Astarte’s Knight

Volumen 0

12° Historia: Paz y Conflictos

 

 

Uno de los Castillos del Infierno, Castillo de Astarte.

La luz del día entró al cuarto de Astarte, el cual estaba en el piso más alto.

Publicidad Y-AR

*Shaa*.

Jalé la cortina del cuarto para abrirla con todas mis fuerzas.

“¡Nu! ¡Brillante!”.

“Despierte Astarte-sama. Es de mañana”.

Quité con fuerza la manta de la niña acostada como rizo. Mi señora Astarte estaba durmiendo en pijama de lunares.

Publicidad G-M1




“5 minutos más…”.

“No se puede”.

Yo, que fui abiertamente reconocido por el Conde, trabajaría bajo control directo de Astarte.

Despertar a Astarte, cocinó sus comidas y la preparó para necesidades como estudiar.

Apoyó a mi señora desde la mañana hasta la noche. Era el deber de un caballero.

Aun así, Sebastian era quien estaba dándole clases, ya que tengo menos conocimiento de este mundo que Astarte de 10 años.

“Sí, sí. Por favor, levántese, Astarte-sama”.

“¡Dime Astarte!”.

Publicidad Y-M1

“No, estoy trabajando”.

Astarte odia cuando asumo una actitud fría, pero es porque no sé si ese padre excesivamente cariñoso podría vernos. Uso las palabras y conducta apropiadas para la ocasión, tiempo y lugar.

Por lo menos, durante el día.

Una mujer rana humanoide, Totoman, ayuda a Astarte a cambiarse en la mañana.

Realmente no sabía cuál era el género real de la rana, pero llevaba un uniforme de Maid, por lo que probablemente era una mujer.

Publicidad Y-M3

Como esperaba, como hombre, no puedo ayudar a cambiarle la ropa a una niña.

Honestamente, me salvé.

Para el desayuno, preparé la comida favorita de Astarte, que parecía ser el tocino de algún misterioso animal púrpura.

Tomamos un descanso después del desayuno, y entonces comienzan las lecciones de Sebastian.

Yo, que era inexperto, tomaba las lecciones con Astarte. Cuando se acercaba el mediodía, salía temprano para preparar el almuerzo.

En la tarde, Astarte continuaba empapándose de conocimiento, mientras yo hacía diferentes tareas detrás de escena.

De esa manera, el verdadero “primer día” terminó sin nada ocurriendo.

Entonces llego la noche.

“Haa, ¡Estoy cansado!”.

Terminé de ducharme y Astarte saltó en la cama.

“Éso es de malos modales, Astarte-sama”.

“¿Astarte ‘-sama’?”.

“Éso es de malos modales, Astarte”.

Honestamente, utilizar lenguaje apropiado era molesto.

Miré a Astarte, que estaba rodando en la cama por alguna razón. Eso me recordó que todavía no le había agradecido.

¿Había perdido el momento para hacerlo?

“Muchas gracias Astarte”.

“¿Huh?”.

Astarte se confundió.

“Me convertí en algo así como un caballero gracias a ti. En serio, muchas gracias”.

“Eso es… Quería estar contigo…”.

Astarte se retorcía como un gusano en la cama.

Su voz era muy baja.

¿Qué? ¿Estás avergonzada? Qué raro.

“¡Ah!”.

“¿Hmm?”.

Astarte de repente se levantó, como si hubiera recordado algo.

“¡Aparte de eso, Blood!”.

“¿Sí?”.

“¡Debes dejar eso!”.

“¿Dejar qué?”.

“Deja de agregar cosas como ‘O algo por el estilo’ o ‘De cualquier forma’. ¡Blood debería tener más confianza!”.

“¿Los uso tan a menudo?”.

“Siempre”.

‘Siempre’ dijo ella…

Preocuparse acerca de tales cosas era problemático si estuvieras cerca.

“¡Ven aquí!”.

“¿Sí?”.

Astarte le dio unas palmaditas la cama, haciéndome señas para que me sentara.

Diez segundos después, me encontré sentado en la cama con Astarte.

“¡Me agrada mucho Blood!”.

“¿Es así?”.

Repentinamente declaró que le agradaba. Estaba feliz por ello.

No sabía cómo seguir con esto sin ser odiado por ella.

“¡Me agrada Blood, por lo que no quiero que Blood sea desaprobado!”.

“Astarte…”.

“Blood… ¿Te agrado?”.

De repente, la niña hablo.

“Por supuesto, no me desagradas”.

“¿Me amas?”.

“No, un hombre adulto diciendo públicamente eso es un problema moral”.

La niña de 10 años se acercó con “Me gustas”, así que el yo de 18 años estaba agradecido.

Esto fue lo que imaginé.

La alejé, empujándola hacia atrás con un “¡No!”.

“¡No puedes escapar!”.

Las Palmas de Astarte se entrelazaron con las mías.

“Ast…”.

Publicidad M-M1

Los pequeños dedos de Astarte se entrelazaron con los míos.

Palma y Palma estaban pegadas juntas con cero distancias. Podía sentir la piel de Astarte.

No había escape o debo decir, agarrar las manos me puso tieso [1].

Las manos de Astarte se sentían calientes. ¿La temperatura de una niña se supone que deba ser tan alta?.

Aun así, era suave.

Incluso su latido parecía ser transferido a través de la palma. Me senté en la cama, cogido de la mano con una niña que declaró “Me gustas”.

Qué tipo de situación era esta…

Aunque no me sentía avergonzado.

“Bien… Me gustas”.

Conseguí valor y lo dije.

Sin embargo, la persecución de Astarte aún no había acabado.

“¿Cuánto?”.

“Incluso si dices ‘¿Cuánto?’…”.

“¿Tanto como a Padre?”.

“No, mucho más”.

“¿Tanto como a Sebastian?”.

“Aún más”.

“¿Tanto como a Rinne?”.

“Un poco más”.

“Entonces, ¿Quién es el siguiente?”.

“Quién es el siguiente…”.

*Mirar*.

Astarte empezó a mirarme con ojos rasgados. En ese momento, sentí que todas mis barreras fueron completamente destruidas.

“Posiblemente… ¿No haya nadie más?”.

Me parece que una flecha perforó mi corazón.

Vio a través de mí.

La declaración de Astarte pudo haber sido recibida con excesiva autoconciencia si se toma incorrectamente.

Sin embargo, para ella, era diferente.

Es la naturaleza de un niño.

El tieso yo vio a Astarte, que brilló con expectativa.

“¿¡Entonces soy la favorita!?”.

“No, eso es…”.

“¡Dime! ¡Por favor! ¡Realmente quiero saber!”.

¡Sincera! Astarte se acercó.

Como esperaba, Astarte me persiguió y me ataco sin piedad, estaba titubeante lleno de timidez mientras murmuraba.

La cara de Astarte estaba llena de expectativa por la siguiente frase. Sus ojos podrían reventar en llanto si dijera, “No me gustas”.

Un hombre sosteniendo las manos de una niña en la cama y hacerla llorar. No quiero ser visto como esa persona…

Honestamente. Ya me gustaba a esta niña, por lo que parece realmente divertido.

No de una manera sospechosa, sino de forma humana.

¡Lolicon era un malentendido nacional! ¡Era diferente al Conde!.

No, el Conde pensó que era amor paternal… probablemente. Aun no puedo afirmar eso.

Sólo quiero que ésta niña encuentre la felicidad.

Cuidaré de Astarte como su caballero hasta el día que aparezca un príncipe para ella.

Por supuesto, si aparece un hombre que no la merezca, planifiqué encargarme de él.

Era mi deber como su caballero.

Aun así, si te preguntan cuánto te gusta alguien…

Preguntar ése tipo de pregunta cara a cara, la mente de uno debe estar en un nivel completamente diferente.

Hasta ahora, había estado viviendo ocultando mi corazón en circunstancias normales. Conversaciones abiertas necesita algo más de trabajo.

Ve por ello, yo.

“¡Astarte es quien más quiero…!”.

Finalmente reuní el coraje y dije las palabras.

Aah…

Realmente. La pregunta, ‘¿Cuánto me quieres?’ era innecesaria.

Mi respuesta sin filtrar y vergonzosa.

Sin embargo, la cara de Astarte brillaba con entusiasmo.

“¡Sí! ¡Blood es a quien más amo! ¡Vamos a estar juntos para siempre!”.

*Gaba*.

Astarte saltó en mi pecho por mi respuesta.

Suave. Extremadamente suave.

Un delicado cuerpo que parecía que se rompería si lo abrazaba firmemente. Además, olía bien.

*Sniff, Sniff*.

Ésta niña…

¿Qué debo hacer con esta chica tonta…?. Pensé para mí mismo.

¿No parecemos unos tortolitos en el borde de la ciudad?.

Mi cara se puso roja de vergüenza.

“Pero Blood debe expresar más sus sentimientos”.

Astarte continuó hablando.

“¿Huh?”.

“¡Todos te golpean y te rechazan! ¡Aguantar eso no está bien! Lo odio, ¡Lo odio en serio!”.

Publicidad Y-M1

“Ah, es un malentendido Astarte”.

“¿Eh?”.

“No es como si fuera excluido. Me había alejado de los otros Ghouls porque eran ruidosos. Aguanta los puñetazos y patadas no es nada”.

“¿Eh?”.

Astarte puso su dedo sobre su mejilla y pensó. Qué adorable gesto.

“Umm, entonces…”.

“¿Sí?”.

“¿Estaba malentendiendo el rechazo y las golpizas?”.

“Sí”.

“¿Estoy siendo completamente egoísta?”.

Publicidad Y-M1

“Sí”.

“Lo malentendí, solo pensando en mí… ¿Es así?”.

“Sí”.

“Pero agradezco lo de ése momento”.

“¿Ése momento?”.

“Cuando casi fui secuestrada por el tipo del mostacho. Fue aterrador para mí, hasta el punto… En que mi cara fue lavada por mis lágrimas”.

“…”.

“¿Era ‘No le hagas daño a la niña’? En ése momento, repentinamente algo se movió–”.

Después de decir eso, la cara de Astarte se tiñó de un rojo brillante.

Publicidad Y-M3

“Uuh~. ¡¡Aahn~!!”.

Publicidad M-M5

Verla cubriendo su rostro con ambas manos era algo divertido, así que decidí ir al ataque.

Era venganza por lo de hace rato.

“¿¡Qué!? ¿Qué pasó con la asertividad de hace un rato?”.

La provoqué intencionalmente.

¡Ven!.

Astarte me frunció el ceño.

La expresión que ella intentaba ocultar entró en mi visión. Su cara estaba teñida de un color rojo brillante con lágrimas en los ojos, tantas como cuando el tipo con bigote había atacado.

“¡¡Blood, idiota, idiota, idiota, idiota, idiota!! ¡¡Vete, vete, vete!!”.

“Sí, sí. Mañana, ve rápido a la cama”.

Astarte dijo eso cuando me golpeó con una almohada.

Sin embargo, no me dolió.

Entonces, sabiendo que no tenía efecto, Astarte saltó en la cama boca abajo y enterró su cara en la almohada.

Sin embargo, ruidosamente movió sus pies de arriba a abajo, lo que no era bueno para la cama.

Salí del cuarto mirando hacia atrás a ésta Astarte.

“Bien entonces, buenas noches, Astarte”.

“¡Buenas noches! ¡Nos vemos mañana! ¡No te resfríes!”.

Astarte dijo al enterrar su cara en la almohada.

Ah, despedirse tan cortésmente. Además, preocuparse por mi condición física. Gentil~.

*Thud*. Cerré la puerta y confirmé que no había nadie alrededor.

*Suspirar*.

Una sonrisa naturalmente se había vuelto visible. Volví a mi cuarto, cubriendo mi boca para que no fuera vista por nadie.

En ése lugar, habría sido malinterpretado como un Lolicon.

Pasé agradables días con mi querida Astarte, y yo puedo verla otra vez mañana.

Podría solo decir, que realmente estaba feliz, así como estamos.

Lo pensé. Parece que fui bendecido con una vida agradable en éste momento. Había una gran diferencia con mi vida anterior. ¿Podría existir tal felicidad?.

Estos días de paz deberían continuar por siempre.

Rezaba desde el fondo de mi corazón. Sin embargo, en poco tiempo tendría que depender de otros.

El yo de ese tiempo estaba convencido de que este mundo siempre sería así de bueno.

Tal cosa no era posible. Las expectativas de este mundo que estaban conectadas entre sí alrededor de Astarte eran mucho más complicadas de lo que pudiera haber sabido. En cuanto al yo actual, él no sabía nada acerca de estos asuntos.

En ese caso… No tenía más opción que esforzarme para conseguir lo que quería.

 

**********

Notas del Autor:

El Prólogo de [Dejando de ser un Demonio Rango-F] ya está terminado.

La próxima vez, el Capítulo 01: “¡Capturando el Castillo Dantalion!“.

Por favor, disfruten.

**********

◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆◇◆

 

 

『Investigación Diaria de Rinne』

Nombre: Conde Sanjelman.

Raza: Demonio.

Rango: A (Una diga suposición).

Habilidad: Varias.

Observaciones: Mi maestro. Tiene atmósfera de Ikemen [2], aunque las especificaciones son bajas. Sus aficiones son inesperadamente amplias. Aunque le gusta el ajedrez, sus habilidades son las de un aficionado. No cualificado, pero estricto con las personas.

Sebastian: “…Generalmente, voy fácil con él. Por alguna razón, ganar parece ser vergonzoso”.

Blood: “¿¡Ah!? ¿¡Conde!?. ¡No, solo estamos jugando!. ¡¡No soy un calumniador…!!”.

Conde: “¿Qué? ¡Esto es divertido, ésa [A] debería ser una [S]! ¿Cierto? …Hice modificaciones”.

Publicidad M-AB

 

 


[1]: Tieso por los nervios, pinches pervertidos.

[2]: Hombre atractivo en japonés.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
4 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios