Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 1

Capítulo 1: El Fin del Principio

Parte 6

 

 

Después de la primera interacción amigable de Subaru en este mundo diferente -un agradable, reconfortante episodio- una hora había pasado.

— ¿Cuál es el significado de esto?




Su investigación se había estancado.

Mientras Subaru enfrentaba la fría mirada de la chica, se rascó la cara, tratando de buscar una salida.

— Incluso con toda mi experiencia, nunca pensé que sería así de difícil…

— Pareces tener una gran opinión de ti mismo, pero no he visto nada de ti que lo pruebe. ¡No importa como lo pongas, las cosas no van bien!

— Ya nadie dice ‘no importa como lo pongas’…




Decir eso solo empeoró las cosas y la mirada de la chica se hizo más afilada, ante la cual Subaru se encogió.

A pesar de que habían buscado por poco menos de una hora, por alguna razón, Subaru y la chica estaban de vuelta en el callejón. Por supuesto, había una buena razón para esto. Había varios factores que Subaru había descubierto, que hizo la búsqueda difícil.

Primero, Subaru no conocía el pueblo. Dado que acababa de ser invocado desde otro mundo, era difícil culparlo por querer evitar esta. Adicionalmente, parecía que la chica tampoco conocía el área y al menos diez minutos fueron desperdiciados con ambos teniendo total confianza de que el otro sabía el camino. Era bastante gracioso en realidad o eso pensaba Subaru. Pero por la manera en que la chica miraba a Subaru, no lo encontraba gracioso para nada.

Segundo, los caracteres y símbolos escritos por aquí y allá… eran completamente ilegibles para Subaru. Dado que Subaru no tenía problema comunicándose hablando, no había pensado mucho en ello, pero después de un segundo vistazo lo vio al revés, aquí y allá había símbolos escritos a mano. A menos que fueran algún tipo de “encantamientos místicos para protegerse contra magia maligna” que tendían a ser populares, esos símbolos probablemente eran letras del lenguaje común. Y porque no podía entenderlas, no podía leer los letreros del camino.

En otras palabras, mientras un milagro común en la mayoría de invocaciones a otros mundos de ficción es “¡por alguna razón nuestras palabras y escritura son mutuamente entendibles!”, en el caso de Subaru, solo la mitad se hizo realidad. Pero dado que si Subaru no hubiera sido capaz de comunicarse con palabras hubiera estado igual de bien que muerto, era difícil llamar esta situación desafortunada.

— Aun así, ¿por qué tienes que aumentarme la dificultad así…? El mundo no es amable para nada.

Antes de gastar todas la opciones, era peor encontrar problemas críticos incluso antes de empezar.

Mientras desesperándose y absolutamente sin hace progreso durante la pasada hora, Subaru notó que su compañera, la chica, estaba parada por la pared del callejón con los ojos cerrados, sin prestarle atención. Viendo sus labios moverse mientras murmuraba algo varias veces, inclinó la cabeza en confusión.

— Me pregunto qué está haciendo…

— Oh, ¿eso? Se está comunicando son espíritus menores.

Subaru elevó sus cejas mientras el gato gris de la chica repentinamente apareció ante sus ojos.

— Pensé que no te había visto por un rato, pero no te habías ido ni nada; ¿estabas aquí todo el tiempo?

— Aún hay algo de tiempo antes de que me vaya. A diferencia de esos espíritus menores con los que ella está hablando, tengo que tomarme mi trabajo seriamente.

— Bueno, eso es bastante honorable de tu parte… Pero, ¿qué son estos uh… espíritus menores?

«Juzgando por el nombre, ¿supongo que son un rango menor que los espíritus normales?»

Pensó Subaru.

Como si estuviera de acuerdo con la meditación de Subaru, el gato, flotando en el aire, balanceó su larga cola.

— Los espíritus menores son seres que, en un estado anterior a convertirse en verdaderos espíritus, empiezan a desarrollar cierto conocimiento. Si con el tiempo, ganan poder y conciencia de sí mismo, se convertirán en espíritus como yo.

Mientras asentía, escuchando la explicación del gato, Subaru notó que el área alrededor de la chica empezó a brillar. La chica de cabello plateado estaba rodeada de tenues luces que se veían como si fueran luciérnagas.

Re Zero Kara Hajimeru Isekai Volumen 1 Capítulo 1 Parte 6

 

Era el tipo de escena ante la cual la mayoría de personas vacilarían subconscientemente interferir. Era como tierra sagrada, donde solo a los bendecidos, por la influencia de lo sobrenatural, les era permitido entrar.

En respuesta a esa escena, Subaru…

— ¡Wow! ¡Eso es genial! ¿Todas esas cosas brillantes son espíritus?

— ¡Ah!

… interfirió sin pensarlo dos veces, rompiendo la fantasía de todo cuando empezó a hablar con la chica.

Mientras la chica gritó sorprendida, se podían ver gotas de lágrimas que se formaron por la reacción, brillando en sus ojos. Entonces el estado nervioso de la chica se esparció a las luces alrededor y…

— Oh, mira eso. Están en pánico.

Las muchas luces empezaron a huir antes de finalmente dispersarse y desaparecer en el aire.

—… Umm…

Ambos, Subaru y la chica, abrieron las bocas, estupefactos, buscando por donde los espíritus menores se habían ido. Rápidamente la chica trató de continuar lo que había estado haciendo, pero no parecía que los espíritus menores fueran a responder su llamado.

— ¡Mira lo que hiciste! ¡Se fueron! ¿Qué vas a hacer sobre esto?

— Ah… Um… ¡Lo siento! Era mi primera vez viendo espíritus así y me emocioné un poco. No quería, no parecía que fueran peligrosos o algo.

— Solo era seguro porque los tenía bajo control. Si le hubieran hecho eso a un mago espiritual inexperto, hubiera sido horrible. En el peor caso, los espíritus hubieran enloquecido y… BAM.

— ¿BAM?

La chica estaba tratando de amonestar a Subaru por no tomar sus acciones seriamente, pero usando la palabra “bam” realmente no ayudaba.

— Oh, vamos. No hay manera de que esas cosas brillantes fueran peligrosas. ¿Realmente esperas que crea eso?

— Bueno, para ponerlo simple —dijo Puck—. Puede que me vea lindo… pero solo me tomaría dos segundos convertirte en un montón de polvo.




— ¡Maldición, los espíritus dan miedo! —Un escalofrío recorrió la espina de Subaru en respuesta a la pacifica amenaza de muerte del gato y miró de nuevo a la chica—. Definitivamente espero que no estés tan molesta para que uses al gato contra mí o algo…

—  Nunca usaría a Puck para algo así. Si fuera a hacerte algo violento, lo haría yo misma… Ugh, realmente parece que ya no van a responder —fallando al establecer un segundo contacto con los espíritus menores, la chica, deprimida, sacudió su cabeza indefensa.

— Supongo que no sirve preguntar ahora que los espíritus se han ido, ¿pero exactamente qué era lo que tratabas de hacer?

— Estaba tratando de ver si podía obtener información de ellos sobre lo que estoy buscando. Aunque, desaparecieron antes de que pudiera preguntar.

— ¡¿Qué, en serio?! —Subaru se quedó sin habla por la gravedad de su error. Viendo eso, la chica interrumpió.

— Um, p-pero… Toma algo de tiempo y los espíritus menores no tienen el tipo de auto-conciencia que los espíritus regulares tiene, así que no esperaba mucho, pero… Okay, lo siento, es mentira.

La chica trato vacilante de mentir en conflicto con su deseo de un panorama positivo, así que mientras trataba, fue incapaz de suavizar el golpe. De hecho, su lucha consigo misma solo le iluminó a Subaru su propia estupidez. A este paso, no sería capaz de hacer nada excepto atrasarla.

«Esto es malo, considerando la deuda que le debo y el hecho de que ella es mi única preciosa conexión en este mundo… ¡Voy a hacer lo mejor para pegarme a esta relación y no dejarla ir…!»

— Por la mirada en tu cara, parece que no tramas algo bueno, pero… ¿pensaste en algo? Um… —en frente de Subaru que había encontrado un cuestionable nuevo sentido de determinación, la chica vaciló. Subaru inclinó la cabeza y la miró por un rato mientras ella frunció el ceño, pero fue el gato el que llegó a su rescate.

— Ah, ahora que lo pienso, aun no nos hemos dicho nuestros nombre, ¿verdad? ¿Deberíamos presentarnos?

— Oh, tienes razón. ¡Bueno entonces, supongo que me adelantaré y me presentaré primero!




En una manera sobre energética, en parte para cubrir su anterior error, Subaru hizo una pose y apuntó al cielo.

— ¡Mi nombre es Subaru Natsuki! ¡El ignorante y sin inteligencia, por siempre y eternamente sin dinero! ¡Gusto en conocerte!

— Bueno, eso no inspira mucha confianza, ¿cierto? De todas formas, soy Puck. También es un gusto conocerte.

Como Subaru puso su mano, Puck brinco a ella con todo su cuerpo para un apretón de manos. Un externo probablemente pensaría que Subaru estaba tratando de apretar al gato hasta la muerte.

La chica parpadeó sorprendida por la audaz interacción de Subaru.

— Es raro ver a alguien que deseosamente se aproxime a un espíritu tan fácilmente… y tu nombre es igual de inusual. Con el cabello negro y ojos oscuros… simplemente, ¿de dónde viniste?

— Ha, estaba esperando que hicieras esa pregunta. ¡Dada esta situación, debo decir que vengo de un pequeño país al este!

Este era un patrón que a veces salía en las ficciones de otros mundos desde el pasado. Un personaje diría que provenía de un país escondido al este, llamándolo algo como “Zipang”. Solía no haber mucha interacción entre países, así que si decías que habías viajado hasta donde estas desde ese país, tendría sentido para la mayoría de personas, es un cliché mágicamente conveniente.

— Si miras el mapa del continente, Lugunika es el país más al este, así que… no hay ningún país al este de aquí.

— ¿Qué, lo dices en serio? ¿Estamos al final del este? Así que… ¿esto hace este país mi anhelado Zipang?

— Así que no sabes dónde estás, no tienes dinero, no puedes leer y no tienes nadie en quien contar. Empiezo a creer que estás mucho peor que yo…

Mientras Subaru fue sacudido por ese nuevo desarrollo, la chica también parecía ansiosa. Con cada acción que hacia podía verse el elemento de su personalidad que la hacía querer ayudar a otros. Probablemente no podía evitar preocuparse por Subaru, que para ella se veía más y más no solo indefenso, sino también absolutamente impotente.

La chica miró de nuevo a Subaru cuidadosamente, de arriba hacia abajo.




— Mirándote de nuevo, realmente pareces estar en buena forma. Um… Uh… Subaru.

— ¿Huh? Oh. Sí, Subaru. Ese es mi nombre.

Siendo llamado por su nombre de tal manera vacilante por alguna razón se sentía como una nueva experiencia fresca para Subaru, y no pudo evitar tropezar en su respuesta. Después de aclarar su garganta para ocultar el hecho que fue sacudido, mostró sus bíceps.

— Hago entrenamiento de fuerza todos los días. Ya que casi siempre estoy encerrado en mi cuarto, tengo que hacerlo como mínimo para seguir en forma.

— Realmente no entiendo a qué te refieres con ‘encerrado en tu cuarto’, pero eres de una familia de alta clase, ¿cierto? ¿Se te enseñó algún tipo de arte marcial?

— En realidad soy de una típica familia de clase media, pero… ¿qué te hace pensar que soy de una familia de alta clase? ¿Doy algún tipo de refinado aire de nobleza?

— Bueno, si tienes un tipo de aire curioso, al menos.

Subaru bromeando elevó sus manos como si reconociera el halago.

Pero entonces la chica agarro esas manos, y Subaru, sorprendido por lo súbito de su toque, tuvo que contener un chirrido de salir de su garganta.




— Son también estos dedos tuyos, pero tu piel y cabello también son parte. Estas no son las manos de un plebeyo y tus músculos no parecen producto de trabajos difíciles.

Subaru se ruborizó mientras la chica continuaba tocando sus manos, pero entendió. También estaba impresionado por su habilidad de ver que él no solo era un extranjero de una tierra extranjera. Mientras Subaru asombrado, la chica continuó.

— Cabello negro y ojos oscuros. Escuché que eso es un rasgo común de los refugiados del sur, pero el hecho de que estés aquí en Lugunika con esos rasgos significa que eres capaz de vivir una vida de lujos. También, la artesanía de estas ropas raras tuyas en magnifica… así que, ¿estoy en lo correcto?

Mientras Subaru seguía callado, la chica puso una sonrisa orgullosa. Sintiendo ciertamente atraído por la fascinante atmósfera que tenía, hizo adecuada su hermosa sonrisa, Subaru procesó los contenidos de lo que había dicho e hizo una cara reacia.

— Si me preguntas si está equivocada o estas en lo cierto… estás absolutamente equivocada, pero, ¿hay alguna manera en que lo pueda decir sin que termines lastimada?

— Si estoy equivocada, solo dímelo. Si no lo haces, solo será más vergonzoso para mí —la chica enrojeció cuando su anterior confianza se transformó en vergüenza. En cuanto Subaru la vio callarse, pensó cómo le iba a explicar de dónde vino.

Podría decir “¡Soy un perdedor que fue invocado desde otro mundo!” pero dado el precedente de las fantasías de ficción sobre otros mundos, eso abriría las puertas de ser tachado como alguien que estaba loco. Viendo los resultados de lo que dijo hasta ahora, sintió que había un riesgo significativo en decir la verdad.

— No tienes que pensar tanto sobre eso, ¿sabes? Si es algo de lo que no puedes hablar, ya no preguntaré.

Viendo a Subaru pensando qué decir, la chica llegó a sus propias conclusiones y no lo presionó. Dado que ella había venido a su rescate una vez más de cierta manera, Subaru hizo una mueca, sintiéndose más inútil.

— Pero… realmente no se ve bien —murmuró la chica, en un tono más débil, con una expresión nublada en su cara.

—…

Viendo que la chica ya no podía ocultar lo impotente que se sentía, Subaru sintió una débil llama encenderse dentro de él.

— ¿Qué soy, un idiota? Bueno, sí, soy un idiota. Que hemos estado haciendo todo este tiempo…

Justo en frente de Subaru estaba la chica que salvo su vida. ¿Él no había ofrecido ayudarla para pagarle? En ese caso, ¿entonces cómo se suponía que explicaría su total falta de ayuda?

— ¿Subaru?

Viendo a Subaru quedarse callado y viéndose preocupado de repente, la chica inclinó la cabeza y lo miró desconcertada. Viéndolo como con ese movimiento su cabello plateado cayó por su hombro, Subaru pensó tan fuerte como pudo.




Subaru trató de recordar lo que sucedió antes que el ladrón corriera por el callejón mientras esos matones lo pateaban. Concentrándose en ese instante, necesitaba encontrar algo, algo que pudiera usar…

— Tengo una cosas que quiero corroborar contigo, ¿está bien?

— Um… okay, sí. Adelante.

— Gracias. Estoy bastante seguro que te oí decirlo varias veces, pero esta es la capital de cualquier país en el que estamos… ¿verdad? Así que, básicamente es el pueblo donde está el castillo del rey y es un lugar realmente grande, ¿es correcto?

Preguntó Subaru, recordando pedazos de la conversación que había tenido con la chica antes.

Mientras Subaru se percataba que sus preguntas debían sonar extrañas, la chica no lo interrumpió y simplemente asintió como un sí.

— Así que en esta gran ciudad, hay una chica que parece vivir robando cosas. Por su apariencia, definitivamente no parecía que fuera así… Ahora, esto puede ser obvio, pero tiene que haber un lugar donde gente como ella viva.

—…

— ¿Hay un lugar donde el crimen sea desenfrenado o algo como un barrio bajo en esta área…? Estoy seguro que es difícil intercambiar bienes robados por dinero con algunas conexiones, así que creo que hay una oportunidad de que haya regresado a un lugar así.

Con la imagen del ladrón quemada en su memoria, Subaru la analizó de pies a cabeza y usó todo su conocimiento sobre escenarios de fantasía para ayudarlo en su hipótesis.

— Así que, creo que en lugar de buscar sin rumbo, tendremos mejores oportunidades si apuntamos a eso… ¿Qué sucede?

— Solo estaba sorprendida. Realmente tiene una buena cabeza sobre tus hombros.

— Bueno, en lugar de una conclusión lógica, es más como un tema común en fantasías medievales, pero… si esto es todo lo que te toma empezar a pensar mejor de mí, tengo el presentimiento de que tengo un largo camino por delante…

A pesar de la respuesta de Subaru, parecía estar tomando el halago de la chica bastante bien.

Mientras Subaru rascó el lado de su cabeza como para evitar mostrar lo avergonzado que estaba, la chica asintió varias veces.

— Iremos con tu plan. Regresemos a la calle principal y preguntemos si alguien sabe de un lugar como el que describiste.

— Realmente estamos detrás como estamos, después de todo. Apresurémonos y vamos.

Después de que Subaru y la chica se miraron y asintieron, salieron del callejón hacia la calle principal. Sin embargo, antes de empezar su búsqueda por un lugar donde un montón de personas a las que les pudieran preguntar estuvieran pasando, Subaru recordó algo.

— Estaba pensando… ya sé el nombre de tu gato, pero no creo que me hayas dicho el tuyo, ha-ha.

Mientras Subaru pensó que ahora no era el mejor momento para decirlo, los ojos de la chica se abrieron completamente por la sorpresa. Entonces los cerró, después de unos segundos dijo…

—… Satella.

— ¿Oh?

Subaru, quien a causa de su silencio empezó a pensar que se equivocó, reacciono un poco tarde a su respuesta susurrada.

En respuesta, la chica se giró lejos de Subaru y continuó.

— No tengo apellidos, así que solo llámame Satella.

Su voz no tenía emoción. A causa de su actitud, era como si, a pesar de haber dado su nombre, rechazara ser llamada por él. A través de sus acciones, esta chica, que dio su nombre como “Satella”, estaba poniendo distancia entre ella y Subaru más de lo que había hecho antes.

Subaru, quien ya había pensado que se sentiría más cómodo usando un sobrenombre para llamarla en lugar de usar su nombre personal, sintió que no podía usar ese nombre para nada. Por ahora, buscando una salida, Subaru decidió evitar usar su nombre enteramente y en su lugar solo usar pronombres.

Mientras observaba el intercambio de Subaru y la chica desde el lado, Puck tenía una cosa que decir antes de deslizarse de vuelta bajo el cabello plateado de la chica.

—… Eso es de mal gusto, ¿sabes? —murmuró, aunque su voz no llego a los oídos de la chica, sin hablar de los de Subaru.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios