas, si algunas ves me estanco o me pierdo de nuevo seguramente pasaré por allí.

Dijo Subaru jocosamente, ondeando su mano diciendo adiós.

— Ten cuidado, dijo Reinhard, tan genial y valiente como siempre.

Motivado por sus palabras, Subaru fue capaz de salir del callejón con ningún daño en absoluto, sin notar cuan mucho el joven con ojos azules lo estaba evaluando mientras lo veía irse.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios